Paging Mr. Proust - The Jayhawks (2016)





 Es decir, hablemos de un Smile, quizás mejor, de un disco de pruebas con cosas que aparentemente requieren de oído fino y educado y de una concepción de que no son Mocedades, es decir, no todo son coros maravillosos y canciones tatareables como lo eran en el Rainy Day...



Recuerdo con cariño y nostalgia el fortín que monté en mi blog defendiendo con bombas de flores lo que muchos consideran infumable, su anterior trabajo, el Mockingbird Time.
Y lo seguiré haciendo, no me parece para nada un disco malo, como parece estar consensuado por la mayoría de la opinión, incluidos sus autores y es que, un disco que contiene Hide Your Colours, la que le da título (glups, de los mejores momentos de Olson en su vida) She Walks In So Many Ways o la totalmente Shakey, Tiny Arrows, nuca puede ser flojo.

Lo cierto es que sabéis por este Exile que mi disco favorito de los Beatles es el Let It Be, soy rarito pero es cuando las bandas no se pueden tragar entre sus miembros, en aquel caso en que me puse la toga, los dos gallos de mis Lobos Enamorados, tratando de que volviera su karma perdido, todo desprende una tristeza que la encuentro muy adecuada a mi gusto por parecer imperfectos, humanos y sinceros aunque la verdad duela.

La cuestión es que en Bilbao, en el Wop Festival ya se veía que Mark y Gary no se pueden ni ver, la propia Karen me lo confirmó en el backstage cuando yo como un niño fui con mi copia de su disco de la reunificación para que me lo firmaran todos: sólo ella lo hizo porque Olson se fue dando un portazo del pabellón-estaba alojado en otro hotel diferente- y aquello fue la escenificación del mosqueo de George y Paul por ver instalar la cama de Yoko en Abbey Road.

Lo vi claro y con mucha tristeza, most likely your go your way and i´ll go mine, esas dos bellas voces empastadas que suenan a ángeles en el paraiso jamás volverían a escucharse juntas, servidor por lo menos.

Por eso esperaba este Mr Proust con curiosidad, sabiendo que iba a ser algo diferente, destilador de una mayor ilusión, sin tanta mierda interna.

Pues heme aquí, en primavera en medio de una profunda crisis nerviosa, con ganas de que me digan y canten cosas bonitas, con ansia de sol y canciones de hierba alta y fresca y escucho este Paginando al Señor Proust, sin prejuicios, bueno, qué cojones con muchos, les quiero y siempre les querré, como a mis Kinks.

Primero que aquel que hable/lo compare con Tomorrow the Green Grass, incluso con Rainy Day Music, es que es bobo, es decir, amigo han pasado los años, para ellos y para nosotros, quieren hacer canciones bonitas con su sello o incluso canciones aventureras y para ello cuentan con la ayuda de un mago llamado Peter Buck. Hablemos de un Smile, quizás mejor, de un disco de pruebas con cosas que aparentemente requieren de oído fino y educado y de una concepción de que no son Mocedades, es decir, no todo son coros maravillosos y canciones tatareables como lo eran en el implacable disco de Tailspin.

Y digo esto porque el nuevo disco se abre con una canción que es como del Rainy Day Music, es más, parece de sus sesiones con su espectacular jingle jangle sound y el corazón nos palpita como antaño pero con otra perla más para su caja hecha de cristal de Murano. El estribillo es algo que sólo pueden hacer ELLOS. Y claro, esa voz de Gary, me puede, lo siento aunque sea hacer otra tonada en su línea porque clavan lo aparentemente sencillo, pero glorioso hasta el tuétano del placer intervocal. Quiet Corners & Empty Spaces es un clásico instantáneo.

Lost The Summer acude a la vía de la Gran Estrella de Memphis, chiltoniana y muy muy enrrollada, crece en mi y es que veo como lo hace, a cámara lenta que es como madura lo legendario. Pasamos de golpe y porrazo a una oscuridad y al sumo descoloque para que los puristas se jodan pero ya es que paso de ellos y sus trincheras, ya me han hecho sufrir bastante y no voy a tolerar que lo hagan más.

Y como uno ama a los Mac comercialotes, los del Rumours pues Lovers Of The Sound, le parece eso, un jodido caramelo de limón digno de tan magno disco y algo que Josh Rouse dominaba allá por el 1972 y el Nashville. En fin que el middle bridge o como se llame es de cagarse patas abajo, de ventanillas bajadas y de sentir que viene el Vals de Frías ya, que está ahí y que el que no vaya se pierde lo que esta canción transmite pero en modo continuo tres diazas de pleno verano.

Pretty Roses In Your Hair, vale que no sea de museo pero a mi me encanta con esos detalles de la SG de Louris y su cadencia algo británica, algo Fairport, y esos pam pam pam. No soy muy objetivo, su voz me parece de las cosas más bellas del planeta tierra. Y ese sólo a lo Zuma, buff... sublime.

El rollo wilquero, más trotero pero quizás más Tusk, este disco está claro que es su Tusk (ese doble blanco de los Fleetwood Mac) se llama Leaving The Monsters Behind y quizás por su apropiado título, ante mi situación, o por las armonías prístinas ya que parece que Karen es Stevie Nicks, me chifla.

