Radiohead - Ok Computer (1997)



Muchas veces se habla de que en los 60 y 70 salió lo mejor de la música, y con razón, pero también se suele renegar de que en nuestros tiempos, los que nos ha tocado vivir, no hay la calidad de entonces, y es ahí donde un servidor discrepa. Cierto es que hay muchos más grupos, más discos, y mucha más morralla, lo que te hace ser más selectivo y hacer una labor de quitar paja sobrante, que en las épocas reseñadas antiguas no era tan necesario. Pero desde luego, si hay una banda que para mi está a la altura de las más grandes de todos los tiempos, esa es sin dudarlo ni un instante Radiohead. La formación de Oxford hace su primer largo en 1993, Pablo Honey, y ahí ya despierta mi interés, no sólo por el single tremendo que es Creep, sino por muchos más temas y la potencia de una banda, que dos años más tarde da un golpe en la mesa con The Bends, un álbum absolutamente atronador, una colección de singles sin relación ni conexión entre ellos, pero de una calidad soberbia, un disco 10. Pero es entonces cuando el grupo, siempre en constante evolución, da una vuelta de tuerca más y edita en 1997 su obra conceptual por excelencia y su disco más aclamado a día de hoy, Ok Computer. Esa trayectoria demuestra que el grupo liderado por Thom Yorke, siempre iba dos pasos por delante de los demás de su generación. En esa innovación, el resultado no siempre ha sido el mejor, pero su honestidad es innegable, incluso después de encontrar con The Bends y luego con este disco la gallina de los huevos de oro.



 
En Radiohead se juntan varias cosas curiosas, primero no son ni mucho menos unos guaperas ni falta que les hace (hoy día tener buen tipín es casi imprescindible para atraer a la muchachada), segundo son unos musicazos que entraron ya curtidos, desde los hermanos Greenwood, Johnny a la guitarra es impresionante, Colin al bajo lo clava, Phil Selway a la batería es un auténtico metrónomo, Ed O'Brien a la otra guitarra y coros y ese líder Thom Yorke, que tiene un problema en un ojo desde su nacimiento y que después de múltiples operaciones sólo se le abre hasta la mitad y que compone como los ángeles, y en tercer lugar sus letras no son de las de pasar de puntillas, abordan temas importantes, y se quejan de un mundo alienado, y reflejan ese canto a la desesperación sobre todo en este álbum. Para grabar este disco, la banda que estaba un poco harta de gira y las rígidas exigencias de Parlophone, se van a Canned Applause, un estudio a las afueras de Oxford, sin baño ni cocina, por lo que lo dejaron al poco tiempo, y en septiembre de 1996 se instalaron en La Corte de Santa Catalina, una mansión histórica propiedad de Jane Seymour. La banda allí se exprimió al máximo, y desde luego el resultado así lo demuestra.  
Ok Computer es el mejor disco de los 90 (y de alguna década más) porque retrata perfectamente esa década, se comen al britpop y al grunge y se dieron cuenta de que en el final de siglo había una forma de bisagra, de que venían cambios, y que todo sería diferente, empezaron a abrazar a las máquinas con inteligencia, pero sin perder ni su base clásica y ni mucho menos su poderío compositivo.


