Paul Weller - 22 Dreams (2008)


Hace unos días hubo una afirmación en el "Exilio" que pasó a muchos de soslayo pero que incendió las redes sociales. La sentencia era de nuestro querido exiliado Don Guzz y versaba sobre el señor Joe Strummer en el post que le dedicó al disco "Streetcore" junto a los Mescaleros, a Strummer resumiendo se le catalogaba como "la última gran figura que nos dio el rock". Tal vez algo excedido en la afirmación aunque se lo perdonamos todos porque sabemos que Strummer y The Clash hace tiempo que quedaron adheridos a su ADN. Rápidamente salieron nombres por doquier, cada uno daba su opinión y desde los coetáneos a los nuevos valores parece que sobrevolaba la figura de Nick Cave como el verdadero último gran nombre. Puede que sí, es un grande como lo son Costello, Waits o Byrne, incluso Homme o Tweedy porqué no?..., y lo fue, grande, y lo sigue siendo ya que al parecer tiene cuerda para rato, como los otros. De salir salieron tropecientos nombres, hasta el de mi querido Jack White al que sinceramente esa etiqueta aún le viene grande aunque puede que se meta de pleno derecho en esa liga, el tiempo dirá. Personalmente si tengo que subrayar un nombre sin duda lo haría con el Modfather. Yo siempre he sido mucho más de The Jam que de The Clash. Mi alma es rock pero también es soul, como diría Ringo, soy un "mocker", pero además me parece alucinante como dio un vuelco a su carrera, como se arriesgó con The Style Council. Qué valiente fue y qué incomprendido, pasado el tiempo uno saborea esas joyas pop y sólo puede ver a un genio que como era algo de esperar emprendió una carrera en solitario para enmarcar. Joya tras joya, discazo eterno tras discazo. "Wild Wood" es una indiscutible POM, un disco maravilloso de esos que enamoran pero también muy grandes eran "Stanley Road" o esa dupla que formaron "Heliocentric" (00) e "Illumination" (02). Geniales ambos. Es verdad que últlimamente parece algo cansado, perdido, algo acomodado, como si fuese con el piloto automático. Incluso entiendo a Joserra Rodrigo, modsoulero por antonomasia, que le ve un cierto parecido con Norma Duval en esos anuncios de ropa que uno puede ver por cualquier aeropuerto, "Punto Roma" lo llama Joserra, qué gracia, no está del todo equivocado, y para rematar y demostrarnos que anda algo perdido lanzó aquel "Sonic Kicks" que nos dejó a todos de bajón. Eso sí, repasando la carrera del genio de Woking, y viendo todos los discos que ha sacado, tan diferentes, desde 1977 llegar a la conclusión que su mejor trabajo hasta la fecha no es "WildWood" sino "22 dreams" de 2008 lo dice todo y más. Y de ese disco os quería hablar yo, de esos 22 sueños del Modfather, sin duda uno de los mejores discos de la primera década de los dosmiles, que se dice pronto. 

A los 50 años, John William Weller, se encerraba en el estudio a grabar su enésimo disco con demasiados quebraderos de cabeza, algunos más importantes que otros. Estaba el grupo "From the Jam" que Foxton formó para llenarse los bolsillos con las composiciones de Weller, su padre no superaba su enfermedad y moriría un año más tarde, eso sirvió para hacer las paces con Foxton que también perdería al suyo y volver a grabar juntos en "Wake up the Nation", y finalmente separarse de su mujer, madre de dos de sus cinco hijos hasta entonces para irse con su corista, Hanna Andrews, con la que ahora tiene gemelos (es decir, 7 hijazos!!, machote!!). Momento vital algo movidito que como digo le hace meterse en el estudio para grabar su disco más extenso y ambicioso, aquel que tiene más estilos, aquel que representa mejor toda su carrera y todo su genio. Un disco brillante, romántico, en ocasiones nada fácil pero finalmente muy satisfactorio. Weller mezcla con gran sabiduría soul, rock, folk, jazz, pop, electrónica... lo mezcla todo en su debida mesura, nada está fuera de lugar, todo en su proporción adecuada. La alquimia le sale perfecta y el resultado es un regalo inesperado. No está solo, claro. Cuenta con sus escuderos, por ejemplo con el productor y amigo Simon Dine que firma conjuntamente algunos de los temas, y con muchos amigos y colaboradores habituales: Simon White, Steve Craddock, Noel Gallagher, Graham Coxon, AzizIbrahim, Gem Archer, John McCusker, Barrie Cadogan... y... sorpresa, Robert Wyatt!!! Vamos pues con el ensoñador y ecléctico viaje sonoro que Weller nos regala en 22 sueños...


