Matthew E. White - Fresh Blood (2015)




En su día califiqué el debut del virginiano en esta casa como clásico instantáneo, además de disco más importante de su año, el 2013. Lo sigo pensando y más aún tras su puesta en escena el pasado año 2014 en el Teatro Lara madrileño donde me sorprendió por directa y arrebatadora ante el bajo presupuesto de plantel de músicos que le acompañaron.

Este segundo trabajo era muy esperado, aunque ya se sabe que segundas partes casi nunca fueron buenas si llegan tan rápido, sobre todo cuando se trata de estirar el mismo invento, lo cual por otra parte es lógico y comprensible si es algo como Big Inner (2013)

Creo que Fresh Blood engaña mucho porque comienza en un tono muy diferente y halagüeño que te hace acudir mentalmente al manido simil del tras un Astral Weeks ahora nos viene un Moondance. Y no es así.

Big Inner es mucho más inarticulado como el primer disco del León de Belfast y este Fresh Blood parece querer estructurarse en canciones más concisas y pop o eso, por lo menos, es lo que a uno le parece cuando escucha los primeros temas o por primera vez.

La divina apertura con Take Care of My Baby bien podría ser del debut o de cualquier disco de Lambchop en su ensoñadora orquestación sureña y dulcemente Bacharach pero es como más estrofa-estribillo-estrofa.

Y qué decir de Rock & Roll is Cold, ese pelotazo que se perfila como canción más rotunda de lo que va de año. Otra vez Lambchop y sus himnos country-gospel (Su Up With People me viene directamente al coco) pero con un toque del Lou Reed más suelto y vacilón. Con una serie de eslogans muy de camiseta entre los que destaca ese de "Everybody is Talking Shit" nos lanza una crítica ácida envuelta como un caramelo relativa a lo que se vanaliza en el mundo del hipsterismo y macrofestivaleo (al que desgraciadamente él ya pertene) al sagrado gospel y rythm and blues.

A partir de la tercera, todo vuelve a su estilo más conocido.

Hay que darle tiempo, de hecho hace tiempo que ha sido publicado y , sin embargo, no me atrevía a exiliarlo porque sólo vas a ser justo cuando estés familiarizado y si lo conoces en profundidad.

Al principio me parecía un disco más aburrido que lo que me parece ahora y una de las razones era porque la crucial Fruit Trees, tercera en liza, no me entraba en su sincopa saltarina ala Sly Stone (una de sus claras influencias-ese sonido de estar como buceando en lo más profundo del océano de graves)

Ahora mismo, me parece una composición genial con sus coros y sus diferentes recovecos melódicos.

Holly Molly es randynewmaniana en sus acordes y en tratar temas escabrosos como el del abuso a menores dentro de la iglesia, terminando en un crescendo lleno de drama que te deja con el corazón encogido.

La calma y placidez absoluta llega con Circle ´Round The Sun, un gospel soberbio marca de la casa, muy previsible pero no por ello menos hermoso. Es cuando el clic de "esto es un Big Inner II" te hace ser injusto del todo con tanto esfuerzo artístico y lo puedes llegar a aparcar. De hecho,  así lo hice pero ahora me arrepiento.

La cara A de Fresh Blood es verdaderamente hermosa.

La B es otra cosa:

Feeling Good is Good Enough, es una tomadura de pelo porque es de esos autoplagios evidentes pero bonitos del todo. Está ya visto, tanto en su debut como en la cara A.
Ahora bien, ojo porque de repente te trae aromas de la última época de The Band y te arrebata de lleno.

Como el Señor Matthew tiene tanta calidad como músico de nuestro tiempo nada puedes rechazar suyo de por vida, ni sus propios refritos de ideas.

La oscuridad vuelve con Tranquility dedicada al fallecido actor Phillip Seymour Hoffman a quien admiraba, una reflexión tan delicada como la fase rem de un sueño, una composición que desde el cielo aprobará el bueno de Vic Chesnutt. Gótico sureño muy oscuro, hablamos de un suicidio.

Golden Robes, Visions y Love is Deep, las tres últimas, quizás sean las responsables de que el disco no llegue a donde tiene que llegar, impecables en ejecución y arreglos, incluso melodías pero , sinceramente, llegan a aburrir todas seguidas, llueve sobre mojado.

Este hombre tenía que haber esperado a tener una colección más en la onda de Rock & Roll Is Dead, canciones más directas para haber dado la plena campanada pero esta claro que como Kurt Wagner ( de Lambchop) tiene un estilo muy marcado al que no piensa renunciar y un colectivo de músicos detras en su Spacebomb que dotan a todo de un sello.
Eso lo ha demostrado el magnífico debut de su protegida Natalie Prass aquí reseñado que para mi supera al del maestro auqnue sólo sea por su variedad.

Al igual que los de Nashville tiene dos caminos, seguir siendo un artista de culto que siempre va a sonar notable como lo hace el colectivo de la chuletilla lechal o repetir la genialidad del Big Inner en otro tipo de registro totalmente antagónico, algo más punk.

Hago de Bruja Lola y vaticino que estamos ante la primera ruta.

Con este segundo disco White ha conseguido, en algunas de sus canciones, sorprendernos con la posibilidad de que se produzca algo más directo y roquero-que lo primera que saliera a la luz fuera su potente single R&Roll Is Dead nos hizo comprar todos los fuegos artificiales de una Fallas- y con otras, sumirnos en el tedio de vivir de las secuelas sucesivas que puede producir un meteorito tan extraordinario como fue su debut.

Anyway, para lo que hoy se edita, él siempre va a estar por encima de la medía porque la sofisticación y sabiduría musical del señor Matthew E White está muy por encima de la de casi todos los mortales. Su melting pot es atractiva de cojones.

Es por todo ello que Fresh Blood merece la pena de verdad.


Por Joserra

*Nos viene al BIME de Bilbao en otoño, bien!!!!


Matthew E. White - Fresh Blood ( 2015)
***
1. Take Care My Baby 2. Rock & Roll Is Cold 3. Fruit Trees 4. Holy Moly 5. Circle 'Round The Sun

6. Feeling Good Is Good Enough 7. Tranquility 8. Golden Robes 9. Vision 10. Love Is Deep




Comparte en Google Plus
    Comentar en el Exile
    Comentar en Facebook

3 comentarios :

  1. Pues a mi me ha dejado un poco frio. Me encanto Big Inner y este me parece que trata de continuar la estela sin la misma "gracia" y que cuando se pone energico es un poco forzadillo. Habra que darle alguna vuelta mas. Abrazo ....

    ResponderEliminar
  2. Mecaguenlaleche Joserra, no te veo del todo convencido, aun no lo he escuchado y le tengo ganas, pero no leo en estas lineas tu habitual pasion...no se, me dejas con la mosca. Ya lo comentaremos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. lo oi y lo dejé, la verdad, pero lo voy a recuperar, el tema del video, con su ritmillo molón, mola y si Rodri dice que hayque insistir con él, pues se hace.

    abrazos!

    ResponderEliminar