Warren Zevon- Excitable Boy (1978)





Hay quien mantiene que es uno de los mejores discos de rock clásico de compositor, lo cual no es nada descabellado. Pura energía renovable la que me produce este tercer trabajo de nuestro rubio excesivo y excitable, da igual que lo escuches cientos de veces, la sensación siempre se repetirá y el misterio de su grandeza aumentará.

Este disco es una obra maestra absoluta (tras otra, su anterior, el WZ) y lo es en su edición en cd ampliada. El caprichoso cabronazo se dejó de outtakes, Tule´s Blues y Frozen Notes, dos de sus baladas más hermosas que hubieran tenido sitio en la cara B intercaladas y hubiera sido un 10 de Navratilova.

Pensemos en 1978, en el Darkness de Bruce y acertaremos: Excitable Boy podriamos considerarlo una buena novia y no habría problema para ligarlo también con el Just a Story from America de Elliott Murphy o el Cabretta de Mink De Ville: lienzos pintados con los trazos de un maestro, cada uno sus matices, los cuatro grandes pero el más de WZ es su escritura, su inteligente descripción y su entretenido guión.

Continuando con mis rocambolescas pajas mentales en la presente escucha, necesaria de vez en cuando para ponerte firme, no tengo la menor duda de que contiene una de las mejores caras A de la Historia, cinco bombas atómicas, llenas de maestría, flores de piel, subidones de la más mordaz de las borracheras y bajadas a la más absoluta de las tristezas pero siempre con la sonrrisilla pícara en los labios , como su foto de portada, donde WZ parece un genio renacentista italiano.

Johnny Strikes Up The Band es de un romanticismo brutal, ese riff, esas congas, es perfecta: roll down your windows y grita tres veces conmigo eso de Johnny strikes up the band, Johnny strikes up the band, Johnny strikes up the band. Ya sólo el arpegio con el que comienza el disco,  indica que el viaje va a ser inolvidable.
No la veo menos mitológica que Badlands y, además, trata sobre un mesias del rock llamado Johnny al que la peña adula porque es un roquero de pro, servicial, simpático, cura penas...¿os suena no? y decide  montar una banda. ¿Estaría pensando en su amigo de Freehold? Puede, porque tiene ese brio e-streetero.
Look around my little friend/Jubilation in the land/Freddie get ready/Rock Steady/ When Johnny strikes up the band.
A esto lo llamo yo perfección, rima y rock and roll, nada más que decir. Primera canción y ya estás totalmente despeinado, sin frenos y a lo loco, entregado a una experiencia épica. Por favor, repetid conmigo otras tres veces la coda, llorad durante su isabelino middle eight, suenan guitarras.

Segundo asalto: Roland the Headless Thompson Gunner, si hay una canción puro WZ es ésta: inicio con acordes clásicos de piano, Nina Simone y un medio tiempo que te lleva a un estribillo coreado por ángeles.
Warren es el mejor escritor de novela negra express de cuatro a cinco minutos y aquí describe a un mercenario sanguinario, un jodido matón que a pesar de no tener cabeza, no deja a títere con ella. Puro zumo de Zevon: Tarantino a su lado es Antonio Mercero.

Y como es un tipo excitable, tenía que hacerse un himno onanista: Excitable Boy, canción con saxo como si fuera un Prove it all Night de la costa oeste, sobre un tipo entrañable que va violando a la peña como si nada, va a la carcel, sale de ella y entierra los huesos de la víctima pero es que ya se sabe...era un chico excitable...decian las vecinas.
Aquí no hay sitio para currelas que salen de sus factorias con las manos grasientas en busca de la tierra prometida y del sueño americano, Warren es un cínico del quince, aquí los personajes son unos degenerados. El merito de Warren es que les barniza y parecen entrañables entre tanta compasión vocal e intrumental. Su maestro y amigo, Randy Newman, otro genio, tiene mucho que ver con todo esto.
De ahí que Ned , nuestro camarada blogero, describiera a la perfección a Mr Excitable Boy sin quererlo: un terrible animal que tiene el don de tocar la fibra del resto de los mortales= WZ.