Abre una guitarra arabesca, las mil y una noche sonando en nuestras cabezas. Preciosa canción, folk psicodélico de etiqueta nos es brindado por el Modfather antes que The Jam despierte en "22 dreams" y que su clásico estilo mod nos atraviese el alma y luego nos desgarre el corazón con esa guitarrita harrinsoniana de "All I wanna do (is be with you) que es el primer diamante del disco. Preciosa de principio a fin, maravillosa, bonica del to. "Have you made up your mind" es abrasadoramente desgarradora, es todo lo que uno puede pedirle a Weller, más beatleliano que nunca, luciendo su particular "white album" su álbum definitivo, su joya, en ella, "have you made up...." brilla con luz propia siempre muy bien arropada por esos maravillosos coros souleros. "Empty ring" lleva tu cabeza y tus sentidos al soul setentero para luego destrozar nuestros corazones con esa increíble balada que responde al nombre de "Invisible". Pelos de punta oigan. Qué bonita! qué dificil es hacerlo sencillo, y además bonito.... bufff, estamos ante una de esas canciones que me dejan hecho un guiñapo, una de esas que me ponen el yunque atado al tobillo para dejar que me hunda en medio del océano. El primer tema íntegramente instrumental, "Song for Alice", como ya hacía Weller en "Wildwood" marca el fin del primer acto y "Cold moments" abre maravillosamente el segundo. Popsoul exquisito, marca de la casa, rememorando los buenos tiempos de Style Council con eso os lo digo todo. Seguimos con unos deliciosos segundos musicales, los de "The dark pages of september.." ... pará-pará-papaaaaaa,  pará-pará-papaaaaaa,  pará-pará-papaaaaaa!


El precioso piano de Black River te descompone en cuestión de segundos y enseguida Weller nos canta eso de "Black river"... Un tema de otra época, un tema al alcance de muy pocos con ese toque de feria, esa música de juguetes y ese toque que el amigo Coxon sabe darle al tema. "Why walk when you can run" con ese brutal estribillo da paso al teórico segundo disco que abre con la mod “Push it along”, rock como en sus mejores tiempos, rock que te carga las pilas, a la que sigue una festivalera canción instrumental “A dream reprise” que sirve como entrada perfecta a “Echoes round the sun”, buenísima, tanto la canción como la aportación de Noel, que continúa por la senda rockera aunque esta vez algo psicodélica, y entonces llega una curiosa canción, “One bright star” que te enamora a ritmo de tango, me encanta, seguramente es algo que podía aparecer en un disco con Mick Talbot, luego viene una pieza instrumental clásica, algo jazzera, calmada, preciosa, “Lullaby für kinder” que da paso a “Where’re ye go” un medio tiempo típico de Weller que nos enseña la recta final del disco aunque aún queda “God” recitada por Aziz Ibrahim,. A continuación la extraña pieza instrumental con melotrones incluidos titulada 111, y “Sea Spray” con su ritmo beateliano, con sus acordes acústicos y su pandereta, todo muy beat, muy mod para qué engañarnos. Finalmente cerramos con otra pieza instrumental, esta vez llamada "Night lights" en la que notamos ecos de "Light night" que era la primera del disco, de un disco genial, buenísimo, que demuestra que el que tuvo, retuvo, que hay vida a los cincuenta y para algunos también en los sesenta, que la arruga es bella. que hay creatividad y buen hacer, sólo hay que ver los discos de muchos dinosaurios que le dan mil patadas a cualquier joven estrella del siglo veintiuno, hablo de los Dylan, Costello, McCartney, Morrisey, Townshend, Cave, Waits, Byrne, Hyatt, Cohen.... quienes siguen facturando discos de una calidad abrumadora, sensacionales trabajos, algunos obras maestras. Es este "22 dreams" el mejor disco de Paul Weller hasta la fecha? creo que con permiso de "Wild Wood" sí lo es, una obra magna, una obra maestra, un clásicos moderno entre clásicos.


