The Rolling Stones - "Beggars Banquet" (1968)


Sin duda alguna antes de 1968 los Stones habían editado canciones increíbles, temazos absolutos y alguna que otra obra maestra pero claro, lo bueno estaba por llegar. Mantenían su formación original, aquella que debutó en 1964 con Mick Jagger, Keith Richards, Charlie Watts, Bill Wyman, Brian Jones e Ian Stewart que seguía y seguiría en segundo plano. Eran los chicos malos, los melenudos, los que acostumbraban a traer problemas y aquellos que los padres de entonces no querían para sus hijas. A nivel musical no les había ido nada mal "Aftermath" (66) y "Between the Buttons" (67) siguen siendo a día de hoy de lo mejorcito de su repertorio (siempre en mi lista de favoritos) y de aquella época. Durante aquellos años los Stones seguían un poco a remolque de la creatividad de los niños buenos, de The Beatles. Era inevitable pues los de Liverpool eran los reyes. Su "club de los corazones solitarios" había arrasado no sólo en el planeta sino también en toda la galaxia. La psicodélia era lo que se llevaba entonces y los Stones quisieron dar su visión particular y se convirtieron en sus Satánicas Majestades. Disco totalmente fallido se diga lo que se quiera decir de él. Esos no son mis Stones! Que había temarros como "She's a rainbow"? pues claro, nos han jodio! son los Stones pero el disco no deja ser un poco o un mucho un pastiche. A Richards y a Jagger se les hinchan los bemoles, están hartos de Jones quién cada día anda más perdido y endrogado, más en la luna, cada día demuestra estar más fuera que dentro del grupo y los glimmer-twins quieren avanzar y para ello fichan a Jimmy Miller como productor cosa que a Brian Jones no le agrada en exceso a pesar que Miller ya había demostrado sobradamente su pericia con Spencer Davis Group y Traffic. Fue el inicio de un trabajo soberbio, con Jimmy llegó la época dorada del grupo: "Beggars Banquet", "Let it Bleed", "Sticky Fingers" y "Exile on Main Street". Los Stones se encerraron en la casa que Keith tenía por entonces en West Wittering, Sussex, Inglaterra. Las ausencias de Brian Jones en las sesiones de grabación eran constantes y francamente preocupantes, y el estado en el que estaba cuando aparecía no eran de los más positivas ni halagüeñas. Bill Wyman creó según se dice el riff de Jumping Jack Flash en aquellas primeras sesiones, la avanzadilla en formato single de su próximo disco al que llamarían "Beggars Banquet", desgraciadamente no llegó a entrar en el disco a pesar de ser una de sus mejores composiciones.


Las comparaciones con The Beatles seguían en el candelero y no ayudó demasiado la portada simplona que recordaba demasiado al "White Album" por suerte existe la portada que todos conocemos, la del WC, la de las pintadas, la del "Bob Dylan's dream"... y es que en un principio la mítica portada fue rechazada... Salió algún que otro single, la crítica aplaudía la vuelta al sonido "Stone" de los Stones y estos deciden grabar el mítico "Rock'n'Roll Circus" con unos amiguetes. Allí tocaron muchos temas del nuevo disco y allí es donde vemos a Brian totalmente en otro mundo. Ese sería el principio del fin. "El banquete de los mendigos" sería su último disco como Stone aunque oficialmente lo sea "Let it Bleed". En "Beggars Banquet" aún su presencia, aunque escasa, es maravillosa, pero luego un buen día Jagger, Richards y Watts deciden ir a su casa para invitarle a dejar la banda. Brian acepta pues a su manera también estaba harto de la dictadura de Mick y Keith, de que siempre se rumoreara que este o aquel guitarrista le sustituiría, y Brian tenía proyectos con Lennon, con Hendrix, incluso con la Creedence!!! se fue, pero se fue de verdad, nos dejó pues a los pocos días se le encontró muerto en la piscina de su casa... suicidio, asesinato??? quién sabe. La noticia fue devastadora para la banda pero no cancelaron su concierto en el Hyde Park, lo usaron como "homenaje" y como presentación para Mick Taylor y sus últimas composiciones, claro que esa es otra historia, y la de hoy, la de lo que pasa antes de todo eso es "Beggars Banquet", el disco "visagra" de los Stones, la obra maestra absoluta que da el pistoletazo de salida a los mejores discos de los Stones y por supuesto del rocanrol, aquí hay joyas stonianas y las últimas pinceladas de Brian que luego pasó a formar parte del honorable y exclusivísimo club de los 27.

