The Cure - "Three imaginary boys" (1979)

11 comentarios :

Antes de desmarcarse como los grandes abanderados de las tendencias siniestras del postpunk, THE CURE, todavía con la influencia de sus anteriores trabajos bajo el nombre de Cult Hero o de las maquetas de Easy Cure, publicaron en 1979 una serie de singles y un primer álbum titulado THREE IMAGINARY BOYS

Con un estilo cercano al powerpop y a la new wave de la época, y alejado de la posterior evolución de esta banda, este álbum contiene una auténtica colección de perlas donde impera el eclecticismo, la frescura y la rapidez, todo ello a base de estribillos pegadizos nada cansinos y sobre todo provistos de embaucadoras guitarras. 

El resultado final fue una obra considerablemente compacta a pesar de carecer de ese sentido conceptual más habitual en sus posteriores trabajos. A tener en cuenta también que un año después se reeditaría en Estados Unidos bajo el título de “Boys don’t cry”, donde variaron de forma notable la inclusión de canciones, incidiendo especialmente en recopilar esos primeros singles. Ejemplos de ello sería la incorporación de temas como “Boys don’t cry” que daba título al mismo, “Plastic passion”, “Jumping someone else’s train”, “Killing an arab” o “World war”, en detrimento de algunos de esta edición original..

Entre todos los temas inmersos en Three imaginary boysdestaca a mi gusto por mérito propio la genuina 10:15 Saturday night, quizás el tema que más se acerca al sonido posterior de la banda y a esa sensación existencialista basada en la propia experiencia pero que por encima de todo es una copla original y adictiva. Por supuesto ello no desmerece trallazos poperos como Grinding halt”, “Object”, “So what o It’s not you, el pop-rock contagioso de Accuracy o Fire in Cairo, la elegante calidad de tiempos medios como Accuracy o Three imaginery boys, o los guiños jazzísticos como Meet hooku oscuros como Subway song

Asimismo, y como anécdota, es de mención aparte una versión muy particular del Foxy lady de Jimi Hendrix, única canción de los Cure no cantada por Robert Smith e interpretada para la ocasión por el bajista Michael Dempsey

Otra de las curiosidades del viejo vinilo fue que no contenía los títulos de las canciones que lo integraban, aunque en la promoción del mismo se conocía el nombre de todas con la salvedad de ese último tema instrumental, denominado entre los seguidores de la banda como The weedy Burton y considerado de forma oficial como tal en la posterior reedición digital del álbum en el 2004.

Y entre otras peculiaridades de este legendario trabajo también estaría la portada, más conceptual de lo que aparenta al representar los tres miembros de la banda, una lámpara por Robert Smith a la voz principal y guitarra (la luz), una nevera por Michael Dempsey al bajo (mantiene la temperatura) y un aspirador por Laurence Tolhurst a la batería (atrae y succiona el resto de material). 

En definitiva, un disco de unos iniciados adolescentes llamados The Cure. Ojalá la mitad de discos de debut de mozalbetes inquietos resultaran la mitad de interesantes que este Three imaginary boys.

   *  Escrito por Johnny JJ y publicado originariamente en el siguiente enlace del Espacio Woodyjaggeriano

The Cure - "Three imaginary boys" (1979) - 9'4/10

1. 10.15 Saturday Night / 2. Accuracy / 3. Grinding Halt / 4. Another Day / 5. Object / 6. Subway Song / 7. Foxy Lady / 8. Meat Hook / 9. So What / 10. Fire in Cairo / 11. It's Not You / 12. Three Imaginary Boys / 13. The Weedy Burton


11 comentarios :

  1. Yo no se si encaja en los patrones esos del "guilty pleasure" que dice la gente pero a mi no solo este, el más dinámico de sus trabajos, sino prácticamente todos sus discos me gustan y por mucha mierda que eche todo cristo... no se puede evitar. Supongo todo el mundo tiene algunas bandas multiplatino de este tipo que le gustan sin más lo mismo que hay otras que detestan a muerte pirata. Yo siempre seré fans de estos, Police o Pretenders y, por contra, si hay una única banda de la que puedo decir que la detesto con toda mi alma durante toda su trayectoria esa es U2... Me desvié, perdón, pero solo quería dejar constancia que algunas cosas no median argumentaciones de a granel: te molan/conectas o no, fin. Genial arranque de carrera de Don Roberto, en cualquier caso, al que el menda incluso le hubiera endilgado alguna décima de más. Abrazo guzzero, Cosmic Master.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que yo tampoco sé si es un guilty pleasure que dice la gente, lo que si le puedo decir a Vd., Don Guzz, aunque creo que ya lo sabe por nuestra larga relación, es que siempre he reivindicado a viva voz este disco que además de formar parte de un período divertido e inolvidable de mi vida, creo que suena tan moderno que escasísimos trabajos actuales podrían competir con él. No tengo dudas de que si en el 2014 se hubiese publicado el “Three imaginery boys” sería disco del año con toda seguridad y reconocido en todos los ámbitos. Para mí es de la trayectoria de Don Roberto el mejor junto al “Pornography” del 82, aunque también tengo en un pedestal el “Seventeen seconds” (80), el “Faith” (81), el “Japanese whispers” (estupendo recopilatorio de singles no incluidos en Lp’s del 83), el “The head on the door” (85) y el “Disintegration” (89). Y pare Vd. de contar, del resto de amplia discografía a mi gusto y juicio tienen mucha morralla aunque es cierto que en casi todos los discos se pueden rascar algunas buenas canciones. Abrazos y gracias por comentar.

