The Waterboys presenta "Fisherman's Blues" Revisited, Palau Congressos de Valencia 2013

No hay comentarios :

Hasta el día anterior no disponía de entrada para el Palau de Congresos, que por cierto lucía desde hacía tiempo el Sold Out, pero apareció un fisherman friend y compañero redactor en el último momento para pescarme con una entrada disponible en lugar privilegiado, gracias Johnny, y casi sin pensar, me deshice de todo compromiso ineludible para ese día, debía estar allí, debía acudir a Spiddal a toda costa.

El concierto fue perfecto, Mike Scott nunca defrauda en las tablas, domina el arte de los tiempos en escena y se desenvuelve como auténtico catalizador del momento, además conserva intactas su facultades como el primer día, eso con figuras a su lado que son garantía de éxito, Steve Wickham, desde hace años su escudero fiel, y Anto Thistlethwaite, que estuvo enorme la noche del Sábado, eso sí, sin desmerecer a Trevor Hutchinson, elegante y correcto en su papel al bajo, y completando la sección rítmica un espléndido Ralph Salmins.

Sólo un punto negro por la audiencia, entiendo los gemidos de auténtico gozo y los alaridos instintivos del fan emocionado en los más de séis, incluso siete momentos catárticos que tuvo el concierto, algo que no puedes controlar, piel erizada y alteración neuronal del lóbulo frontal al último nervio de los pies, pero no me gustó nada la constante petición de éxitos anteriores al "Fisherman's Blues" desde cierto sector del público que creo que no se fijó en el título de la gira, incluso interrumpiendo al propio Mike Scott, quien tuvo que hacer un pequeño speech explicando que aquel era un espectáculo sobre un disco en una de las épocas más inspiradas de su carrera, con lo cuál continuó con el setlist haciendo caso omiso (aunque caería alguna más adelante, The Whole...),  y centrándose en el hilo conductor del show, que viene siendo muy similar a lo largo de la gira, así que tirón de orejas al respetable. Son las cosas que pasan cuando el "sold out" se alimenta en gran medida por la nostalgia de los 80 más que por la certeza de que el espectáculo ofrecido fue una oda perfecta a los estilos troncales del rock, el blues, el soul, el country, el folk y la tradición como pasta base para la expresión... una demostración de auténtico poderío artístico como pocas veces podrán verse en un escenario.

Mi catársis personal no se dejó influir por este pequeño detalle. Desde el comienzo con "Strange Boat", Los Waterboys se pasearon por la costa de Galway, llegando hasta Irlanda y enlanzando hacia el soul con la magnífica versión de "Come Live With Me" de Ray Charles, haciendo fluir la magia hacia la Chess con los riffs y solos antológicos del saxo en "Blues For Your Baby", rescatada de "Too Close To Heaven" y ahora en el box set, Anto estuvo increible tanto con el saxo, como con la mandolina y la harmónica, equilibró el peso lírico y tradicional del violín de Steve y ejerció del Hubert Sumlin de Mike Scott. Y si bien en el disco madre, la influencia country quedó patente con el homenaje a Hank Williams "Has Anybody Here Seen Hank", para esta gira ha preferido dejar constancia con la versión de "I'm So Lonesome I Could Cry", conexión transatlántica total.

Sonó "We Will Not Be Lovers" mejor que en su versión original, ver a Steve y a Anto cara a cara, hablando de violín a mandolina, fue uno de los momentos más especiales, intenso, catártico, canción que en su día ya dejó claro que la puerta hacia la Big Music nunca se cerró, y como en la lejana gira, tuvimos algunos de los éxitos ochenteros, "A Girl Called Johnny" sonó increible, "This is The Sea" cambió la Big Music por el blues como anexo a la versión de Ray Charles, y "Don't Bang The Drum" fue quizás uno de esos momentos mágicos e irrepetibles, e incluso "The Whole Of The Moon" sonó mejor que en los ochenta a razón del violín de Wickham sustituyendo el sintetizador.

"Sweet Thing" de Van The Man no faltó, una de esas canciones fijas del repertorio, como la prueba del algodón, que no engaña, y es que Mike Scott es un grandísimo intérprete se mire por donde se mire (¿cuantas veces lo he dicho ya?). Al igual que lo es la mítica "Girl from the North Country" del maestro de maestros y que los Waterboys se llevan a su terreno sinnecesidad de comparaciones con la original. Con todo, las canciones con el violín y la mandolina como protagonistas, demostraron que la tradición, cuando se toca con pasión es capaz de despertar el instinto para bailar y saltar, la tradicional "When Will We Be Married?" y "The Raggle Taggle Gypsy" mis folkies preferidas, esta última canción la que dió título a su segunda época dorada. El final del concierto antes del pequeño bis, desataba la Celtic Soul con "Fisherman's Blues", ver a todo el Palacio de Congresos, con todo el sold out en pie emocionado, unos siguiendo el ritmo con las palmas, otros dejándose llevar por los pasillos, todos cantando junto a Scott, increible, el público ya no ocupó sus butacas el resto de concierto

Pensando en Anto, Steve y Trevor, y en el momento único que presencié, se me hace difícil pensar que se quede como una reunión para la presentación del Box Set. Nunca dudé de Steve Wickham, es un músico gigante, pero para mí fue Anto Thistlethwaite quien me sorprendió, no esperaba tal derroche de maestría con el saxo. No sabéis como me gustaría que esta reunión fructificara en algo más, siempre con el permiso del instinto artístico de Mr.Mike Scott. The Waterboys, grandes, muy grandes, más allá del mito de los ochenta.


Gracias a Perrín Muchacho y a Johnny por estas bonitas estampas de la noche del Sábado 30 de Noviembre, noche memorable para recordar, buena música y buena compañía.

Setlist:
1. Strange boat
2. Higherbound
3. You in the sky
4. A girl called Johnny
5. Girl from the North Country (version de Bob Dylan)
6. Stranger to me
7. When ye go away
8. Tenerfootin’
9. When will we be married?
10. Come live with me / This is the sea
11. The raggle taggle gypsy
12. We will not be lovers
13. I’m so lonesome I could cry (version de Hank Williams)
14. Blues for your baby
15. Sweet thing (version de Van Morrison)
16. Fisherman’s blues
Bises:
17. Dunford’s Nancy
18. The whole of the moon

Lo visto en Valencia no fue un hecho aislado, ni soy el único que fue testigo de tal apoteosis, podéis comprobar por vosotros mismos como The Waterboys dejan su huella por allá por donde pasan, a mis compañeros redactores me remito.

Por Chals

* Publicado originalmente en Chals On The Route

No hay comentarios :

Publicar un comentario