Entrevista: Sara Comerón nos cuenta sus planes de futuro, después de Frank.

No hay comentarios :


 Nunca dejo de componer y por eso mismo estoy montando nuevo proyecto...


Estamos con la cantante, compositora y guitarrista Sara Comerón, a la que todos recordamos como la maravillosa voz, santo y seña identificable de Frank, el grupo donostiarra que hace unos meses, y poco tiempo después de publicar su tercer disco, “Atlas” anunciaba su separación creando no poco estupor entre la parroquia.

Agradezco mucho la deferencia que has tenido con nosotros, estamos muy contentos de poder mantener una pequeña charla contigo:


EXILE: Hay una frase buenísima en una canción de Mercury Rev que dice “Bands,“those funny little plans, that never work quite right”. ¿Qué te sugiere esa frase a unos meses de acabar con un proyecto de banda tan bonito como Frank en plena consolidación con “Atlas”, una inmaculada colección de canciones variada pero perfectamente cohesionada?

SARA COMERÓN: Lo primero, muchísimas gracias por los piropos a "Atlas", la verdad estamos súper orgullosos de lo que parimos en ese disco... En cuanto a la frase de Mercury Rev... Pues diría que sencillamente una banda es como una pareja, y hay veces en que o la magia se acaba o se necesita cambiar de rumbo, y la premisa para que uno funcione bien consigo mismo y el resto del mundo es la libertad, así que...


EXILE. La verdad es que el día que anunciasteis que el grupo acababa su trayectoria a muchos nos rompió el corazón. Yo creo que nadie se esperaba un final tan fortuito e inesperado. Además, con esa preciosidad de canción, "Burnt To The Ground", con la que estrenasteis un video-clip inédito. Una canción sencilla en cuanto a arreglos y con un tono a la altura de la despedida. 

S.C.: Es una canción muy emotiva, y el vídeo, obra de Christian, también lo es. Nos pareció un cierre circular.



EXILE: Es una pena que un disco como “Atlas”, en el que me consta porque lo he visto, que teníais depositada una gran ilusión, se haya quedado sin apenas pasar por el directo. ¿Tan difícil resultó encontrar bolos?

S.C.: A veces era difícil, sí, y en otros momentos brotaban unos cuantos seguidos y era una alegría, pero de hecho cancelamos unos cuantos cuando decidimos dejarlo. Nos ilusionaba y nos apetecía mucho darle vida en directo, pero no pudo ser.



EXILE: Muchos dijeron que “Atlas” es vuestro mejor disco, el más redondo y con el que parecíais encontrar una madurez ya definitiva ¿cómo lo ves?

S.C.:Yo lo veo igual. Entiendo que cada disco es el hijo de un momento dado, de cómo están sus padres en ese momento, y nosotros como banda creo que estábamos en el mejor momento posible, y por eso nos salió un ramillete de canciones tan luminosas y sentidas. Con el tiempo observo lo que hay en la esencia de cada álbum de Frank, y es un recorrido curioso... un viaje en profundidad por quienes éramos en cada momento. Si nos atenemos a lo puramente compositivo, también creo que Atlas esconde lo más primoroso de nuestra corta carrera.



EXILE: Por último, y dejamos el tema Frank: ¿podremos volver a ver al grupo junto en un futuro?

S.C.: Pues honestamente, lo dudo mucho. Pero honestamente también... no tengo la menor idea. Se trata de fluir con los deseos y si queremos de corazón juntarnos y hacer música, sucederá. Pero a día de hoy, no.



EXILE: Pero según parece, Sara no está dispuesta a quedarse callada y sin cantar. Creo que tienes planes para el futuro, aunque no tenemos demasiadas pistas, por ejemplo: ¿Sola o integrada en una banda?

S.C.: ¡Ni podría ni querría quedarme callada, jajaja, con lo habladora que soy! Nunca dejo de componer y por eso mismo estoy montando nuevo proyecto.



EXILE: ¿Habrá disco?, cuéntanos un poco, queremos detalles, ¿dónde se grabará?, ¿para cuándo lo podremos escuchar?

S.C.: Todavía está todo en el aire, pero mi idea es grabar un single de dos temas. Espero no tardar mucho pero estoy mimando mucho lo que estoy construyendo, porque me hace una ilusión brutal.



EXILE: Las composiciones son tuyas claro…

S.C.: Así es.



EXILE: Y me imagino que en las nuevas canciones seguirás cantando en inglés…

S.C.: Pues sí, y no, jeje. Me he lanzado a probar en castellano así que habrá temas en castellano y otros en inglés, al menos por ahora. Estoy investigando, probando... y disfrutando enormemente con este proceso de búsqueda.



EXILE: En cuanto al estilo, ¿seguirá los pasos en cuanto a sonido de Frank, o buscas sonidos y sensaciones nuevas?.

S.C.: Como comentaba antes, estoy abriéndome a cosas y personas nuevas, probando cosas distintas en el sonido y la forma de encarar las canciones, de construirlas y de hacerlas en directo, de estructurar la experiencia de crear y tocar...



