The Fakeband - Shining on Everyone (2014)



The Fakeband y su Shining on Everyone (Rock Indiana-2014) me han devuelto algo en lo que creer, volver a ilusionarse y lo más importante, algo en lo que confiar.

Shining on Everyone es un disco lleno de fiesta, fiesta de las emociones y del rock and roll, así, hecho por la cara con el efecto cosquilleo de un viaje en montaña rusa.

Es imposible ser objetivo con éste segundo disco de la banda de Getxo ya que me une una relación personal que se puede calificar de amor pero mi pasión por ellos que no os lleve a no creerme; la música sólo la concibo desde rincones personales que muchos tenemos a bien compartir, como estoy seguro que va a ocurrir con este magnífico chute de adrenalina vital sonora que tanto necesitamos en estos tiempos pérdidos y oscuros.

Queremos CANCIONES, en mayúsculas, bien tocadas y con alma propia que nos cuenten historias y a los exiliados nos gustan aquellas que llegan para quedarse.


Tuve la suerte de conocer a los que cariñosamente llamaba, hasta hoy, Eagles de Getxo (ahora ya son sus Beatles o sus Big Star) a principios del 2011, como teloneros de Willie Nile y ese día, os lo puedo asegurar, el cielo cambió de color. Si ya era un apasionado de mis grupos y artistas, casi siempre extranjeros, multipliqué por tres los valores en el test analítico de dicha caracteristica personal.

Ellos me han hecho gozar con sus canciones y cantarlas al viento con las ventanillas bajadas del coche,  en veranos inmensos y otoños dorados; sus directos tan naturales y rabiosamente roqueros hacer trabajar a mi corazón a un ritmo más frenético de lo normal. En definitiva , se han convertido en esenciales.


The Fakeband ya no son lo que eran en Too Late Too Bad-Rock Indiana 2011, su anterior y excelente trabajo de 2011 ya que han ensanchado mucho su cinemascope en este segundo. Primero, porque no han caído en el estúpido error de la repetición de esquemas que hubiera sido muy fácil e incluso bienvenido y segundo, porque nos quieren decir con Shining on Everyone que ya llevan desde chavales haciendo muchas bodas y tocando a los Beatles y a los Creedence, sin mirar las letras y acordes en el atril, desde el corazón, aparte de sus múltiples proyectos, grupos y homenajes, todos dentro de esa rica escena del rock and roll Made in Getxo, la west coast vasca. 

No es que hayan ganado en cuerpo y alma en Shining en Everyone, que también y mucho, sino que ahora es mayor su compenetración musical, los logros en composición del autor de las canciones Txomin Guzmán (un grandisimo talento), la destreza y sorpresa en los arreglos y todo su sonido en general. Ya no hay dudas aunque antes fueran casi imperceptibles de que they are younger now.


Shining on Everyone llega a nosotros como un meteorito, algo realmente extraordinario en el panorama de los escasos grupos del Estado que adoran la tradición de lo que todos tenemos como iconos en la Historia del Rock and Roll en su vertiente de corte clásico y elegante (ahora quiero recomendar a los maravillos All La Glory de Sevilla) pero, abarcando otros palos que en el fondo siguen siendo algodón orgánico 100% Fakeband, producto de cinco músicos integrales que forman un todo indivisible con un gusto único, es sus dos acepciones, sabor y elegancia.


Shining on Everyone es un disco donde como decía Antonio Vega "suenan guitarras", esa es su nota esencial. 
La profesionalidad pero a la vez frescura con la que están grabados e interpretados sus once temas, realmente asusta. 
El producto que sale del estudio de Saúl Santolaria (Sweet Saul Music- Hats off Saul) nos hace concluir  que estamos ante el disco de una vida, un hito doméstico pero un hito, ante nuestro Abbey Road, Muswell Hillbillies, Big Star Nº 1 Record, Sky Blue Sky o Temple Beautiful pero esta vez jugando y ganando el partido en casa, con la afición totalmente entregada al equipo local.

Si en Too Late Too Bad gravitaba, en todos sus cortes, la sagrada herencia del country-rock, en Shining on Everyone destaca la variedad de estilos, desde el power-pop urgente , los cantes de ida y vuelta UK-USA y viceversa y hasta el country soul festivo pero sobre todo el rock and roll de toda la vida que es una palabra que le va como un guante.

La sección de ritmo (Juan Uribe al bajo e Iñigo Gil a la batería) late esencial por todos los surcos, ambos están fabulosos; "suenan guitarras" (Pit Idoyaga, Alfredo Niharra y Txomin Guzmán) ardientes y antológicas y siguen ahí las armonías vocales marca de la casa pero de una manera mucho más sutil, escondida, bella, una especialidad difícil donde las haya y en la que son reyes. Intentad hacer coros en armonía y veréis lo difícil que resulta, más aún tocando una guitarra a la vez.

