AC/DC - "Highway to Hell" (1979)


Feliz año Exiliados y gente de bien en general. Estoy empezando a escribir esto como  semana y media antes de su presunta publicación y a las pocas horas de enterarme de lo de "la 2ª reforma laboral" nuevamente pergeñada por algunos hijos/as de puta que no vienen al caso  y... No !, borradlo... no estrenemos año guzzero en el Exilio con según  que imagen en la almendra... perdones a lot (dejémoslo en que esa "gente de bien" del inicio habitan, en cuanto a calité  humana, en las antípodas y más allá que esa otra gentuza referida). Pero, ay y sin embargo, se me antojaba  necesario, ni que fuera a la remanguillé, plasmar ese hecho (espero que ya disculpado) ya que como, póngamos, efecto motivador antes de plantar el culamen en la silla de delante el pecé y liarme con lo que  toca, hace entender mejor el porqué de la diabólica referencia hoy escogida... Y es que no quisiera resultar fatalista/tremendista, más en la primera entrada de la temporada, pero ya hace demasiado tiempo en que abrir un periódico o encender la "caja gilipollas" (antes era tonta o burra pero, por lo atisbado que no visto, ha "ascendido"...) es una invitación a la repudia, la pena, al fastidio o/y cuando no el puro pavor de cara a los tiempos venideros... Por ello, estimadísimos/as compinches, me he propuesto empezar el año dándole la vuelta a todo ese patatero rollo: "Si me tengo o nos tenemos que ir a la mierda (por lo menos siendo currela class) pues, qué cojones, la soundtrack del "apocalipsis" me la elijo yo... Y ya sé, -lo tengo tan claro-, que es lo que quiero escuchar en dichas tesituras...". Y, así, de esa forma brothers and sisters, marcharemos agarrados de hombros, cervezotas en ristre, haciendo headbanging de ese como posesos y una espléndida y maliciosa sonrisa en el careto. ¿Destino?... Pues el fucking hell, claro, directos a ello y nos jodió. 

"El boogie-woogie es un estilo de blues basado en el piano, generalmente rápido y bailable"... "-Mira lo que he leído en la wikipedia Angus, lo mismo nos sirve"... "-Vale bro, pero al piano que le den un mucho !". 

Tras el gratuito momento "fantasías eléctricas de ayer y siempre", y sin entrar en lo tan manido de que "los eisidisí molan más con Scott" (que por otro lado me parece incuestionable), lo cierto es que, no quepa duda, "el disco del luto" me parece otro puro 10 de manual (cómo no) y, de igual forma, también guardo de siempre un huequecillo en la parte más garagera del heart para ese "Flick of the switch" del 83... A partir de ahí, de "switch, algunas canciones tremendas (qué son quienes son, caray) pero ya a nivel de discos nunca me volverán a atrapar a esos niveles. Y finiquitado ello, todo lo más fugazmente que he podido, vamos con esos primeros y gloriosos tiempos con Bon al frente... Hay un cierto pensar general que consiste en unificar toda la obra con el (irrepetible) cantante original como un gregario todo. En bloque, un obus de trilita sónica imparable que acaba por desembocar de forma inmejorable en este "highway" (su referencia más amable y fácilmente digerible, sin que ello implique absolutamente nada negativo... al contrario en realidad). Y lo cierto es que, en parte, puedo llegar a compartirlo. Si nos ceñimos a su "discografía internacional", esos cinco primeros discos de estudio (con el magnífico y sulfúrico live que se cuela por ahí en medio) son la leche, sí, y del -como mínimo- "altamente recomendable" no baja ninguno ni enroscándole un yunque al cuello. Pero, cachís, con esa manera de discurrir no se destacan de forma ex profesa, y como me procede, dos de sus tres mejores elepés (el tercero es "el black", of course) en las cuentas propias: "Let there be rock" y, sobre todo, el que ocupa la cabecera de esta entrada. Los tres puros y putos dieces (en síntesis), para mi, de la imprescindible corriente alterna/continua aussie que se descojonan, hasta el mismo orín, de cualquier debate que se pretenda argüir ... Y, ojo, que ya puestos y rizando rizos, dentro de tan ilustre podio solo me queda añadir lo de que el cajón más alto, a mí entender, le pertenece y pertenecerá forever al "highway" de marras, al que considero algo así como el disco de high energy garagera (me la pela en sobramanera lo famoso que sea o no) más enorme que nunca me haya echado a los apéndices laterales del cabezón. Y at last, que ya tocaría, el discazo en si...