Si consideramos que el riff de Sweet Home Alabama fue un milagro,  pasarlo al piano es de una inteligencia super dotada: siempre lo he visto así en Werewolves of London, un homenaje a la menina sureña, de hecho Warren ya utilizó la canción de los Lynnard en un estribillo, imagino obsesionado por ese riff que es como la producción de energía de los molinos de viento, parece que sólo dan vueltas pero generan mucho más de lo que aparentan. 
Sobre ese colchón puedes hablar de lo que te de la gana pero si es sobre el Soho de Londres ya me tienes ganado, adoro sus calles.
En la web de la BBC , su primer verso fue elegido como el mejor comienzo de canción:
Ví un hombre lobo con un menú chino en sus manos, paseando por las calles del Soho en la lluvia, buscaba un restaurante llamado Lee Ho Fook para comerse un gran plato de buey chow mein.
Uno que es un mitómano, ya estuvo allí y estaba la foto de Warren pero ahora, lo han reformado y es una auténtica pena, ni foto ni nada. 
La historia es visceral y cachonda, volvemos a lo mismo , el Silencio de los Corderos y su Annibal Leiter, al lado de este depravado, es Vicky el Vikingo.








La cara A del vinilo se cierra con su mejor balada Accidentally like a Martyr, no puedo decir más que es de mi songbook, de ese que cabe muy comprimido en mi corazón, que la tocó Bob Dylan cuando WZ murió y que remata una faena digna de Belmonte. Porque hay sangre, pistolas , sudor , lágrimas y el eterno refugio en el amor. The hurt gets worse and the heart gets harder, que dicen los viejos y cómo dice de bien eso de : Time Out of Mind y como recogió la idea Bob...Mítica canción, mítica.
Cara A, de los cinco temas más supremos de su carrera y todos juntos, todos de recopilación pero seguidos, son algo diferente, muy grande.

La cara B tiene sólo cuatro y comienza con algo más light que por otra parte se agradece porque ya emocionalmente sientes que con la cara A lo ha dado todo: el funk de Nighttime in the Switching Yard que lo entronca con su época (Steely Dan, Chic) y luego Veracruz porque  siempre le ha gustado el rollo frontera.
Ësta es una balada sobre los tiempos de Zapata. a Zevon le encantaban las pistolas, le encantaba tirar al centro de la diana y, casi siempre, lo conseguía.

La ternura vecinal de Tenderness on the Block nos devuelve al estado de la primera cara, con una oda a la independencia del hijo parecida al Independence Day del Boss poesía de barriada, bella poesía de barriada...la niña ha crecido tiene al chaval esperándole en el portal, es lo que hay papá y mamá, la niña vuela sola y hay que comerselo con patatas fritas. El propio ritmo es memorable, como el de cara B de Born to Run.

Lawyers , Guns and Money es otro diamante, bruto, muy bruto: pedazo de riff...para ilustrarnos a otro malandro metido en la trilogía necesaria para vivir fuera de la ley: abogados, pistolas y pasta. Y recuerda aquello de para vivir fuera de la ley debes ser honesto y WZ lo era pese a ser la persona más difícil que te puedes encontrar, su sinceridad está en sus hermosas canciones, sus novelas encapsuladas en medio de acordes recios que nos resultan eternos.

La versión  reissue-remaster tiene unos extras de quitar la respiración, esenciales para la final puntuación.

Frozen Notes merece una entrada aparte. Es como su Blind Willie McTell, se quedó fuera, como hemos dicho, por caprichos del chico excitable.

