Los Enemigos - La vida mata (1990)


Año 1990, Madrid ha pasado ya la época de la movida, muchos grandes grupos procedentes de los 80 están o en su esplendor (Gabinete Caligari, Radio Futura, etc...) u otros entonando el canto del cisne (Nacha Pop), mientras hay otros de largo recorrido que venían de los 70 como Burning o Rosendo que seguían haciendo su camino, pero hay un grupo madrileño que nace a mitad de los 80 en el barrio de Malasaña, que cambiará el rock patrio de una manera tremenda, Los Enemigos. La banda comandada por Josele Santiago a la guitarra y voz, Fino Oyonarte al bajo y Chema "Animal" Pérez a las baquetas (que sustityó a Artemio después del primer álbum) y el ya por entonces colaborador fijo, que acabó siendo miembro oficial del grupo, Manuel Benitez alias "El Cordobés" a la guitarra solista hará en 1990 un disco referente del rock nacional.
La vida mata es su tercer trabajo, pero es donde alcanzan su madurez, tanto como músicos, pero también en las letras y en su sonido.
La primera vez que escuché el álbum fue en vinilo, un amigo de la universidad le pidió a otro este y La cuenta atrás, y como el receptor no tenía plato, me dijo que si se los podía grabar yo de mi plato a cassette, cosa que hice con todo gusto. Como podréis suponer yo no sólo grabé, también escuché. He de decir que la primera escucha no me enganchó, pero leches la copia que yo me hice, al volver a oírla... no sólo me enganché, me enamoré.
El álbum gira en torno a muchas vivencias de amigos de Josele (todos los temas compuestos por él) que o bien se quedaron en el camino o sufrieron muchas vicisitudes, reflejadas en muchos de los temas, así hay suicidios, pena de muerte, mucho componente religioso-existencial, intento de comunicación con difuntos, gente que pide ayuda desde la cárcel, etc...




El disco comienza con El gran calambre final, esas particulares visiones del Apocalipsis por parte de Josele, pero donde las guitarras suenan deliciosas, al más puro estilo Enemigos. El Fraile y yo es una canción basada en las obras de Fray Luis de León, autor muy progresista para su época y suyas ideas sobre la vida y el amor acabaron costándole la cárcel y la enemistad con la cúpula de la iglesia, en ella la juerga que se corre Josele con el cura en el cementerio no tiene parangón, un tema de lo más divertido y bien ejecutado, inolvidable inicio con la guitarra del tema. Traspiés nos habla sobre la pena de muerte, con un ritmo muy rápido y vertiginoso de guitarras chirriantes y la base rítmica a tope, con unas paradas deliciosas. Ouija es ese intento de comunicarse con los muertos, un tema de desarrollo rápido, con bonita melodía y preciosa letra... "Dime si es verdad que al fin descansas, cuéntame que ves al otro lado del espejo, ¿Hablaste con Dios? ¿Le has visto ya? ¿Eres aún amigo mío?... La Torre de Babel, es otro tema de desarrollo rápido, y que trata un tema bíblico (Josele leyó mucho la Biblia en esa época y eso se refleja en el álbum).
Paquito es el baladón del álbum, una deliciosa y preciosa melodía donde nos habla de un chavalín y su vida. Y llegamos a un tema que es santo y seña del disco, de los conciertos de la banda y de muchas cosas, Desde el jergón, que describe a un tipo que está en la cárcel (según Josele ha dicho en algunos conciertos, por un problema que tuvo el protagonista con la Guardia Civil) y desde allí se queja de su mala suerte, escribe y recibe cartas, se arrepiente, pero con una melodía tan preciosa y tan arrebatadora que engancha desde el primer acorde "Desde el jergón os maldigo, porque Dios se pasó... se pasó conmigo". Sin solución de continuidad un riff escandaloso nos introduce a Septiembre, dónde se nos habla de un tipo que después de muchos errores se ve abocado al suicidio, le va mal en los estudios, no quiere vendimiar... otro de esos temas míticos en directo de la banda.
Yo no quiero ser feliz, es de esos temas que ahonda en ese pensamiento pesimista de la vida que aflora bastante en el álbum, pero a la vez, musicalmente aporta tanto, con un ritmo gracioso y desenfadado. Miedo, con una voz algo más oscura al principio, es un rock tremendo y visceral, donde Josele describe sus terribles miedos... algunos muy de niño. Firmarás, es otra locura de tema donde a un ritmo rápido se le une una letra brutal, de estribillo precioso. Yo el rey, es la versión bossanova del tema que ya estaba incluído en el anterior trabajo Un tío cabal, mucho más relajada y tranquila. Nadie me quiere es una tonada de cierre, muy adecuada, de music-hall de taberna al final de la noche con la peña muy borracha, de hecho Josele imita la voz de un cantante ya alcoholizado, además de hacer la estrofa principal también en inglés.




En resumidas cuentas, un disco imprescindible del rock cantado en castellano de una banda que es santo y seña, y que además vuelve estos días con disco nuevo, que estoy deseando devorar.
La vida mata, si no conoces a la banda, es el mejor disco para empezar con ellos, sin duda, un compendio de temas excelentes.
Os dejo con el vídeo de Septiembre interpretado en un programa de la 2 de la época.