La voz de Txomin Guzmán ha ganado en confianza y confidencia, es más potente y soulera, siempre arropada por todos los demás, graciosa como el Bruce o el Graham Parker joven, atreviéndose con registros en falsete alto sueltos, hirientes de amor y bellos como los de sus cantantes admirados.

Aparte, están los músicos invitados con la aportación de un Hammond incisivo y tocado con maestría, de los metales en tres temas (eso me cautiva) y los demás instrumentos, en una participación estelar, de lujo, de una gran categoría

En cuanto a las letras, comentar que siguen el hilo conductor de que siempre hay que pensar es que nada se viene abajo del todo y que siempre cabe recuperar el brillo perdido desde las ruinas en las relaciones y que el tiempo todo lo cura y lo deja en su sitio. 

Desde luego es un disco de optimismo ante la adversidad, de darte la patada en el culo para que te espabiles, salgas a la calle y sigas adelante.

Estamos hablando de un Gran Reserva, Shining on Everyone ha llegado para quedarse para siempre, brillando en todos y cada uno de los participantes del milagro y en todos sus destinatarios.


Os propongo pasear por su setlist dando mis impresiones y trabajando con referencias que no prejuicios como cuando se describen vinos de una gran añada sin haberlos el resto catado o contar la experiencia de tu viaje a una ciudad hermosa a alguien que va a visitarla.

Cara A

Top of the World

Top of the World es ese tipo de trallazo power-popero maravilloso, lleno de guitarras saturadas ala Zuma, como Don´t Cry No Tears, con una melodía incrustada para los restos y un romanticismo que ahoga, shining on everyone  es una frase de su estribillo en su momento culminante y un rayo de felicidad plena.

Una estrofa y un estribillo soberbios, paradiña y el bombo que vuelve a liar la madeja de la electricidad hecha verso en su riff memorable: la canción de pop de guitarras redonda. Un 10 en composición, otro en interpretación y un 11 en eléctrica emoción.

Top of the World es por donde había que empezar el disco, estaba claro , como el Damm the Torpedoes de Tom Petty y sus Heartbreakers lo hace con Refugee. Suenan guitarras.


Fool Me

Guitarras troteras, desparpajo e historia que contar de la humillación sufrida de parte de la chica de turno que te ridiculiza y te vuelve loco.

La letra es preciosa con versos como el inicial acompañados de la melodía perfecta que dicen:

The trees on the sidewalk
dance to our music
As we pass walking by
The stars are all shining bright
Making a poet’s delight

O decir la palabra shipyard en una canción, cómo la pronuncia, todo está en los detalles.

Found me hard job
down by the shipyard
Honey just to buy you things
Ready to swallow my pride
Break my back and comply

Las guitarras cantan durante todo este paseo por los Campos Eliseos, se besan, se doblan para después pelear con una sencilla pero eficiente call and response con la sección de metal. Un aire chic ala Rumours de los Mac, otro disco que me viene a la cabeza y que quiero escuchar cuando acaba Shining on Everyone, la pop perfection, la sucesión de clásico tras clásico. Al final el duelo guitarras-metales quiere reconocer que no hay nada más excitante que los Stones con Bobby Keys. Un prodigio de fiesta, alegría y diversión.


Parking Lot

¿Cómo describir este milagro? Guitarra desnuda a lo Alex Chilton y desgarro de medio tiempo agridulce para que de pronto,  entre toda la banda en un instante de máximo poderío y te des cuenta de que se han hecho mayores, de que esto suena a niveles de exportación y a caballo ganador si fueran tiempos de rock and roll en la radio.
Armonías byrdmaniacas celestiales, sonando a ascuas de roble templado, estribillo entrecortado y de guitarras épicas y un toque de bombo de Iñigo Gil tras las paradas(parece Jim Keltner) y la vuelta al solitario sonido de la Gibson.
El juego de las intensidades y las guitarras y sus tonos, su adictivo crescendo, todo es demasiado bueno para creer que ha sido grabado aquí, en Bizkaia.
Una completa epifanía que describe esos momentos tontos de plena felicidad donde se mezcla la observación con el regusto de las sad songs on the radio y uno de los pilares del Shining , con versos como:

On your summer clothes
Well I liked them so much
I could never get over that
Though it doesn’t matter anymore