 
El disco comienza con la guitarra tremenda de Airbag, para que luego entre la batería y la voz de Yorke en una absoluta armonía, y esos detalles por detrás de soniditos, los cambios de ritmo y ese ambiente, que nos deja claro que estamos ante un disco muy importante. De inmediato viene el que fue primer single del disco, Paranoid Android, que tiene una anécdota muy curiosa y es que cuando en la rueda de prensa de presentación del disco le preguntaron a Yorke el porqué de un single de 6 minutos y medio, él dijo que Queen y su Bohemian Rapsody duraban lo mismo... y claro estaba diciendo una cosa muy importante, en el fondo leyendo entre líneas, equiparaba el disco a grandes álbumes de la historia, y en concreto este tema es una obra maestra en si misma, ya que recoge en su letra una crítica desesperanzada, ya que refleja la ambición de sabandijas que vienen a chupar de tu éxito, esa ira contra la superficialidad moral de individuos que se creen por encima de ti por ser millonarios antes de los 30, pero musicalmente es una delicia compositiva desde el inicio con guitarra acústica, la voz de Yorke gloriosa entera, con unos cambios de ritmo brutales para la entrada furiosa de las guitarras, coros angelicales en la reanudación... soberbio temazo que me sigue haciendo levitar. En Subterranean Homesik Alien notamos el lado más psicodélico, etéreo e incluso pinkfloydiano del grupo, que a mi me encanta, de esos temas que te elevan a otra dimensión y estás en la más absoluta gloria, además de contener cambios de ritmo preciosos también, un tema de otra galaxia. Exit music (For a film) es otra obra maestra en si misma y fue compuesta para los créditos de la película Romeo + Julieta (Luhrmann, 1996), donde adapta la tragedia de Shakespeare al cambio de siglo, cantada por Thom de manera sublime con esos coros casi de iglesia del siglo XV, brutal. Y llega Let down con esos arpegios de guitarra que me siguen poniendo la carne de gallina, la entrada gloriosa de la batería, la voz... ¡¡¡qué voz por Dios!!!, y esa melodía que vale millones... otro temazo para el zurrón. Por si fuera poco hasta ahora, remata la primera cara Karma Police, esa bendita joya compositiva con ese piano tremendo, una melodía de 10 no, de 11, la entrada de Yorke cantando... en fin carne de gallina y pelos de pico de pardo.





Fitter happier es una conexión entre ambas caras que no llega a los 2 minutos, con una voz de ordenador que hila la historia, casi de banda sonora, una secuencia de frases de anuncios desconazoradores.
Electioneering parece escrita para 2020, aunque es la historia de siempre, la lucha eterna de opresores y oprimidos, y cambiando las siglas de FMI por otras, tema que musicalmente es el más rockero y desagarrador sin duda del disco. Climbing up the walls es otra cancionaca, más oscura, con la voz distorsionada de Tom y ese sentimiento de como si todo se derrumbara, con un estribillo grandioso y ese final destroyer con guitarras y todos los instrumentos chirriando.
Por si no teníamos bastante llega la nana de No surprises con el silófono... no se puede ser más grande coño, una banda de rock sublime haciendo un tema tan delicado como este, por eso son tan grandes, con una muy inquietante letra donde Yorke insinúa el derrocamiento del gobierno "Bring down the goberment, they don't speak for us", un testamento de un hombre con un trabajo rutinario sin alarmas ni sorpresas... como dice el estribillo sideral... y esos coros... ¡¡¡SUBLIME!!!
Pero amigos y amigas esto no ha acabado, ya que viene para mi el tema que con el paso de los años más me cala, Lucky, otra obra maestra astronómica de calidad a paladas, tema antibelicista, una declaración contra la barbarie de un personaje llamado a filas, donde Yorke canta otra vez increíble, donde las guitarras están soberbias, tanto describiendo ambientes como cambiando el ritmo dentro de una melodía insuperable... "Pull me out of the aircrash, Pull me out of the lake, I'm your superhero, we are standing on the edge". The Tourist es el tema más lento del disco, pero el final ideal, como el descanso del viajero después de un largo viaje, merecida recompensa para asimilar la monstruosa obra maestra escuchada.

En resumen un disco imprescindible para entender al hombre del siglo XXI, su desolación, aislamiento, alineación y rabia que hay en su interior a través de melodías insuperables y momentos que te hacen exclamar las más bellas palabras.
 
Os dejo con el vídeo de No Surprises.
 
