18 jun. 2020

Elliott Waits for No One - Elliott Waits for No One (2020)

No hay comentarios :

La banda maneja diversas influencias y las negocia de manera original y al tiempo tradicional, creando un mantra sónico versátil, alternativo y dinámico

Ignoro cómo, cuándo y dónde se conocieron el cantante, guitarrista y compositor Brian Troch con su homónima Jenny Franck. Tampoco he descubierto gracias a qué avatares de la vida dieron con el baterista Jeff Tortora. Lo que si deseo decir es que esa sucesión de acontecimientos, que culminó con la creación de la formación denominada Elliott Waits for No One, hace que me sienta feliz, pues ese es el sentimiento que me abraza cuando escucho su disco de debut, titulado con el nombre de la banda, y que fue lanzado la semana pasada por medio del sello Dark Star Records/Sony/Universal.

La banda maneja diversas influencias y las negocia de manera original y al tiempo tradicional, creando un mantra sónico versátil, alternativo y dinámico.
La profusión de estilos que se conjugan en el elepé otorga variedad y eclecticismo al conjunto, esto lo consiguen frecuentando para sus canciones géneros como el rock, el folk, la música alternativa de finales de los ochenta o el hard rock; incluso introducen pinceladas de blues, sonidos cabareteros, jazz-rock o grunge.

En esta espiral de fusiones destaca el uso de numerosos instrumentos: guitarras pletóricas de distorsiones, acústicas reflexivas y poéticas, poderosa base rítmica, teclados, violines, violas y otros elementos de cuerda que desarrollan partes orquestales, vientos variados con trompetas de efluvios jazzísticos, y una simbiosis vocal muy efectiva conseguida gracias a las magníficas voces de Brian y Jenny, que unas veces se enredan y otras actúan cada una en solitario.


Si a todo lo apuntado añadimos unas melodías que brillan gracias a la redondez de sus contornos, una evidente claridad en cuanto a los objetivos a propósito del inicial desafío artístico y una producción que sabe dar cohesión a todos los elementos comentados, nos encontramos con un disco que suena desde la primera escucha como si de un trabajo ya asimilado se tratase, sin dar ni la más mínima oportunidad al tedio y que empastará con el gusto de muchos, entre los que se encuentra este redactor que está disfrutando de lo lindo con este debut.

Entre los momentos más destacados resaltaría la enérgica y noventera "Loathing" donde destaca la poderosa sonoridad guitarrera y la dualidad vocal; el medio tiempo "Sick of it all" de inmaculada traza melódica; el incisivo y pletórico single de presentación "Who am I", con una sorprendente trompeta de aspecto fronterizo que se fusiona con otro adelanto promocional como es "Megalomaniac".

Texturas más acústicas en "Original sin" donde la voz de Jenny Franck se ve puntualizada por las evocadoras y tirantes notas de un violín; mientras las esencias hardrockeras se adueñan de las ranuras de "Ball and chain". Un chelo, una acústica y la voz de Franck otorgan la nota mística e íntima a "You can't see through me"; mientras el sonido de un combo jazzistico se remueve con distorsiones eléctricas para crear un curioso tema de textura cabaretera titulado "Everyone knows".


La encendida fusión de voces de "Bleed me" junto a su poderío eléctrico, el hard-rock con efluvios grunge de "Reliable one" o las juguetonas notas de las acústicas y las coordinadas voces de ambos cantantes para el colofón "Ghost behind the rainbow", son momentos notables de un álbum lleno de contrastes y matices.

No sé hasta dónde llegará la repercusión de este trabajo, pero un servidor entiende que en la presente añada poco resulta más incisivo y adictivo, entretenido y pegadizo que este debut que está siendo más que bienvenido por quién firma estas líneas, no faltará quién lo tilde de comercial o falto de profundidad creativa, pero ese no seré yo, pues lo recomiendo sin reservas.

Redactor: Jorge Addison.
Elliott Waits for No One - Elliott Waits for No One (2020) // por
5

No hay comentarios :

Publicar un comentario