Suenan tambores acompañados de bongos y las maracas de Bill Wyman marcan el ritmo demoníaco mientras la voz de Jagger nos conduce directamente al infierno para conocer al diablo. Encantado de conocerte. "Sympathy for the devil" es una composición magistral y mítica, con esos magníficos coros y el pianito desbocado de Nicky Hopkins haciendo de las suyas...., luego está el riff de guitarra, sí, el espléndido riff de guitarra que te deja empalmado hasta el final del disco. Apabullante tema. Después de está tremendidad tan tremenda llega una de las últimas joyas de Brian Jones. Escuchar "No expectations" es tocar el cielo. Temazo country/blues sobre desamor y soledad que contiene esa ensoñadora slide guitar que pone los pelos de punta recordando que tal vez fue lo último que hizo Brian con los Stones que realmente fuese acojonante. Los Stones con este disco querían volver a su sonido y no al de sus "satánicas majestades", por ello hay mucho country/blues, otra prueba de ello es "Dear Doctor" donde escuchamos a Keith darlo todo, la armónica vistiendo una canción que sube como la espuma y que nos conduce a esa sucia maravilla que es "Parachute woman", un bluesazo en toda regla. Cerrando la cara A con la aportación fantástica de Brian Jones encontramos "Jig-Saw Puzzle" además de esa magnífica slide guitar de Brian se aprecian unas letras dylanescas a más no poder y un ritmo algo alucinógeno. Uno de mis temas preferidos del disco.


Los Stones se reservaban otro cañonazo para abrir la cara B. "Street fighting man" es poderosamente atronadora. La guitarra marca el ritmo, entra Charlie dándole cuerpo a la canción y Wyman hace de las suyas y Jagger... joder, Jagger está espléndido. Estamos ante uno de esos temas por el que cualquier banda de rock mataría y de los que los Stones hicieron eso de "marca de la casa", además de tener un buen puñado de estos temas. Dan ganas de revelarse contra el sistema, romper algo, gritar, mover las caderas y disfrutar como un loco. Coño!, que buenos eran, me cago en diez!. Después de esta obra maestra del rock, los Stones vuelven con su country-rock que juguetea con el blues en la magnífica versión de Robert Wilkins “Prodigal son". Un lujo, una maravilla. Es el turno de la ultrasexuada "Stray cat blues" donde los Stones no se cortan un pelo. Temazo de esos ocultos, con una guitarras pesadas y.., sureñas? "Factory Girls" es una joyita, una perita en dulce. Juguetona y coqueta, con esa instrumentación tan india, esa percusión de otro mundo, la mandolina y el melotrón!!! un precioso violín y las congas tan recurrentes en este magnífico disco. Temazo del copón bendito. Cierra el disco una de mis favoritas de siempre. Keith a la guitarra y entonando la canción. Pelos de punta terrícolas!!! Luego Jagger entra en la segunda estrofa y ya se han hecho con tu alma y tu corazón. El blues y el country se dan la mano para terminar con Keith y Mick cantando al unísono como si se fuese a acabar el mundo, Nicky Hopkins al piano para luego ser arropados con un precioso coro gospel, el de Los Angeles Watts Street Gospel Choir, que luego volverían a a parecer en "You can't always get what you want" que aunque se grabó en estas sesiones apareció en "Let it Bleed". Si dicha canción y Jumping Jack Flash hubiesen entrado en el disco posiblemente hablaríamos del mejor disco de los Stones pero no fue así, y lo que vino luego siempre nos pondría muy difícil la elección final.


The Rolling Stones - "Beggars Banquet" (1968)
10/10
01.- Sympathy For The Devil/ 02.- No Expectations/ 03.- Dear Doctor/ 04.- Parachute Woman/ 05.- Jigsaw Puzzle/ 06.- Street Fighting Man/ 07.- Prodigal Son/ 08.- Stray Cat Blues/ 09.- Factory Girl/ 10.- Salt Of The Earth.






Comparte en Google Plus
    Comentar en el Exile
    Comentar en Facebook

16 comentarios :

  1. Tan genial como los tres siguientes, el tiempo ha puesto en su verdadero lugar a "Beggars Banquet", ése en el que la música popular alcanza su máxima expresión.

    Un abrazo, Niko.

    ResponderEliminar
  2. Estoy totalmente en desacuerdo respecto a que "Their satanic majesties request" fue un "disco totalmente fallido se diga lo que se quiera decir de él". Esa es la visión que nos han vendido los eruditos especializados desde tiempos inmemoriales y que ha ido calando sin cesar entre la nuevas generaciones de fans rollingstonianos. El Their satanic está a la altura o más que cualquier disco de pop psicodélico de la época, es un disco sin desperdicio más allá de la maravillosa "She's a rainbow", es mucho más influyente de lo que parece, toda la movida madchester de finales de los 80 y principios de los noventa, entre otras, tiene más influencias de ese disco que del siempre laureado "Sgt.Peppers", véase también canciones de la talla de "Dandelion" o "We love you". Si eso es pastiche yo veo pastiche hasta debajo de las piedras.