Sobra decir que los músicos están en estado de gracía en todos los surcos porque son las luminarias de la escena setentera de L.A., su mafia.
Todos lo que hacen voces parecen ángeles: se requería el carnet antes de entrar al estudio, ¿tienes alas? anda pasa, te llames  Linda, Jorge, Jackson o J.D. 
Jackson Browne hizo un producción PERFECTA y nada blanda como muchos le acusan, pues es robusta y cálida,  otra cosa es que el animal en directo fuera mucho más punk e incontrolado.
El sabor que me queda tras toda la parrafada es que he podido decir un 0,0001% sobre lo supone para mi esta obra maestra pero eso , es imposible, eso os lo tiene que contar Excitable Boy.



Por Joserra


* Esta entrada fue publicada también en rockandrodriland pero ha sido reducida, corregida y actualizada para el Exile.

Warren Zevon - "Excitable Boy" (1978)
9, 5/10

01.-Johnny Strikes Up the Band/ 02.- Roland the Headless Thompson Gunner/3.-Excitable Boy/4.-Werewolves of London/5.-Accidentally Like a Martyr/ 6.-Nighttime in the Switching Yard/7.-Veracruz/8.-Tenderness on the Block /9.-Lawyers Guns and Money.

Extras: I Need a Truck/ Werewolves of London (Alternate version) /Tule's Blues (Solo Piano Version)/ Frozen Notes (Strings Version)

Comparte en Google Plus
    Comentar en el Exile
    Comentar en Facebook

8 comentarios :

  1. Este lo buscaré en vinilo, porque tiene toda la pinta de estar hecho para sonar en vinilo, además debor cerrar ese círculo con Darkness y Murphy, de Mink el Cabretta lo tengo menos escuchado que mi favoritp Coup De Grace, esa época de rock de tapadillo del punk es gloriosa. Gran reseña. Saludos

    ResponderEliminar
  2. Pues ni zorra de éste "chico excitable" pero habrá que poner remedio cuanto antes... eso si la portada es de las que marcan época.

    Abrazos truferos.

    ResponderEliminar
  3. Que sepas Joserrra que eres el culpable, glorioso culpable eso si, de que yo sea fan, también, de este tío.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Joserra, un incondicional Warren Zevon, te agradece el homenaje.
    Uno de los músicos más honestos que ha habido en el mundillo del rock. Un autor inconmensurable. La sorna e ironía del humor negro 'in person'.

    ResponderEliminar
  5. Este es un disco de esos esenciales si te gusta la música. Uno de los elegidos. Hasta hace bien poco lo desconocía, bueno, la verdad es que nunca le había prestado la atención que merecía. Hoy es uno de mis favoritos.Tremendo artefacto.

    ResponderEliminar
  6. Van y Randy son hermanos !... y Warren también!!... es el pequeño de esa inventada familia y del que no se habla tanto pero resulta también brutal a medida te vas metiendo... No me pesa y en verdad me alegra el que me quede tanto por descubrir de este señor del que, reconozco, no tenía ni papa hasta que fue noticia cuando falleció... Tremendo disco todo él (que conozco -al igual que el que precede- por recomendación expresa de la Land), que ni siquiera el poseer un monstruo de la adicción como "werewolves" -que se puede escuchar hasta la misma hernia de oido- logra acaparar el todo resultante. Bravo hoy como ayer Master Joserra (que ese registro vocal es ambrosía a atesorar forever y, con ello, otra más que se le debe) y abrazo guzzero !

    ResponderEliminar
  7. Si te soy sincero, tete, este disco, como la mayoría de WZ que he escuchado no me acaban como el homónimo que creo es el primero del 76 y el último, curioso. Y te comento esto al hilo por ejemplo del popular tema “Werewolves of London” que tan bien describes como homenaje sureño al piano pero que me satura un poquillo. Eso sí, me parece un artista que merece todos los respetos, admiración y comprendo perfectamente esta pasión que sientes por su legado. Creo que te conté en una ocasión que lo descubrí con el “Trasverse city” del 89, un disco que me decía poco pero que en mi época pincha me hinché a poner “Splendid isolation”, temazo que continúa atrapándome profundamente y pareciéndome su mejor canción. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Gan articulo y el disco de Warren una obra de arte…….imprescendible…

    ResponderEliminar