Oscar Avendaño y Los Profesionales - Demasiado Oro (2014)


Demasiado Oro es el segundo L.P. de Oscar Avendaño y Los Profesionales. Para quien no les conozca anotar que Oscar Avendaño es componente de Siniestro Total desde 2001 y ex-componente de bandas como Casanovas, Brandell Mosca o Trem Fantasma, le acompañan Los Profesionales formados por músicos curtidos en bandas conocidas mayormente en el norte, Transilvanians, Pedrito Diablo y Los Cadáveras, The Soul Jacket, Los High Sierras, Creole Kings, se han ganado ha pulso su nombre, pera más allá de sonar a músicos a sueldo como su nombre pueda hacer pensar desprenden una calidez sonora encomiable.

Podrían perfectamente compartir cartel con algunos de los cantautores del rock actuales que aun creen en el poder sanador de la canción, pongamos Quique González y Lapido, con un rock de corte clásico con las miras puestas en los 70, y donde pesa mayormente su querencia hacia los Rolling Stones y los Faces, cosa que les acerca más a los clásicos Burning. Me encanta el regustillo al Exile pero más aún la esencia sutil de Ronnie Lane, y ahí ya sabéis que me ha ganado porque Plonk es el santo patrón de los unsung-heros en mi capilla particular y aquí cerrando el disco le encontramos en una de las mejores canciones del año.

Pero todo esto no serviría de nada si detrás no hubieran unas buenas letras y una buena interpretación vocal encanjando de manera perfecta los versos con la música, para nada forzadas y llevadas sin que el peso sonoro impida empaparse de las historias que muestran el desencanto de un superviviente que quizás ha visto demasiado en el showbiz pero se ha levantado una y otra vez, reflexiones  que superan de manera plana el ombliguismo que demasiadas veces vemos en la canción de autor, aquí con una crítica que hila muy fino y con un humor sardónico en ocasiones, pero ciertamente optimismta, y donde también deja entrever un corazón roto que nunca pierde la ilusión del amor sin cortapisas, claro y sincero.


Un tracklist completo y equilibrado, con El suelo, otra vez nos encontramos con el grupo a pleno rendimiento mostrando todas sus bazas, muy buena presentación en este medio tiempo elástico que va de más a menos, muy Faces, excelente el trabajo de Los Profesionales con una explosión instrumental en la coda digna de los grandes, estribillo impecable, continúa el deje Faces en Poster central sin bajar en ningún momento el listón. Los Rolling Stones se ponen también de manifiesto en La primera en la frente, como en La pecera que desde ya es una de mis baladas preferidas y no sólo por evocar a los caballos salvajes del sticky, también por la expresividad tan Neil Young de la harmónica, y ojo con el trabajo detrás, de nuevo el grupo está impecable, guitarras lejanas, piano evocador, aparentemente tan sencillo y de una exquisitez que emociona. 

El rock rompe la quietud de la balada anterior en Siéntate y mira que imagino en directo poniendo al respetable en pie, muy buen rock de guitarras. La instrumental Los fortunas tiene un deje western y fronterizo que ni los Calexico oigan, excelente en todo el disco la guitarra solista, aquí protagonista junto a la trompeta que lleva el peso de la melodía a falta de la parte vocal. Puede que El viento sea la canción más diferente en todo el disco con la mirada puesta en la psicodelia de la época dorada en la costa californiana, el ritmo recuerda enormemente a Love sin caer en los excesos de la época y logrando que encaste bien con el resto, asoma el Neil Young reflexivo en Las Ruinas, una gran canción de reafirmación. Y de nuevo rompe la tranquilidad sonora con un boogie festivo con letra en bucle, divertida, perfecta para romper el hielo en concierto. Cierra Todas las canciones, mi canción en este disco, una intro en crescendo que dice mucho de su buen hacer y maestría (podría sacarse una canción de tres pares) que da paso al rascar de una guitarra acústica que sonríe y te levanta la cabeza del barro, por favor, cualquier cosa que tenga a Lane tan presente siempre funcionará como el mejor antidepresivo posible, perfecta.

Una agradable sorpresa Demasiado oro, uno de los discos que tendré bien presente a final de año cuando a todos nos dé por enlistar los LP's de la temporada, aunque tengo la sensación que tendremos continuación, espero que se consolide su propuesta y que todos los proyectos donde participan no dejen demasiado tiempo en stand by a Los Profesionales, siempre serán una buena noticia para el rock si lo consiguen, porque hay mucha profesionalidad pero también una mirada cálida y cercana, tan humana que resulta fácil calzarse en la piel de estas letras, y si vienen acompañadas de estas sonoridades pretéritas que tanto nos gustan y tan bien llevan, pues siempre tendrá las puertas abiertas de par en par. De momento se ha agotado la tirada de 200 vinilos, esperaré la siguiente edición si la hay. Gran trabajo.

Por Chals
Pulido, lijado y con todas las "n" desde On The Route

 Oscar Avendaño y Los Profesionales - Demasiado Oro (2014) 8/10

1.- El suelo, otra vez / 2.- Poster central / 3.- La primera en la frente / 4.- La pecera / 5.- Siéntate y mira / 6.- Los Fortunas / 7.- El viento / 8.- Las ruínas / 9.- Perdí mis gafas de sol / 10.- Todas las canciones

Comparte en Google Plus
    Comentar en el Exile
    Comentar en Facebook

6 comentarios :

  1. Si suena a los Faces y a los Stones, me encantará. Y si este hombre ha militado en Siniestro, aún más.

    ResponderEliminar
  2. No lo dejéis escapar, unos cardan la lana y otros se llevan la fama. Chals, si reeditan el elepé y te enteras me pegas un toque. Abrazo!!

    ResponderEliminar
  3. Qué interesante! Esto quiero escucharlo Chals.

    ResponderEliminar
  4. Ni idea de este artefacto, pero el tema que has puesto me gusta, mucho blues bien sentido.

    Abrazos truferos.

    ResponderEliminar
  5. Quiero destacar una frase, my mestrefriend, que yo vengo a leer: “…podrían perfectamente compartir cartel con algunos de los cantautores del rock actuales que aun creen en el poder sanador de la canción, pongamos Quique González y Lapido…” Porque escuchar música lo hago en casa o en el coche y cualquier producto español de este índole me interesa más a priori que cualquiera que venga de la Pérfida Albion o de las Américas y si te soy sincero poco, más bien poco de este año me ha calado de lo que he escuchado procedente de nuestras latitudes. Lo voy a escuchar mejor que la primera vez que lo hice. Abraçada.

    ResponderEliminar