The Sex Pistols - Never mind the bollocks, Here's the Sex Pistols (1977)

24 comentarios :


Después de la aparición de los Sex Pistols nada volvió a ser como antes en el mundo de la música. Lo suyo fue una bombaca de corto recorrido, pero llevaron el punk rock en Gran Bretaña a su máxima expresión y su onda expansiva fue tan enorme, que el ruido llegó a todas partes donde hubiera rock.
Los Pistols refrescaban la escena musical anquilosada y cubierta de brillos, escenarios llenos de miles de dólares y cierto acomodamiento en general tanto en bandas como en compañías discográficas. Llegaban para poner ritmo a la protesta de una juventud, que soportaba una crisis económica y social en Inglaterra galopante y se embarcaban en un discurso de inteligencia, pesimismo, ironía y payasesca provocación.
Entre 1975 y 1977 los asistentes a su conciertos veían que lo que pasaba en el escenario transgredía, iba más allá y cambiaría la historia y a fe que así fue. Jonnhy Lydon conocido ya como Johnny Rotten, era un cantante poco preocupado en si cantaba bien o mal (ojo no lo hacía mal), pero dotaba al micrófono de un poder que iba más allá de la utilización puritana dada hasta ese momento, y era el poder de ese mensaje el que identificó a una generación. Nadie quedaba fuera de su crítica, ni la monarquía, ni las casas de discos, eran la representación musical de la Anarquía.



Glen Matlock fue echado de los Sex Pistols debido a un "problema de actitud" y sustituido por Sid Vicious, antiguo amigo de Johnny Rotten, fan de la banda y, con anterioridad, baterista de Siouxsie & the Banshees y The Flowers of Romance, para tocar el bajo. En octubre de 1977 sale a la venta en el sello Virgin Records el disco Never mind the bollocks, Here's the Sex Pistols (Nos importa unos cojones, aquí están los Sex Pistols). A pesar de que Sid Vicious llegó a tocar en el disco, posteriores regrabaciones, por Steve Jones, hacen imposible distinguir lo que sea que haya tocado Sid. El disco fue censurado y las autoridades obligaron a tachar la palabra "bollocks" ("cojones") de la portada. A pesar de ello, incluso diría que gracias a ello, alcanzó el número 1 en las listas. Luego vino la gira por USA y la separación.
El disco en si no tiene desperdicio, sin temor a equivocarme, digo que es sin duda el mejor disco de punk rock hecho en la historia.
El álbum comienza con Holidays in the sun, uno de esos singles que ya tocaban en sus incendiarios directos, directo a la yugular con esos pasos casi militares al inicio, pero con unas guitarras demoledoras y esa voz que se te mete hasta la médula. Bodies es otra descarga de puro punk rock, cuerpos que se mueven gritando contra todo lo que nos jode y nos revienta con ese estribillo pegadizo. No feelings quizás sea el tema musicalmente más colorista del álbum, y el más rockero, con un estribillo también de fácil encaje. Liar, con ese ritmo de guitarra inicial anuncia otro tema que no te deja descanso, siguiendo en esa línea de no decaer y una sección rítmica brutal. God save the Queen es quizás la canción más irreverente escrita contra la monarquía, pero a la vez musicalmente más impactante, destrozando así el mítico tema patriótico británico, repitiendo que no hay futuro (me suena esto). Problems es quizás un tema curiosamente de medio tiempo, y que ahonda en las preocupaciones sociales de la época. Seventeen tiene las influencias más clásicas del rock, pero la voz de Rotten es muy presente. Anarchy in the U.K. es un tema antológico, puro punk rock directo al esternón, una llamarada en nombre de la anarquía, que a día de hoy me sigue poniendo la carne de gallina. Sub Mission es una canción altamente rockera, e influyente de bandas venideras de los primeros 80. Pretty Vacant es otra descarga de adrenalina de los que se te quedan marcados, con esa entrada de instrumentos de manera escalonada, pero muy coherente para que luego la voz de Rotten explote con un estribillo fantástico. New York es un tema del que siempre se habla poco, pero a mi me parece brutal, quizás el más visceral y oscurete del disco. El álbum acaba con EMI, una crítica a una de las dos compañías (junto con A&M) que los mandó a freir espárragos, otra descarga de rock de alto voltaje.




Un disco, en definitiva, imprescindible en su estilo y en cualquier discoteca que se precie.

