Justin Townes Earle - Absent Fathers (2015)


El negocio es el negocio y podemos llegar a entender que la idea de lanzar un álbum doble sea más propia del pleistoceno que del 2015. Si no tienes los bemoles de la señoranga Lucinda Williams o del genial Nick Cave con aquel Abattoir Blues/The Lyre of Orpheus por citar dos dobles más o menos actuales que me dejaron boquiabierto y culiprieto, lo normal es que la compañía por la cual has firmado y el entorno te aconsejen/obliguen a sacar dos discos en vez de uno: mismo resultado, doble de pasta. Pero qué perdemos por el camino? pues el arte, la idea original, el concepto "álbum". Les pasó a muchos, como a Ryan Adams con su magnífico "Love is Hell", pero al final después de sacarnos doblemente los piedrólares acabaron sacando la versión especial, la doble y además con alguna que otra canción inédita con lo que tenemos otro gasto más para el fan, el fiel seguidor, que normalmente es maltratado. Yo estoy porque primero sólo salga la edición deluxe que los fans comprarán seguro y al cabo de poco que salgan las migajas, pero supongo que no es rentable y por eso yo pertenezco al populacho y me cuesta llegar a fin de mes y los forrados directores de discográficas son otros, pero ese es otro tema. El de hoy, el tema, es el de porqué Justin Townes Earle no ha sacado un disco doble descomunal en vez de dos disco notabilísimos. 

A finales del 2014 Justin Townes Earle nos deslumbró con el excelente "Single Mothers", discón de esos que quitan el hipo, que enamoran, que ganan a cada escucha, que tiene ese halo de genialidad, que se visten de gala para momentos puntuales de nuestras vidas, que nos dan todo aunque permanezca en el anonimato... y luego, como quién no quiere la cosa anunció que con la entrada del nuevo año llegaría "Absent Fathers". Olía a idea genial, barruntaba que podía haber sido un disco doble como así será porque se comenta que la edición doble, la "deluxe" saldrá una vez se hayan vendido unos cuantos cientos de unidades del nuevo trabajo. Cosa que me importa un carajo pues sabiendo esto no los voy a comprar de manera individual y sí conjunta... aunque claro, no sé como harán para el tema de las portadas que me gustan sobremanera...  Con "Absent Fathers" acabamos con dos claras certezas, la primera es que el pequeño Earle ha firmando una colección de canciones extraordinarias y la segunda que ya ha dejado de ser el "hijo de" para ser él, sus trabajos hace tiempo que han llegado al nivel de su padre, no sé si lo supera pero por ahí debe andar, y ojo, que yo por Steve má-to. Las canciones caminan en ambos casos por la clara idea que plantea el título de cada uno de los discos, algo de autobiográfico hay en ellos, es inevitable, pero algo de ficción también, porque sabemos unas cuantas cosas de la familia Earle a estas alturas de la película para que nos cuenten cuentos chinos. Y la música qué? qué tal? pues genial. Sólo un pero antes de hablar un poquito de las canciones, a mí entender, a mi gusto este "Absent Fathers" tiene menos pegada que "Single Mothers", aquel tenía dos o tres cañonazos radiables que en esta segunda entrega no encontramos aunque puede que la media de calidad sea mejor en este segundo, no lo sé, no sé qué deciros, sólo que un álbum doble de entrada hubiese sido arriesgado, no os diré que no, pero hubiese sido una absoluta tremendidad. 


Wish I could say I didn’t know you...” canta Townes Earle para abrir con la magnífica "Father from me". Una canción espléndida y bella, que pasa cuentas a ese padre que no estuvo allí que lo dejo tirado: "You won’t break my heart again...". La guitarra final es preciosa. A todo esto llega "Why" y ya me tiene en el bote, la entrada es el acabose, más en la línea del "Single Mothers", tal vez por eso es una de mis favoritas y además contamos con la steel guitar de Paul Niehaus colaborador de Calexico y Lambchop entre otros, con eso os lo digo todo. "Least I got the blues" es eso, un blues amable y delicado antes de afrontar uno de los grandes temas de este trabajo, "Call ya Momma", tema que pone los pelos de punta, para morirse de bonita.... "Shame, shame, I wanted to cry in shame....". Bueno, aún sigo metiéndome el disco en vena, no hace mucho que lo tengo pero me tiene encantando y como su otro hermano disco me gana a cada escucha pero no tengo duda alguna que "Days and night" es una joyita sideral, countresca, bonniprincebillera si ustedes lo prefieren cosa que a mi me agrada y reconforta. "Round the bend" aporta una velocidad más, que tal vez es algo que se le pueda reprochar a este trabajo,  no mucho más la verdad, a mi cuando le da por rocanrolear un algo me encanta como en este caso, "When the one you love loses faith" es la white gardenias de este disco, baladón cincuentero para luego enlazar con otra de las joyas del disco, esa "Slow Monday", esa preciosidad que encantaría al bueno de George Harrison y su ukelele.... A punto de cerrar ya con "Someone will pay" que aporta otra vez algo más de chispa, algo más Hiatt que papá Earle en este caso, un tema cojonudo pero aún más lo es "Looking for a place to land" con el que cierra esta magnífica idea del Single Mothers/Absent Fathers, esta vez si que emula a su padre, al bueno de Steve, hasta en el tono de voz, hasta enla forma de tocar, hasta en la forma de lamentarse. Y es que Justin es muy bueno, no hay duda, estamos ante una gran estrella que creo siempre quedará en la sombra. Esta vez ha firmado otro grandísimo disco pero como dije creo que el formato doble hubiese sido el adecuado, en cualquier caso estamos ante uno de sus mejores trabajos y viendo lo que lleva ya entregado es para tener muy en cuenta.

Justin Townes Earle - "Absent Fathers" (2015)
8/10
01.- Farther From Me/ 02.- Why/ 03.- Least I Got The Blues/ 04.- Call Ya Momma/ 05.- Day and Night/ 06.- Round the Bend/ 07.- When the One You Love Loses Faith/ 08.- Slow Monday/ 09.- Someone Will Pay/ 10.- Looking For A Place To Land.




*post aparecido originalmente en Nikochan Island por Nikochan

Comparte en Google Plus
    Comentar en el Exile
    Comentar en Facebook

0 comentarios :

Publicar un comentario