Justin Townes Earle - Nothing's gonna change the way you feel about me now (2012)


Leí hace tiempo no recuerdo muy bien donde que uno de los hijos de Macca había tenido la ridícula idea de juntar a los hijos de los Beatles y formar un New Beatles Generation. Decía que incluso a Sean Lennon le parecía bien y que se apuntaba a la causa, cosa que no me extraña pues es un cutre de cuidado el miniyoko. El problema era el batería. Zack Starskey, hijo de Ringo, que no estabapor la labor de que se rían de él cuando lleva toda la puta vida dando mamporrazos estupendos con grandísimos grupos entre ellos The Who, Oasis, The Waterboys, Johnny Marr... para que ahora le cataloguen como un mindundi. Tampoco dice nada Macca Jr sobre el punto de vista de Dhani Harrison, que pudiendo hacer cosas tan maravillosas con los “Fistful of mercy” junto a Ben Harper no entiendo yo para qué querría él dar tumbos por el mundo tocando el “she loves you, yeah, yeah, yeah...”. Todo esto os lo digo porque los hijos de las grandes estrellas no suelen estar al nivel de sus padres, eso lo entendió bien Duncan Jones que llegó a decir que si tu padre es David Bowie donde coño vas con la guitarra a cuestas, seguramente por eso se hizo director de cine. Pero de tanto en cuanto aparece algún hijo de su padre que le da por toserle a la cara e intentar superarle. Justin Townes lo está intentando y vista la carrera que lleva el gañán no me extrañaría nada que lo consiguiera aunque papá Earle no se lo va a poner nada fácil porque al tipo temazos y discos cojonudos le sobran por todas partes.

Justin era un chico problemático, de jovenzuelo ya estuvo en la trena y tiene un currículum de drogas y alcohol que es difícil de encontrar en alguien de su edad. Ahora mismo sólo se me ocurre el pájaro de Micah P. Hinson y poco más, otro que anda manco con discarros... Bueno, el debut con “The good life” (2008) no pudo ser mejor aunque he de reconocer que me pasó totalmente por alto hasta que un buen día me encontré con aquel maravilloso “Midnight at the movies” (2009). Fue entonces cuando empecé a tomarme en serio al cachorrillo de Steve. Menudo discazo. Ahora me viene a la cabeza “They killed Joe Henry” y me cago patas abajo. La cosa comenzaba a pintar muy bien, daba uso muy bien del apellido, sin abusar, y aprovechaba que papaíto estaba creativamente algo oxidado para intentar salir del nido con dignidad y discreción. Aparece Justin con “Harlem river blues” en el 2010. y es entonces cuando comienzo a ser consciente que Earle Jr va muy en serio, que tiene mucha calidad, mucho talento y muchas cosas que contarnos. El tipo es un crack para qué negarlo y nos regala ese discazo del que aún sigo prendado. Una delicia. El acabose definitivo. Harlem river blues, Move over mama, One more night in brooklyn, Slipping and sliding, Christchurch woman, Ain't waiting. Coño, esperad un momento.... Vale, sigo, es que me lo acabo de poner. Qué bueno es: Lord, I'm goin' uptown to the Harlem River to drown. Dirty water gonna cover me over and I'm not gonna make a sound... qué bonica!, qué gospelito más bueno pal cuerpo. Oh! La releche!. Pues eso, un discazo de cojones que gana con cada escucha y que mejora con el tiempo. Se podía superar. Sí. Lo hizo Justin con “Nothing's gonna change the way you feel about me now” en 2012? , pues con el tiempo creo que no pero estuvo realmente cerca. En 2014 con el maravilloso "Single Mothers" sí que lo consiguió. 

Parece que de camino al estudio de grabación Justin iba susurrando eso de “down in the treme, is me and my baby, we're all going crazy while jamming and having fun!” lo digo porque en este disco encontramos sonidos de trompeta que tocan el tambor y se balancean como los gemidos del trombón y los grandes cuernos, ah!, y hay un saxofón.... Ostias, que me pierdo!. Bueno, la sección de viento marca la diferencia en este disco, no es tan New Orleans como he dejado entrever, en realidad, no lo es para nada. Pero sí hay metales a tutiplén, pero suaves y amorosos, bonicos del to. Es todo muy soulero, muy agradable, francamente precioso. Como Ron en su “Exit strategy...” pero en plan “americana”. Todo lo que digo se aprecia desde la inicial “Am I that lonely tonight”. Exquisitos arreglos, melancolía a tope, ideal para días lluviosos y tristones. Por suerte “Look the other way” es un medio tiempo de esos cojonudos con los metales luciéndose en plan actor secundario imprescindible. Muy soul ellos. Qué clase terrícolas! Muy en la línea de un Van Morrison modosito y coquetón, aunque también rocanrolea un poquitín con la estupendísima “Baby's got a bad idea” sin dejar de lado las trompetas y saxos. Es un discazo y no me quiero hacer pesado enumerando sus virtudes pues es una gran experiencia meterse de lleno en su escucha, eso sí, no dejéis de escuchar compulsivamente “Down on the lower east side”, “Memphis in the rain” o “Maria”, sin olvidarme de esa cancionaca a lo Bonnie Prince como bien he leído por ahí que es “Movin on”. Vivan los Earle y la madre qué parió a Justin!!!


Justin Townes Earle - “Nothing's gonna change the way you feel about me now” (2012)
01.- Am I That Lonely Tonight/ 02.- Look The Other Way/ 03.- Nothing’s Gonna Change The Way You Feel About Me Now/ 04.- Baby’s Got A Bad Idea/ 05.- Maria/ 06.- Lower East Side/ 07.- Won’t Be The Last Time/ 08.- Memphis In The Rain/ 09.- Unfortunately Anna/ 10.- Movin On/ 11.- So Different Blues.



*post aparecido originalmente en Nikochan Island por Nikochan
Comparte en Google Plus
    Comentar en el Exile
    Comentar en Facebook

1 comentarios :

  1. Es un disco precioso. Para mi su mejor obra. Un Van Morrisonismo releido y pasado por un Josh Rouse al que le gusta la americana ........o algo asi. Siempre se me han dado mal las etiquetas. No sabia que habia sido tan bala perdida ...

    ResponderEliminar