 

 
 
 
 
 
 
Radiohead - Ok Computer: 11/10
 
1.Airbag/ 2.Paranoid android/ 3.Subterranean Homesick Alien/ 4.Exit Music (For a film)/ 5.Let down/ 6.Karma Police/ 7.fitter happier/ 8.Electioneering/ 9.Climbing up the walls/ 10.No surprises/ 11.Lucky/ 12.The tourist
Comparte en Google Plus
    Comentar en el Exile
    Comentar en Facebook

17 comentarios :

  1. A mi es un disco que siempre me gustó. Lo escuché muchísimo y aunque es su disco más comercial también creo que es su POM, una cosa no quita la otra. Es un discón hermano, un señor discón: The panic, the vomit!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nikochan: No hables en pasado, yo es un disco que me sigo poniendo mucho, no quizás tanto como antaño desde luego, pero lo degusto más y mejor. No estoy de acuerdo en lo de comercial, para mi Radiohead nunca han sido comerciales y lo que es mejor, nunca han pretendido serlo.
      Discarro de la vida.

      Abrazos truferos y radioheadianos.

      Eliminar
    2. quién dice comercial dice accesible, fácil o como quieras llamarlo. Se produjo eso que pasa pocas veces, que llegue al público algo que no es sencillo, no es easylistening.. como por ejemplo el Yankee Hotel Foxtrot de Wilco. Dos POMS. No me negarás que esto entra más fácil que The Bends?

      Eliminar
    3. Nikochan: Hermano... comercial es comercial, no me vengas con zarandajas... Radiohead accesibles... no sé, yo es que quizás les pillé el punto bastante pronto, pero chico a mi The Bends me entró a la primera escucha, y sin embargo con este caí a la segunda... cosas de la vida.

      Abrazos truferos y radioheadianos again.

      Eliminar
  2. Un disco esencial y extraordinario, muy de acuerdo contigo. A mucho "roquero" no le gusta, e incluso lo desprecia, porque no ve más allá de lo de siempre. De todos modos, no diría yo que es el mejor de lo noventa, aun admitiendo su importancia, habiendo dado esa década obras maestras como "Gear Blues", "Washing Machine", "Magic And Loss", "Ragged Glory", "Mule Variations", "Time Out Of Mind", "Welcome To The Infant Freebase", "From Influence To Ignorance", "Amorica", "…And You?", "Ritual de lo Habitual", "Fear Of A Black Planet", “Being There”, "Asteroid B-612" u otras que recordarán los compañeros.

    Un abrazo, Savoy.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gonzalo Aróstegui Lasarte: Es que a mi me parece clave este disco. Pues esos "roqueros" me los paso por el forro... je, je, con cariño. Pues fíjate que sabía que sacarías tu artillería de discos de los 90, y en toda tu lista a mi me faltan por lo menos dos, Achtung baby de U2 y Nevermind de Nirvana, por ponerte dos ejemplos, pero amigo yo me quedo con este y ojo que yo de esa retahíla tuya me quedo con otros de los Black Crowes (los dos primeros), con Magic and loss, Ragged Glory y Dirty de Sonic Youth como discos importantísimos... pero este disco va más allá, por eso lo pongo por delante, porque iban por delante.

      Abrazos truferos y Radioheadianos.

      Eliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. Lo siento pero yo soy de la corriente de los "no es para tanto". Es un buen album, sin duda, en un momento perfecto y en unos años que el rock necesitaba algo asi. Pero quizas se me hace pesado y demasiado frio.

    Mi favorito de Radiohead, y unico suyo que escucho con cierta asiduidad, es The Bends.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mansion On The Hill: Pues chico, no sé cuantas veces habrás oído Ok Computer, pero que me digas que es pesado y frío una obraca maestra como ésta... me es difícil de entender, que lo dijeras de Kid A que me costó muchas escuchas todavía... pero de verdad que no me explico como no le pillas la onda a este.
      Ya digo que para mi The Bends y Ok Computer son de la misma calidad, sólo que en el primero es una sucesión de canciones no relacionadas entre si y éste es un disco conceptual, pero ambos tremebundos.

      Abrazos truferos.

