Van Morrison - Moondance (1970)


"... We were born before the wind, also younger than the sun. Ere the bonnie boat was won as we sailed into the mystic.."

En 1964 una nueva taberna para marineros en Belfast buscaba banda para su fiesta inaugural y The Gamblers con algún que otro nuevo fichaje respondieron rápidamente al anuncio. El líder y cantante de aquella banda irlandesa era Billy Harrison aunque en esa actuación y por petición popular no le quedó más remedio que dejar cantar alguna que otra tonadilla al pequeño, fornido y nuevo saxofonista que además tocaba de lujo la armónica. El éxito de aquella actuación propició un contrato para tocar allí asiduamente y de rebote provocó un cambio de nombre, a partir de ese contrato el grupo pasó a denominarse Them y el saxofonista George Ivan Morrison tomó el mando. Them fueron una banda maravillosa, excitante como pocas en una época donde las bandas británicas invadían el mundo. Las actuaciones brutales de Van Morrison, su fuerza, su energía, su improvisación mítica, su mala leche... les proporcionan un contrato que reporta dos Lps e innumerables sencillos. Como todo en la vida a Van Morrison se le quedaba pequeño aquello y firmó un contrato para un disco en solitario, grabó canciones en la Gran Manzana y el sello Bang Records le tendió una trampa y lo que iban a ser singles se recopilaron en "Blowing your mind" que aunque es su primer disco en solitario no es del gusto del León de Belfast. Pleitos, discusiones, malestares varios, éxitos radiofónicos del nivel de "Brown eyed girl".... Morrison rompe con Bang y firma con Warner. De todo aquello salió "Astral Weeks", un disco sin singles radiofónicos donde el jazz, el blues e incluso la clásica iban de la mano, poesía musicada, recitados de lujo, ambientación estelar y casi ni un estribillo. Puede que el primer disco en solitario que hizo expresamente Van Morrison sea el mejor de su carrera, puede que sea uno de los diez mejores discos de la historia, habrá discrepancias en esto que digo pero desde luego que es uno de los discos insaltables de la historia es un hecho.  No es disco fácil, ni disco para novatos ni vírgenes oídos de experiencias místicas pero es un discón como también lo fue su siguiente aventura en solitario que es de una misma calidad pero de concepto contrario totalmente. En "Moondance" hay infinidad de singles radiables y estribillos por doquier, pero sigue habiendo magia, mística y una ambientación sensacional, un cantante prodigioso y un compositor en estado de gracia. Además estuvo muy bien respaldado por  Jack Schroer (saxo alto), Colin Tilton (saxo tenor), Jeff Labes (teclados), John Platania (guitarras), John Klinberg (bajo), Gary Mallaber (batería), Guy Mason (percusión) y The Sweet Inspiration (coros), la mayoría de ellos repitieron con el León de Belfast más tarde en "His Band and the Street Choir (1970)", otro clásico. "Moondance" es el disco por donde empezar, por donde comenzar a conocer a Van the Man, "Moondance" es el disco adecuado para una maravillosa noche, para un baile a luz de la luna con las estrellas iluminando nuestro ojos, para una fabulosa noche de romance, llena de magia que hace susurrar y callar. Un disco para aquellos que nacimos antes del viento, para los que son más jóvenes que el sol, un disco para amores alocados, un disco para aquellos que esperamos siempre un próximo brillante nuevo día, en definitiva un disco para todo el mundo. 

CARA AAnd It Stoned Me, Moondance, Crazy Love, Caravan, Into the Mystic.


Van Morrison no está para bromas ni para perder el tiempo, y de primeras su voz nos golpea y nos deja sin aire. "And It Stone Me" es un temazo indiscutible, un tema con "morriña" a la vieja Irlanda, morriña que no conseguía vencer Van pues la Gran Manzana parecía no estar hecha para él. La instrumentación como en todo el disco es de lujo, la parte central con el piano y los metales son una maravilla. Después de esto el swing y el jazz nos desarman por completo, el tema que da nombre al disco "Moondance" es uno de los más conocido de Van, una tremebunda canción muy bien adecentada para la ocasión con una flauta mágica y un final apoteósico para seguídamente darnos amor, amor, amor, amor... loco amor.... "Crazy Love" es bonica del to, adoro este tema, escucho eso de "I can hear her heart beat for a thousand miles..." y se me eriza el vello. Los coros en esta tema son espectaculares y tiene ese momento, ese "bridge" gospeliano ese "Yes I need her!", joder, qué temazo!!! "Caravan" es la canción que me hizo enamorarme del disco y consiguió hacerme seguidor de Van Morrison para el resto de mi vida. Uno de los temas del último Vals, una de sus mejores composiciones en directo, un tema incendiario, un tema arrollador: "Turn up your radio and let me hear the song...". Y para cerrar la perfecta cara A, Van nos invita a adentrarnos en la mística. "Into the Mystic" es una de las canciones de mi vida, bueno, y todo este tremendo disco. Si me coge en un día malo, la mística de Van puede hacerme llorar y estremecerme. Majestuosa canción.


CARA BCome Running, These Dreams of You, Brand New Day, Everyone, Glad Tidings.