Healing Time

Si por cuestión de afinidad o generación, Bruce hubiera actuado en el Último Vals con The Band (soñemos) y contara con aquelos históricos arreglos a los vientos de Allen Toussaint , Healing Time hubiera sido su canción.
Transmite el buenrollismo E-streeter o de los Rumor de Graham Parker pero con un interludio de riff roquero de quitarse el sombrero. Es la soulera del Shining. 
El día que la escuché, lloré para despues sonreír; no pude quitármela de la cabeza en toda la puñetera semana.
Santi Ibarretxe a los arreglos de vientos ha hecho un trabajo sublime y sus second line, esas contramelodías te dejan al final con la boca abierta y con la plena disposición en pulsar el repeat nada más que acaba con un corte de vértigo de una nota suspendida de saxofón.
A veces pienso que aquí cuando se queda él solo es donde resucita Clarence Clemons y que es Al Cooper el encargado del órgano B-3. Digna de The River o del Heat Treatment, no hay debate.


Kate

¿La joya de la corona? ¿El punto donde vemos todavía a los Fakeband de Too Late Too Bad decir adios o un hasta luego a un sonido fiel al California Dreaming? Todo eso y mucho más.
Con una estrofa muy del Boss maduro, descriptiva en las escenas, muy de autopista llegamos a unos uhuhuhuhuhuhs de los chicos de poner la carne de gallina, como del Surf´s Up de los Beach Boys y a un toque casi reggae de bajo y batería que me lleva a esas canciones de los Staples en la Stax tipo If you are Ready ( Come Go With Me) y no he tomado estupefacientes. El tratamiento vocal y la sorpresa de esta menina tras su estrofa es antológica.Y su explosión guitarrera final, una caracteristica casi de todas la del Shining, de tiempos en que los discos los machacabas a escuchas y no perdían ni un chispa de su fuego eterno.
Por sólo escucharle a Txomin decir "Oh Kate I love ya" merece ya la pena comprarse este disco como en It makes No Difference sería suficiente para enamorarte, oirle a Rick Danko pronunciar con su dolor caracteristico "It´s a losing Battle"


Get You Back

Un homenaje en toda regla a los años sesenta, a los Kinks del Autumm Almanac, a los Beatles más de tetera, a los Small Faces más Ronnie Lane, al Gabinete de Camino Soria. 
Meláncolía sixties perfumada de fanfarría con vientos Rainy Day Women. Las líneas descendentes del estribillo la delatan. 
Escalofriante en su leitmotiv: te he perdido pero te tendré de vuelta, nunca se pierde la esperanza de que las nubes desaparezcan para que el azul vuelva, no hay mal que cien años dure.
Un primor de canción en la que siempre creí en como quedó, zaspa, grabar un clásico, en primera toma y con el encanto del sonido raído de los metales que saben a añoranza.
La escuché en el estudió y les sorprendió mi reacción casi histérica y emocionada. Get You Back era grande como quedó, como los singles de los Honeybus y así tenía que presentarse al mundo. 

Esta pieza de orfebreria cierra una cara A de infarto pero debería haber cerrado la cara B para obligarnos a poner el tema 1 de nuevo, de un tirón. 
Los discos se deben secuenciar pensando en que son viejos long plays de vinilo cuando se hace música como la de Fakeband, las tácticas para las descargas son para los grupos de chichinabo. Y la secuencia es sumamente importante y , en mi opinión personal, la única nota que no me convence del todo. Propongo el siguiente orden para que surta en vosotros un pleno efecto emocional, el d ela montaña rusa. 
Cara A : Top of the World/Fool Me/Back on the Road/Parking Lot/ Something About You/Kate.
Cara B : Someone/Healing Time/The Secret/She Told Me/ Get You Back.

Camino Soria acababa con Camino Soria.

Creemos una plataforma de crowdfunding casero para sacar en vinilo sus dos discos.Un sueño. ¿Alguién se apunta?


Cara B



Someone

Para la cara B se reservan comenzar con la pieza más reflexiva , aquella que da un mayor espacio y ángulo de observación de su crecimiento como grupo para después combinar los dos temas con fuerza más rockandroller.
Someone, cuyo poderío melódico hace que encierre en ella un millón de tonadas,es otro de las columnas de un disco que ya se puede calificar de Partenón.
Tras un par de estrofas complejas en su simpleza, el efecto fardo de paja que aumenta rodando al viento, prepara el terreno para el solo espontáneo y para los restos de Pit Idoyaga, de esos como el de Layla, de esos que salen una vez y del que debe estar muy orgulloso porque acabará algún día en el display del Guitar Hero. Eso me dijo su camarada, el bueno de Alfredo Niharra que también está en todo el disco inmenso a las guitarras y voces, por el cuerpo que Alfredo le da a todo y por su segunda voz magistral de terciopelo lennoniano.
Es el tema más largo que nunca nos han presentado pero no llega a los 6 minutos. Una mini sinfonía de notas eléctricas y control de las velocidades, de las vueltas, de las voces, de los uhuhuhuhuhs que irradia una grabación cálida y con mucho cuerpo.
Soberbia Someone, además como muchas en Shining, una toma live in the studio, de ahí que este disco se corresponda más con el de su directo vibrante.


