The Hanging Stars - Songs for Somewhere Else (2018)

1 comentario :

La banda londinense de country-folk cósmico vuelve a las andadas con un nuevo trabajo después de su flamante debut "Over the Silvery Lake" del 2016. Aquel disco me embrujó por completo, su sonido, sus atmósferas... todo era muy de mi agrado, y verles en directo actuar para veinte personas fue el golpe definitivo para encaramarse entre mis discos favoritos de aquel año. "Floorbound", "Cure your ills", "Golden Vanity", "The house of the hill", "Cripple shining blues".... resultaban fantásticas y el resto que acababan por redondear el disco eran más que notables dando como resultado un, en mi opinión, disco imprescindible de aquel año. La banda comandada otra vez por Richard Olson en este segundo disco continúa indagando en un sonido propio, en expandir las sonoridades conseguidas en su anterior trabajo pero dotando a las nuevas canciones de un toque más brittish y menos americano, es decir, acercándose más al sonido británico de finales de los sesenta y olvidándose del ácido de Woodstock. Siguen, como podéis imaginar, las melodías atmósfericas, las voces a lo CSN, a lo Fleet Foxes si queréis algo más moderno pero, como os decía, pican en la esencia británica de los Small Faces más experimentales e incluso podemos apreciar guiños a Oasis y Badly Drawn Boy, aunque un servidor vea al malogrado Dennis Wilson detrás de muchas composiciones. Todo eso sin perder personalidad ni estilo propio, dando más variedad a los temas, haciéndolos más accesibles aunque no sé si mejores. Las slide-guitars siguen ahí, igual que el jingle-jangle, igual que el buen gusto para realizar sus portadas. Si la del anterior disco era preciosa, la de este "Songs for somewhere else" es espléndida. Del azul al rojo, de las Americas a Britania, de lo cósmico a lo lisérgico, sin olvidar las raíces que  no son otras que el pop-rock inglés de finales de los sesenta principios de los setenta. Una maravilla que no supera a su predecesor pero que mantiene el nivel y abre nuevas vías. En cualquier caso, es una delicia. 


Atmósferas ensoñadoras para la inicial "On a sweet summers day" que sirve de perfecto puente entre su trabajo anterior y el nuevo. Un tema que podría encajar perfectamente en "Over the silvery lake" puesto que tiene ese deje a Byrds o CSN, o aquellos imitadores conocidos como Fleet Foxes a los que superan sin despeinarse. Todo cambia rápidamente con "Too many wired hours", mucho más brittish, mucho más cabaretera. Con esos coros y esa musicalidad tan "smallfaces". Excelente. "How I got this way" es un tesoro. Un tema pop espectacular muy britpopera ella, un éxito instantáneo. "Mean old man" vuelve al sonido "western/galáctico" de su primer disco con un silbidito mítico y unas guitarras que son puro sixtie. El disco no es tan hipnótico como su predecesor pero en él encontramos más variedad como por ejemplo en la dulce "Pick up the pieces", la maravillosa instrumental "Djupsjoen", o esa pequeña maravilla que es "Honeywater", sin duda una de mis favoritas del disco con ese regusto a los Jayhawks. Ya encaminándonos a la parte final nos topamos con el folk pastoril y casi simongarfunkiano de "For You", todo un acierto, y la brutal "Hold out your hand" donde una armónica de otra galaxia nos eriza el bello. Del final me quedo sin duda con "Water song" que es una de las mejores composiciones del disco, un disco que conforme avanza pierde algo de poderío pero que siempre se mantiene por encima del notable. Lo dicho: disco precioso, imprescindible de este 2018, algo por debajo del debut (o no) pero que nadie en su sano juicio debería perderse.

The Hanging Stars - Songs for Somewhere Else (2018)

01.- On a Sweet Summers Day/ 02.- Too Many Wired Hours/ 03.- How I Got This Way/ 04.- Mean Old Man/ 05.- Pick Up the Pieces/ 06.- Djupsjoen/ 07.- Honeywater/ 08.- For You (My Blue Eyed Son)/ 09.- Hold Out Your Hand/ 10.- Dig a Hole/ 11.- How I Got This Way (Reprise)/ 12.- Water Song.


*post aparecido originalmente en Nikochan Island por Nikochan

1 comentario :

  1. Magnifico grupo con un buen sonido que te atrapa desde la primera escucha, nos remonta a los sesenta y setenta de grandes bandas que han dejado huella y que este grupo coje el testigo en originales temas con personalidad propia.

    ResponderEliminar