"Come running" fue un éxito rotundo, en la radio y en la listas aunque en yanquilandia no pasó del 30 creo, eso para Van en esos días era todo un prodigio. Otra vez los metales predominan en un tema que va cogiendo velocidad y donde Van da una clase magistral de soul blanquito. Curiosamente la cara B del disco empieza con brío, con alegría, con marcha. "These dreams of you" es otro ejemplo de qué difícil es hacer lo fácil. Un tema más americano, de esos que acostumbran a gustar allí al personal, un temón qué coño! "Mmmm, these dreams of you. So real and so true!" y esos vientos, y ese Van bordándolo, qué voz, qué prodigio!!! Y llega otro de mis temas favoritos del álbum, llega para desmontarme a trocitos "Brand New Day", obra maestra hecha canción. Bonica del to es poco. Majestuosa, bella, delicada, melancólica, gospeliana, soulera.... "... Brand new day, Brand new day ooooh... Feels like a brand new day, feels like a brand new day, feels like a brand new day!" . Y el final se acerca primero con la maravillosa "Everyone" y luego con la simpaticona "Glad Tidings", ambas tienen unas intros míticas, la primera con un organillo juguetón y un Van descomunal... everyone everyone everyone everyone!!! ; y la segunda, la última canción del disco tiene esa magia juguetona, esa inocencia, ese regusto que te hace querer volver a pinchar el disco inmediatamente. Un disco mágico, único, una tremenda POM.

Van Morrison - "Moondance" (1970)
11/10
01.- And It Stoned Me/ 02.- Moondance/ 03.- Crazy Love/ 04.- Caravan/ 05.- Into The Mystic/ 06.- Come Running/ 07.- These Dreams Of You/ 08.- Brand New Day/ 09.- Everyone/ 10.- Glad Tidings.





Por Nikochan

Comparte en Google Plus
    Comentar en el Exile
    Comentar en Facebook

10 comentarios :

  1. Bueno hermano esa puntuación es injusta y corta porque le corresponde un símbolo de infinito. Para mi Astral y éste son dos mundos distintos: ambos pom y no renuncio a nada de Van o casi nada hasta Common One.
    Ésta maravilla , que tan bien describes, está focalizada en la estrofa -estribillo-puente, y es un disco de soul como los de la Atlantic, lleno de gemas. Aquí se centra en belleza de menor minutaje pero igual de salvaje que su inarticulado discurso del corazón de la Avenida de Chipre. Hasta las supuestas canciones menores ( Glad Tidings, me flipa) son tremendas, algo parecido a lo que sucede en Blood on The Tracks. Estamos hablando de Moondance: variado, brillante, perfecto, humano, emocionante, joder...se me eriza el vello y el bello también, no lo cambies que mola. Se eriza el bello sentimiento del soul! Gracias por exiliar una POM entre Poms.Abrazo, qué poco tiempo tuve para estar contigo el sábado joder!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un discón Joserra, de esos que te acompañan toda la vida..... Ah! y joder qué (bello) fallo ortográfico!!!! lo cambio pero ya!!! eso me pasa por escribir del tirón conforme pasa por la cabeza sin releer ni nada... a pechopalomo...... Y ya lo dije.... tenemos que hacer una comilona con larga sobremesa..... lo del sábado fue un "aquí te pillo aquí te mato". Un abrazo.

      Eliminar
  2. Excelente y apasionada reseña my King, un disco esencial como su antecesor, insaltables. me alegra verlo aquí tal y como lo has explicado. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siendo tan distintos, Astral y Moondance, son igual de buenos, dos joyas, como dice Joserra hasta el 80 su carrera en impecable. Luego siempre hay buenos discos, notables incluso, por ejemplo en su época principio del 2000, del Back on Top (99) al Magic Time (05) estamos ante discos geniales, mi favorito de esa época sin duda "Down the Road", otra joya, un clásico moderno nikochiano.

      Eliminar
  3. Un disco como este, que tiene un tema como Caravan entre sus filas... poco más se puede añadir, obra maestra absoluta.

    Abrazos truferos.

    ResponderEliminar
  4. Un disco mayúsculo, enorme. Y resulta acojonante que no limitó las posibilidades de Van, sino que, por el contrario, le permitió alcanzar una esplendorosa expansión.

    Una sobresaliente reseña, acorde al disco. Gracias.

    ResponderEliminar
  5. Pues no voy a ser original, aunque quizá me llegue más al alma "Astral Weeks". En todo caso, este "Moondance" es tan bueno como, por ejemplo, "Sticky Fingers", poco más hay que decir.

    Abrazos, Niko.

    ResponderEliminar
  6. Singles radiables y estribillos por doquier, pero sigue habiendo magia, mística. Felicidades por el artículo, my King. Así se debe escribir sobre música. Abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Moondance es un disco para la historia, la propia de Van y la de la música popular. El genio irlandés vive unos momentos en estado de gracia. Sabe que por el camino de Astral Weeks sus posibilidades de proseguir en el mundo del espectáculo son escasas y busca un sonido más accesible, sin perder las referencias de soul, jazz o blues, entre otras. Gran cantidad de canciones, como apuntas en tu formidable texto, son obras que se ajustan como anillo al dedo a las necesidades radiofónicas de la época. Goza de gran acogida y sitúa al músico irlandés con los dos pies sobre el nuevo paisaje que se va dibujando en la costa oeste.

    ResponderEliminar
  8. Joder si ya el disco es bueno, tratado así de bien sobre el papel parece aun mejor, si es que es posible. Mi favorito de Van.
    Abrazo fuerte.

    ResponderEliminar