La cara B- me apetecía por cinco pavos más tenerlo en ese formato que se da la vuelta- la cierra Isabel´s Daughters que entronca con lo en el último taller de la Escuela Emocional del Rock sobre el folk-rock hablamos, tocar canciones de iglesia a ritmo beat, como los Byrds, luminosas y ésta lo es y mucho. No está compuesta para gente que consume rápido y mal, no es fast food.

La canción polémica es Ace por su anti-jayhawkismo- sarpullidos le habrán salido a Mark si es que la ha escuchado que no creo. Y digo yo, ¿los Beatles no hicieron Tomorrow Never Knows? Pasemos palabras y reacciones injustas. Ace está genial porque tiene groove. Y esto también los americanistas militantes le criticaron a Wilco con el YHF. Aunque no sea muy de mi rollo me parece que han sido muy valientes y que la guitarra suena inmensa. Bravo, os quiero!

Devil Is In Her Eyes recupera una emoción del Hollywood Town Hall, la de la carretera, el desierto y Neil Young. Si estuviera en el Tomorrow, todos nos haríamos pis y cacas con ella. Lo dicho, POM y como dice Don Guzz nos dejamos ya de mamarrachadas.

Buena secuencia en el toma y daca con Comeback Kids, donde percibiréis ese rollo Tusk, en el que insisto parecen haberse inspirado, estoy seguro. Un tema de riffs más entrecortados e industriales pero que encierra una melodías de quitar el hipo.
Pure Pop for Adult People.

The Dust of Long-Dead Stars roquea de lo lindo, es muy suya y me da felicidad y ganas de ponerme en marcha - ¿su Heavy Metal Drummer? Yes -

Lies In Black & White es otro de los pilares, una pieza perfectamente construida, con mucho soul, maestría y un piano/armónica preciosos.

Para acabar un disco pleno, hermoso, soleado y necesario-por lo menos para mi- una joyita llena de agudos de Gary increíbles: I´ll Be Your Key. Y es que este hombre es un songwriter de oro. El Paul Simon de mi generación.

Mirad, cuando se metan con los Jayhawks, period, avisarme que afilo mi Tizona, temblad con mi apellido, y me lío a la batalla con los que se me sumen, la vamos a ganar SIEMPRE.

A callarse, son mis Lobos Enamorados, y siguen haciendo que salga el sol y se aparte la nube negra y, además, llegan con la primavera.

*Perdonad la precipitación por mi escritura automática, necesitaba reseñar este caramelo de limón que me está ayudando a resurgir de mi propia rayada.

Por Joserra


1 Quiet Corners & Empty Spaces
2 Lost The Summer
3 Lovers Of The Sun
4 Pretty Roses In Your Hair
5 Leaving The Monsters Behind
6 Isabel's Daughter
7 Ace
8 The Devil Is In Her Eyes
9 Comeback Kids
10 The Dust Of Long-Dead Stars
11 Lies In Black & White
12 I'll Be Your Key



Comparte en Google Plus
    Comentar en el Exile
    Comentar en Facebook

8 comentarios :

  1. pues le tendre que dar mas escuchas, no he acabado de contectar con el disco en conjunto, si temas sueltos pero... y mira que voy predispuesto con los Jayhawks !!
    un abrazo,

    ResponderEliminar
  2. Claro que no son Mocedades hasta hay podriamos llegar y he afinado todo lo que he podido el oido y ni punto de comparacion con sus anteriores grabaciones .

    ResponderEliminar
  3. malo no es desde luego es mas los Jayhawks malos pues no me parece ninguno Canciones maravillosas y otras pasables Un notable de lp lo comprare lo disfrutare por momentos y sin lugar a dudas espero que lo presenten y pueda verlo. alguna seran clasicos de su discografía y otras pasaran sin pena ni gloria

    ResponderEliminar
  4. Hay un punto wilkense como dices ... yo se y puedo hacer mas cosas ahora que este coñazo de tio no esta alrededor ... tiene riesgo y eso hay que valorarlo. De hecho esperaba mas ruidillo debido a la produccion anunciadisima de Peter Buck. Al final creo que se queda en medio y si, no hay tantos coros como en Rainy ... pero es que tampoco hay la inspiracion que habia en temas como Tailspin o Save it for a Rainy Day en ningun lado. Sorry mate ...

    ResponderEliminar
  5. Grande Joserra, ganaremos siempre con the jayhawks by our side. Tambien defendí el anterior. Gran reseña, una alegría leer las palabras que no encuentro para describir este amor incondicional por ellos, con Olson o sin él. A mi la pretty roses me encanta. Abrazo fuerte.

    ResponderEliminar
  6. Primero decir que Mockingbird Time me encanta y me parece buenísimo... Ahora, confieso que este me da algo de pereza, pero bueno, con tus palabras quizá me anime a darle una escucha. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Mockingbird no me pareció mal disco ni mucho menos, aunque si un pelin forzado.Está claro que con rainy day music se salieron y me pregunto si a ese disco se hubiesen sumado las voces de mark y karen que hubiera podido salir, y estamos hablando que ese disco tal cual está le mira de frente a cualquiera de sus obras pretéritas.Con todo ello larga vida a estos cabelleros, que sea por mucho tiempo.

    ResponderEliminar
  8. Los que odiaron Mockingbird Time... ¿Que estarían esperando? Que suenen como King Crimson? ¿Que reinventen la pólvora quizás?

    Yo lo defendí en mi blog en su momento:

    http://beefheartsmiles.blogspot.com/2012/03/jayhawks-mockingbird-time.html

    ResponderEliminar