Tom Petty & The Heartbreakers - Hypnotic Eye (2014)

15 comentarios :

Partiendo de la base de que para este escribiente, el rubio de Florida y sus corsarios rompecorazones son héroes desde su juventud y que le gusta Tom incluso cantando los números de la Lotería Nacional; que suele decir a sus amistades cuando está con unos zuritos de más eso de que "de mayor quiero ser Tom Petty" como expresión de aquello que más me atrae: el rock and roll, su ropa, las guitarras, los cachemires, lo cool de lo cool, Byrds+Dylan+Stones y la melena rubia al viento que tan bien queda encima de las Rickenbackers, quiero tratar aquí de saltarme todos esos prejuicios tan asentados para enfocar esta nueva y brillante entrega.

Lo diré si: desde Echo, su hasta ahora ultimo disco notable...que quereís que os diga, sus discos son de esos a los que raramente vuelve mi mano a la balda y todos me parecen compuestos y grabados un poco en auto-pilot. 

Uno necesitaba del bravado de Tom y sus chicos de vuelta a casa y creo que Hypnotic Eye lo ha cumplido con creces y de una manera casi adolescente y salvaje.
Me he vuelto a enamorar.

Sucedió en un viaje del pasado agosto desde Bilbao a La Rioja, con un tiempo de recorrido que justamente se correspondia a su minutaje. Me puse una copía bajada pero con sonido como dios manda (ahora ya, por fín, lo disfruto en glorioso vinilo que es el formato que este soberbio tratado de guitarreo pide a gritos poseer), pasé del aire acondicionado optando por carreteras secundarias menos saturadas para poder bajar las ventanillas y disfrutarlo en libertad.

Play it loud Joserra, estaba solo y nadie me iba a decir eso de "¿no crees que está un poco alto?" y así comenzó un tremendo festín, el rubio me llevo de nuevo al catre con 12 canciones que se suceden como mini guerrillas con algún ( dos) intervalo de paz en el valle, colocados de manera perfecta en el setlist.

Creí morirme de gusto, parecía escuchar a unos viejos amigos íntimos que habian decidido apostar de nuevo por el sonido lonja dejándo para algún estribillo su byrdsmania y centrándose en su eterno amor por el rythm and blues y la british invasion de los Animals o Spencer Davies Group pero tocado con un espíritu acedecero, urgente y letal.Y lo que es más importante, sonando a 2014.

Pude incluso hasta darme una buena hostia con el Kia Carens porque me excité tanto que quería bailar, cantar, compartir esas burbujas de placer sónico, estar de una puñetera vez en un concierto suyo levitando.

Me había picado de nuevo el aguijón y entrado el veneno del rock and roll, quería vivir en los estratosfericamente putoámicos breaks de Mike Campbell, patinar en estribillos que me marcaban la senda para salir de una ansiedad que ya llevaba durando demasiado.

Y en estas que un bajo fuzz nos trae su voz trucada con el efecto eco y luego el motor de la vida y la curación en su estribillo ya legendario "I got a dream, I´m gonna fight till I get it...right" y las guitarras crujen como tu pan preferido de la mañana.
American Dream Plan B es una delicia, una nugget del mejor garaje rock moderno. Esto es rock and roll.

Sigue con la que considero menina de este Ojo Hipnótico, la reptante Fault Lines, en la que vuelven los estribillos jingle jangle marca de la casa, el bajo corretea haciéndote cosquillas en las entrañas, los platillos suenan pícaros y libres y tras un corte, unas notas heavylonas dan paso a un pasaje de guitarra-armónica de quitar el hipo.
Se te pega al cuerpo toda su hermosa arquitectura minimalista que encierra en trazos de carboncillo la historía de los cantes de ida y vuelta entre el rock y el blues USA-UK. Y zasca, el sueño termina en seco! Me encantan esos finales, tirarse al precipicio. Un 10.

"Ella tiene un Jesucristo bonito enmarcado y un niño al que nunca puso nombre" De esa manera comienza la ardiente Red River a la que veo hermana del Ramada Inn de Neil por alguna extraña razón: quizás por esa admiración de que los más grandes siempre tienen ases en la manga y Tom es uno de ellos. Su estribillo es realmente sobrecogedor "so meet me tonight at the red river where the water is clear and cold; so meet me tonight at the red river and look down into your soul" Puro John Ford, pura America hecha canción, John Fogerty estaría orgulloso de ponerle su copyright y desde luego la tomo como un beso a nuestro querido Río Rojo Josetxo.

El amor que profesa Tom por la leyenda de Tulsa, the great late J J Cale, siempre ha sido algo que sus admiradores sabiamos y percibiamos pero lo que ha hecho con Full Grown Boy es el homenaje más sentido que se le pueda hacer, mucho más grande que participar en el típico artefacto de limpiar conciencias copycateras en el que también se ha involucrado Tom de su amigo Eric Clapton. Ni color, esto es tributo, llevar al Guitar Man en el alma y hacerlo suyo mediante una inmaculada y delicada composición propia.
La fragilidad con la que canta, su precisión y emoción...mmmmm.

