The Greenhornes - “****” (2010)


Cinco muchachotes oriundos de Cincinnati (Ohio) y con un buen gusto indiscutible centrado esencialmente en las bandas de blues-rock inglesas de los sesenta con ese toque de rock garagero y algún que otro desliz mod donde podrían tener cabida tanto The Yardbirds, The Rolling Stones como The Kinks, The Who o The Sonics deciden formar allá por 1996 la banda The Greenhornes. La alineación original estaba formada por Craig Fox (guitarra y voz principal), Brian Olive (guitarra), Jared McKinney (teclados), Jack Lawrence (bajo) y Patrick Keeler (batería). Los cinco pájaros se conocían de la escuela, tenían gustos y afinidades parecidas, un garage donde tocar y mucho tiempo libre para ensayar. En 1999 en pleno revival de blues-garagero encabezado por The White Stripes, The Black Keys y grupos de esa guisa los Greenhornes sacan al mercado el que sería su disco debut "Gun for You". Olive abandonaría la formación justo después de este disco para bajo el nuevo nombre de Oliver Henry formar la nada despreciable banda “Soledad Brothers”. El single “End of the night” fue su carta de presentación pero en el disco habían un par de momentos bluseros que te dejaban con la boca abierta, “Hold me” y “No friend of mine” son una delicia. En 2001 llega la confirmación con “The Greenhornes”, el disco que se mueve por los mismos derroteros que el anterior, y es que nadie debería esperar nada modernote ni nuevo que haga estremecer los cimientos del rock’n’roll, aquí hay garage rock del bueno y punto. Lo que sí hay es más garra y convicción en todo lo que hacen, y desde luego hay cancionacas que tiran pa’tras como “Can’t stand it”, “Shadow of grief”, “Stay away girl”, “Lies” y “High time baby”. El talento de Fox empieza a aparecer por todos lados, su voz es perfecta y las letras son cojonudas, además la sección rítmica con Lawrence y Keeler es de lujo, ambos son una puta apisonadora del rock. 

Al año siguiente llegó el que para todo el mundo es su mejor disco. “Dual Mono” (2002) es una pequeña obra maestra del nuevo siglo, un indispensable para los amantes de este tipo de música. Ya no cuentan con el teclista McKinney pero sí con un segundo guitarrista, Eric Stein, aunque oficialmente la banda se reduce a trío: Fox, Lawrence y Keeler. El disco se vendió bastante algunos años más tarde, tal vez algo de culpa tuvo Jim Jarmush, un gran fan del grupo, que incluyó el delicioso tema “There is a end” en el que colaboraba como cantante Holly Golightly en su film, gran film, Flores rotas (2005). La canción era uno de los puntos fuertes del disco pero en aquella joya no sólo había momentos delicados, eso se ve claramente ya con la primera canción y es que “Satisfy my mind” es un pelotazo de los buenos. Me cuesta mucho destacar canciones ya que casi no hay altibajos en el disco, pero puede que las dos mencionadas junto a “Three faint calls” y “You’ll be sorry” que rememora los mejores tiempos mod, sean las mejores del paquete. 

La amistad que les une a Jarmush, pone en contacto a un amigo de éste, Jack White, con Lawrence y Keeler, quienes juntos colaboran en el disco de la leyenda del country Loretta Lynn llamado “Van lear rose”. Parece que los tres conectan y mucho, tal vez demasiado, The Greenhornes actúan como teloneros en la gira de los Stripes y una vez que White deja a un lado a “The White Stripes” para tomarse un descanso de la reina del bombo, Meg White, forma junto a su amigo Brendan Benson, Patrick Keeler y Jack Lawrence (este último también está en otro proyecto de White, The Dead Weather) el supergrupo de rock clásico ledzepelinero “The Raconteurs” lo que prácticamente deja herido de muerte a Fox y a los Greenhornes cuando les acababa de llegar el éxito. Pero antes de desaparecer como banda o de tomarse un largo e inacabable descanso, pues oficialmente no lo habían dejado, apareció el disquito “Sewed Soles” (2005) que realmente no es un lp al uso ya que incluye canciones de otros discos, una especie de extraño greatest hits con canciones nuevas.


