Chuck Prophet - "Temple Beautiful" (2012)


¿Quién dijo que no era posible en pleno siglo XXI acercarse al espíritu de obras magnas como el Exile on Main Street, The River o el London Calling?
Chuck Prophet firmó , hace dos años, un disco mágico, un tobogán de passion rock´n´roll, un poema de amor y guía energética de Frisco, su ciudad. La lió pero que muy gorda y con dos años de perspectiva, podemos afirmar que aportó su clásico. No creo exagerar si digo que es la referencia más completa de 2012 y de su carrera.

Cuando estás acostumbrado a que tu hijo saque del notable para arriba, sin darte cuenta, dejas de valorarle y empiezas a exigirle que de ahí, no baje. El californiano lleva mucho tiempo siendo de los mejores de la clase , nos tiene muy mal acostumbrados.

Desde que su seminal grupo Green on Red del llamado Nuevo Rock Americano entró de lleno en nuestros estéreos en los ochenta, su guitarrista principal se apuntó directamente a la nueva generación de songwriters roqueros y guitarristas legendarios y nos ha venido curando con esa medicina que dejaron de producir los grandes laboratorios clásicos, es decir, los mitos de la guitarra que le precedieron y que contaron con los vientos de ventas y fama de cara.

Él , sin embargo, todavía duerme en hoteles IBIS, 54 € + iva la habitación, cuando es pura aristocracia del rock and roll, de esa que tiene el mojo constantemente trabajando y se hace discotecas infames por pueblos y small towns en compañía de su simpática esposa Stephie.

Es el Elliott Murphy de su generación, el principe sin principado, el verdadero exiliado.

Su carrera discográfica en solitario es de fondo, maratoniana, jalonada de muchas perlas, como favoritas me vienen ahora el Balanise Dancer (uno de los discos más amorosos de mi discoteca) , el The Hurting Business ( innovación) , No Other Love (mítico), The Age of Miracles...Incido así una vez más, en su modélico expediente académico para que no se queden sólo con el Templo los que le han descubierto entrando en él, sería un error no tirar para atrás.

Temple Beautiful venía precedido de la filtración de que se trataba de una oda a su ciudad , San Francisco y todos sabíamos que volvería a su notable eterno.
Lo que no esperábamos es este sobresaliente que viene a decirnos: a partir de ahora, a callar, tipo Ronaldo cuando mete un gol, puedo sacar la nota que a mi me dé la gana.
Con esta colección de hermosas canciones tiene su postgrado hecho para meterse de lleno en nuestra propio Hall Of Fame, algo marginal, esa que está dentro de nuestras cabezas ya que el Rock & Roll, desgraciadamente, desde hace muchos años, no interesa a la Humanidad.

Chuck Prophet ha firmado su London Calling. Aunque tenga doce temas y por tanto, no pueda considerarse como un doble, a mi a lo que me recuerda es a los tres dobles-río citados al comienzo, donde confluyen estilos con una gracia pasmosa.También puede ser un hermano gemelo pero de diferente costa del "Streets of NY" de Willie Nile ya que es el soneto perfecto a otra meca-musical de los U.S.A. como es la ciudad de las cuestas, del Golden Gate y de los Flamin´Groovies.

A este hombre, la pechada de girar interpretando sin descanso la obra maestra de los Clash de principio a fin, le supuso estar más en forma que Usain Bolt y atrapar el espíritu de aquel doble legendario: sobre la mesa varios bocetos de propuestas diferentes, la mejor materia prima, vamos a componer, arreglar y grabar doce bombas de protones.

Un hilo conductor con una letras que hablen con orgullo de una ciudad especial, luchadora y vanguardista, más europea que americana. No todo es Dock of The Bay, Jeffersson Airplaine o Grateful Dead en San Francisco, allí también hay tradición de lucha obrera, orgullo gay y políticos corruptos a los que denunciar, garitos new wave y punks, los citados Groovies, Camper Van Beethoven, los Nerves y luce el sol pero sopla el viento frío que espabila la mente. Por allí, arrasó un ciclón llamado punk-rock, que generó su rica escena underground.