All You Can Carry con su riff ala Bad Company tiene su punto adictivo y la imagino vivida en la comunión del directo, con el flequillo al viento, disfrutando de que estamos vivos y somos de TP & The Heartbreakers. Pero también podría ser un tema del cejotas Gallagher en sus infravalorados por la ortodoxia roquera, Beady Eye (grupazo, en disco por lo menos) Y todo siempre impregnado del espíritu californiano de los Fleetwood Mac de la edad de oro en cuanto a sonido pristino y notas justas y debidas, orfebres de la canción 45 rpm del verano infinito.

Seguiendo los pasos del bravado rythm and blues con un aire más del Slow Train Coming de su amado judio, tenemos cerrando la primera cara Power Drunk, discreta pero tan efectiva que encaja en el discurso de manera pluscuamperfecta. Escuchar a Mike en este disco es lo más parecido a tratar de describir un orgasmo. Y ese a lo bajines "one, two , three", buff, son tantos los detalles y complicidades...
Ellos disfrutan tocando y hacen disfrutar. Benmont y su piano eléctrico hacen todo lo demás. Cool, baby cool.

El siempre amado e infalible Bo Diddley Beat ( el abc) para otra de las columnas de esta bomba de relojería hipnótica: Forgotten Man y play rock and roll hermano, toca rock and roll y déjate de mandangas y experimentos, ala Tres Hombres ZZ Top.

Llega el bálsamo para nuestras orejas después de tanta nueva juventud y ácne con la profunda y trascendental Sins Of My Youth donde el del acento sureño canta como el sonido del pellizco del cristal de Murano. En el viaje en coche notaba que los lacrimales se empapaban ya que me siento soldado de este ejército, de estos Tom Petty y los Heartbreakers, los orgánicos, fuera atrezzos y Jeff Lynes, fuera maquillaje, lonja, lonja, lonja y compenetración desde el Paleolítico Superior. Amor por las canciones, por tocar, por hacernos felices. Deliciosa.

U get Me High con su título Prince bien que parecía al principio un adelanto normalito pero de eso nada: directa al siguiente Greatest Hits. La pulsión del bajo tocado por el propio Petty es insultantemente bella. Y tiene tanto vacilón, sus partes, sus silencios...ouu yeah, este disco es de un buen rollo que pa qué. Todos a una : ah ah ah ah ah ah ah ( en descendente) "tú me pones, tú me pones" A cien Petty , a cien.

Vamos a darle un poco al blues de Chicago con Burnt Out Town y es ahí donde encontramos la gran influencia del tio Tom en Chuck Prophet ( otro que de mayor, como yo, quiere ser rubio pero de Florida) Vale, bien, detractores, un puro ejercicio de estilo pero oirle decir honey es más sexy que todas las mierdacas actuales o que los Jack Whites y los Black Keys de turno. Tened a buen recaudo que con la generación de Petty se extinguira la última raza del rock and roll auténtica, sin maquillaje. Los poetas de la Fender.

Shadow People si que realmente responde a eso que dice en las entrevistas de que pretendian recuperar el espíritu de los dos primeros álbunes, podría estar en ellos. le vemos pletórico en un tema algo más oscuro,  de medio tiempo,  que el resto pero gana mucho con las escuchas.

El extra, Playing Dumb es una pena que sólo lo haya metido en la versión deluxe de vinilo porque es una canción protesta soberana ante tanta basura que se ve en la política y en los medios de comunicación y la canta como sólo él y Lucinda saben, escupiendo verdades con acento dixie y su riff hard-rockero ortodoxo nos recuerda al disco de Wilco Johnson con Daltrey, ese espíritu. Completa el circulo de manera perfecta haciendo un ramo de 12 claveles hermosos donde no sobra ninguno.

Sé que hay mucha gente con gusto exquisito por ahí a la que no le termina de convencer del todo: a ellos va dirigido este texto para tratar de que hagan un viaje en coche, mientras dure el verano,  solos/as de la duración de su minutaje con el disco a todo volumen.

Para mi ha sido "el viaje", la recuperación de la libertad musical,  un corcho en mitad de un océano en marejada, una forma de sacar algo de dentro para gritarlo y ponerme de nuevo en marcha cuando quería retirar todos los bártulos para volver a disfrutar de la música de manera egoista,  sin compartirla.

Tom Petty y sus Rompecorazones demuestran una vez más que somos prisioneros del rock and roll y que nuestra obligación es compartirlo con todos los que penan por nuestra dulce condena.

