John Phillips - John, the Wolf King of L.A. (1970)


Esencial para una balda de música que ame ese lugar donde el sol se pone en el horizonte del propio mar, es decir el oeste. Ideal para ese momento del huevo frito, cuando el astro rey se esconde en el centro de la sartén oceánica y nos queda esa indefinida mezcla de rosa-morado-naranja indescriptiblemente aleccionadora del proceso del día y del deseo de verlo todo de nuevo.



Es un verdadera pena que a simple vista este disco sea reconocido exclusivamente por ser una clara influencia en la eleción de la cover para el Desire de Bob Dylan (clavaditas, oigan) Ese prematuro ragged taggled gypsy look, tan Malibu Beach, de pieles de conejo impregnadas de hierba fumada y fulares con olor a patchouli.



También es quedarse muy corto reconocer a su autor como el gran hacedor del verano del peace and love y como líder de los Mocedades de la west coast, las Mamás y los Papás.

Esta discreta pom, demasiado desconocida, la podemos considerar exiliada en el tiempo, un buried treasure en toda regla y, sobre todo, precursora de lo que vino después en la década que inauguró...
No Other de Gene Clark, por ejemplo, le debe mucho.

El señor Phillips se sacó de su sombrero de copa blanco, una rotunda delicia de country-hippie-rock de primer orden, un California Dreaming de puerta trasera y también, ahora que lo pienso, Neil Young le debe mucho a su nuevo enfoque.

Pero es que además,  escuchando el tema que la cierra , Holland Tunnel con sus nah nah nahs , veo todos sus ingredientes en cosas muy recientes como el Big Inner de Matthew E White o el hermoso Strangers de Simone Felice (ambos trabajos de lo mejorcito de las últimas añadas, el primero el mejor disco de los últimos años firmado por un americano)

A medio camino entre el Dylan época family man- ese que va del Nashville al New Morning- y con un  encanto ala George Harrison- esa tremenda atracción cándida del tímido de los Fab es su delivering vocal- el californiano,  con ayuda de otro genio como era su compinche Lou Adler (reseñadado indirectamente en el Exile con ese inmenso Brothers & Sisters, The Gospel Dylan que produjo) se metió en el estudio para expresarse ya como un auténtico songwriter, sin grupo, ni voces estelares en armonía y sin éxitos sonando por las ventanas de las cuestas de Frisco que aumentaran la cuenta corriente.


Y le salió redondo, dulce, ejemplar para todos los Jayhawks venideros, un auténtico clásico de country-rock suave, meloso y nostálgico. 
Esencial para una balda de música que ame ese lugar donde el sol se pone en el horizonte del propio mar, es decir el oeste. Ideal para ese momento del huevo frito, cuando el astro rey se esconde en el centro de la sartén oceánica y nos queda esa indefinida mezcla de rosa-morado-naranja indescriptiblemente aleccionadora del proceso del día y del deseo de verlo todo de nuevo.

Arreglado, tocado y producido de manera maravillosa, se deja escuchar del tirón como los discos buenos de Cat Stevens.

Se abre con la preciosérrima April Ann y los pianos muy juntitos a la steel son los que generan esa atmósfera de la que hablamos, rimas con gypsy y fandango delimitan una especie de L.A. Skyline donde el tono no cambia pero si sus melodías infinitas.


Topanga Canyon se puede considerar la menina de la colección y te ves un día de clima perfectamente azul en la Pacific Coast Highway rumbo al cañón de los songwriters y las guitarras Martin vintage, huele a mueble de madera y if you see Joni , say hello.


El coro de chicas en el que está, ni mas ni menos que Darlene Love, refina todos los contrapuntos en una sucesión que bien pudiera haber firmado Charlie Rich en marijuana.


Malibu People es otro pedazo de canción, retrato de aquellos maravillosos años donde se sabía vivir demasiado bien. Aquí es donde George Harrison se hace muy presente o viceversa vamos, se sabe que George no hacia más que escuchar música americana y vestirse americano.


Como si fuera un John Denver sin las gafas y las babas, le observas tras su traje plácido como un grandioso compositor de canciones...grandioso.


Someone´s Sleeping lo demuestra, es la cuarta canción y ya van cuatro clásicos. La sonrisa no se te quitará de la cara y el she looks like an angel mas los dah dah dahs con ese evocador violín, nunca los olvidarás. 


Drum, otra gema, otro medio tiempo campero, nada lejos de Jerry Garcia y sus secuaces cuando decidieron optar por ser menos ácidos y más caoba.