Paul Weller - "22 Dreams" (2008)
10/10
01.- Light Nights/ 02.- 22 Dreams/ 03.- All I Wanna Do (Is Be With You)/ 04.- Have You Made Up Your Mind/ 05.- Empty Ring/ 06.- Invisible/ 07.- Song For Alice/ 08.- Cold Moments/ 09.- The Dark Pages Of September Lead to The New Leaves Of Spring/ 10.- Black River/ 11.- Why Walk When You Can Run/ 12.- Push It Along/ 13.- A Dream Reprise/ 14.- Echoes Round The Sun/ 15.- One Bright Star/ 16.- Lullaby Für Kinder/ 17.- Where'er Ye Go/ 18.- God/ 19.- 111/ 20.- Sea Spray/ 21.- Night Lights

Por Nikochan

Comparte en Google Plus
    Comentar en el Exile
    Comentar en Facebook

5 comentarios :

  1. Gran entrada, como lo fue la de Guzz, que te gusta Weller esta mas que claro Niko, en mi opinión te lleva un poco la resaca de la admiración pero no dejo de reconocer que hablas, y muy bien, de grandes...artista y disco.
    Abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Querido Nikochan, coincido 100% con su valoración respecto a esta maravilla colorista, rica y exhuberante de Weller. Muchos me dicen que exagero cuando lo sitúo entre mis 10 discos favoritos de la pasada década. Pero es que es un album espectacular. Recoge todos los matices del musico, aunque tengo debilidad por una cancion en especial: Where'er Ye Go. Es escucharla y llorar de emoción.

    Para mi, la obra definitiva de Paul Weller. Lo tiene todo. Y esa portada....una maravilla.

    ResponderEliminar
  3. Este disco es una santa maravilla, my King, yo también le dediqué un articulillo muy sentido hace algún tiempo. Mi preferido del modfather es el “Stanley road” y después también el que citas como gran POM “Wild wood”, donde están muchas de las canciones que más me gustan de su etapa en solitario pero “22 dreams” como álbum va más allá, lo tiene todo, una homogeneidad, conceptualidad y grandeza que rompe, y encima parido en la década que considero peor con diferencia en la historia del rock. Fue el mejor disco mundial del 2008 en dura pugna con el “Cartografía” de Lapido. Sin que sirva de precedente no voy a objetar nada esta vez sobre la puntuación, que la considero justa. Abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Disco sensacional, british no más del ahora Punto Roma Modfather, jajaja. Vale es de cachondeo todo para mi Paul es el personaje que mejor uso hizo de la tradición mod para renovarla y mantenerla forever young. Estos 22 sueños es algo más típico de su maestro Marvin Gaye al que ama, una especie de suite, no sé, algo difícil en lo que entrar al principio pero después tan placentero. Me encanta como en esta entrada my King has puesto en su sitio a nuestro flautista de Hamelin desde tiempos inmemoriales. Ya sabes soy de Weller, ya tengo 50 ( edad en la que se cascó esta POM) y le entiendo todo, hasta su afición a ser la Norma Duval del british new chic, jajaja. Gracias por traer esto aquí de manera tan bonita.Somos los mods!

    ResponderEliminar
  5. Coincido con el sentir general del respetable, es quizás el último gran disco del Modfather y si, lo tiene todo, aunque a mi tardó en entrarme, pero rectificar es de sabios y al final encontré el filón con el álbum.
    Probablemente Paul sacó todo lo que le quedaba en este disco y se vació...

    Abrazos truferos.

    ResponderEliminar