The Rolling Stones - Between the buttons (1967)


Hace cincuenta años la música vivía el que para mí es su año mágico. Un irrepetible año donde las grandes bandas se consolidaban con enormes discos que entonces no, pero ahora sí se consideran obras maestras. Are you experienced?, Surrealistic Pillow, The Velvet Underground & Nico, Forever Changes, Disraeli Gears, John Wesley Harding, The Who Sell Out, Something Else by The Kinks, Buffalo Springfield Again, The Doors and Strange Days, Mr Fantasy, etc, etc.., y por supuesto la joya de la corona, Sgt Pepper Lonely Heart Club Band. Ese año, los Beatles hicieron doblete aunque nadie se acuerde de Magical Mistery Tour. Los Stones, sus amigos y rivales, hicieron triplete pero casi nadie se acuerda de esos discos, de Flowers, Between the Buttons y Their Satanic Majesty Request porque lo que vino luego fue un póker de discos sobrenaturales que definirían el rock, no sólo de los setenta sino del rock de entonces al actual. Tal vez ese olvido se deba a que sus Satánicas Majestades estaban buscando aún su identidad. Hasta entonces los singles dominaban el mercado, y en eso ellos eran los Reyes como sabemos y queda, por ejemplo, reflejado en la espléndida boxset "Singles Collection: The London Years" , nadie podía comparase a ellos, a excepción claro de los Beatles..., siempre los Beatles. Esa eterna comparación y el Sargento Pimienta provocó en ellos un extraño paréntesis rocanrolero. Dos gallos en un corral son demasiado, pero tres? Brian Jones era el fundador de la banda, el que le puso nombre, el que reunió a todos, su alma máter. Su gran problema, además claro de sus innumerables adicciones, fue encontrarse con los Glimmer Twins, quienes aprovecharon su debilidad física provocada por diversas sustancias ilegales para deshacerse de él, y algunos creen que lo hicieron literalmente pues aún son sospechosos de la muerte de Brian. Un Brian que ya planeaba colaborar con su amigo Hendrix, y con otros como Nicky Hopkins, un jovencísimo Jimmy Page... y que claramente demostraba que la banda y él hubiesen seguido caminos diferentes. Su eterna "slide" sigue sonando mágica más allá de su muerte, más allá de "Their Satanic.." que fue el último disco donde más o menos estaba en forma, aunque siga pareciendo en el "Beggars". Y en forma estaba totalmente durante las grabaciones de "Between the Buttons" en las que Brian intentaba imponer sus gustos y su estilo que en esos momentos estaban totalmente influenciados por Beatles, Dylan y sí, The Kinks. Es por eso que "Between the Buttons" es una pequeña rareza dentro de la discografía de los Stones ("Their Satanic.." a un lado...). Es más un disco de Brian que de Mick, quedando Keith como elemento esencial. Es un disco raro por sus diferentes ediciones quedando la inglesa algo coja por la no presencia de dos hits siderales: Let's spend the night together y Ruby Tuesday. Dejar dos canciones de ese nivel fuera de un disco sólo estaba al nivel de los Beatles que obviamente descartaron del Sargento Pimienta "Penny Lane" y "Strawberry Fields".... Otra vez los Fab Four les ganaban la partida.


"...I'll satisfy your every need (your every need), and now I know you will satisfy me... Let's spend the night together!"