She Told Me

Rock and roll stoniano, canalla, conciso, de primera, sureño, de ese que hicieron en comandita Bob Dylan y Tom Petty en su gira del 86-87. Sorprende el deje vocal de Txomin Guzmán tan suelto, natural y las guitarras y el hammond echando un polvo rápido de primera. En directo, me temo, lo vamos a pasar demasiado bien con este tema,  el día 21 de febrero, viernes, en el Teatro Antzokia de Bilbao. Parece del Tatto You, ese tipo de subidón provoca, feromonas blues.


Back on the Road

La Cenicienta porque engaña. Hay que escucharla y admirar su serena belleza, ahí incrustada en medio de un festival, con esa armónica a lo Diamonds By The Yard de Elliott Murphy. Back on the Road se va descubriendo en su discrección como el auténtico bellezón del Shining...al tiempo,  porque a esta canción nunca le va a dar las doce.


En cuanto a su letra tiene un verso extraordinario y real como la vida misma para aquellos que vamos un poco de ingenuos por la vida:

You’re gonna have to get your hands dirty
If you want to get things done
get yourself together and make it back on the road


Sus armonías y coros son celestiales, como pocas veces se han escuchado por estos lares.


Something About You

Vuelta al rock and roll, ahora un poco más glam, más Bolan, con un prodigio de riff-punteo inicial y un estribillo bien hermoso. Te dan unas ganas de bailar tremendas, una necesidad que hace tiempo no sentía y es porque en 2013 no hemos tenido un disco de Chuck Prophet y los Kinks no se reunen hasta este 2014.
Una delicia : Just you and me , just you and me babe! y las guitarras lo cuentan todo.


The Secret

La apuesta es acabar con unos arreglos diferentes, muy Tomorrow Never Knows para embellecer las estrofas de una balada, por fin una balada de Fakeband! Vamos a pensar en ese tipo de canciones que Gary Louris bordaba cuando se quedó con el mando de los Jayhawks sin Olson. La estabamos esperando.
Y cito a nuestros héroes porque es difícil describir de otra manera el disco, sin que vosotros lo hayaís escuchado todavía pero, insisto, son referencias ya que estamos ante Fakeband, con su discurso propio y singular. Con su secreto

We know the secret but we wont tell
and I’m only waiting for the morning
If I could tell you how hard it can be
I’d let all come down from the beginning


Una banda que tenía que nacer para nosotros disfrutarla, un crisol. 

Tenemos que apoyarles y les tiene que conocer más gente porque estoy seguro van a hacer historia con estas once estrellas que estarán para siempre brillando,  en todos y cada uno de nosotros, shining on everyone.



Por Joserra

* Esta entrada fue publicada también en rockandrodriland pero ha sido reducida, corregida y actualizada para el Exile.

The Fakeband - "Shining On Everyone" (2014)
8/10

01.-Top of The World/ 02.- Fool Me/ 03.- Parking Lot/ 04.- Healing Time/ 05.- Kate/ 06.- Get You Back/ 07.- Someone/ 08.- She Told Me/ 09.- Back On The Road/ 10.- Something About You/ 11.-The Secret.



Comparte en Google Plus
    Comentar en el Exile
    Comentar en Facebook

7 comentarios :

  1. Lo primero decir, y creo que hablo tanto por lo exiliados como los que nos visitan, que es un placer tener post de este nivel por aquí ya sean exclusivo o provengan de la Land.

    Segundo: este disco particularmente me está encantando. Mucho mejor que el anterior, con nuevas miras, y un sonido más abierto. En la línea de Wilco eso sí..., que será para bieno para mal, depende si te gusta ese tipo de música.

    Tercero: me alegro por la nota. Porque aunque me consta que amas a estos muchachos es una nota justa.Primero porque hay cosas mejores, hechas aquí no, pero.., pero sí afuera, y además pienso que su POM está por venir, creo que tu también.

