Damon Albarn - "Everyday Robots" (2014)


La primera vez que escuché la voz de Damon Albarn me quedé totalmente prendado de ella. Hace muchísimo tiempo de eso, puede que algo menos de veinticinco años. Podríais apostar que lo primero que llegó a mis oídos fue "Parklife" o algo de ese disco, pero perderíais vuestros ahorros. Lo primero que me llegó fue "There's no other way" de su disco debut "Leisure". Me quedé de pasta boniato. Guitarras de alucine, british total, y la voz especial de Albarn. Y es que para que un grupo realmente me seduzca es necesario que la voz de su cantante tenga algo especial, sea reconocible, sea en definitiva la monda lironda. Es curioso que con el vozarrón que tiene Damon cuando habla cante en ese semifalsete constante, es de alucine, pero para nada suena forzado. Daltrey de The Who también recurría al falsete al principio pero se le notaba algo más encorsetado, y eso que de chorro de voz va más que sobrado. Sinceramente los dos primeros discos de Oasis me parecen tremendísimos pero en términos generales me quedo con Blur. Tal vez no tengan un disco mejor que esos dos de los Gallagher pero a los puntos ganan claramente. No hace falta pero lo haré, diré que "Modern life is rubbish",  "Parklife", "The Great Escape", "Blur" y el poco valorado "13" son grandísimos discos. El debut "Leisure" es algo más flojete y no comentaré lo de "Think Tank" porque no sé si considerarlo del todo un disco de Blur. Como digo una discografía excelente. 

Albarn totalmente consagrado disuelve el grupo y crea otro. Un proyecto extraño que acaba superando al original en cuanto a ventas. Gorillaz es utracomercial pero de una calidad muy alta. Muy moderno todo ello, sí, pero las colaboraciones son de lujo y la puesta en escena, con la animación es de alucine. De todos los proyectos de Albarn el que más me gustó fue el que lideró al lado de Paul Simonon, Simon Tong y Toni Allen. Sí, aquel disco maravilloso de "The Good, the Bad and the Queen" se ha ido convirtiendo en una delicatessen en el hogar nikochiano, poco a poco, a fuego lento, aún recurro a él, claro síntoma de que era mucho mejor de lo que me pareció en un principio. A partir de aquí Albarn decidie darse un caprichito y un baño de masas y reúne a Blur, algún que otro single y conciertazos para los fans. Luego crea una ópera: "Doctor Dee" de la que no opino porque no la escuché pero tampoco me atrae demasiado. Y no quería acabar este repaso sin comentar su faceta en la creación de bandas sonoras. Tal vez la de "Ravenous" sea la que me gustó más, y por ahí tengo el CD de la banda sonora en la que también participaba Michaeal Nyman. Así pues estamos ante un geniecillo de culo inquieto, y como no, su disco en solitario tenía que llegar tarde o temprano y este 2014 ha sido el momento adecuado para ello.


No esperéis temas moviditos ni bailongos, ni riffs de guitarra, ni rapeos ni hits radiables. Tal vez este "Everyday Robots" es más parecido a "The Good the Bad and the Queen" de lo que hubiésemos podido imaginar. Melodías electrónicas en su mayoría, tristes, melancólicas, ensoñadoras. Damon en plan señor maduro y consciente de que es una gran estrella. Reflexivo y autocrítico. El single de presentación, el que da nombre al disco y se ocupa de abrirlo es sencillamente precioso. "Everyday robots" me encanta. La melodía es de una belleza sublime y la letra aunque hable de cosas ya sabidas está de plena actualidad. La primera parte del disco es tal vez donde se concentran las mejores canciones del disco, por ejemplo encontramos la preciosa "Hostiles" y ese lujo llamado "Lonely Press Play" que sin duda es una de las mejores composiciones del álbum. En cambio, en la segunda parte del disco todo decae un algo, pero poco, muy poco. Claro que como os dije la parte fuerte de este disco viene del primer tema al séptimo, hasta aquí el disco es excelente. Ese tema, el séptimo, "You and me" es demoledor. Después, sí, "Hollow Ponds " no está nada mal, y el resto van ganado con las escuchas pero da la sensación de monotonía en esa parte final, cosa que se rompe con el final alegre y esperanzador de "Heavy seas of love" que es otra joyita. Antes ya hubo otra canción divertida y alegre, la otra excepción, que era "Mr Tembo" con ese ukelele glorioso y ese coro infantil de lujo que junto a la coqueta "Parakeets" y "The selfish giant" que es sencillamente preciosa forjaban una parte central bonica del to. "Everyday Robots" no es un disco perfecto aunque sí notabilísimo, tal vez demasiado melancólico, tal vez demasiado electrónico, pero eso sí, gana a cada escucha si le damos una oportunidad y conforme pasan los días me parece mejor. De entrada decía yo hace unos meses que el disco no me había engatusado del todo pero como aquel "The Good, the Bad and the Queen" encontraría su sitio, su lugar y su momento en el hogar nikochiano. Ahora os digo que ya lo ha hecho y que se ha ganado un trocito de mi corazón. Discazo enorme del señor Albarn.

Damon Albarn - "Everyday Robots" (2014)
8,5/10
01. Everyday Robots/ 02. Hostiles/ 03. Lonely Press Play/ 04. Mr Tembo/ 05. Parakeet/ 06.The Selfish Giant/ 07. You and Me/ 08. Hollow Ponds/ 09. Seven High/ 10. Photographs (You Are Taking Now)/ 11. The History Of A Cheating Heart/ 12. Heavy Seas Of Love.




*post aparecido originalmente en Nikochan Island
Por Nikochan

Comparte en Google Plus
    Comentar en el Exile
    Comentar en Facebook

2 comentarios :

  1. Ultimamente he encontrado en tus artículos una mina de la que extraer oro Niko, yo a Albarn nunca le he dado la oportunidad que seguramente merecera, lo hare con este trabajo del que tan bien hablas.
    Abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Me tengo que poner con el disco en serio, lo escuché nada más bajarlo... pero no volví... mi vida sexual de alto voltaje me tiene un poco apartado de la vorágine musical, pero en cuanto le pegue otro meneo... volverá a gustarme como hizo la primera vez.

    Abrazos truferos.

    ResponderEliminar