      Eliminar
    2. Y sí, es verdad, tiene Vd. toda la razón, acabo de hacer un cálculo más racional y creo que debería tener tres decimas y media más. Así pues la puntuación del "Three imaginery boys" asciende a 9'75. Reciba un segundo abrazo.

      Eliminar
  2. Gran reseña. Gran percepción de la realidad. Creo que los jóvenes podrían aprender algo solo con la percepción del cambio que se produjo entre el primero y el segundo de The Cure.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Juan Manuel por lo de la reseña y por tener la deferencia en comentar. Interesantísimo tu escueto pero profundo comentario. Además es algo que comparto y siempre he dicho. Uno de los cambios más drásticos y atractivos de la historia del rock es la evolución del primero al segundo disco de los Cure. Es impresionante la transformación del sonido directo y urgente del “Three imaginery boys” a la belleza embriagadora del “Seventeen seconds”. Salud.

      Eliminar
  3. Pero que grandes son The Cure. Me recuerdan tantos momentos buenos vividos...Tengo todos sus discos y nunca olvidaré su concierto de Santiago en 2004.

    Este disco es tan inocente como intencionado. Una pequeña biblia de género curehead. Fantastico.

    Y 10:15 Saturday night una joya.

    Luego se hicieron mas oscuros (imprescindible trilogia siniestra), mas pop (los adoro en The Head On The Door, The Top o el irregular Kiss Me Kiss Me...) y mas densos (Disintegration o Bloodflowers). Enormes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gusta mucho eso que dices de que "es un disco tan inocente como intencionado", amigo Mansion. Para mí "10.15 saturday night" es la mejor canción de los Cure junto a "A forest" (no me refiero la de estudio del "Seventeen seconds" sino la que salió de single en directo con el "Concert The Cure live" del 84. Estoy plenamente de acuerdo contigo en la majestuosa trilogía siniestra (Seventeen seconds, Faith y Pornography). Del resto también (The head on the door, Disintegration) y discrepo con "The top" o "Bloodflowers" que los veo lejanos como álbumes a los otros, y por supuesto muchísimo más lejos el "Kiss me, kiss me", un coñazo y encima doble (doble coñazo). Gracias por la deferencia en dejar comentario.

      Eliminar
  4. Estos primeros Cure me gustan muchísimo, quizás los que más. Ojo, no digo que su posterior evolución hacia el lado siniestro no me gustara, pero el tono de este disco es realmente gratificante para los oídos y con una producción parca, saca un sonido muy peculiar que a veces parecen como si fuesen maquetas ¿verdad?
    Buena y acertada reivindicación brother.

    Brazzzzos truferos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mira brother, entre el 77 y el 79 hubo mucho powerpop buenísimo, creo que los únicos que podrían competir con el primero de los Cure fueron el "In the city" de The Jam si es que se le puede catalogar como tal (más bien punk-mod) o el "The beat" de Paul Collins pero considero mucho más refrescante e innovador el "Three imaginery boys", es un disco de fantasía único. Brazzzzzzo.

      Eliminar
  5. Cómo molan y te molan a ti los debuts de las bandas que vienen con algo nuevo bajo el sol. Con su aire maquetero dice mucho de la época a la que pertenece y de la importancia e influencia de esta banda. Este disco si que es post-punk a tope, inocente post-punk! Abrazo desde Bilbao!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya te digo tete. A mí estas cositas tan juveniles y tan buenas me refrescan los sesos, me regeneran las neuronas y son como una especie de lifting facial y de liposucción de las grasas del body que no me quito ni con mis rutas en bici. Fuerte abrazo.

      Eliminar