Por Joserra

Tom Petty & The Heartbreakers -"Hypnotic Eye"(2014)
8/10

Side A: American Dream Plan B/Fault Lines/Red River/Full Grown BoyAll You Carry/Power Drunk

Side B:Forgotten Man/Sins Of My Youth/U Get Me High/Burnt Out Town/Shadow People

Playing Dumb (bonus track)

15 comentarios :

  1. Creo Joserra que este disco es de los que va a dar que hablar, a mi me gusta, y mucho, desde Echo como dices el mejor, en lo que no estoy de acuerdo es que sea el único, a mi me encanta Mojo, ya sabes que soy rarito.
    Comleta y fantástica reseña hermano, ya me contarás que tal Grahan el jueves, no pude ir porque operaban a la ama...una pena enorme.
    Abrazo fuerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Addi Mojo es estupendo pero este último es puro equilibrio, es clásico y tiene cojones. Graham imenso, espero que tu madre esté bien porque la quiero un montón.

      Eliminar
    2. Me jodió mucho perdermelo, a mi tambien me gusta mas este que Mojo, pero a mucha gente Mojo no le gusto y a mi me encanta, yo del rubio el que odio el The Last DJ.
      Mi ama perfecta, esta en casa ya y hoy de aniversario además (45 castañas de casados los aitas tu)...gracias Joserra.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Discazo del copón bendito, en dura pugna con Jack White en mi modesta opinión. El Rubio de Florida ha hecho lo que sabe hacer, un disco de rock and roll de altos vuelos, enorme, con ganas de ponerlo a toda castaña, claro que si, y ojo a mi Mojo me parece más que notable, no hay que irse tan atrás con Echo para oír discos cojonudos de Petty sus rompecorazones.
    El disco tiene equilibrio, hasta las lentas y baladas son antológicas.

    Abrazos truferos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Equilibrio y punch, vos lo ha dicho de la manera más trufada posible. Para mi es rock and roll y del bueno bueno.Mojo tenía el problema de no ser tan conciso con la duración de los temas. Este Ojo lo tiene todo. Me tiene loco, Jack White para llegar a ser Tom Petty tiene que tomar muchos petit ssuise!! Abrazos del Rodri!

      Eliminar
  3. Imagino que sabeis pero a mi me parece todavía con el autopilot puesto. No es malo ,ojala fuera toods con esa cliadad pero le falta tal vez algún tema con pun ch por ejemplo. Ni de lejos llega a Wildflowers Echo o incluso Mojo cuyo ptoblema era que es excesivamnete largo pero los temas buenos de ese eran mejores que los de este a mi modo de ver

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me sorprende tanto de ti Bernardo! Sólo te pido una cosa. haz el viaje, hazlo, el clic te llegará! Te apuesto unos triángulos del EME en Bilbao! Este disco roquea y tiene swing.

      Eliminar
  4. Respuestas
    1. Tengo tantas ganas de conocerte en persona que sé que has estado por Alava y La Rioja y ya me ha jodido estar cerca y no verte Manel. Bravo por que te guste! Es una gozada!

      Eliminar
  5. Ya sabes más o menos mi opinión, tete, tiene dos o tres temazos. No está mal el disco pero no me acaba, será ese paladar fino del que me acusa últimamente Savoy y para mí dista de ser de lo mejorcito del año como dice nuestro DJ preferido. Me sitúo en lo que dice Bernardo, lejano al fabuloso "Echo" del 99. Un notable bajo, alrededor del 7. Abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tete, hazte ese viaje en coche y verás! Lo de las puntuacviones no me gusta nada, me molaría más puntuar con las notas del cole tradicionales de suspenso, aprobado,bien, notabl, sobresaliente y POM. Este Ojo Hipnótico es un Notable como la copa de un pino. Insisto, no lo dejes aparcado.Para mi si es uno de los mejores discos de este año extraordinario y lo que nos llega en Septiembre! Abrazo JJ.

      Eliminar
  6. Joserra, yo quiero que me guste y en eso estoy, porque la música de Petty tiene en su adn la esencia de nuestras querencias musicales desde los 70 hasta el presente, pero de momento no he podido, puede que tengas razón en eso de que como banda sonora para la carretera es perfecta, tengo que probarlo, ventanillas bajadas y volumen a tope. Gran reseña, me alegra sobretodo tu vuelta, verte en plena forma y de nuevo en el exilio me da tranquilidad y fuerza para seguir adelante en esta aventura. Saludos y abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No hagas fuerza para que te guste querido Chals, sin fuerza te acabará atrapando. Prueba el viaje, también depende del estado de ánimo de uno, yo necesitaba un poco de esto.
      Mira he vuelto si pero no se si de manera definitiva porque ando con la jodida tensión chunga y veremos qué pasa hermano.Un abrazo!

      Eliminar
  7. A mi el disco no me ha engatusado del todo de momento. Es muy buen disco pero no sé, no me ha dado el flechazo. Del rubiales podemos esperar más, o al menos yo esperaba conectar más, de todas maneras seguiré dándole escuchas y no quedarme en la superficie, dig it dig it dig it ....

    ResponderEliminar
  8. Dig it por Tutatis! Es TP y los Rompecorazones roqueando como locos.Ventanillas bajadas y flequillo al viento, aunque sea imaginario ;-)

    ResponderEliminar