La segunda parte, más discreta todavía,  con los coros de las chicas remarcados en Captain (The Mermaid), otra vez My Sweet Lord se me viene a la cabeza y esa maravilla de disco del Gospel Dylan del que hemos hablado. Gospel hippie, salmos de buen rollismo, pandereteo del bueno.


En Let it Bleed, Genevieve aparece una harmónica inicial de lo más dylanesca y Down The Beach ( los Beachwood Sparks la amaran seguro) , es eso, esa sensación de libertad y buenos acordes, Mississippi vuelve al ritmito poppy de un blues juguetón de barrelhouse de Lousiana. Y es entonces cuando remata con la muy diferente Holland Tunnel y cuando concluyes que si Ray Davies hubiera hecho un disco sin sus Kinks en 1970 y en América, hubiera sido exactamente éste. ( y mira que produjo a los Turtles pero éste es mucho mejor)


Todo para situar donde merece a este artista inmenso como es John Phillips que hizo éste disco que si no tienes y amas, deberias hacerlo, sobre todo si has sido capaz de llegar hasta el final de este cuento y te ha engatusado. A un All Things Must Pass más acústico y americano ¿ Cómo es posible resistirse? 


*Nota: la versión cd tiene unos extras de quitar el hipo ( 8 !!!!)  y aunque uno desearía encontrar una copía original americana en vinilo, denme pistas por favor, éste el supuesto en que la edición es lo que importa y ese complemento que te da el cd, en este caso, merece muchísimo la pena.


Por Joserra



John Phillips - John, the Wolf King of L.A. (1970)
9,2-10
1. April Anne 2. Topanga Canyon 3. Malibu People
4. Someone´’s Sleeping 5. Drum 6. Captain -The Mermaid
7. Let It Bleed, Genevieve 8. Down the Beach
9. Mississippi 10. Holland Tunnel
Previously unreleased
11. Shady 12. Lonely Children 13. Lady Genevieve 14. Black Girl 15. The Frenchman 16. 16mm Baby 17. Larry, Joe, Hal & Me 18. Mississippi (single version)


Comparte en Google Plus
    Comentar en el Exile
    Comentar en Facebook

14 comentarios :

  1. Deliciosa masterpiece Joserra , un disco amable al que recurro frecuentemente ; tu acercamiento a el me resulta tan cristalino como sus propios surcos; me encanta este hombre ; el otro día me hizo gracia que mientras me comentabas que lo estabas escuchando yo hacía lo propio con Pay Pack & Follow , aquel que le produjeron Jagger y Richards y que tan involucrados se estuvieron en el proyecto ; característico sonido Stones para la fina escritura de un John Phillips siempre inspirado .
    Abrazo grande !

    ResponderEliminar
  2. Gracias my twin por compartir en la distancia, te espero en la fiesta Vinyl Fakeband, seguramente será el 14 de febrero, día de los enamorados ( buen día eh?) y sábado para que hagas con tiempo cambios de turnos de curro pero necesito a mi familia del Cierzo en ella.

    ResponderEliminar
  3. gracias por descubrirme tipos como este no lo conocia ni sabia su procedencia de Mocedades (ja ja ja) es broma buenisimos soniquetes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por comentar y unirte a eso de compartir discos y canciones que es lo que pretende el Exile. Mocedades, claro que si lo Los Mamas & The Papas eran eso, jajjaja o viceversa. Un abrazo.

      Eliminar
  4. Lo tenía olvidado y arrinconado... esta tarde lo he escuchado y me ha sabido a gloria..... gran reseña, como era de esperar....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Rey, es un disco del todo mimosin...que no es lo mismo que cursi leñe!

      Eliminar
  5. un gran disco si señor mejor que los primeros de l,os Papas aunque lo de Michelle es de ensueño

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Michelle aparte, a mi también me gusta más éste disco que los de los Mamas y Papas. Pero es que John es un gran compositor!

      Eliminar
  6. Pues mira que nunca he escuchado el disco, Joserra, pero tu texto me ha animado. Dan gusto tus descripciones.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra de que te animes Gonzalo, te va a gustar mucho si o si. Si te gusta esa balda...jajjaja.

      Eliminar
  7. Para mi un disco totalmente desconocido, apunto la recomendación porque tiene una pinta muy buena. Excelente manera de transmitir el contenido. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Disco chalsiano total, a por él y si no das con él, pide por esa boquita que te envio los archivos en wave. Un abrazo brother.

      Eliminar
  8. Uno de esos discos que siempre tengo presentes, de los que no olvido, eso si, la reseña que hace Joserra es de antología.
    Además me parece una muy buena reivindicación porque es bastante desconocido.
    Abrazos a todos y buena semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Addi, a ti te tiene que volver loco porque eres muy de este rollo hermano.

      Eliminar