    Respecto al disco que nos ocupa poco que añadir, ahí está mi canción de la historia, el "Sympathy for the devil", coincidimos en que "Jigsaw puzzle" es una de mis preferidas, un temazo que casi nunca aparece en quinielas. Aunque no es de mis preferidos como álbum de los Stones, el "Beggars banquet" fue sin duda un puñetazo en la mesa de que ahí estaban, dispuestos a ser los más grandes. Abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El "their Satanic" lo firman otros y sí, a la peña le da un empalmamiento supino pero lo firman los Stones y no es de sus mejores trabajos aunque los fans lo acabemos amando (a mi me gusta hasta el Steel Wheels!, con eso lo digo todo). Ni de coña es superior al Sgt Pimienta, eso son palabras mayores querido JJ y yo soy Stone de corazón. Ese disco es fallido visto lo que vino después y aunque algo ventajoso creo que llevo la razón absoluta. Ja ja.... También he de reconocer que yo no soy precisamente seguidor de la movida de Manchester...y puede que eso me pueda.

      Eliminar
    2. Mantengo las discrepancias, además te delatas con eso de que si el "Their satanic" lo hubieran firmado otros. No es superior al Pimienta pero no lo veo inferior, eso me suena a la típica venta de moto histórica de los especializados para generar debate y poner siempre arriba a los Beatles. ¿Fallido porque lo que vino después es mejor? Uhmmmm, no me convencerás, my King.

      Eliminar
    3. Ni pa uno , ni pa otro. El Sátanico tiene cosas que quitan la respiración y que como experimentos psicodélicos son ncluso mejores que los de los propios Beatles. Pero se reduce a un EP que sería POM: Citadel/ She´s a Rainbow/ 2000 Years.../ We love You ( que no olvidemos está fuera) El resto castañas pilongueras! Ahora bien, esos cuatro temas para ir de rodillas hasta Richmond desde Santurce luciendo la pantorrilla.

      Eliminar
  3. Fallido, sí. Eso pienso yo. Y últimamente leo mucho a su favor, mucha reivindicación. Pero desde "Aftermath" a "Black and blue" estamos ante su peor disco. Y eso no me lo puedes negar aunque tengas tatuado en la nalga un rainbow.... Venga, mañana reivindica el "satanic"!!!! Y aunque me duela, los Beatles son los más grandes seguidos de cerca pir los Stones... el resto están muy lejos. Viva el pastiche!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los Beatles molan pero yo elegí a los Stones, si hay que comparar Sus Majestades fueron más grandes aunque decir eso duela pero véase trayectoria y currículum vitae. A título personal prefiero por ejemplo muchísimo más antes el “Their satanic” al “Between the buttons”, ese sí que me parece que tiene un claro enfoque comercial sobre todo para el mercado americano en detrimento de la creatividad (con eso no digo que no mole). También lo prefiero como álbum al “It’s only rock ‘n’ roll” o al “Black and blue” aunque me gustan mucho. Ah, y por supuesto al “Goats head soup”. Si atendemos a pastiche como plagio que coge elementos diversos para que parezcan una creación original no se salva ni San Pedro excepto la Velvet y poco más (y habría que ver también). ¿A quién o dónde imitaron tanto al Sargento Pimienta en temazos tan cósmicos como “In another land”, “2000 man”, “2000 light years from home”, “The lantern”, “On with the show”,…”? Que les pregunten también a los Stone Roses entre otros. Mañana no reivindicaré al Satanic aunque no desecho el día en que lo haga, lo haré de otro de la llamada segunda división rollingstoniana, a la que miles de bandas les encantaría estar a la altura de sus caderas. Vivan los pastiches y la semana fantástica rollingstoniana.

      Eliminar
  4. Yo me temo que soy aún mas radical y afirmo que no hay nada, no malo, sino flojete en la cosecha Stones hasta "Undercover" (83), ahora bien, este es de mis muy muy favoritos.
    Muy buena y además didactica entrada Niko.
    A mi tampoco me parece para nada malo Sus Santanicas...
    Abrazos a los tres.

    ResponderEliminar
  5. Beggars es legendaria masterpiece del medio, fantástico posteo, aplausos por doquier al marciano escribano, y punto mandangas. Ahora la controversia de los comments... Y me pongo a medio camino de los dos debatientes. Para mi "Their satanic" no es fallido (fea palabra para banda y época), representa ese año de locura psicodélica suya del 67 y me gusta más que -por ej.- los tres studio albums posteriores al glorioso exilio (aunque bastante menos que "some", claro) por mucho que no alcance el nivelazo de los mayores tótems... Ahora bien,.. Me parece un disco no inferior sino, en verdad, muy inferior al pimientas, de hecho la comparación la estimo sangrante (disco ese que, si nadie postea, habrá que animarse porque intuyo un pensar de más gente de la que hubiera sospechado a la hora, no de ningunearlo, pero si de "relativizarlo" un poco... Y de eso ná !). Sin más, abrazos guzzeros a tutiplén.