En la versión inglesa quedaban fuera "Ruby Tuesday" y "Let's Spend the night together" que salieron como single para ir promocionando el disco y que arrasaron en las listas. En la Islas fueron sustituidas por "Back Street Girl" y "Please go home" que siendo buenas canciones no llegan al nivel del disco y que lo hacen bajar de calidad en la versión inglesa. Además, para dar cabida a los dos temarros antes mencionados, la disposición de las canciones también sufrió un cambio, quedando una secuencia inmejorable. La entrada con "Let's spend the night together" es insuperable. Los coros beatlelianos de fondo, Jagger desatado y supersexi como siempre, arropado por una percusión descomunal y, Keith y Brian en estado de gracia. Canción POM. Le sigue "Yesterday's papers", a medio camino entre los Small Faces y los Who del Sell Out. Una maravilla de la "Invasion". La perla, el diamante, el rubí... es "Ruby Tuesday" con un Brian Jones gigantesco. Un tema precioso, mágico, bonico del to. Poco o nada más hay que decir sobre él. Leí una vez que McCartney estaba enamorado de su melodía, de sus coros... si lo dice Macca, para qué discutirle. "Connection" es una  de mis favoritas, rocanrol de toda la vida, entre el "Beat" del Hard Days Night y los primerizos Kinks. Otro tema magistral, casi oculto, muy muy pero que muy stoniano. "She smiled sweetly" es una de las rarezas stonianas del disco, casi irreconocibles en esta canción que bebe descaradamente de los Small Faces, mientras que el vodevil de "Cool, calm and collected" lo hace, evidentemente, de los hermanos Davies. "All sold out" es una mini-POM, otra joya oculta de los Stones entre tanta bestialidad de temas excelentes. Canción de la que han tomado nota muchos de los grupitos "indie" más o menos actuales (por actual entendemos los últimos veinte años), ya hablemos de Jack White, Pixies, Weezer y pelajes similares. Lo de "My obsession"" es de traca. Temón donde los arreglos recargadísimos debido a la genial mano de Brian Jones destacan por encima de todo. Escuchando "Who's been sleeping here?" (y la canción que cierra el disco) uno acaba convencido de que a Jack White no le ponen los bluesmen, sino que lo que le pone es Between The Buttons y Dylan, pues la influencia de Bob en este tema (y en Brian) es brutal. Escuchando el inicio de "Complicated" uno piensa en tantos grupos de garage/mod que aparecieron años después.... haciendo lo mismo, incluso en momentos aparecen destellos de los Who en ella...  Qué puede decir un Mocker como yo de esta canción?... pues que la adoro. Se acerca el final con la muy Beatleliana "Miss Amanda Jones" que uno imagina cantada por un John Lennon encocado y nos encabe completamente. El cierre es con la cachonda "Something Happened to me yesterday", cabaretesca y desenfadada. Un tema fantástico para cerrar un disco que siempre queda en segundo plano en su discografía pues lo que vino después fue insuperable. En 1967 Brian Jones se hacia notar mucho en los Stones, y en mi opinión su marcha, que se hubiese producido igualmente aunque no hubiese muerto, le fue bien a la banda, pues Keith y Mick por fin podían hacer rock, puesto que es lo que saben hacer, sólo rocanrol que nos gusta. Brian era demasiado Beatle, demasiado Bob, demasiado pop para ellos... y los Glimmer Twins llevaron a los Stones, después del banquete de los mendigos, a un nivel únicamente reservado para los FabFour. Después de esos cuatro/cinco discos, los Stones y los Beatles firmarían tablas.

Between the buttons (1967, USA): 01.- Let's Spend the Night Together/ 02.- Yesterday's Papers/ 03.- Ruby Tuesday/ 04.- Connection/ 05.- She Smiled Sweetly/ 06.- Cool, Calm And Collected/ 07.- All Sold Out/ 08.- My Obsession/ 09.- Who's Been Sleeping Here?/ 10.- Complicated/ 11.- Miss Amanda Jones/ 12.- Something Happened To Me Yesterday.

Between the buttons (1967, UK): 01.- Yesterday's Papers/ 02.- My Obsession/ 03.- Back Street Girl/ 04.- Connection/ 05.- She Smiled Sweetly/ 06.- Cool, Calm And Collected; 07.- All Sold Out/ 08.- Please Go Home/ 09.- Who's Been Sleeping Here/ 10.- Complicated/ 11.- Miss Amanda Jones/ 12.- Something Happened To Me Yesterday.





*Por Nikochan

Comparte en Google Plus
    Comentar en el Exile
    Comentar en Facebook

1 comentarios :

  1. Aunque discrepamos en el primer párrafo, solo un poco, yo prefiero el 69 y otros discos antes que "Peppers", no lo hacemos en cuanto a la lectura de este disco. Un gran Lp que no fue bien acogido por los más acerrimos seguidores de la banda, que lo acusaron de popero y de querer parecerse a los Beatles, el tiempo pone cada cosa en su sitio y este es un Lp magnífico. Lo de las dos ediciones es un lio la verdad, yo tengo la gringa y punto.
    Un abrazo my king.

    ResponderEliminar