Os dejo con el mítico vídeo de Anarchy in the U.K.



Por Savoy Truffle

The Sex Pistols - Never mind the Bollocks, Here's the Sex Pistols (1977): 10/10
1.Holiday in the sun/ 2.Bodies/ 3.No feelings/ 4.Liar/ 5.God save the Queen/ 6.Problems/ 7.Seventeen/ 8.Anarchy in the U.K./ 9.Sub Mission/ 10.Pretty Vacant/ 11.New York/ 12. EMI (Unlimited Edition).

24 comentarios :

  1. Una gozada de disco, para construir se ha de derruir, y si además se utilizan las mismas armas puede hacer un daño mayor a aquellos que están apoltronados. Buena reseña, brother, de un imprescindible que nunca cansa, que nunca pasa de moda, que siempre está ahí. Seguro que este disco no le mola nada a Rajoy, a Cospedal, a Ana Bottle, al gallardo Gallardón, a Artur Mas y a Rita la Cantaora, entre otros personajes decadentes de la actualidad, por eso todavía me gusta más. Puajjjj!!!!

    ResponderEliminar
  2. Este disco cambió todo y lo puso todo patas arriba ; gustazo de entrada , un disco que todos lo tenemos presente siempre .
    Abrazo !

    ResponderEliminar
  3. Johnny, discarro del copón bendito, y completamente de acuerdo de que para construir... a veces hay que derruir, como ahora, que hay que tirar abajo a mucho enriquecido y chorizo cabrón.
    Éste disco es imperecedero por muchos motivos, pero ante todo por la actitud, el sentido combativo y sus grandes temones, que los tiene a patadas.
    A toda esa gentuza que citas los metía en el truyo y les pondría este disco en la celda.

    Un braaaazzzzzzo.

    ResponderEliminar
  4. Jesús: Amigo y tanto que lo cambió todo, la historia, el sentido de muchas cosas y fue un golpe en la mesa de los que atronan.
    Gracias y un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Buenísima entrada y reivindicación, yo casi que le pondría el 10, a las dos cosas , texto y disco.
    Mira hay peña que dice que los Pistols era un grupo horrible y este disco sobrevalorado. Pues me pongo punki con ellos: como decían las Vulpes que les den por...
    Este disco es un disco de rockandroll grande, revolucionario, como los de Little Richard pero cagandose en todo lo más barrido. Una pasada.Perio es que, además de ser histórico, es entretenido, fluye,y es el disco punk, bar none., que el primero de los Clash, de los Buzcocks y Undertones, me predonen , sin quitarles su carácter a todos de poms.Un abrazo Mr Truffle, usted si que sabe, fuck of!!! baaaaaasssstarddddd ( pronunciado a lo Rotten, cockney y with love)

    ResponderEliminar
  6. Joserra Rodrigo: Pues muchas gracias jefe. Ya, lo dejé en 9'5 porque la perfección es muy jodida, y recuerda lo que digo Rotten no cantaba del todo perfecto, pero tampoco lo buscaba, aunque su voz cuadra de lujo en los temas.
    Pues a mi éste disco me encanta, que se lo pongan, que no lo escuchan bien, que les den por c....
    Se quedaron bien a gusto cuando hicieron esta bomba, y es curioso porque los grupos que citas son la repera, pero en éstos se juntó la actitud con los temarracos de puro punk-rock visceral, sin concesiones, y así fue el resultado.

    Otro abrazo fuck of!!!

    ResponderEliminar
  7. Magnífico Mr. Truffle. Lo que ocurre con este disco, in my modesta opinión, es aquello recurrente de que cuando algo es (o se hace con el tiempo) tan grande que cristaliza en "ícono cultural" lleva por causa-efecto inmediata una serie de detracciones y disparidades a mansalva. No se puede evitar. Que se prefiera subjetivamente (yo los prefiero al menos -y es moneda corriente, no soy nada original-) los primeros trabajos ramonianos y clasheros (o anteriores de los NYD, Stooges, Mc5 y hasta alguno velvetero si nos ponemos superpuristas del copón) no quita que este álbum sobre el que hoy tan cojonudamente posteas sea (fue y será) la SUPERNOVA PUNK TOTAL. Esto es así (escupitajo) y punto. Abrazo guzzero, Savoy.