Pasaron unos cuantos años hasta que Craig Fox decidió juntar a su banda, The Greenhornes, ya que Patrick Keeler y Jack Lawrence habían estado enfrascados en las locuras de Jack White. Mientras tanto Fox supongo que seguía a lo suyo aunque realmente no sabemos nada de sus quehaceres durante ese periplo de descanso. En 2010 nos sorprendieron con nuevo disco, "Four Stars" que de entrada me seduce con el rollo de las dos portadas, hay una toda seriuda y gafapastil con un fondo negruzco y 4 estrellas, la última en rojo, y justo debajo el nombre del grupo, pero luego hay otra que es masculina y ruda de cojones con un leopardo en portada de lo más feo que he visto en tiempo pero que sin duda me enamoró a la primera. No sé cual de las dos es la buena o si son las dos pero yo me quedo con la del felino pues despista al personal y no te esperas lo que hay dentro, y lo que hay es una puta maravilla. 

No encontraréis en este disco ningún destello de modernez y menos aún el nuevo y molón sonido del siglo 21. Aquí hay rock clásico que roza el garaje, la invasión británica, las diabluras mod y algo de psicodelia de la costa oeste americana o de donde cojones sea. Vamos, el santo y seña de The Greenhornes, no hay trampa ni cartón. Empieza la fiesta con un rugir de guitarras a lo Townshend, la voz entra como un leopardo daltriano (de Daltrey, Roger) y un sinfín de redobles de batería a lo Moon (Keith, claro) y un bajo perfecto que nos lleva al huerto mod, al de los Who con una melodía perfecta que rememora el buen hacer de aquellos y de estos. “Saying Goodbye” es para mi gusto un despiporre que por cierto enlaza con un artefacto acojonante que lleva por nombre “Underestimator”, una tonada muy de Fox, muy típica de los Greenhornes, aquí no había vuelta de hoja, habían vuelto a lo grande con una de sus canciones revivalescas del género sixtie. We are, we are, we are the mods!!!!! y esto sigue con la magnífica “Better of without you” firmando lo que sería un comienzo de disco espectacular, la cancioncica en cuestión la firmaría sin dudarlo el modfather Weller, incluso me lo imagino cantando dicha tonadilla y no es que no le pegue precisamente... Hasta el momento el disco deja extasiado al más pintado con tanta música del gusto nikochiano tanto que merezco una pausa que por cierto llega con “Cave drawings”, si te gustan los Zombies esta es tu canción. El disco realmente es cojonudo a pesar de sus escasos 35 minutos, por ejemplo está “Song 13” que es una nuevaolera canción de esas que se dejan gustar con facilidad, está “Need your love” que es de lo más hippie locuelo o la estupenda “Jacob's Ladder” con un inicio muy “animal” y ese típico ritmillo burdoniano (de Burdon, Eric). No quería acabar este comentario sin subrayar en fosforito naranja la canción “Get me out of here”, quién decía que ya no se hacían canciones como las de Ray Davies?, coño! Si es que parece suya, hasta Fox hace esas inflexiones típicas de Ray, joder que buena es la jodía. 

The Greenhornes es una gran banda de rock'n'roll. Da igual que adjetivo le pongas a su música. Si revival, garage, mod, blues-rock... Vale, no han inventado la pólvora pero suenan fantásticos. Suenan a verdad, a sudor, a cerveza fría y a mujeres en topless. Suenan como tiene que sonar el rock y este "Four Stars" que nos sorprendió gratamente en el 2010 es una muestra de ello, un 4 estrellas. Es sólo rocanrol, pero nos gusta.


The Greenhornes - “****” (2010)
8,4/10
01.- Saying Goodbye/ 02.- Underestimator/ 03.- Better Off Without It/ 04.- Cave Drawings/ 05.- Song 13/ 06.- My Sparrow/ 07.- Need Your Love/ 08.- Left the World Behind/ 09.- Go Tell Henry/ 10.- Jacob's Ladder/ 11.- Get Me Out of Here/ 12.- Hard to Find.





*post reciclado, fusionado y empaquetado de "5cèntims" y "****" en Nikochan Island para EXILE SH Magazine.

Comparte en Google Plus
    Comentar en el Exile
    Comentar en Facebook

3 comentarios :

  1. Joder Niko, no tengo ni idea de estos "inexpertos", la cosa es que además tienen una discografia maja y algunos discos que recomiendoas claramente como este, tendré que solucionar este desconocimiento, intentare no retrasaro y contaré,
    Abrazos

    ResponderEliminar
  2. Yo tengo un disco de estos muchachotes... pero creo que es un recopilatorio que data de 2005 titulado Sewed soles y no está nada mal, este lo desconozco.

    Abrazos truferos.

    ResponderEliminar
  3. Por cierto... ejem ejem... me gustan las jacas del vídeo... menudas lobas...
    Más abrazos truferos.

    ResponderEliminar