EXILE. Bueno Sara, no somos pocos los que también te seguimos en las redes sociales y en más de una ocasión has publicado videos caseros tú sola con la acústica haciendo versiones de algunos de tus artistas favoritos. me llamaron especialmente la atención tus versiones de Phil Ochs, y en tu voz es como si Joan Baez extendiera su catálogo de versiones como aquella que hizo de “There But For Fortune”. Intuyo que Ochs es uno de tus artistas favoritos, Y si es así, ¿cómo empezó tu idilio con él? ¿qué disco es tu favorito?. Además, en la carrera de Frank siempre se han colado algunas tonadas con ese toque folkie entre vuestro característico sonido de de folk-rock moderno con riffs de guitarra concisos y eléctricos. ¿han quedado más canciones en el tintero?

S.C.: Pues efectivamente, estoy enamorada de la voz de Phil Ochs y sus canciones desde hace unos años. Es junto a Nino Bravo la voz que más me conmueve, me llega y me trastoca. Lo cierto es que no recuerdo cómo llegué a él, pero lo importante es que él llegó a mí, para quedarse. Por otro lado, diría que no tengo un disco favorito de Ochs, porque me he hecho mi propia banda sonora con un conjunto enorme de temas sueltos de toda su discografía, los que más KO me dejan, jeje.



EXILE: El pasado 22 de febrero diste tu primer concierto en solitario en Donostia, ¿cómo fue todo?, ¿cómo te sentiste tú sola frente al público, sin el resguardo de una banda?

S.C.: Pues fue una de las experiencias más potentes que he vivido. Nunca había dado un concierto entero sola, sin ningún tipo de apoyo y sin sentirme arropada por las experiencia comunal de banda. Estaba literalmente acojonada, me temblaron las manos durante todo el concierto pero lo disfruté muchísimo, fue tan cálido y divertido todo... fue hermoso encontrarme a mí misma ahí...



EXILE: Es imposible permanecer impasible ante tu voz, lo he visto en varias ocasiones, la gente se queda colapsada cuando te escucha. Un don así no se puede desaprovechar, ¿notas ese efecto cuanto cantas en público?

S.C.: Madre mía, jajaja... ¡pues no, no noto nada de eso! Percibo que a la gente le puede gustar cómo canto, o mi voz, pero tanto como lo que dices... Pero oye, si ocurre así pues... ¡a disfrutar!


EXILE: En tus recitales, ¿cómo conformarás el setlist?, quiero decir, tienes pensado incorporar canciones nuevas únicamente, o incluir también versiones, ¿y los temas de Frank?

S.C.: Pues con el proyecto nuevo serán lógicamente los temas nuevos y alguna versión, pero si doy más conciertos yo sola en acústico serán algunos de mis temas que tocaba en Frank, a los que posiblemente vaya añadiendo algo de las nuevas canciones. ¡Ya iré viendo, con lo que más a gusto me sienta!



EXILE: Con Frank ya teníais un nombre y un prestigio, me consta que no eran pocos los que os seguían y conocían. ¿Ahora es como volver a empezar, o lo conseguido durante los años con Frank se nota a la hora de tener parte del camino ya andado?

S.C.: El camino andado fue un camino compartido, ahora me toca recorrerlo sola, aunque esté montando otra banda. El prisma ha cambiado radicalmente. Eso sí, lo aprendido está ahí, bien soldado. Así que... es comenzar de cero y a la vez no. Es una sensación curiosa.



EXILE: ¿Cuentas con algún apoyo especial de algún tipo, o vas en modo outlaw?

S.C.: ¡Pues tengo la suerte de tener a mucha gente que me rodea que siempre están dispuestos a echarme un cable con lo que sea! Pero en esencia es algo outlaw, la verdad. Es un camino en cierto modo en soledad, y me está gustando mucho que sea así, por la responsabilidad que conlleva y el disfrute, más pleno.



EXILE: ¿Cómo ves la situación de los grupos que no están metidos en el aparato industrial?, parece imposible que alguien ajeno a esa industria acceda a festivales o que se le preste una mínima atención mediática (excepto algunos medios como el nuestro). ¿Hay apoyos reales para la gente que quiere hacer música y no morir en el intento?

S.C.: Pues honestamente no lo sé. Todos sabemos cómo funciona cualquier industria tan mediatizada, pero eso no significa que no haya gente que abra brechas y deje que entre la luz y el frescor. En cuanto a apoyos, creo que en Gipuzkoa los hay, y se montan muchas cosas y se da oportunidades a mucha gente. Hay como un hambre de mostrar lo que florece, y eso es maravilloso. Otra cosa es sobrepasar eso y asomar la cabeza en cumbres más altas. Pero quién sabe.



EXILE: No sé si quieres decir o aportar algo más, puedes hacer el/los comentarios que desees. Por lo demás solo nos queda desearte lo mejor en todo lo que acometas, que nosotros lo veamos y que podamos volver a encontrarnos en un concierto lo antes posible. Muchas gracias Sara.

S.C.: Muchísimas gracias a vosotros por mostrar interés en mí y en lo que ando haciendo. Lo cierto es que ya me conocéis y sabéis que me hace mucha ilusión.


Entrevista: Jorge Addison (con la inestimable colaboración de Joserra Rodrigo y Chals Roig).

No hay comentarios :

Publicar un comentario