Ray LaMontagne - "Trouble" (2004)

9 comentarios :

Raymond Charles Jack LaMontagne es alto, caucásico, con frondosa barba y voz de terciopelo. Enamorado de Stills y su Manassas, de Rick Danko y Richard Manuel, de Van Morrison, de Nick Drake.... Casado y con dos hijos. El éxito nunca se le ha subido a la cabeza, sigue viviendo en Massachusetts pero ya no en una caravana, ni trabaja como zapatero, ni como profesor, ni desde luego envía maquetas de sus canciones a donde las lleve el viento. Ahora el señor LaMontagne tiene a sus espaldas cuatro grandísimos discos y parece ser que junto a la tecla negra de Auerbach se propone darnos el quinto. A pesar de la gran cantidad de buenas canciones es imposible no acordarse de su debut. Pura magia. Ese disco supuso la vuelta a la escena musical de la figura de trovador folk que enamora de primeras seduciéndonos con su voz. Ese debut del 2004, ese "Trouble" es tan bonito que te parte el corazón en dos. Un disco de otra década, de un señor de otra época. Con canciones que te abrazan y dan calor a tu alma. Y esa voz, esa voz de terciopelo, hermosa..., imposible no caer rendido ante ella. 

LaMontagne tuvo la suerte de caer en manos de Ethan Johns que para estos discos tiene un don especial. Sabe crear ese ambiente, ese sonido, esa calidez. Sabe darle ese toque especial, ese no sé qué que nos teletransporta a discos inconmensurables, esenciales y mágicos como "Harvest" o "Moondance". No digo que se parezcan pero sí que tienen un algo en común. "Trouble" significó muchas cosas para mí, cosas bonitas, cosas que recuerdo y aún se me eriza el bello. Es uno de los discos que identifico con mi relación con Nikochana aunque ella ni lo sepa. Luego, LaMontagne sacó su "Till the suns turn black" (06) que es un paso adelante, madurando que es gerundio. La confirmación con "Gossip in the Grain" (08) al que hoy aprecio más que antes, lo considero un discazo descomunal y el final con "God Willing..." (10) al que os confieso nunca haberle cogido del todo el pulso. Pero es que... "Trouble", es una maravilla.


El disco empieza con la banda entrando como un ciclón como en esos discos de los cantautores folk de los setenta pero es cuando aparece la voz de LaMontagne cuando uno se queda helado. Qué voz! Bonica del to! En ocasiones es escuchar la voz de la primera canción de un disco debut y quedar unido al artista de por vida. Os acordáis del "Secret Heart" de Sexsmith? os viene a la memoria el "Tell me a tale" de Kiwanuka? la primera vez que "Beneath the rose" de Micah P Hinson rasgó vuestra alma? pues algo parecido me pasó con LaMontagne. "Trouble", la canción, es un clásico instantáneo. "Trouble, trouble, trouble, trouble…, trouble been doggin' my soul since the day I was born...", bufff, ya tengo la carne de gallina! La instrumentación es absolutamente bella, el bajo brilla por sí sólo pero sigue siendo esa cadencia vocal de Ray ese "I've been saved... by a woman. She won't let me go. She won't let me go now" que acaba por llevarme al huerto definitivamente. Una canción irresistible. Continuamos en el paraíso con "Shelter". Otra joya. La percusión nos mete en la escena, la guitarra acaricia nuestro cabello (en mi caso, mi poco cabello) y Ray vuelve a lucirse. "I guess you don't need it. I guess you don't want me to repeat it...". Soy un blandengue, lo sé, pero esto me derrite. LaMontagne abraza sin disimulo el soul, lo pasa por su filtro y nos deja este temazo. "Hold you in my arms" es tan tan tan bonita.... Con esa guitarra inicial marcando el camino, esos versos vanmorrisonianos para marcarnos un baile bien amarradito a la luz de la luna. El final es un despiporre cual Van the Man en su Moondace. Entonces, lo que faltaba, aparece una armónica de esas que desarman a terrícolas y extraterrestres por igual. Aparece "Narrow escape" para hacernos la vida más hermosa. Lo que vendría a ser el final de cara A es cerrado por el baladón "Burn", una de mis favoritas, de las mejores en mi modesta opinión aunque de primeras nunca apostarías por ella. Como decía el amigo Townshed, es "pure and easy".