    Mis favoritas: fool me, parking lot, Healing Time y Someone.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias King, en el tema de la puntuació quieor matizar que nunca e han gustado las puntuaciones, soy más de estrellas y tampoco. Es todo tan subjetivo. Aunque parezca calcada a la de la Land esta entrada es muy distinta dada la relación que me une con ellos, dejé para mi rinconcito todo el rolllo más pasional. Sin embargo, los 10 tienen que ganarase a base de pulso y por ejemplo, aquí valoré Essence de la Lucinda con 10 por un tema doble: personal + que pienso que discos tan sinceros y desnudos ( presentando incluso las cosas feas d ela vida) nunca se han hecho tan grandes como ese y a nuvel femenino es de los de los dedos de la mano como el Blue de la Mitchell , el primero d ela Atlantic de Aretha o el At The Piano de la Simone, auténticas obras maestras de los sentimientos de las mujeronas de tomo y lomo, raw soul.
      Así que no me gusta puntuar nada de nada, me voy a declarar en huelga. El disco de Fakeband crece mucho más con las escuchas d elo que te pueda parecer en un principio y la secuencia, coño, la secuencia, hacerme caso. Yo llevo con el tres meses ( con los masters y demás) y hoy , que podía estar más harto, me gusta más. Esto te lo preguntaré dentro de una año o cuando llegue el verano y ya me dirás.
      También pienso que están en un momento en que la cosa puede ir a mejores cotas pero el Shining es un hito que nada tiene que envidiar al de Danny y los Champions por ponerte un ejemplo.Bueno que nada que me enrrollo, que un abrazo y el coche descapotable ya es vuestro, un abrazo!

      Eliminar
  2. Dices que es imposible ser objetivo con este segundo disco de la banda de Getxo, tete, pero es que la objetividad siempre parte de la subjetividad que intenta acercarse en estas cosas a una utópica objetividad. Después de haber visto en directo en el pasado Rust Fest de Frías a esta banda y después de leer este articulazo dejamos a un lado la objetividad y nos centramos en un disco que es mucho mejor que la mayoría de productos nacionales que tienen mayor popularidad, eso no cabe la menor duda después de oir el disco que nos ocupa suficientes veces, y por tanto se merecen el mayor apoyo y reconocimiento. Como le he leído al King por el Face, muy acertadamente a mi juicio, muy buen disco y la obra maestra está por llegar, van por buen camino.

    Oye, y olé por ese 8 (yo le pondría un 7'8, ya sabes que soy muy exigente), pero tu puntuación me parece racional, lógica y subjetivamente objetiva, que a veces nos dejamos llevar en exceso por el apasionamiento desmedido. Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mayfren...gracias por tus palabras. Te digo lo que al Niko, la secuencia que ya comentamos y también que crece con las escuchas y con incorporarlo a tu vida diaria, llevando a las niñas al cole en el coche escuchándolo o viendo que cosas como Parking Lot no se hacen en este país así de bien. Un notable, un cuatro estrellas, ok , me vale.No lo pienso bajar de un 7...jejeje.Un abrazo.

      Eliminar
  3. Un notable es una muy buena nota, si que te doy la razón en lo de la secuencia, no sé si será tu caso, pero la parte central del disco desde healing time me parece única, esos vientos no sé ven con frecuencia empastados de esa manera, con gusto y mucha clase, desde aquí a Sebastopol, Kate un joyita, y la guitarra de Someone es realmente impresionante, de momento son mis preferidas, si que tengo que decirte que top of the world es una gran canción, pero no es mi preferida ni por casualidad, tiene gancho, pero con ese Healing Time los 10 volarian por todas las redacciones del país. Lo sigo escuchando y sacándole todo el mojo posible, un disco hecho para largo plazo. Y no sé si será bueno o malo, para mi malo no es, Txomin tiene momentos que fraséa igual que Ben Bridwell, aunque ya quisieran los Band Of Horses tener un guitarra tan bueno como éste, mucho estilo. Saludos Joserra

    ResponderEliminar
  4. Por fin he oído el disco. Primero decir que suena de vicio, y que el punteo de Someone me tiene loco, brutal. Quizás el orden de los temas tendría que ser el que dice Joserra, pero siempre digo y diré que este grupo en directo se supera, son todavía mejores que en disco.

    Abrazos truferos.

    ResponderEliminar
  5. Justa la nota, yo la bajaría un poco, el disco es excelente pero falto de emoción tal y como yo lo veo, grandes composiciones y elegancia para exportar, pocas cosas se hacen mejor en este país, eso esta claro, pero hecho de menos, como me ocurre con Wilco, un sonido un poco mas contaminado, justa nota Joserra, demuestra tu inteligencia.
    Pronto lo vemos presentar en directo, juntos.
    Abrazo a todos.

    ResponderEliminar