Mercury Rev - Deserter´s Songs (1988)

5 comentarios :

Algunas veces, muy pocas, surgen discos desde los agujeros negros de la galaxia musical del rock and roll, normalmente producto de la grandisima personalidad de sus artifices o de la conjunción de las constelaciones o quizas de crear un ambiente de ensoñación en el esttudio que trasciende a cualquier fijación de las grabaciones en espacio y tiempo.
Se me ocurren, a vista de pájaro, Music From The Big Pink ,Wish You Were Here o Marque Moon, por citar tres continentes dentro de los propios planetas de las discografías de sus grupos autores. 
Algo de locura quedó encerrada dentro de sus reconocibles trazos académicos derivados de un aprendizaje de los grandes y es ella  la que les hace a todos tan especiales.
Era 1998 y el año anterior, Time Out Of Mind de Bob Dylan fue ese tremendo golpe en la mesa que marcó por donde debían discurrir,a partir de entonces, las producciones, los ecos, el misterio de reinventar el  viejo blues y su hijo el rock and roll. Lo que nadie esperaba es que lo diera de nuevo y por enésima vez, un veterano. Pero así fue.

Los Mercury Rev fueron muy inteligentes y bajaron las dosis psicotrópicas de sus trabajos anteriores para subirse al pedestal del clasicismo majestuoso con las suficientes dosis de deconstrucción y modernidad con su cuarto álbum, el Deserter´s Songs.
Una obra magna ( una POM)  hecha para verse en cinemascope, con una ambición y belleza que abruma y, además, muy particular y oscura para el neófito pese a sus luminosos referentes.
Cada canción deriva de una formulación diferente, una química distinta que representa los estados de ánimo previos al despertar con el café, un salto al vacio sin paracaidas que ahora , ya pasados los años, hace apreciar su carácter de gran reserva.

Para empezar, nos sorprende la voz de duende de su frontman Jonathan Donahue que está ahí siempre presente para recordarnos algo escondido de nuestra niñez, dulce pero tremendo, único e irrepetible.
En su momento, nadie dudo en decir que era el mejor disco de su año pero ahora...¿alguién se acuerda de él?

Haced la prueba de escucharlo de nuevo, pienso que se ha asentado de maravilla y que es un clásico.

Holes tiene frases tan bellas como "bands those funny little plans, that never work quite right" y un aire de plegaria tras una intro floydiana. Nos damos cuenta que estamos en esa liga que practica la Big Music como los Waterboys pero ala americana. Los intrumentos de viento y la sierra de metal ululante les hacen como grupo los David Linch del nuevo rock, el ciervo puede aparecer en cualquier momento, cruzado en esa carretera americana donde todo es posible. 
Algo dificilmente explicable hace del todo una sublime sinfonía del bosque animado como ese Tonite It Shows totalmente arrebatador, con su aire Stravinskiano, de cuento fantástico, pedazo de melodía, de arreglo y desenlace.
Seguimos ensimismados en una especie de ballet onírico freak con Endlessly, los coros de las ninfas nos confunden en la noche estrellada.  Qué cerca está la felicidad del horror, la despedida, el sueño, la vuelta a empezar...leaving you again endelessly.El grupo y las relaciones entre sus miembros se desmoronaban.
Un pasaje intrumental turbador como los paisajes del Waits de la Brennan ( I Collect Coins) da paso a la menina del disco: Opus 40 es sin duda, aparte del mejor homenaje a The Band (sin copiarles) que uno ha escuchado ( y no sólo por los cálidos tambores de Levon como invitado ya que se grabó cerca de la Big Pink, en las Catskills Mountains de Woodstock y se hicieron amigos de sus más ilustres vecinos) una de las mejores canciones de la década de los noventa y de toda mi vida de locura de amor por la canción.
Unos versos dylanianos "with her spanish candles and her persians poems" que recuerdan a la Dama de los Ojos Tristes de las Tierras Bajas y unos majestuosos arreglos sobre su base de crescendo gospel, más un memorable aunque corto solo de Hammod B3 ala Billy Preston, la hacen digna de estar incluida tanto en el Blonde On Blonde como en el Let It Be.
Creo que con Up With People  de los Lambchop es de esas joyas que yo llamo Perrita Laika, es decir , de enseñar a los extraterrestres para que vean lo que es capaz de crear el ser humano al servicio de la belleza infinita.Es una pena que mucha gente no tenga ni pajolera idea de su existencia y no tenga intención de descubrir eso de que también en los noventa o en los dosmiles, hay muchos diamantes por el corral.
Hasta aqui , Deserter´s Songs impresionante y sigue...
Hudson Line tiene la gentileza de dar un respiro a la voz principal para que Grasshopper, el guitarrista y otro de los compositores, cante una preciosidad para el lucimiento del hammond de Adam Sayder y el saxo de nada más ni nada menos que,  Garth Hudson.
Otro interludio  instrumental de frenopático al estilo  Swordfish Trombones, The Happy End (The Drunk Room)  da paso a otra de las maravillas,  Godess On The Hiway , que desde el minuto uno recuerda a Neil Young con los Crazy  Horse pero como si vinieran de Marte. And I know ain´t it gonna last, de esa frase estribillo creo que nació un movimiento, el de los nuevos pastores desde My Morning Jacket a Midlake o Band of Horses.
En un tono más funkoide pero totalmente psicodélico discurre The Funny Bird y uno recuerda aquellos años y aquellas buenas bandas como Grandaddy, The Delgados o los Spiritualized que practicaban eso de la weird america como una religión y no tan alejados de los planteamientos de unos chicos de Oxford llamados Radiohead.El cambio de siglo fue excitante.
Si escuchas cosas como lo nuevo de Jonathan Wilson,  te darás cuenta de que lo más orgánico y melódico del rock progresivo se recuperó en cosas como The Funny Bird por lo que el californiano además de colgado de los Floyd también tendrá en su capillita el Deserter´s  Songs.
Otro pasaje terrorifico desemboca en el tema más "de la época", más bailongo, más post-scremadélico, el cual me encanta, Delta Sun Bottleneck Stomp.  Con sus rastros de free jazz y su carácter sureño pasado por la batidora dance, rubrica una obra compleja pero del todo admirable.