Por Savoy Truffle



Los Enemigos - La vida Mata: 9'5/10
1.El gran calambre final/ 2.El Fraile y yo/ 3.Traspiés/ 4.Ouija/ 5.La Torre de Babel/ 6.Paquito/ 7.Desde el jergón/ 8.Septiembre/ 9.Yo no quiero ser feliz/ 10.Miedo/ 11.Firmarás/ 12. Yo, el rey/ 13. Nadie me quiere
Comparte en Google Plus
    Comentar en el Exile
    Comentar en Facebook

14 comentarios :

  1. Uno de los mejores discos de rock en castellano, de largo. La dupla "Desde el jergón"/"Septiembre" no tiene rival, para mí el momento más destacado del disco. Curioso, por cierto, que la versión digital tuviera tres temas más que la analógica. Qué tiempos aquellos en los que el CD empezaba a reinar… Muy buen texto, Savoy.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gonzalo Aróstegui Lasarte: Amigo, qué pedazo de disco y que vigente sigue, una referencia indiscutible del rock patrio.
      Esa dupla que comentas me sigue poniendo la carne de gallina, pero es que el resto del disco es cañita brava.
      Ciertamente, hay 3 temas que no venían en el vinilo... Paquito, Yo, el rey y Nadie me quiere.

      Gracias amigo.

      Abrazos truferos.

      Eliminar
  2. Mi disco favorito de un grupo que nunca me ha llegado del todo, me gusta y punto, no mato por él, no obstante aquí hay alguna cosa muy buena.
    Abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Addison de Witt: Discrepamos pues, yo si mato por Los Enemigos, me llegan y mucho y como no este disco. Tienen más buenos como La cuenta atrás, Nada, y como no los directos.

      Abrazos truferos.

      Eliminar
  3. Si hiciera una lista de mis diez discos favoritos del pop/rock nacional, este estaria seguro junto a Unidad de Desplazamiento, Echate un Cantecito, Senderos de Traicion, Cuatro Rosas, Nuevos Tiempos, Desaparezca Aquí, Pequeño, Balomoral...etc...

    El mejor disco de Los Enemigos. Redondo de principio a fin.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mansion On The Hill: Bufff, yo de esa lista tuya... me quedo como mucho con Cuatro Rosas (y yo elijo Camino Soria de Gabinete), Pequeño (Elijo Flamingos también), Balmoral (Loquillo tiene varios)... pero vamos que me faltan Radio Futura, Nacha Pop, Rosendo, Burning... un porrón.
      El mejor disco de Los Enemigos, no te digo que no, aunque a mi el Nada también me vuelve loco.

      Abrazos truferos.

      Eliminar
  4. Sin duda alguna uno de los mejores discos que se han hecho en la lengua castellana y para mí el mejor de Los Enemigos. Auténtica obra maestra de nuestro rock. POM pero mucha POM. Desconocía el dato de "Mi fraile y yo" con Fray Luis de León, jajaja. Para variar contigo, brother, discrepo mucho de la puntuación. Si "La vida mata" no es un 10 nada o casi nada en España es de 10. 10 es la perfección y "La vida mata" es un disco perfecto. Recibe mi brazzzzzo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Johnny J.J.: Pues si, para mi una referencia indiscutible. Ya digo que para mi Nada, el último de estudio antes de la separación es otro discarro, pero este tiene cosas que me llegan mucho.
      Mi fraile y yo, cada vez que la pincho la canto a voz en grito, memorable tema y grandiosa letra.
      Venga, vamos a subirle al 9'5, pero es que meter la versión lenta de Yo, el rey, cuando la cañera es la que me llena, hace que no le ponga el 10, por lo demás perfecto.

      Brazzzzos truferos.

      Eliminar
  5. "Un borracho me enseñó el gabacho, un día de huelga aprendí a hablar belga"... Esta tenía que ser mi primera reseña de rock patrio para el exilio (ya tenía las fotos en la carpeta y todo prestas al tema)... Te me has adelantado. Bien hecho. Ni en braile lo podría hacer mejor. Suscribo todas las palabras del Master Johnny, aunque aprovecho para reivindicar, aunque no haga falta, como siempre que se tercia el "Sursum", que a pesar de la premura por las controversias contractuales en que fuera facturado es mi favorito después de este que tan putamicamente has desmenuzado hoy. Abrazo guzzero.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Guzz: "Me río... de aquel... castigo... en Babel..." Qué tremendo disco, de los que da ganas de cantar miles de veces, cada vez que me lo pongo me elevo de manera increíble. Joder, pues siento haberme adelantado hermano guzzero, pero Los Enemigos son parte de mi educación musical, dale tu al Sursum o a La cuenta atrás, que también son soberbios.

      Abrazos truferos.

      Eliminar
  6. Gracias brother por hacerme recuperar esta colección de canciones soberbias, Sep-tiem-bre, sep tiem-bre.Malasaña Rocks!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Joserra Rodrigo: Gracias jefe, esta colección de temas son parte de mi vida, y tenía que hablar de ellas. Yo no voy a estar en septiembre...
      Viva Malasaña!

      Abrazos truferos.

      Eliminar
  7. Un clásico como la copa de un pino, descubrí este grupo gracias a mi mujer que es malasañera y además de acercarme al Penta me enseñó que grande es el rock de los Enemigos con un gran directo que tienen publicado. Como siempre dando en el clavo. Saludos Savoy

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Chals Roig: Pero vamos a ver, ¿os lleváis a las chicas malasañeras a Valencia? ¿Pero esto qué es? Ja, ja... ayyy menos mal que por lo menos te ha enseñado la senda correcta...
      Los Enemigos eran más del Agapo que del Penta, el Pentagrama era territorio de Los Secretos y Nacha Pop (y sigue siendo, porque todavía existe).
      Ese directo supongo que te refieres a las Obras Escondidas, concierto en el que estuvo un servidor.

      Abrazos truferos.

      Eliminar