11 sept. 2019

Ezra Furman - Twelve nudes (2019)

3 comentarios :
Ezra Furman - Twelve nudes (2019)
Título: Twelve nudes Intérprete: Ezra Furman
Formato: Album - Sello: Bella Union - Año: 2019
Canciones: 1. Calm Down aka I Should Not Be Alone 2. Evening Prayer aka Justice 3. Transition From Nowhere to Nowhere 4. Rated R Crusaders 5. Trauma 6. Thermometer 7. I Wanna Be Your Girlfriend 8. Blown 9. My Teeth Hurt 10. In America 11. What Can You Do But Rock n Roll

...sería más preciso hablar de un queer punk místico como posicionamiento transgresor para derribar prejuicios, celebrar la diversidad y reaccionar contra toda esas tendencias fóbicas que en los últimos tiempos se están haciendo más visibles entre los sectores más retrógrados, carcas y reaccionarios de nuestra sociedad...

Por Juanjo Mestre

Estaba seguro de que, más pronto o más tarde, llegaría el día en que este geniecillo de las últimas generaciones rocanroleras editaría su gran obra maestra, y ahora creo que por fin ha llegado. A pesar de las buenas críticas y de la popularidad in crescendo durante los últimos años, tanto acompañado con The Boyfriends como con The Visions en su anterior "Transangelic exodus" (2018), siempre me faltaba algo y el que suscribe continuaba manteniendo en un pedestal discográfico personal su "Mysterious power" con The Harpoons.

Y ahora, ese mencionado álbum del 2011 ha sido destronado por el más reciente "Twelve nudes" del año en curso, un título inspirado en el poema "El ensayo de cristal" de Anne Carson y que seguramente, en mayor o menor medida, también influye en un trabajo musical que posee porciones de autorreflexión, desesperanza, dolor, desgarro, emoción y mucha intensidad.

Ezra Furman - Twelve nudes (2019) 2

Aprovecho para apostillar que, además de su indudable talento artístico, me ha llamado considerablemente la atención que, en sentido amplio de su condición de transgénero, haya ofrecido entrevistas promocionales de este disco donde el de Chicago brilla por su franqueza, por su sencillez y por su capacidad analítica, defendiendo y reivindicando su identidad, su libertad y sus preferencias de maquillaje e indumentaria, más habituales en el sexo femenino. Y todo ello como modo de vida, más allá del caracter estético o de moda en propuestas de antaño como New York Dolls, Bowie u otros artistas del glam-rock, y teniendo que transigir o lidiar por ello con negativos o despectivos juicios de valor.

Así pues, en esta POM de Ezra Furman hay sobredosis de ansiedad y crudeza, hay temor, hay súplica y hay tanto enojo y rabia que por ello predomina un sonido más cercano al punk-rock como ideal vía de escape, aunque -tal y como él lo define- sería más preciso hablar de un queer punk místico como posicionamiento transgresor para derribar prejuicios, celebrar la diversidad y reaccionar contra toda esas tendencias fóbicas que en los últimos tiempos se están haciendo más visibles entre los sectores más retrógrados, carcas y reaccionarios de nuestra sociedad.


Desde el primer instante se percibe que va mucho más allá del punk de The Clash, sucedáneos de los 80's, Nirvana, grunge... En un vertiginoso arranque con "Calm Down aka I Should Not Be Alone" hay miedo a la soledad, hay tristeza, hay deseos de suicidio, hay petición de socorro, y finalmente hay respiración profunda y un vaso de agua helada porque la felicidad nunca está garantizada. Posteriormente, entre hundimientos, miedos y huidas, se intensificará el punk más demoledor en "Rated R Crusaders", en la excitada y perturbadora "Thermometer", en esas guitarras de proto-punk callejero a lo Stooges de "Blown" o en un "My teeth hurt", con el amplificador al máximo como prueba de resistencia. 

Cual si fuera una plegaria, "Evening prayer aka justice" es el paso a la madurez, hacia la acción y el compromiso, la hora de hacer justicia con los pobres. En "Transition from nowhere", un tema que me evoca algo a Suede, se multiplican los demonios para luchar. Es ahí donde tenemos la mayor carga de espiritualidad y de denuncia, con versos tremendos tales como "a nadie le importa si te mueres hasta que estás muerto" o "cuando pregunté qué significa ser hombre me lanzaron a la parte trasera del camión y me ataron las manos".




Por su parte, la dureza de "Trauma" se aproxima más a una especie de enérgico stoner rock, divagando sobre la dificultad de afrontar complejos en un mundo donde los que trabajan más duro son los que generalmente obtienen una recompensa más pequeña. Tampoco falta la ironía patriótica en "In America", cada ciudad tiene un lado bueno y uno malo y a tí te tocó nacer en el lado triste.

Pero si hay que mencionar aparte algo ese es un himno sobre el amor imposible como "I wanna be your girlfriend". Qué megatemazo más fabuloso, suena imponente lo de que "mis amigos moribundos han encontrado la religión mientras mis amigos intelectuales niegan a Dios. Y yo solamente tengo una ambición: quiero ser tu novia y dejar atrás un mundo sin amor." Seré exagerado pero si lo hubiera grabado el Duque Blanco estaríamos hablando de un reconocimiento generalizado a la altura de sus grandes clásicos. Me parece clara candidata a mejor canción del 2019. 

Ezra Furman - Twelve nudes (2019) 3

Para finiquitar esta reseña podemos decir que Ezra Furman grita, escupe y vomita en "Twelve nudes" con clase y elegancia, si es que hay bramidos, arcadas o esputos que se pueden realizar con finura y distinción. Lo que parece claro es que en él refleja una liberación ante tanta frustación, y eso es siempre de agradecer en un mundillo rocanrolero musical que, a nivel general, peca desde hace tiempo en exceso de políticamente correcto. Por ello y por mucho más no hay mejor colofón para este gran disco que "What Can You Do But Rock n Roll", porque cuando no tienes donde ir, cuando no puedes quedarte en casa, cuando compruebas que en el mundo saltan chispas, cuando el corazón está en llamas, no hay mejor refugio que el rock 'n' roll.

Ezra Furman - Twelve nudes (2019) // por
5

3 comentarios :

  1. Apuntadísismo para próxima adqusición. Me has puesto a cien, Juanjo.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  2. Ya lo tengo y lo iré escuchando estos próximos días. No me gustó nada lo último que hizo y lo dejé un poco apartado, pero después de leerte es difícil n volver a intentarlo con este disco.
    Abrazos.

    ResponderEliminar