Vamos a dar un paseo por éste Hermoso Templo:

Un acorde de telecaster es un acorde de telecaster y así comienza Play That Song Again: oh , oh, oh play that song again, su estribillo nos arranca el corazón a pedazos.

Seguir con Castro Halloween con sus campanitas y coros costa oeste me hace recordar a los Fleetwood Mac, al sonido de las colinas: en serio, es todo un himno. Sus solos, sus paradiñas de cortar la respiración...Halloween is gone, gone, gone...zaspa!!!! toma escala eléctrizante, toma cabalgada eléctrica, un solo antológico. Su fade out , fastidia que no veas. No quieres que nunca acabe como el Crazy Feeling de Lou Reed, Castro Halloween es un milagro.

Death or Glory, en esa vena esta pensada Temple Beautiful, la que le da título, volviendo a la arquitectura básica del power pop y dice someday it´s gonna be a revolution... ¿a qué esperamos entonces? Y paseas con chulería marcando paso en las aceras con tacon cubano, pisando las baldosas impares de cuatro en cuatro. Tres temas y Temple Beautiful ya es demoledor.

Museum of Broken Hearts es la balada made in Prophet, él las borda, sugerente, arrastrada, fantasmagórica, como un día de niebla en la bahía, con unos arreglos de cuerda transatlánticos. Impresiona y se te queda grabada en vena con esos órganos traseros que implican conocer y tener los discos que se deben en la balda. 

El medio tiempo con slide trotero dylaniano ala Dignity pero con voz Davies (cuanto tienen de Ray vocalmente) es Willy Mays is Up at Bats. Una pastilla de starlux, todo concentrado. Los coros por todo el disco le dan lustre y geolocalización sin gps. Y vienen las guitarras dobladas y somos Heidi corriendo felices por la pradera.

The Left Hand & The Right Hand cierra la cara A de manera memorable con un vintage Prophet, algo que sólo puede llevar su firma porque él será fan pero él es él.


Cara B, I felt like Jesus , ahora que hablamos de Petty, Chuck también adora al rubio de Florida y esto podría estar en el Wildflowers y ennoblece el paso que dio junto a Jeff Lynne, un postdylanismo country bien maqueado que consigue ser comercial sin venderse al diablo.Bonitísimo tema con sus lai lai lai finales.

Who shot John es la más sucia del lote y la que termina en una loca madeja de guitarras ardientes y explosivas. He came from so far away (Red Man Speaks) penetra en el pantano que es Tusk de los Mac, ellos cambiaron el pop americano, lo cambiaron para siempre.

Buddy Holly que es Dios tenía que estar y está en el dueto con su señora, la Finch, Little Girl Little Boy pero el detalle del saxo setentero es tremendo, whatever gets you through the night it´s allright Chuck, it´s allright. Y esos tres acordes finales, pin pan pun fuego eterno.

El single White Night Big City es un Spanish Stroll pero de Frisco y me recuerda al Santo De Ville, una fina macarrada chulesca y vacilona., fresquitadel todo.

Chuck es una esponja , desde Holly a Mink De Ville pasando por Jim Dickinson, su héroe. Es sureño, es norteño y suena a NYC y a San Fran , todo a la vez, es rock and roll.

Acaba con Emperor Norton in the Last year of His Life , otra balada pero llena de sombras y de detalles perfectos. 

Esto podría seguir hasta el infinito pero pasados sus 42 minutos encontramos mucha riqueza en este corto tesoro.Y eso que todavía no le he dado a sus letras, estaría fenomenal pillar un guía al respecto, conocer la historia reciente de la ciudad, ser franciscano de toda la vida. De verdad, es increíble pero nuestro príncipe underground ha sacado el sobresaliente.