      Eliminar
  5. Yo con esta banda tengo lo de "sentimientos encontrados" que se dice. Que son muy buenos es indudable (ya te dije en el "Jetalibro" que a base de recomendaciones y ver directos y tal les estaba pillando el gusto -excepto kid y amnesiac que me parecen una cosa que me guardo-). La segunda cara del primero me encanta (detesto creep, por cierto), the bends -tremendo, mi favorito- y este, claro, que tiene momentos de vitrina en museo, me agradan los tres en distinto grado... El "problema" (que yo no veo pero para entendernos) es que no me llegan a "apasionar". Fuera de la cercanía/magia del directo -que yo solo los ví en video ojo, pero con eso me ha bastado-, veo eso de la frialdad, ese rollo clínico en su discurso de estudio, de la misma forma que veo que "paranoid" es una de las canciones de la década de calle, que "no surprises" es celestial o que "lucky" es igual de buena sino más... Lo que veo aquí es lo típico de que hay cosas que gustan en distinto grado y sin más. Para mi Radiohead es una gran tortilla papas, cojonuda, pero no es langosta ni chuletón de medio al roquefort... Nunca los pondría a la altura de los grandes de "antaño" ni borracho perdío y de la misma forma nunca nadie me oirá decir (hablando mínimamente en serio y/o sin ganas de tocar la huevada) que me parecen sobrevalorados o similar... No se confunda ello con condescendencia, por favor, que nada más lejos. Eso sí, a modo despedida y quede claro, "Achtung baby" me parece lo peor y su mera mención en los comentarios es lo único negativo a extraer desde tan magistral texto que pienso imprimir y guardarme en el cedé que poseo orgulloso desde que saliera.
    Abrazos guzzeros.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Guzz: Es una bandaza y lo sabes. Incluso a Kid A y Amnesiac les pillarás el punto, te lo digo yo, pero son otra cosa, eso ya te lo digo.
      Está clara la diferencia, a mi si me apasionan y mucho, pero no sé si te lo dije en el caralibro, si creo que fue allí, que yo ya los adoraba, pero verlos en vivo en el FIB 2002 me dejó tocado del ala con ellos, aquello fue increíble, he hizo que se me cosieran todas las telas con ellos y ya a partir de ahí fueran dioses absolutos para mi, ya que en aquel concierto cayeron varios temas de este disco y de The Bends.
      Para mi si son langosta Guzz, pero langosta de la buena además, es simplemente oír los discos con profusión y luego verlos en directo como merecen.
      Sólo con decirte que hay caras B suyas que son mejores que discos normales de otros grupos de su generación (y te he puesto algunas ya).
      Es lo que digo en el texto, ellos han ido siempre uno o dos pasos por delante de sus rivales, estaban en otra onda adelantada... Oasis me aburren al lado de ellos, Blur no les llegan muchas veces ni a la suela, en fin... podría seguir.
      Bueno, a mi Achtung baby me gusta mucho, que le vamos a hacer.
      Gracias por las alabanzas al texto, me ha salido de muy adentro.

      Abrazos truferos y radioheadianos.

      Eliminar
  6. recuerdo los días de salida de Creep, como pegó aquella canción y que poco tenía que ver con Pablo Honey, un disco que para mí es muy irregular. Con The Bends e enamoré de su música por completo, es un gran disco olvidado de su discografía. Pero amigo, con OK Computer se pasaron, para mi es el Blonde On Blonde de los 90, un Dark Side Of The Moon de nuestros tiempos, un disco imprescindible. Y la verdad es que este texto y sobretodo el primer párrafo es de lo mejor que le he leído a usted señor, para imprimir y guardar. Saludos Savoy

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Chals Roig: Pues mira hermano, yo los descubrí con Pablo Honey, y a mi no me parece tan irregular, me parece un buen disco con un singleazo brutal y muy buenos temas, pero claro, se barruntaba que ahí había algo grande.
      Caer con The Bends creo que caímos casi todos, y para mi de olvidado nada, es mítico por lo menos para mi.
      Y claro, como no podía ser menos, Ok Computer es lo que tu dices, su obra magna a la altura de discarros del copón de los 60 o 70.
      Pues gracias por las alabanzas al texto, ya digo que lo he parido desde muy adentro.

