Calexico - The Thread That Keeps Us (2018)

1 comentario :

Los de Tucson, Arizona, no son precisamente unos recién llegados que tengan que demostrar nada al populacho terrícola. LLevan desde 1997 entregando notables canciones y algún que otro disco sobresaliente pero os tengo que reconocer que nunca han llegado a encandilarme del todo. Bueno, tal vez con "Carried to Dust" (2008) sí que lo hicieron y me obligaron a revisitar sus discos, teniendo desde entonces a "The Black Light" (1998) en alta estima. Reconozco también conocerles gracias a Sam Beam, sí, el señor del Hierro y el Vino, de escucharles colaborar en el notable EP "In the Reins" del 2005, y luego viéndoles acompañando al barbas (creo que por ahí andaba algún miembro de Wilco también) girando con su mejor disco hasta la fecha, el disco del perro, el sobresaliente "The Shepher's Dog" (2007). Mi historia con Calexico siempre ha sido a pie cambiado, nunca les he escuchado cuando ni como debía, y por eso les perdí la pista y el interés. Lo confieso. Lo intenté con "Edge of the sun" (2015) pero nada, y eso que obtuvo muy buenas críticas, por eso es curioso que cuando este año entregan "The Thread that keep us" y reciben fríos comentarios y tibias críticas a uno le da por darles una oportunidad, y en esas descubro un disco notabilísimo que me reconcilia con la banda americana, con su música y con su estilo. Estando en total desacuerdo con aquellos que dicen que aburren, a lo mejor aburrían pero en este disco es imposible que eso ocurra. Canciones que van del indie-powerpop noventero a la medio ranchera, de baladas marca de la casa a toques reggae, un bonito vals o sus tonadillas ya clásicas con los metales por montera, sus trompetas y su toque fronterizo. Aquí hay de todo, y lo hay en su justa medida. Un disco que con total seguridad estará entre mis favoritos del año. Creo que han acertado con la tecla y que Trump les ha inspirado, les ha dado el plus de puterío y crítica para sus letras y canciones. No se engañen, ni se dejen influenciar, ni prejuzguen sin escuchar a fondo o haciéndolo deprisa y corriendo. Caerían en un gran error puesto que "The Thread That Keep Us" es un notabilísimo disco.


La inicial "End of the world with you" con su toque de power-pop californiano abre magníficamente el disco, y lo hace con ecos a los Jayhawks de "Mockingbird Time" y guitarrazos que podrían caber en algún que otro pasaje sonoro de Wilco. No inventan nada. Incluso puede que recuerde o rememore a algún que otro tema pasado pero desde luego saben abrir un disco. "Voices in the field" tiene una guitarra inicial maravillosa, una intro deliciosa y un abrirse a nuevas sonoridades, aunque sigue ahí esa fusión de estilos que les caracteriza. "Bridge to Nowhere" tiene un poso muy noventero que nos lleva de la mano después de una atmosférica e instrumental "Spinball" a uno de los temas del disco, además de polémico. Un tema que particularmente me apasiona, aunque sus detractores dirán que abusa del manuchaísmo o del plagio a Ry Cooder... puede, pero el tema es estupendo, con su toque latino, sus trompetas, su ritmazo pegadizo que roza lo que a veces nos da el geniecillo de Beck Hansen. Ya digo, Calexico poniéndose menos serio y divirtiéndose algo más. Claro que cuando quieren pueden enamorar como con la preciosa "The town and Miss Lorraine", que simplemente es una de las mejores canciones del disco, o esa delicatessen que es "Flores y Tamales", cantada en castellano por Jairo Zavala (aka DePedro). A mi es que este disco me parece estupendo, escuchad sino "Another space". Seguro que algunos os indignáis pero a mi me parece genial. Primero por esa entrada a lo época "Eminence front" de los Who y luego por su simpleza en la construcción, en lo sencillo de hacer un temón, con toques en el estribillo a lo Steve Miller cuando se ponía en plan cósmico. Temón. "Unconditional Waltz" es bonica del to. Un vals latino instrumental que nos conduce a otra maravilla que responde por "Girl in the forest". Favoritísima. El sonido indie noventero llega con "Eyes wide awake" que incluso remite a pasajes de los Pixies sin disimulo alguno, o a lo que aquellos sembraron para que creciese en la siguiente década. Ese sonido se repite en "Dead in the water" para darnos otro pasaje sonoro antes del final. Primero con la sobresaliente "Thrown to the wild" y el cierre definitivo con "Music Box". Luego, hay versiones del disco con extras, en los que no voy a entrar, primero porque ya me parece que se podían haber ahorrado algún tema de los quince originales, no entiendo la manía de alargar tanto los disco, y segundo porque no creo que ninguno esté al nivel de los ya escuchados. Creo que "The Thread That Keeps Us" es un disco magnífico de Calexico, sé que tiene sus detractores (muchos) y pocos defensores (entre los que me encuentro). Ha sido un disco de reconciliación con la banda, y un gustazo escucharlo con los vientos invernales. Darle una oportunidad, dejaos de manías, de dimes y diretes, de prejuicios absurdos. Escuchad y disfrutad. Calexico siguen vivos.

Calexico - The Thread That Keeps Us (2018)

01.- End of the World with You/ 02.- Voices in the Field/ 03.- Bridge to Nowhere/ 04.- Spinball/ 05.- Under the Wheels/ 06.- The Town & Miss Lorraine/ 07.- Flores y Tamales/ 08.- Another Space/ 09.- Unconditional Waltz/ 10.- Girl in the Forest/ 11.- Eyes Wide Awake/ 12.- Dead in the Water/ 13.- Shortboard/ 14.- Thrown to the Wild/ 15.- Music Box // 16 – Long Board/ 17 – Luna Roja/ 18 – Curse of the Ride/ 19 – Lost Inside/ 20 – Inside the Energy Field/ 21 – End of the Night/ 22 – Dream On Mount Tam. 


*Por Nikochan

1 comentario :

  1. Pues me has convencido amigo. Los escuché desde el principio, desde "The Black Light" concretamente, y ya desde entonces me convencieron. Bien e cierto que he seguido su obra intermitentemente, aunque me fui haciendo con casi toda su obra. Sus recopilaciones "Atlas..." son magníficas. Digo lo de convencido porque no lo tenía entre mis futuras opciones de compra y al leer tu entrada ya estoy tardando en hacerme con él. Por cierto, una banda cuyas portadas son de lo mejorcito del mercado.
    Saludos,
    JdG

    ResponderEliminar