LaMontagne retoma un poco de fuerza y cuerpo con "Forever my friend" que vendría a ser otro single potencial. Un temazo de esos que no deja a nadie indiferente, con una percusión cálida y amable que da paso a la belleza de "Hannah" con esos violines, ese toque a CSN, esa aportación magistral de Sara Watkins que te deja de pasta boniato. Una tonadilla bonica del to. Lo de "How come" es de trempera matinera. Qué canción! me gusta de ella , todo claro, pero sobretodo esa guitarra que aparece y desaparece dando pinceladas mágicas y ese final de infarto: "killing man, killing, man, killing man.... I don't understand, Its just man killing man...". Una de mis favoritas de todo el paquete, junto a, claro, a la siguiente, esa "Jolene" que es una delicia, una canción suprema, de belleza apabullante e indiscutible: Jolene! la la la la la, Joooooolene!!!!. Cierra el disco "All the wild horses" dejándonos con la boca abierta, el corazón en un puño y con la sensación de estar ante un disco eterno.

El debut de Ray LaMontagne me desarmó por completo. Un disco a la antigua usanza, un disco de canciones, un disco de preciosas notas, lleno de matices, lleno de verdad. El señor LaMontagne hizo orfebrería pura pues es un artesano de la canción con voz de terciopelo. Disco absolutamente esencial.


Ray LaMontagne - "Trouble" (2004)
8,6/10
01.- Trouble/ 02.- Shelter/ 03.- Hold You in My Arms/ 04.- Narrow Escape/ 05.- Burn/ 06.- Forever My Friend/ 07.- Hannah/ 08.- How Come/ 09.- Jolene/ 10.- All the Wild Horses.






Por Nikochan

9 comentarios :

  1. Jodidos barbudos, cuidado que tenéis feeling...Nada King ya sabes que es un favorito y que es una voz de esas más grandes que el universo.Ese debut nos alegró la vida y todavía suena a desfile de ángeles que llevan en volandas a un santo. Lo tiene todo: el rajo del de Belfast, la bondaz rotunda de Otis, el calor de Stills pero sobre todo, es sexy el tipo, ala Marvin Gaye de pueblo. Nuestra Lu de Triana le llama el mojabragas y no anda descaminada, si bien Ray moja prendas íntimas unisex, calzones también.Mi teoría es que este disco es como bien dices de notable alto y el sobresaliente lo sacó con su segundo trabajo en el que todavía canta mejor ( cosa que parece imposible) y en el que el hilo del disco es más introspectivo y subtugante si cabe. Este le veo como una presentación espléndida y como una colección de canciones distintas pero también es imprescindible. Al final con Ray son esenciales todos, engancha y aunque haga un estilo visto y más clásico que los helados de chocolate es puro carbón soul y amigo...Soul is the answer. Gracias por traernos esta joya y hacerrnos sacarla de la balda de nuevo. Ansiosos por su nuevo trabajo que sale en agosto y me lo tomo como un regalo de mi...gluppss...50 cumpleaños. Que la media naranja de los Black Keys me lo trate bien por Dios...confio como con nuestro Dr John, acertó.Abrazos a tutiplén.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es uno de los nuestros Joserra. Este Ray, es la monda. Si me cantase al oído sus canciones podríamos acabar haciéndonos un brokebackmountain juntos. Ja ja... Un disco tremendo, y como dices, su segundo fue la leche. Lo de trabajar junto a Auerbach estoy seguro que será un éxito.

      Eliminar
  2. Totalmente desconocido por mi este simpar personaje, habrá que prestarle atención querido Nikochan.

    Abrazos truferos.

    ResponderEliminar
  3. Lo ha dicho Joserra con claridad meridiana y preciosas palabras ; Ray es uno de los mejores al día de hoy ; y Kelley Stoltz , con el que ando estos días , también aunque estén en ejes tan equidistantes.
    Un Fuerte abrazo a todos !

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Señor del Cierzo, sabe usted que soy un enamorado de Stoltz. Por cierto, gracias por el envío. Y además, le cuento. Me enteré tarde de que tocaba hace nada en una pequeña sala de Barcelona y no pude ir. Una lástima. Mi favorito de Stoltz? Below the Branches.

      Eliminar
    2. Alguna vez lo has puesto en mis visitas a los dominios archienemigos... Lo cierto es que el tipo suena de escándalo (tremenda voz). Habrá que remediar mi ignorancia (en lo esto tocante, que milagros a Lourdes), está claro.

      Eliminar
  4. Una gran labor de contención en la puntuación, porque dan ganas de dejarse llevar y darle el 10. Me pasa que no conozco a fondo su obra, me quedé con el "Gossip in the Grain", y lo tenía ya hace mucho tiempo despistado. Grandisima reseña, apetece hoy un disco mantita para el frío.
    Saludos

    ResponderEliminar
  5. El tema que has puesto suena de escándalo y tu texto me induce a querer escucharlo con profundidad. Bien, por aquí andamos ilustrándonos, aprendiendo y disfrutando en el Exile. Abrazo.

    ResponderEliminar