    ResponderEliminar
  8. Por cierto, aún atendida y entendida tu explicación, estoy con el Master Joserra... Súbale ud ese 0'5, hombre (plis)... Qué esto es tan burraco como irrepetible. Re-abrazo guzzero.

    ResponderEliminar
  9. Guzz: Gracias amigo. Pues si, la verdad es que éste disco representa a todo un movimiento y con el paso del tiempo se convirtió en su punta de lanza, algo así como su emblema, verdad?
    A mi los detractores me la traen al pairo, el disco me gusta un huevo y punto, eso si, que cada uno elija lo que quiera, Clash, Ramones, MC5, etc., pero como disco de punk total me quedo con éste, lo de Supernova me gusta ja, ja, ja.

    Abrazo trufero.

    ResponderEliminar
  10. Brother, estoy con Joserra, es un caso de 10. Es más, apunto más alto, yo le pondría un 10'5 o un 11 como demostración y excepción de que el Exile está con los Pistols. Súbele, súbele, súbele.

    ResponderEliminar
  11. Guzz: Venga va, por petición popular lo subiré al 10.
    P.D.: Joserra... te acuerdas en Frías de ese Gonzalo mezcla de Rotten e Iggy Pop? Brutal...

    ResponderEliminar
  12. ja ja ja... esto es como cuando se agitan pañuelos en el tendido, el presidente debe conceder orejas y rabo... ojo, puse el 9'5 a posta... a ver qué decían los camaradas... je, je, je.

    Abrazos todos.

    ResponderEliminar
  13. Lo escucha pocas veces, esa es la verdad. Una o dos veces al año pero cuando terminó de escucharlo siempre acabo con una sonrisilla en la cara y pienso "qué hijos de la gran puta, que buenos fueron y la que armaron!". Ah! y creo que la nota justa es un 9,4... el 9,5 no lo merecen.

    ResponderEliminar
  14. Nikochan: Querido amigo, ésta álbum es de obligada escucha una vez al mes mínimo, sino serás expulsado de tu planeta y vendrás al reino de los mortales a saber como se disfruta.
    Y ya sabes, por clamor popular, ha pasado del 9'5 al 10... así que...

    Un abrazo trufero.

    ResponderEliminar
  15. ja ja.... no seas calzonazos leñe, si pones este disco tienes que llevar la contraria, je je... un 9,9 por clamor popular? que se jodan!

    ResponderEliminar
  16. Nikochan: Calzonazos dice... ja, ja, ja... mira quien fua a hablar... eres como un salmón... siempre contracorriente...
    Entre el 9'9 y el 10... 9'95... je je je

    Abrazos truferos.

    ResponderEliminar
  17. Muy bueno Savoy, nos hacen falta más discos como éste ahora mismo, estoy con Joserra con lo del 10, pero con Guzz en que a la larga el primero de los Clash es mejor, sin querer desmerecer este 10 je je. Además, una de las herencias familiares más grnades que tengo es un vinilo de la primera edición que se hizo de este trallazo. Rock'n'roll en estado puro. Saludos

    ResponderEliminar
  18. Chals: Amigo, hacen falta más de uno como éste ahora, pero unos cuantos. No sé, para mi éste y el de los Clash o el de los Ramones son casos aparte, el inicio de algo muy gordo.
    Pues ese vinilo es dinamita pura, qué bendición tenerlo, rock and roll directo a la yugular en sonido vinilo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  19. Me gusta el punk, sobre todo el inicial de The Clash, The Dammed, Buzzocks, Sham 69, etc..., pero, lo siento, nunca he podido con este "Never Mind The Bollocks", aun admitiendo su importancia histórica y todo lo que se quiera, me parecieron un prodigioso ejercicio de rebuzno callejero mal electrificado.
    ¡Que se le va a hacer!
    Muy meritoria y elaborada entrada, aun a sabiendas de que se trata de un grupo y disco que no es del gusto de todos (¿o si?, igual me equivoco...)
    Abrazos.
    JdG

    ResponderEliminar
  20. Javier de Gregorio: Amigo, siempre hay cosas que no pueden ser del gusto de todos, pero ese rebuzno del que hablas yo hace tiempo que lo veo de otra forma, porque Rotten no rebuznaba, sino que decía con voz punk muchas cosas que otros no se atrevían, y musicalmente tiene una ristra de temas incontestables.
    Pero claro, es totalmente lícito que haya voces discordantes.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar