Germán Salto - Salto (2015)



"Made in Heaven"
Estamos ante un momento histórico musical aunque no trascienda de nuestra dulce red underground de menos de mil chalados.


Tengo cierta obsesión con el disco póstumo de Chris Bell, el alma dulce de la Gran Estrella de Memphis. El otro día en la bella Burdeos, conseguí hacerme con una copia en vinilo de la POM. 

Me vuelve loco la banda sonora de She´s The One de Tom Petty, ese discreto storytelling menos bombástico del rubio de Florida. 

Adoro los primeros discos de Neal Casal y soy del club de la Preservation de la Saga Honeybus. Y en general, me apasionan los discos que sorprenden con ricas melodías aprovechando el rip curl que forma un arco inexplicable con espuma de intrumentos de cuerdas, tambores y coros celestiales. Sea el Disco Blanco de los Beatles, el Girlfriend de Matthew Sweet o cualquiera de los Beachwood Sparks, milagros que escasean.

Qué suerte hemos tenido! Esto ha llegado desde Madrid  - nada de Costa Oeste o Swingin´ Escocia- y de parte de un amigo, en el que confié desde el primer momento. 

Germán Salto me echó un cable en mi movida de la edición de los vinilos de Fakeband porque él iba adelantado con su verkami para poder sacar este pedazo de joya.
Eso no se olvida.

Pero vamos a ver, amistad aparte, uno sabe por perro viejo que no es frecuente saltar la frontera de lo meritorio, lo bonito, lo bueno a secas a ese otro país de lo excelente, clásico y perpetuo.

Como crowfunder el feedback reportado por el proyecto no puede ser más impresionante y , si, lo digo, inesperado. No hay suficientes adjetivos-halagos para calificarlo.

Estamos ante un momento histórico musical aunque no trascienda de nuestra dulce red underground de menos de mil chalados.

Con una bella portada realizada por Jose Fragoso (pinchad y leer el proceso de su creación) se nos presenta una colección de canciones mágica, de pulcro sonido, hecha en el cielo (y nunca mejor dicho, amigo Germán) 

Vamos a tratar de destripar las sensaciones-siempre personales-que transmite.

Una intro corta eléctrica memorable deja paso a un arpegio acústico que nos situa rozando las suelas de las botas en el felpudo del hogar. Ese repleto de esos discos que hay que tener.

La ultra dulce, sabor fresa ácida, voz de Salto, los melotrones, los dobles coros, el aire Harrisoniano, nos dice que esto es de una belleza rara de escuchar. Como si Nils Logfren hiciera un disco con los Teenage Fanclub, ese tipo de ternura temblorosa, en cinemascope, profunda pero tan leve como una rafaguita de sol primaveral al abrir la ventana.

Monster, que es como se tenía que haber llamado el disco, es una piedra preciosa, perfecta para comenzar el trayecto. Estamos ante la mejor sintesis, asimilación propia y trabajada de todo aquello que suena a cielo. Algo que,  o te lo curras mucho, cosa que se nota un montón o pasas desapercibido. El amigo Germán se ha juntado con los mejores músicos y así le ha ido...lo han dado todo.

La melancolía con el sello Colin Hare/Pete Dello meets Big Star deja paso al perfecto single de pop rock: Girl. Suenan guitarras, estribillos de gominola, de un perfecto corte y confección pero sobre todo hay pasión.

La sugerente y reptante Hold On es , para entendernos,  ese momento más lennoniano, con una guitarra solista ala Mike Campbell de quitar el hipo. Crece y crece y es realmente espectacular, con sus dobleces eléctricas y sabor a letanía pero aunque los héroes se notan y son muchos, todo empieza a sonar a Salto puro. Me recuerda al Infidels de Bob, que le voy a hacer. Eso... tómatelo como un piropo.

La de acordes más Big Star es Between The Lines y en sus bajos descendentes ves como se ama a los Kinks en nuestra parroquia, sus tres cambios son la divinidad, me encanta. Podría estar en el Schoolboys In Disgrace, ahí lo dejo.

La casa A termina con la maravillosa In the Morning  y cómo dice eso de old white Chevrolet, estamos en el Songs From Northern Britain y esos guitarrazos abiertos y un bajo cósmico, nos llevan a pellizcarnos porque su autor toma cervezas Mahou en su ciudad y en este mismo momento le puedo llamar a su celular.  Estoy seguro que lo grabaste en el avión. Germán, no me engañas.Me suena a todo lo que se ve desde allí arriba, a la luz y la creación.

La cara A ya ha pasado y la quieres volver a escuchar. Estamos, en mi opinión, ante el mejor disco de lo que vamos de 2015 ( sin distinguir fuera y casa) y nos vamos pronto al reverso. 

Vale, igualito a Quique pero mucho más alto.

There ain´t no time con su aire folky tira más de la vena Jayhawks y es un algodón de azucar rosa con una steel excelsa y unos ecos y un tratamiento de las voces que, repito, no es de este mundo...

El don´t do me wrong final me pone la carne como el gallo de la portada.

Un rockanrrolito corto, canalla y dylanita, un poquito glamouroso le da su contrapunto y aceleración al todo. Se llama Ernie The Falconer.

SOS con su dramatismo Fab Four época Get Back va perfilando una segunda cara con más variación de estilo, algo más entrecortada y oscura dentro de su plena luminosidad. Y eso cuánto nos gusta! El final coral es algo digno de destacar. Should be gone, gone, gone.
Los Beach Boys estarían orgullosos de escucharte.

Más boogie-surf y glam en Walter Freeman y por San Brian Wilson, éste es el disco del verano, de mi nuevo coche blanco con las ventanillas bajadas, rumbo a Portugal. Maravilla , help me Rhonda, help me. Quiero una pegatina con la portada para poner en el carro.

Final con sonidos eastern, Lonesome Bird está llena de acordes abiertos made in heaven, una acústica que por aquí sólo la sabe tocar así Ruper Ordorikacomo las demos de la caja de los de Memphis, tantas veces mentados y tan poco reivindicados ( el mejor grupo de los setenta con sólo tres discos)

No podría tener un mejor final, este disco, al que siempre llamaré Monster.

Queridos, queridas, no estoy con muchas ganas de reseñar nada, no tengo la inspiración y me aburren sobremanera las novedades y el continuo asedio de ediciones baldías y con uno o dos temas buenos a lo sumo pero os puedo asegurar que este pedazo de cielo me ha hecho volver a creer que el pop-rock de guitarras produce milagros y que en casa, ahora mismo, tenemos a los mejores.


Consejo: pílladlo sin dudarlo. El vinilo, además, viene con el cd.

El enlace

Escuchar en Spoty en Salto

El sábado que viene, día 18, es su presentación en directo  en Madrid y me encantaría bajar.


Por Joserra

Germán Salto - Salto (2015)
9 -10
Cara A 

Monster/Girl/Hold on/Between The Lines/ Till The Morning

Cara B

There Ain´t No Time/ Ernie The Falconer/ SOS/ Walter Freeman/Lonesome Bird

Comparte en Google Plus
    Comentar en el Exile
    Comentar en Facebook

7 comentarios :

  1. Lo tengo en mi ilimitada lista de pendientes pero después de leerle creo que no lo haré esperar, me pondré con ello en breve.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por hacerme partícipe, lo escucharé, este disco tiene pinta de que va a pasar desapercibida y un día medio país se dará cabezazos contra la pared. Gran post como siempre, las lineas y equidistancias que trazas son realmente muy descriptivas. Abrazo

    ResponderEliminar
  3. Gracias Joserra, no tenía idea de la presentación del disco. Allí estaré. El disco ya lo tengo pedido en Radio City.
    Abrazos,
    JdG

    ResponderEliminar
  4. Gracias Joserra, no tenía idea de la presentación del disco. Allí estaré. El disco ya lo tengo pedido en Radio City.
    Abrazos,
    JdG

    ResponderEliminar
  5. Deseando de salir del curro para ir a casa por pies y poder volver a escucharlo, lo de esta mañana no me ha sabido a nada, ya tengo plan para la noche de viernes.
    Abrazo

    ResponderEliminar
  6. Hola, Rodri, lo estoy oyendo en Spotify y es una maravilla. Intentaré pillarlo, aunque no sé si será demasiado tarde, con el gafe que tengo,,, ahora,,,pasado el toro, me duele haberos dejado unos meses, pese a quien le pese y ocurra lo que ocurra, yo ya sois como amigos, demasiados discos, Pete Dello, Warren Zevon, Randy Newman, Bill Fay,,,,nos unen muchas cosas, muchísimas, entre ellas, Germán Salto. Abrazos Rodri, y anímate, no te quiero ver triste o desganado.

    ResponderEliminar
  7. Hola, Rodri, lo estoy oyendo en Spotify y es una maravilla. Intentaré pillarlo, aunque no sé si será demasiado tarde, con el gafe que tengo,,, ahora,,,pasado el toro, me duele haberos dejado unos meses, pese a quien le pese y ocurra lo que ocurra, yo ya sois como amigos, demasiados discos, Pete Dello, Warren Zevon, Randy Newman, Bill Fay,,,,nos unen muchas cosas, muchísimas, entre ellas, Germán Salto. Abrazos Rodri, y anímate, no te quiero ver triste o desganado.

    ResponderEliminar