Peter Gabriel - Peter Gabriel II (1978)


No reconocer a estas alturas de la vida que Genesis es uno de los grandes grupos de principios de los setenta, te guste o no el etiquetaje de Prog-Rock, es de auténtico cenutrio. Podemos discutir si tienen o no en su haber obras maestras (que sí, las tiene en mi opinión) pero claro está que discos como la trilogía formada por "Foxtrot" (1972), "Selling England by the Pound" (1973) y "The Lamb Lies down on broadway" (1974) son grandiosos discos, sin desmerecer claro está aquel discazo de 1975 titulado "A trick of the Tail" ya sin Gabriel y con Collins de frontman. Así pues, y siendo justos, “The Lamb Lies Down On Broadway” (74) resultó ser el mejor disco de Genesis, después de esto, como os he dicho, Gabriel deja el grupo deparando un futuro incierto a la banda de la que toma las riendas Collins para dar un giro hacia sonidos más pop y comerciales. Nada que objetar, aún hacen discos buenos y canciones cojonudas pero el grupo no es el mismo, ni de coña. Por su lado Gabriel opta por la carrera en solitario pero no es hasta 1977 con la aparición del single “Solsbury Hill” que da pistoletazo de salida a su carrera en solitario, una carrera en solitario espectacular. Desde 1977 a 1980 Gabriel entrega tres discazos increíbles, todos ellos sin título, que se conocen por ser el I (1977, el del coche mojado), II (1978, el del garrapaso) y III (1980, el de la cabeza borradora). Todos ellos imprescindibles, todos ellos fantásticos y si no contamos esa joya del pop que es “So” (1986) son sus mejores obras y es muy difícil saber cual de ellos es mejor. Particularmente me cuesta en exceso decidirme por uno en términos de calidad, si es por eso tal vez el tercero sea el mejor. Tanto el I como el III contienen singles de escándalo, de greatest hits, y puede ser por eso que yo me decanto por el II, porque es Gabriel puro sin a penas concesiones a las listas comerciales y porque fue el primer disco que me compré de él y del que estuve enganchado casi un año por aquel lejano 1997. Casi ná!. Todos los modernitos de hoy en día que escuchan a bandas tipo Arcade Fire, Bon Iver y similares deberían arrodillarse ante Gabriel y pedir perdón por no saberse este disco de carrerilla.


El disco comienza dándonos una patada en el estómago con “On the air”, una canción rockera en toda regla con la voz de Gabriel apunto de romperse, los sintetizadores abrazándose a las guitarras progresivas y un puente en la canción que recuerda a los Genesis de “The Lamb Lies..” que ni os cuento. A mi me da una energía y una trempera esta canción descomunal además de traerme infinidad de recuerdos. Luego viene el que posiblemente es el single del disco “D.I.Y”, un pelotazo de poco más de dos minutos tremendamente adictiva. Después de este comienzo espectacular Gabriel nos da un poco de tregua con “Mother of violence” que es preciosa de la ostia. Como me gusta la voz de Gabriel! aunque entiendo que al personal le pueda tirar para atrás. La ligera “A wonderful day in a one way-world” es la típica que me viene a la cabeza para tararear en la ducha o cuando voy por la calle solico, así que si está tan grabada en mi subconsciente mala no debe ser digo yo. El disco que ya va por su ecuador se pone serio, muestra de ello es la magnífica “White Shadow” con una intro escandalosamente bella y reconocible en cualquier puestu, a esta cancionaca le sigue la delicada e intimísima “Indigo” con un cierto regusto a Bowie, una de mis favoritas. Para reactivarnos Gabriel nos golpea con “Animal Magic” en la línea rockera de “D.I.Y”, junto a esa y a “On the air” son las tres grandes olvidadas en sus recopilaciones. “Animal Magic” me hace recuperar la sonrisilla pues el disco se había puesto algo tristón. “Exposure” es la nota de rareza del disco aunque con ese bajo demoledor nadie lo diría, para mi es cojonuda y si ahora la firmase alguien como Waits sin duda le comerían el melindro pero mira tú que no, que la hizo Gabriel en el 78 y a todos les pareció que el tipo no regaba, cosas de ser un avanzado a su tiempo. “Flotsam and Jetsam” nos conduce hacia el final del disco, para mi gusto es la más flojita del artefacto por estar demasiado anclada al sonido de esos años, “Perspective” me parece cojonuda sin más, otro rocanroleo bonico del to y para finalizar el disco la genial y desgarradora “Home sweet home” que con esa vocecilla y ese saxo me pone los pelos de punta, me enamora y me saca la lagrimilla fácil. Este segundo disco de Gabriel en solitario es un auténtico clásico oculto, uno de esos llamados por nuestro querido Addison de Witt disco menor de artista mayor además de un maravilloso clásico nikochiano.

Peter Gabriel - Peter Gabriel II (1978)
01.- On the air/ 02.- D.I.Y/ 03.- Mother Violence/ 04.- A wonderful day in a one-way world/ 05.- White Shadow/ 06.- Indigo/ 07.- Animal magic/ 08.- Exposure/ 09.- Flotsam and Jetsam/ 10.- Perspective/ 11.- Home sweet home.





*Post aparecido originalmente en Nikochan Island por Nikochan


Comparte en Google Plus
    Comentar en el Exile
    Comentar en Facebook

2 comentarios :

  1. Es q a uno le entra muchisima melancolia solo con ver la portada. Que decir... Clasicos los 3.

    ResponderEliminar
  2. Todos los modernitos de hoy en día que escuchan a bandas tipo Arcade Fire, Bon Iver y similares deberían arrodillarse ante Gabriel y pedir perdón por no saberse este disco de carrerilla ......... me meo!!!!

    ResponderEliminar