Aretha Franklin - Spirit in the Dark (1970)

6 comentarios :

...un disco de encrucijada personal, de una puerta se cierra pero otra se abre; en definitiva, un disco de estoy jodida pero voy a salir para adelante...


Dejando de lado toda clase de convenciones respecto a reyes y reinas, Aretha Franklin es la más grande a situar la primera y saltándome cualquier clase de prejuicio estilístico, con el permiso de Otis Redding, o mejor, junto a él. Ya lanzada esta afirmación sin opción alguna al debate, si tuvieramos que llevar a cabo la difícil y casi imposible tarea de recomendar un larga duración que la representara en el universo de las obras maestras lo más probable es que todos coincidiéramos en "I Never Loved a Man the Way I Love You", primero por contener un "Respect" que en su voz además de un himno por los derechos civiles fue el supremo puñetazo de Aretha en un mundo regido por y para hombres, también por ser un disco que no tiene fisura alguna, ¿que os voy a contar? y podríamos poner en ristra todos esos primeros discos en Atlantic empezando por el mencionado y pasando por "Lady Soul", "Aretha Now" y "Soul'69" que son oro puro.

Aunque del periodo inmediato a estos discos más conocidos quiero recomendaros "Spirit in the Dark" que para mí es pura debilidad, otra masterpiece no reivindicada como las mencionadas puede que porque en su momento no tuvo el impacto de sus predecesores, en cierta manera eso lo convierte en un disco aparentemente menor y ciertamente desconocido, aunque cuando lo escuchéis os quedará bien claro que se encuentra en un gran momento artístico, refrendado por el Live at Fillmore West del año siguiente donde por cierto interpretó el tema titular junto a Ray Charles (reseñado por Joserra en el Exile, entrad aquí), gran momento que a mi entender aún se extendería por otras dos masterpieces, "Young, Gifted and Black" y su disco gospel "Amazing Grace", auténticas gozadas.

La portada a dos colores de fuerte contraste y el título son los elementos que dan al disco un halo especial, es el mismo rostro del desencanto del "Beatles for sale", que lo hay en sentimientos encontrados de una relación que terminaba, pero sobretodo también hay mucha ilusión por otra relación que empezaba. Otro detalle que llama la atención es que Aretha toca el piano en casi todas las canciones, práctica que llevaría a los directos, una pose mucho más Nina Simone, más decidida. También es el disco que mayor número de composiciones propias concentraba hasta la fecha, ahí queda de su puño y letra la fantástica "Spirit in the Dark", mucho gospel, "One Way Ticket" y la delicada "You and Me. Y hay más guitarra de la habitual, deliciosa "When The Battle Is Over" con Duanne Allman que sabe su papel, respeta y no se sobrepasa pero imprime su marca, aunque ojo al trabajo inconmensurable de Cornell Dupree y Eddie Hinton a lo largo del disco, la nómina es de órdago. Está por supuesto esa enorme facilidad para hacer suyas canciones de procedencia variada por mucho éxito que ya hubieran cosechado, "Don't Play That Song (You Lied)" es una delicatessen y una de sus joyas de la corona, como lo es "The Thrill Is Gone" de la que da con el hueso de BB King, hay mucho blues, elecciones todas que respetan el tono del disco que además toca todos los palos con maestría suprema, gospel, soul,  r'n'b y blues, con unos arreglos perfectos y los mejores músicos del momento. Escribiendo y escuchando esta maravilla se me erizan los pelos, la interpretación de Aretha Franklin es de auténtico gozo. Una de las producciones más finas de Atlantic, mi debilidad entre los discos de Lady Soul, imprescindible.

Por Chals Roig
Inspirado en texto de NO SÉ VIURE SENSE ROCK


*A continuación un querido amigo de la bloggosfera, el Agente Cooper que en su día me confesó que también es uno de sus discos preferidos de Aretha, así que un honor compartir una de las primeras reseñas que aparecieron en su Long Black Limousine, uno de los espacios con más groove de la red digital:

Este Spirit In The Dark es un disco de encrucijada personal, de una puerta se cierra pero otra se abre; en definitiva, un disco de estoy jodida pero voy a salir para adelante.

A los sospechosos habituales como la Memphis Shoals Rhythm Section o The Sweet Inspirations se les unieron para la ocasión los Dixie Flyers del gran Jim Dickinson o un tal Duane Allman entre otros pero aún con estos invitados especiales la estrella es ella, Aretha.

El viaje comienza con los inmortales acordes de piano que abren la agridulce "Don´t Play that Song". No me importaría que me dejaran si es con una canción como "The Thrill is Gone". "Pullin´" es un gospel  con un impresionante tempo lleno de groove. "You and Me" es dulce y ardiente a la vez al igual que el blues de "Honest I Do".

En el ecuador está la misteriosa y épica "Spirit in the Dark" la cuál da paso a la cruda "When the Battle is Over" en el que Aretha con la ayuda de la guitarra del hermanísimo de Gregg Allman deja claro que a partir de ahora, en esta guerra que es la vida y el amor, no piensa dejar prisioneros; vaya contraste con las preciosérrimas "One Way Ticket" y "That´s All I Want From You" donde La Reina demuestra una vez más el porqué de su corona.

Escuchando "Try Matty´s" te la imaginas sentada al piano entonándola a altas horas de la madrugada con su amigo Ray Charles. Lo mismo que siempre me viene a la cabeza Nueva York con la funky y urbana "Oh No Not my Baby".

Y para cerrar el álbum qué mejor que el fangoso y sentido "Why I Sing the Blues", broche de oro a una Obra Maestra salida directamente de las entrañas.

Por Agente Cooper
Escrito originalmente en Long Black Limousine

 Aretha Franklin - Spirit in the Dark (1970) 10/10

1. Don't Play That Song / 2. The Thrill Is Gone (From Yesterday's Kiss) / 3. Pullin' / 4. You And Me / 5. Honest I Do / 6. Spirit In The Dark / 7. When The Battle Is Over / 8. One Way Ticket / 9. Try Matty's / 10. That's All I Want From You / 11. Oh No Not My Baby / 12. Why I Sing The Blues

 

6 comentarios :

  1. Lujo tú texto Chals y lujo el del insigne colaborador (no te podría aplaudir más la elección). Lady Soul, the Big A, es la ama sin más. Para mi junto a Sam y James el santo triunvirato soular ever y el artefacto que tratáis, finalmente, es para caerse del vértigo solo repasar el tracklist... Beyond de cualquier pentagrama, Aretha reinará siempre en lo suyo pues, al fin, nadie tiene tanto azúcar y tanta sal encerrados en un mismo -y putámicamente devastador- talento como ella.
    Abrazo soular.

    ResponderEliminar
  2. Yo es que he llegado a la conclusión de que hay demasiada realiza en el mundo musical como para dejarlo en un reina y un rey, Aretha es una reina como lo son otras y este disco lo acojo ya entre mis favoritos, lo tengo por ahi y lo tengo en un segundo plano lo reconozco, pero lo recupero ya.
    Ademas me ha venido de perlas para acercarme a la entrada de Coop que no la había leido.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Sonando ahora mismo en el hogar nikochiano.... delicia de post y de disco

    ResponderEliminar
  4. I'm exiled and I'm happy... play that song for me, Chals ;-)

    ResponderEliminar
  5. Chicos os quiero a los dos, mucho. Sois una pareja perfecta! Precioso, Aretha is the answer. Abrazos desde la capital del mundo, osea el Botxo!

    ResponderEliminar