      Abrazos truferos y radioheadianos.

      Eliminar
  7. Obra maestra absoluta, para mí el mejor disco de los noventa, y digo esto partiendo de que no soy fan acérrimo de Radiohead, ni antes ni después, el Bends me mola y alguno más pero sin llegar a excesos. Ahora bien Ok computer es otra cosa, un pata negra, a la altura de clásicos de décadas anteriores, un álbum ingenioso, innovador y macizo como pocos he escuchado. La popularidad y la comercialidad no tienen que estar reñidas con la calidad, o no deberían. De todas formas entiendo que no es un disco para todo el mundo, aunque tampoco para llegar a límites de gente que conozco que lo critica despiadadamente. Recibe mi brazzzzo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Johnny J.J.: Pues coincidimos entonces (ya era hora cojonehh), y en tu caso tiene más mérito ya que como dices, no eres fan del grupo de los de a rabiar. Es que es eso, el que no vea que esta disco es pata negra, es que está vizco o ciego, de verdad, porque lo tiene todo, temazos (lo más importante) y como bien dices innovador e ingenioso, a parte de tener una base clásica tan bien asentada que lo hace todo muy fácil.
      Eso de que no es un disco para todo el mundo... yo creo que en este caso todo el mundo debería ir a él y comprenderlo...

      Brazzzos truferos y radioheadianos.

      Eliminar
  8. Aparte de felicitarte por una entrada cojonuda donde las haya y un primer párafo de quitar el hipo ( más razón que un santo) , decirte que ole tus huevos y que te apoyo la moción , es una jodida POM como la catedral de Burgos y la de León juntas.
    Anécdota: este disco lo relaciono con el nacimiento de mi hijo, con la tremenda manifestación tras el asesinato de Miguel Angel Blanco en Bilbao , yo con los casco repitiendo eso de Idiot Slow Down, Slow Down del sublime corte final The Tourist. En resumen, una bandaza, les he visto dos veces y he flipado de lo musicazos que son, y un disco para el Museo del Prado, la imbecilidad del hombre moderno retratada a la perfección en una obra conceptual y bellisima y Paranoid Android la suite del nuevo siglo que llegaba y todavía no superada. Vamos que aplausos y dos orejas y rabo. Sabes que respeto a esta banda y que también soy de In Rainbows y, por supuesto de The Bends pero es que los Radiojetos son mucho Radiojetos, sublimes.Una de las mejores bandas de la Historia del Rock. Un abrazo Mr Savoy, you did it!

    Y respecto a lo que dice tete Johnny, de acuerdo, no es para todo el mundo pero todo el mundo debería amarlo porque es temendamente bueno.No se ha hecho la miel para...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Joserra Rodrigo: Gracias jefe, de verdad. Hombre, es que para mi, incluso como le pasa a Johnny que no es fan irredento del grupo, hasta él mismo reconoce que este disco está a la altura de discarros de la historia de la música.
      Bufff, pues si que tiene relación el disco con acontecimientos importantes en tu vida, desde luego. Ojo, es que ¿hay manera más bella de acabar un disco con un tema como The tourist? Después de lo que ha venido antes... vamos... sólo se puede calificar de sublime, porque los discos hay que saber acabarlos y rematarlos, que hay muchas veces que eso no sucede, o no se sabe hacer.
      Yo también los he visto dos veces, FIB 2002 (ACOJONANTE) y Madrid 2004 (MUY BUENO), y es para cagarse.
      Es que es como un cuadro de los míticos, un disco que hay que tener si o si.
      Ahí estamos, una de las mejores bandas de la historia del rock... y porque no he hablado de las caras B de este disco (lo haré)... que ya te das 300 vueltas al ruedo con las orejas y el rabo de los 6 toros.

      Muy conforme con tu últimas reflexión.

      Abrazos truferos y radioheadianos.

      Eliminar