Y si algún día me pierdo, encontrarme en las trincheras de la guerra que defienda todas las influencias de Temple Beautiful, una enciclopedia de emociones roqueras de primer orden. 

Por Joserra

Esta entrada se publicó en rockandrodri land pero ha sido modificada y actualizada para el Exile. Recomiendo la entrada del mismo album del redactor , mi buen amigo King Nikochan porque es bonito comparar visiones auque sean tan rotundamente favorables a este disco clásico instantáneo.


Chuck Prophet - “Temple Beautiful”(2012)
9/10

01.- Play That Song Again/ 02.- Cas­tro Hal­loween/ 03.- Tem­ple Beau­ti­ful/ 04.- Museum of Bro­ken Hearts/ 05.- Willie Mays is Up at Bat/ 06.- The Left Hand & the Right Hand/ 07.- I Felt Like Jesus/ 08.- Who Shot John/ 09.- He Came From So Far Away (Red Man Speaks)/ 10.- Lit­tle Girl, Lit­tle Boy/ 11.- White Night, Big City/ 12.- Emperor Nor­ton in the Last Year of His Life (1880)

Comparte en Google Plus
    Comentar en el Exile
    Comentar en Facebook

8 comentarios :

  1. Uno de los mejores discos de ese año sin duda y tal vez el mejor de su discografia en solitario aunque me sigo quedando con grren On REd

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Green On Red , querido Bernardo era una cosa muy muy fdiferente ne la que Chuck hacía más de guitarrista aunque compusiera también, Stuart era el vocalista principal . Maravilloso grupo.Te entirndo algo parecido que Dream Syndicate y Steve Wynn pro ahí coincidia el vocalista principal. La verdad es que la carrera en solitario del rubio es muy muy notable y regular y éste quizás si sea su mejor disco por el rollo río que comento y el concepto Frisco pero cuidadin, cuidadin...hay discos tan hermosos o más como No Other Love. Yo qué sé , soy incondicional dle franciscano! Jajaja. Un abrazo, Bernardo!

      Eliminar
  2. Disco realmente precioso, de esos que canturreas sin parar y con melodías de alta calidad.
    Es un álbum muy recurrente, y con altas dosis de optimismo.

    Abrazos truferos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Altas dosis de optimismo, eso para la pegatina de la redición. Muy bueno kamarada! Saltarín , pegadizo, roquero, popero...casi casi como un disco de los Groovies...una gozada. Abrazo atalayero.

      Eliminar
  3. Lo he estado recuperando mucho últimamente e incluso se me pasó por la cabeza dedicarle una entrada incidiendo en que aplicándole aquello de tiempo + perspectiva, efectivamente, todo los elogios dedicados cuando salió a la luz eran justificados, esatmos ante un álbum clásico de nuestros días.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  4. Tete, no lo dudo, el mejor disco del californiano, el mejor disco del 2012 y para mí el mejor disco que se ha publicado de lo que llevamos de cuatro años en la década 10, se dice pronto. Por cierto, además de todas las referencias que citas no ves también en algunos cortes la frescura de Ben Vaughn? Abrazo.

    ResponderEliminar
  5. He de confesar Joserra que a mi este disco no me capturó de primeras, no es que sea yo un gran conocedor de todas las influencias que atesora este disco, pero si que me sonaba demasiado a ejercicio de estilo, la tontería me duró poco con unas cuantas escuchas más, hay canciones y buenas, y eso en definitiva es importante, quizás más que el estilo. Para mi el mejor disco de aquel año sin lugar a dudas. Joer Joserra, el rock está vivito y coleando con maravillas como esta. Una lástima que los diales y grandes sellos no les dé por dejarse llevar por la buena música, para mi este s.XXI es muy buen momento para ello. Gran reseña y saludos

    ResponderEliminar
  6. Un discazo, poco más que decir. Bueno sí, ese 9 me parece poco. Pero claro, hablamos de un disco sobresaliente y una reseña de lujo.

    ResponderEliminar