Jason Isbel - "Southeastern" (2013)

4 comentarios :

2013, el año de la ansiedad, personal y musical, un poco a la debacle general, año al que le quedan días y nunca uno había estado más fuera de onda en cuanto a las novedades discográficas , hundido en sonidos del pasado que están ahí grabados como si fueran las voces de tus amigos fieles.
Creo, sinceramente, se han sacado demasiados discos desde que acabó el verano, muchísimos y así no se puede dar abasto, ni disfrutarlos en condiciones. 
Southastern de Jason Isbell lo veía y veo todavía relucir recomendado en el blog de mi amigo Edu Chinaski desde hace ya tiempo, una garantía segura y Jason fue ese diamante que se le cayó a un anillo llamado Drive By Truckers (gran banda) y que ya tenía una trayectoría en solitario más que notable y de la que uno daba buena cuenta, pasando por taquilla, pero no veía que llegara de una vez por todas la pom*. Sabía que tenía que entrar en ese disco sí o si pero con mucha calma, Edu knows y más si cabe sobre éste tipo de música de los U.S.A. con raíces de la que es el experto. Y como es el año del back to vinyl y hasta ahora no he tenido "la cosa" en toda su plenitud, es decir, gatefold mate, negro, desplegable, oloroso , con letras con letras para la presbicia y con sonidazo cálido como el de una tormenta sureña, todo se ha retrasado. 
Seguramente , entre enero y febrero escucharé muchas de las publicaciones de éste año o por los menos las disfrutaré en el próximo invierno porque no hay tiempo para tanto y el picoteo y la precipitación te hacen decir cosas que no atinan del todo ni hacen justicia torera con los trabajos de los artistas que apuntan alto ( caso en la Land, último disco de los The National). 

Ahora si que quiero ya describir, aunque sea de una manera breve, la belleza de esta maravilla, que no difiere mucho de la del periodo de oro Heartbreaker+Gold+Love is Hell del enfant terrible Ryan Adams y que le coloca como uno de mis candidatos a disco country-rock del año ( o americana, eso para los revisteros) 
En realidad mejor no decir candidato sino darle el oro directamente.¿La razón?
Una sucesión de medios tiempos cantada con pasión extrema que forma toda una road movie de las buenas. Menos mal que éste verano no hemos ido a Portugal, porque me hubiera gustado hacerme su equivalente en duración en kilómetros, en el atardecer alentejano parando en Castelo de Vide , por ejemplo, a tomar una cerveza a pressào porque allí calor aprieta en agosto aunque el sol se vaya para el frío Atlántico y el aire acondicionado de nuestro carro ( pronunciado caggo en portugués), que no climatizador, te pone, con su ruido en la posición 4, la cabeza como un bombo y acaba por no hacer su trabajo, obligándote a parar un rato en el camino. El año que viene espero que así sea porque la saudade me corroe el alma y no olvidaré de llevarme este Southeastern. 

Al tajo, nunca mejor dicho, céntrate hermano. Jason prescindiendo un poco de su banda habitual al completo The 400 Unit y reclutando algunos figuras hace que el río fluya hermoso, como Lucinda en Car Wheels on a Gravel Road, diciendo a su paso muchas cosas sobre pasiones, decepciones y redenciones sureñas, que es al fin y al cabo, sobre lo que versa la música country y describe el feeling que produce en nuestra epidermis a los que la amamos, sea hecha con guitarras eléctricas hirientes o con banjos de la pradera. Aquí, estamos justo en el medio de ambos extremos,  a ritmo del divino medio-tiempo que a veces se acelera un poco y a veces quiere llorar de pena.
Ryan Adams que es su colega está en la sombra de este sentido trabajo porque trató de producirlo pero aquello no funcionó y se cambió de productor. David Cobb hace su trabajo a la perfección no maquillando la verdad del songwriter.
Por ejemplo, la canción Different Days es tan hermosa y sencilla que te dan ganas de besarla como a cualquier tema del clásico Jackson Browne. 

Grabar en los estudios de Fame le da un punto a su favor de autenticidad sureña porque él pertenece a esos lares y a esa tradición. Es , para entendernos, la versión mejor de lo que hacen los Dawes, a los cuales , aunque son buenos, no les pillo ese punto de genialidad que Jason si tiene y no será porque lo que hacen no me guste, nunca un género es tan agradecido para el oyente fervoroso como el country-rock donde , a veces, el sonido primoroso nos hace olvidarnos de que las canciones son un coñazo. 

Alguno de los temas como más hablado como Live Oak nos trae al dios Townes a la memoria  ya que el estilo es confesional , sin estridencias, como en New South Gales donde a los más jóvenes les vendrá Ryan Adams a la cabeza y a los viejunos  aparte del enfant, también Peter Case, que, no olvidemos, redescubrió estos territorios antes que nadie, tras su paso intenso por los Plimsouls que eran mucho más pub-soul-rockers en un cambio de ruta antológico por culpa del blues. Super 8 es el único tema cervecero, el rocanrrolito de bareto de los de su antigua banda, contrapunto ideal para tanta introspección seguida que para nada la toméis como sinónimo de aburrimiento. Relatively Easy, el cierre, es una tremenda cabalgada, elegante y de pura sangre, qué pieza más soberbia, al Boss le encantará.