No es fácil Deserter´s Songs como no son fáciles las obras muy personales que muestran también el lado oscuro de la luna. Gracias a él , los Flaming Lips triunfaron con su The Soft Bulletin, grabado por las mismas fechas y con David Freedman también de productor. Deserter´s Songs y su buena acogida en UK y después en Europa y los USA, generó una corriente de rock algo demente pero francamente interesante  y eso es algo muy grande.

Pienso que Matthew E White, el año pasado, con su Big Inner se acercó ,a su manera, a la receta de la melting pot que te permite cocinar con todos los ingredientes de la música americana y sus afluentes para, muy de vez en cuando, crear algo nuevo bajo el sol.

Deserter´s Songs es sin lugar a dudas un disco esencial pero también un disco isla, no se parece a nada ni nadie. Esa es su conquista: trascender a quien lo firma y tener nombre propio. Y si , Jack Nitzche si no hubiera muerto justo entonces, hubiera sido su productor.
¿Se puede decir eso de muchos discos? No.

Por Joserra

Mercury Rev - "Deserter´s Songs"
9,2/10
"Holes" /"Tonite It Shows"/"Endlessly"/"I Collect Coins"/"Opus 40"/ "Hudson Line"/"The Happy End (The Drunk Room)"/"Goddess on a Hiway"/"The Funny Bird"/"Pick Up If You're There"/"Delta Sun Bottleneck Stomp"




5 comentarios :

  1. Con mucho su mejor disco. Compacto, con sentido y ajustado. Nda de florituras acidas lo que era de agradecer. espero que lo repitan

    ResponderEliminar
  2. No sé cómo llegué a ese disco, posiblemente alguna crítica leída que fue un gran acierto. No conocía de nada al grupo y me encantó. Compré este disco, el siguiente, y les perdí la pista.
    Ciertamente es un disco único que despierta la imaginación, parece que te transporte a un mundo de sueños. Resulta muy grato leer este artículo para volver a desempolvarlo. Gracias.

    ResponderEliminar
  3. Lo escuché anoche en espotify antes de dormir, no sé bien cómo llegué a olvidarlo, con todo lo que lo escuché en el pasado. Estilísticamente estoy o estaba muy cerca hace unos años de la mayoría de grupos que mencionas. Discazo, si señor. Abrazos!

    ResponderEliminar
  4. Hace tiempo, quizás demasiado, que no les escuchó. Recuerdo que fue un disco que me encantó en su momento y del que guardo muy grato recuerdo. Junto al "Yerself Is Steam", mi favorito de la banda.
    Excelente texto.
    Saludos,
    JdG

    ResponderEliminar
  5. No tengo ni idea brother, me lo apunto para enchufarlo rápido, este Opus 40 mola de verdad.
    Abrazo.

    ResponderEliminar