Y el discazo en si es de esos que, a pesar de lo directo y sin ambages aparentemente -y amén de lo puro bombástico que resulta-, tiene su pequeña trampa... En forma de poseer una de las primeras caras más incendiarias y deleitables habidas que, a su vez, puede hacer caer en el fatal error de convertir en "relativizable" una segunda que, y se lo juro por el primo gamberro de snoopy, apenas tiene que envidiar a la otra a poco se le de las horas de vuelo que corresponde. Aunque, faltaría, todo ello es (en cierta medida) hacer un algo el ridículo por la curra pues, obvio, este disco más que meramente popular es que se lo conoce de pe a pa hasta el gato. Como debe ser. Empezando por el principio... ¿Qué comentar a estas alturas sobre la canción de cabecera y a la que el disco debe el nombre?. Su único enemigo posible es el tópico, claro. Esa fama tan desorbitada que solo adquiere lo que, por mucho que uno pretenda evitarlo, te plantan en los morros ora sí ora lo otro y si no te gusta pues a joderse tocan. "Highway to hell", el tema, es ya en cualquier caso un "Johnny B. Goode", un "Like a rolling stone", un "Help" o un "Satisfaction" (etc) de la historia del rocanrol (y ya puede torcer quien toque el gesto lo que quiera que será en vano... que se lo exliquen los Siniestro, si es menester). Algo, en defintiva, que engulle sin compasión hasta al propio ente creador para alzarse en ícono cultural de un modo ya absolutamente global. Algo que, y permítanme ser egoísta pero ello me resulta lo mejor, me gustará mucho (la de dios y satán juntos) siempre pero que, raramente, pondría en mi top de cuatro o cinco canciones predilectas del mítico álbum al que presta nombre... ¿Cómo se te ha quedado lo tuyo?, ¿fine?, pues adelante... Y adelante en este caso es "girls got rhythm" con su guitarrita saltarina y constante de la que parecen saltar chispazos, su repetir el título en el estribillo y va que chuta y, es de cajones, sus carismáticos alaridos de Bon... Y siempre la pregunta, claro: ¿si es tan fácil todo porque lo de esta gente resulta tan único?. Algunos amantes de las filigranas guitarreras mil, además, suelen criticar a Angus por no salirse de la pentatónica ni a tiros y no se qué polleces más... Pues bien, según lo entenderé siempre, no es solo aquello que aprendimos con Reed (siempre Reed) del que no son la cantidad de notas sino la calidad de las mismas... es, directamente, lo de "se tiene o no se tiene". Y AC/DC, que hable la historia !, "lo tenía" entonces para dar, vender, regalar y lo que les saliera de las bells bajeras. De ahí la tristeza, eterna, que se destila de la también eterna pregunta: ¿dónde hubieran llegado realmente esta gente de seguir vivo Bon?. A saber, lo mismo se venían abajo por improbable que pueda parecernos... Aunque, desde luego y siguiendo con el álbum, escuchando mi canción favorita de la banda se me antoja ello poco menos que imposible... "Walk all over you" es el templo de los "eisidisi" en mis cuentas hasta el fin de los tiempos, así en bruto y resumen. "Walk all over you" es como los anillos, las galaxias, los relatos homéricos, la biblia en verso y un sinfín de verbenas más, de poder ser una canción de garage algo aplicable al término "épico". Mi canción-cañera-supera-depresiones por excelencia y antonomasia desde el año del Petete... Y esa frenada antes del chorus, diez mil veces escuchada y otras tantas que me deja bizco... pero qué enorme, qué bestialidad ! Pero, faltaría, todo lo magistral, como también lo meramente bueno, se acaba... Aunque (eso sí), a veces, muchiiiísimo de vez en cuando, al acabarse empieza "touch too much"... Acaba en efecto  la de antes con Bon repitiendo el título, redoble de drums (chinpón) y, hala, es que ni para coger aire... Juntar dos canciones como esas debiera estar prohibido por la unesco y el comecon, por ejemplo y joder. Es abusar. "Touch" es otro himno absoluto del Rock y el que no haya agitado alguna vez el cabezón con lo de "touch too much, much too much", tras el solo, que se dedique a la cria de arenques rebozaos porque, vive dios, esto del rocanrol no lo ha pillado mucho, no... Pero, mucho ojo, porque "beating around the bush", que nos cierra tan mítica primera cara, no habita precisamente lejos del otro par... Esto es la vampirización definitiva del clásico rocanrol old scholl de siempre (coño, ya). Es Berry secuestrado  en el maletero y liberado en el mismo infierno teniendo que convencer con su pericia musical a Satán a fin de librarse de la condena. Abrasiva hasta la extenuación... Y no veas con "la simple pentatónica" en la parte final. La madre que lo parió al que te dije... Y así estrenamos B side y el único "problema" que nos encontraremos siempre ahí es si nos quedamos antes con "shot down in flames" o "get it hot". La primera es un poco como la hija perdida de "girls got ryhthm"y "beating". Tiene la marcheta de una de base y la fuerza de la otra en el estribillo. Otro cañonazo decibélico con algún rebuzno guitarril del copón. Aunque, al tanto, no menos imparable resulta "get it hot" donde clavan un boogie de esos de la casa:  denodadamente hipervitaminado y rematadamente vacilón... Y lo de Bon Scott que es de antología de la zarzuela, one more time sí. Pero es que los muy putas,  no nos avisaron, repiten estructura y tras dos sopapos de aquí te espero se autosuperan y te cascan dos temazos seguidos (otra vez) que son demasié se mire por donde se quiera. "If you want blood (you've got it)", además de prestar título al tan recomendable directo del año anterior (donde no aparece, atención) y cumplir con más que creces  lo amenazante de su propuesta en lo sónico, es ante todo un/otro subidón adrenalítico de la hostia. Imagínate a Scott en plan pecho lobo berreando hasta la extenuación y el pirado de Angus de la guisa habitual y en lo suyo en aquella época... Mira ahora, y desde hace ya la tira y los tirantes, lo que se considera es "lo más" del rock (hard o no) en los chards varios y demás... Si es que no hay bastantes malditos kleenex en el orbe para secarse la llorera, ya te digo. En cualquier caso, ya casi al cierre, llegamos a la que siempre he considerado "la gran tapada" de este disco: "love hungry man". Impagable punto de encuentro, a su manera, con la american route añeja (y de manual)... Si es que, en resumen, dan ganas de pillarse un coche, de esos de siete metros que les molan a los yanquis, y ponerse a tragar kms. por eternas carreteras de aquellas con desierto a lado y lado de solo recordar uno el título de esta canción... Aunque es más que eso, sí, que tenemos de nuevo al satánico escolapio liándola y un final de canción que es como para ponerse a tirar petardos desde la azotea por la pura alegría y  a modo (rockera) celebración. Y para casa nos vamos, al fin, de la mano de este "merodeador nocturno" cuyas intenciones no acaban de verse muy claras... Matrícula de nuevo. Blues arrastrado, el momento más calmado del elepé (por lo menos esa primera mitad), a mayor lucimiento del arte y registro de un Scott cuyos límites tampoco acabaron de quedar demasiado obvios... Acertada coda por registro y tipo de canción para tan tremebundo vocalista, cuyos conocidos excesos (y derivados varios del R'n'r way of life) nos lo arrebataron tan desoladoramente pronto. En cualquier caso, y para terminar de una vez por todas, solo cabe aplaudir por enésima ocasión tanto al par de hermanitos como al llorado cantante (que entre los tres firman las diez inmortales toñas aquí engastadas forever) y agradecerles el enseñarnos a todos y todas como se hace el mejor disco de rock garagero de guitarras audible... Que es muy fácil, en realidad: solo se necesita, básicamente, hacer lo mismo que Angus & Malcom Young, Bon Scott, Cliff Williams y Phil Rudd realizaron en el mejor momento de su carrera hará ya, en este recién estrenado 2014,  siete lustros ....... Y en esas que todavía estamos y seguimos esperando, claro. 


AC/DC - "Highway to Hell" (1979) :
10 ϟ 10
01. "Highway to Hell"/ 02. "Girls Got Rhythm"/ 03. "Walk All Over You"/ 04. "Touch Too Much"/ 05. "Beating Around the Bush"/ 06. "Shot Down in Flames"/ 07. "Get It Hot"/ 08. "If You Want Blood (You've Got It)"/ 09. "Love Hungry Man"/ 10. "Night Prowler". 




Por Guzz
Comparte en Google Plus
    Comentar en el Exile
    Comentar en Facebook

20 comentarios :

  1. Sólo cabe una definición: ¡GRANDIOSO!

    Abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo me atrevo con otra: ¡GRANDIOSO FOREVER! (yeah Mr !)

      Abrazo para vos, Sergio.

      Eliminar
  2. Algún disco lo hay igual de bueno, pero mejor, ¡ni uno! Obra maestra absoluta, tanto como el primero de la Velvet, el tercero de su maestro Berry o "Rubber Soul". SIN DUDA. Excelente entrada, Guzz, te has salido.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los panes y los peces del garage rock mi tan estimado "gurú particular del high energy" ! Gracias Gonzalo , admito que esta entrada era ir sobre seguro (¿a quién no le gusta el "highway"?) pero pienso es de esas cosas que hay que ir haciendo/postenado de vez en cuando (que si no uno se desorienta, perdemos el norte, y acabamos haciendo castillos de chavolas... ESTO es nivel 10 indebatible del más alto nivel, y de cajón, rockerísticamente hablando). No podemos coincidir más con los aussies en resumen y abrazo guzzero Gonzalo !

      Eliminar
  3. Todo lo que sabe Guzz se lo enseñé yo..., je je, es un alumno aplicado, inteligente aunque algo cabezota. Al final el alumno supera al maestro, y entonces hay que darle la razón, eso sí, yo prefiero el Back in Black... razón? ninguna, sólo por los recuerdos de como llegó a mi vida. En cualquier caso, son dos POMs. Grandísimo post, este Guzz promete, je je

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todo lo que dices es cierto menos lo de "algo cabezota", donde pecas de amable. Insisto Archi que en esa dualidad Highway-Black debemos colar también, para mi, el "Let there..." que también es un Montecristo con vitola de platino y todo (y el "powerage" me merodea por ahí el cabrón a ver que rasca, puestos a decirlo todo). Pisotón guzzero !

      Eliminar
  4. Cierto "Love Hungry Man" es un temazo impresionante, como lo es todo el disco claro, como lo era Bon y como lo es, para variar, tu reseña...
    Abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Addison y me mola coincidir con "Love Hungry Man", siempre bien considerada pero, también, un poco con la boca pequeña y por eterna culpa de algunos de los otros torreones que bailan por ahí en medio... Abrazo guzzero my friend !

      Eliminar
  5. Pues hombre, digamos que éste disco es la obra cumbre de la banda con Bon Scott, aunque yo siempre he sido de la opinión de que Back in Black estaba ya compuesto cuando muere el gran Bon y simplemente Brian Johnson lo canta. En este disco hay momentos de verdadero rock and roll de altos vuelos, mi favorita de siempre Shot down in flames, que me encanta pinchar.

    Un abrazo trufero.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gran pena Savoy... La puta parca nos robó "back in black", "shoot to thrill" o "you shook me..." con la voz de Scott (solo de imaginarlo se te cae la huevada al suelo, ya te digo). Papelón el de Johnson que, eso sí, se salió bien parado del entuerto (y gratitud le debemos por ello) pudiendo presumir, además y en cualquier caso, de ser quien canta en el segundo disco más vendido ever... Abrazo guzzero !

      Eliminar
  6. Clasicazo de tomo y lomo, para un servidor su favorito de la banda, el disco más orgánico que ha parido madre y vos Guzz un exiliado como el cerdo, del que se aprovecha todo, hasta sus silencios. Un abrazo Genio! Bon tenía el soul, amigo y eso se tiene o no se tiene.James Brown nació de nuevo en Australia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "el disco más orgánico que ha parido madre"... Tanto prosa y me lo resumes en ocho words, dejándolo niquelado. Sí, Master, ni más ni menos. Los bafles sangran y la aguja hace air guitar cuando suena el "highway". Bon es un mito por derecho propio (él sí sabía de donde venía ese blues extremo que cantaba. claro yya es lo que a vecesapostillas: "... is the answer", tal cual). Abrazo guzzero !

      Eliminar
  7. No se que decir más que tu no hayas dicho. De entrada es mi banda de cabecera, la mejor, la más grande, los inigualables reyes del Rock, digan lo que digan. Posiblemente el Highway to hell, sea una gran obra maestra ( y la más comercial ), pero mucho ojo al gran Back in Black (comparto con Savoy) o al mismísimo Dirty Deeds Done Dirt Cheap.
    Un abrazo,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para mi toda la discografía hasta "el luto" inclusive es una infinita batería alcalina en esto del Rock, Bronco... ¿"Dirty"?... "move on", "rocker"... La madre que los parió. Irrepetible, en estos garageros registros, esa secuencia de discos por nadie. No queda sino aplaudirte por tu sabia elección en cuanto a bandas de cabecera, ya te digo. Y abrazo guzzero !

      Eliminar
  8. Solo me queda decir: ¡Rock and roll! Las veces que habré escuchado, a estruendoso volumen, esta puta obra maestra.

    Saludos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y dios y satán juntos quieran que la sigamos escuchando hasta el día el juicio, Aldo ! Y, por supuesto Mr, a estruendoso volumen es -siempre- mejor !. Abrazo guzzero.

      Eliminar
  9. Don Guzz, Vd. se sale, sería capaz de volver a comulgar si fuera a su lado. Destaco la frase de "...y sin entrar en lo tan manido de que "los eisidisí molan más con Scott" (que por otro lado me parece incuestionable), lo cierto es que, no quepa duda, "el disco del luto" me parece otro puro 10 de manual...". Eso sí, yo soy más incluso del TNT o del Dirty deads done dirt cheap. Abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Sabe que el sentimiento es mutuo maestro woodyjaggeriano y, como ya comento por ahí, para mí toda la obra hasta el negro included es la repolla limonera (matices y puñetillas los que se quieran siempre que se entienda la "imprescindibilidad" de todo ello a la postre)... Y es que no sé si es tu caso, pero... ¿cuantos discos podemos contar que REALMENTE nos hacían perder la chaveta con trece años y -aún hoy- lo siguen haciendo al mismo nivel sino más? Pocos, muy pocos pienso yo. Y estos cabritos estarán siempre por ahí en danza para un ingente del copón... Por algo será. Abrazo guzzero mestre !

    ResponderEliminar
  11. Un disco que no caduca nunca, y rejuvenece 100 veces más que un liftin escuches a la edad que lo escuches. Joer! rock'n'roll con un par. Muy buena la reflexión con Back to Black. Que discarro y que reseña!!! Saludos guzzeros

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Imparable forever, Chals ! La mejor banda de garage rock guitarrero en su apogeo creativo y artístico documentada para los restos de forma inmejorable es lo del "highway" para el menda. Y ojo que a mi todo lo parido con Scott me gusta y mucho (así como el negro, obviamente -y "switch", en menor medida-) pero, se insiste a riesgo de ser pesado: además, "el highway" es incluso, y si cabe, un "algo más". Lo mejor en lo suyo para ser más precisos, y abrazo guzzero maese Chals !

      Eliminar