Lo sé, las formas están ya escuchadas vale y no es un disco para echar cohetes por su novedad y sólo va a aparecer en las listas de revistas muy de tema americana pero su fondo es tan sincero y las melodías están tan bien compuestas que no importa que pueda ser el Heartbreaker II  (coincide con Ryan en timbre y color de voz aunque este último, el muy cabrón tiene un rajo agudo que le hace espectacular, el señor Adams es el mejor cuando está en forma y a su ultimo disco pongo por testigo)

Reconoce Jason que no le gusta viajar sólo en la espina dorsal que es Traveling Alone (a casi nadie) y pidió socorro, mira por donde encontró a su media naranja, Amanda Shires, la chica que le hace las primorosas segundas voces y con la que se casó justo al acabar el disco y... comieron perdices.
Pero antes de comerlas tienes que parir un Blood on the Tracks, un Hejira, un Essence o un Electro Shock Blues...
Este tipo de Muscle Shoals (El portal de Belén) miraría los discos de los apóstoles de Alabama y soñaría con que algún día , con una banda de rock and roll, produciría algo que se aproximara a esos versos sagrados. Lo hiciste con los DBT y lo has hecho solito Jason, como antes que tú lo hizo John Hiatt, Jackson Browne o John Cougar Mellemcamp y como siempre habrá alguien que lo repetirá mientras el planeta esté habitado,  exista una guitarra y un aparato con pilas que funcione para escuchar la Bíblia sonora del sur. Jason you are a big boy now...

Andamos tan necesitados de verdad y compañía  que Southeastern puede ser la medicina natural ideal, ese refugio pequeño de madera y con decoración espartana pero cómoda, con fuego de leña donde calentarse ante este frío insoportable que se filtra en un ambiente lleno de mentiras y ruido ensordecedor. Como dice el sabio Dylan everything is broken ( también everybody, añadiría) 
Esa presión continúa, a la que estamos sometidos nada más poner la patita en la calle, encender la radio, el televisor o el jodido ordenador , esa que nos tiene esclavos necesita de una vez por todas un poco de paz.
Ya no hay prisas para Jason, recuperado de sus adicciones, de vuelta del infierno y con su disco nos viene a decir: la vida hay que tomársela con más tranquilidad muchachos/as y paciencia, sólo hay que tener paciencia, todo llega,  si hay talento, a la cuarta te sale un Southeastern e incluso te enamoras, como tú seguramente lo harás de este hermoso disco, reservale su tiempo, su viaje en coche y te prometo lo conservarás en tu balda para siempre.

File Under: StrangersAlmanac-Whiskeytown/The Man with the Blue Guitar-Peter Case/ Devils & Dust-Bruce Springsteen/ Running on Empty-Jackson Browne/ 

*POM=Puta Obra Maestra.

Por Joserra

 * Este artículo fue publicado originariamente aquí: rockandrodriland   pero ha sido corregido y actualizado para el Exile.

Jason Isbell - "Southeastern" (2013)
9/10

1.- "Cover Me Up" / 2.- "Stockholm"/ 3.- "Traveling Alone"/ 4.- "Elephant"/ 5.- "Flying Over Water"/ 6.- "Different Days"/ 7.- "Live Oak"/ 8.- "Songs That She Sang in the Shower"/ 9.- "New South Wales"/ 10.-"Super 8" / 11.- "Yvette"/ 12.- "Relatively Easy" 

4 comentarios :

  1. Pecado que se me haya pasado semejante artefacto. Una escucha le he dado y sí, tiene pinta de ser la repanocha. Siempre hay una perlaca que se me acaba escapando a final de año, bueno hay muchas, pero de las que me arrepienta de no haber metido en mi best of del año no tantas, desde luego esto tiene pinta de ser la leche y seguro que pelearía por estar en mi top 20..... Ahora estoy con el fantástico artefacto de Howe Gelb. Ojito Joserra que también es canela.

    ResponderEliminar
  2. Hace tiempo que Jason me atrae mas que sus ex o que su colega Patterson. Southeastern me gusta, aunque si tuviese que recomendar, lo haria sin dudar por el directo Live from Alabama. Un must en toda regla ...

    ResponderEliminar
  3. Soy fan de Isbell desde que formaba parte de DBT y siempre le he seguido, pero aquí se muestra mas desnudo y descarnado que en ningún trabajo precedente, me parece sin duda su mejor disco, el mas definitivo.
    Abrazo Joserra.

    ResponderEliminar
  4. Este disco es una maravilla, me encanta, muy heartbreaker si, yo lo tendré cerca de la Griffin en mi lista. Un gran post. Saludos

    ResponderEliminar