    ResponderEliminar
  6. Vaya por delante, a tenor de lo comentado más arriba, que para mi los Beatles compositivamente siempre estuvieron 1 escalón e incluso 2 por encima de los Stones, eso no quita para que sus Satánicas Majestades con otros argumentos, véase longevidad, véase directos míticos y presencias estelares en festivales y demás historias hayan hecho un camino glorioso a parte de ser siempre lo de "chicos malos" que porqué no decirlo... han estado siempre a gusto con ese papel.
    Eso si, me reitero en mis ideas Stonianas y para mi éste disco teniendo temas míticos que me encantan... se queda un poco por debajo de la trología siguiente (Let it bleed, Sticky Fingers y Exile on Main Street).
    Nunca ha de olvidarse que los Stones mamaron mucho del blues negro, lo tenían muy metido dentro y aquí todavía hay ciertos momentos algo espesos, es realmente en Let it Bleed donde se quitan ese corsé de las influencias y sacan su propio estilo a saco, de ahí los resultados.
    En cuanto a Their Satanic Majestic Request a mi no me disgusta como disco, me parece un buen disco... ahora ponerlo a la altura de Sgt.Peppers... ejem ejem... no se lo creen ni Jagger, ni Richards... ni nadie.
    Venga... más leña al fuego, pero es mi opinión.

    Abrazos truferos.

    ResponderEliminar
  7. Este disco me pirra, su rendición al blues del delta y la maraca power, Sympathy mi nº1 listero, y Street Foghting Man en la 3ª posición, Jig-saw Puzzle y No Expetations las otras dos en mis preferidas. Aunque este disco lo escucho en autoreverse y nada me sobra, un 10 como una catedral. Respecto a la polémica poco puedo comentar, el disco psicodélico a parte de sus 3 impepinables nunca me terminó de entrar, aunque ojo, que no esa 10 no significa que no sea un gran disco, al menos por delante de muchos de la época tan solo por esas tres que digo. Grandísima reseña O mi Rei!!!! En referendum a ti te votaba yo del tirón, larga vida al Rey Marciano. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro que no es un mal disco el "satanic", faltaría!!! es que JJ se calienta rápido, je je.... No es mal disco, pero mejor que el Sargento Pimienta ni de coña, y digo que es un pastiche porque no acaban ni ellos mismos de sentirse a gusto con esos sonidos que son impropios de los Stones, luego rectificaron a lo grande. De ahí, al Some Girls... Impecables!!!

      Eliminar
    2. Nikochan: Qué gracia me haces jodío... el Johnny se calienta en cuanto le tocas los eggs (que yo también se lo hago de vez en cuando), pero él sabe que por mucho que defienda Their Satanic Majestic Request, el Sgt. Peppers se lo come con patatas y no digamos ya si le unes en el mismo año esa colección de singles descartados para discos... que es Magical Mystery Tour.
      Ahí quiero yo llegar... y llegaré al Some girls...el último gran disco de los Stones a pocos metros de mi trilogía grande del olimpo de los Stones.

      Abrazos truferos.

      Eliminar
    3. No me toquéis los Ous, cabrones, que se cuánto os va la polémica. A mí lo que piensen los Rolling me la trae floja. Tampoco le gusta a Van Morrison su primer disco en solitario y es una pasada. Impropios dice, jajajaja. Qué es lo impropio? Creo que más de uno debería revisar ese disco sin prejuicios. Cuando pasan sus Majestades el Sargento (Pimienta) se pone firmes. Ah, y Savoy, no me tires de la lengua que no quiero sacar temas antiguos sobre tu extraño y desmedido amor por todo lo de Bowie o del Boss.

      Eliminar
    4. Johnny J.J.: Lo que para ti es raro para mi es glorioso pues. Lo que si que es raro es que Sgt. Peppers es 1000 veces mejor que Their Satanic Majestic Request y tu por extraños y desmedidos motivos te niegas a ver...
      Ya sabes... como dijo Clint Eastwood... "las opiniones son como los culos... cada uno tenemos uno".

      Ahhh y Bowie y el Boss ni tocarlos.

      Brazzzos truferos.

      Eliminar
  8. Buffff, vaya movida tenéis, como para decir yo algo jajaja. Discazo, eso si jejeje

    ResponderEliminar