27 sept. 2019

Andrew Taylor - "Somewhere to be" (2019)

2 comentarios :


 En este nuevo álbum, Andrew continua dejando claras sus credenciales musicales: un pop de elegante factura y hermosas melodías...

Andrew Taylor es un viejo y querido conocido de esta casa, y por eso me congratula, en nombre de los que formamos esta congregación de exiliados, presentar su nuevo disco: "Somewhere to be" que se pone a la venta a partir de hoy.
Artista prolífico donde los haya, discreto y buena gente, con este nuevo elepé firmado en solitario son ya cuatro los trabajos que nos ha ofrecido en poco más de dos años: "From the outside looking in", su anterior disco solo publicado en 2017, "Dead calm" publicado este mismo año, y grabado junto a Gonzalo Marcos bajo la nomenclatura The boys with perpetual nervousness y "Longwave" último trabajo de 2018 firmado con su banda principal Dropkick. Por si fuera poco, Andrew ya está anunciando nuevo disco de Dropkick para los primeros compases de 2020, un artista que aúna como pocos talento y trabajo empeñados en la vivificante labor de hacer canciones.
En este nuevo álbum, Andrew continua dejando claras sus credenciales musicales: un pop de elegante factura y hermosas melodías, con su bonita voz como protagonista y una consabida esencia primaveral y fresca en guitarras y armonías.

Con la influencia de sus compatriotas Teenage Fanclub o de los norteamericanos The Jayhawks, y compartiendo esencias sónicas con grupos de su Escocia natal como The Wellgreen o Attic Lights, este trabajo me da la sensación de que pretende (y consigue) ir un paso más allá.
Sin perder bondades ya conocidas, detecto una mayor carga lisérgica, y un mayor concurso de instrumentos no muy presentes en otras ocasiones como órganos, lo que conduce a un acercamiento ocasional a un rock progresivo que se hace especialmente evidente en la magnífica "Growing older than you" que estalla en un carrusel de guitarras y efectos sonoros ciertamente subyugante.
No obstante en este trabajo se recopilan canciones escritas por Andrew durante un periodo de diez años y que finalmente fueron grabadas en una única sesión el pasado mes de julio, por lo cual todo lo que suena es perfectamente reconocible dentro del estilo característico de este artista.
A nadie extrañará encontrar tonadas marca de la casa como "Somewhere to be" o la preciosa "What I really man", ambas aderezadas con una bucólica steel guitar que estará presente en casi todo el disco.
También "Make a difference" es una canción de artesanía en lo melódico y lo vocal. "More of the same" es otra magnífica y elaborada pieza que mira al rock progresivo gracias a una encrucijada final de guitarras que elevan la canción a un espacio superior.
Diversidad de cuerdas y una armónica dan un tono diferente, como un country del acantilado a "Is it something I said?". Aunque la sencillez de melodía, voz y dúctil acompañamiento de guitarras gana la partida de la hermosura en muchos casos como en la breve "Have to try", la luminosa "Be OK", la deliciosa "In/out" o la plácida humildad acústica de "New chapter" que cierra el trabajo.
Andrew Taylor no falla, siempre sabes lo que vas a escuchar: una colección de preciosas canciones, cantadas con gran dulzura y acompañadas con vaporosas y radiantes guitarras y, como en este caso, con algún añadido más que favorecedor.
Celebramos el nacimiento de "Somewhere to be", el nuevo y bonito disco de Andrew Taylor que recomiendo sin reservas.

Redactor: Jorge Addison.
Andrew Taylor - "Somewhere to be" (2019) // por
5

2 comentarios :