8 jun. 2019

Bowie: "Starman (La biografía definitiva)" - Paul Trinka (Trayectos a contratiempo).

No hay comentarios :

Paul Trynka es un reputado y galardonado periodista musical británico. En 2010, antes de la vuelta al ruedo del camaleón David Bowie con "The next day" y de su viaje a las estrellas definitivo con "Black star" y todo el ruido mediático que provocó la huida de un artista primordial y único, escribió una biografía -nunca autorizada por Bowie- titulada "Starman (La biografía definitiva)".
El hecho de que esté concebida antes de la muerte del divo, es en parte lo que más me interesaba de esta biografía, por encima de otras publicadas después del fatídico 10 de enero de 2016.
Sin quedar empapada por efectismos literarios o sensacionalistas que suelen surgir a rebufo de acontecimientos de este calado, el repaso a la vida y obra del artista finaliza aproximadamente en 2005, poco después de su último concierto.
En esta ocasión, la historia del protagonista se ve engarzada por cientos de relatos de personas que fueron amigos, conocieron, trabajaron, amaron, soportaron, envidiaron, hicieron negocios, se casaron, influenciaron, se pelearon... con David Bowie.
Completo análisis que parte desde la infancia del artista en Brixton, hasta el infarto que sufrió en la trasera del escenario el 25 de junio de 2004 tras interpretar "Ziggy Stardust".
Cierto que se hace más referencia al día a día de Bowie, a sus reacciones, frases y estados de ánimo, a sus neuras y ambiciones, a su modo de proceder y a sus decisiones que a las canciones y discos que dejó para la posteridad.
Pero es realmente colosal el esfuerzo que se realiza en dar preciso testimonio de los detalles que jalonaron la vida del mito detrás de las luces de neón y una vez finalizada la sesión fotográfica o apagada la cámara de TV.
Desde sus inicios como saxofonista y tocando en grupos iniciáticos, sus comienzos dubitativos como cantante y sus primeros pasos serios en la banda The Manish Boys.
"Starman" nos describe a un Bowie con talento innato para reclutar colaboradores, para rebañar estilos ajenos, melodías ajenas, ideas ajenas y hacerlas propias, un vampiro estilístico y artístico en toda regla.
Se da una imagen un tanto fría de él en determinados momentos, queda de manifiesto el uso de la ambigüedad sexual, potenciada en momentos clave de su despegue hacia el cosmos de la fama, y no deja lugar a la duda en cuanto a su inteligencia y su capacidad de trabajo.
Sabemos de su tormentosa vida marital con Angie, de sus numerosas amantes, especialmente Ava Cherry, de su fugaz segundo matrimonio con Melissa Hurley y su historia con Iman, quien fue la que definitivamente domó al duque.
Es imprescindible el testimonio de amigos que lo fueron durante toda su vida -desde el colegio- como George Underwood, quien propinó el dichoso puñetazo a Bowie que causó la famosa mirada bicolor del artista o Geoff McCormack.
Se relatan las sesiones de grabación de los más importantes discos de Bowie con detalle, aunque a partir de "Let's dance" estos repasos son mucho más superficiales, como también lo son muchos de sus discos, haciendo un paréntesis en "Heathen" y la vuelta a la producción de Visconti. En este apartado el libro ofrece las impresiones y testimonios de numerosos colaboradores como los productores Tony Visconti o Nile Rodgers y gran cantidad de músicos, aunque con especial importancia por la cantidad y calidad de sus aportaciones, del guitarrista y amigo Carlos AlomarMike Garson, gran pianista y miembro de la cienciología, el también guitarrista y también amigo Reeves Gabrels, y además Earl SlickSimon HouseMark Pritchard... Pero si hay un colaborador de Bowie con el que el libro se centra de manera central, ese es Mick Ronson, dejando claro que su partido es esencial para el sonido glam-rock que caracterizó los mejores trabajos de Bowie.
Las giras son relatadas por medio de músicos y el road manager Tom Zanetta. Los problemas con las drogas en los mediados años setenta, la controversia con el nazismo y la etapa berlinesa también es referida gracias a las aportaciones de Klaus Krüger Edu Meyer, así como sus intermitentes apariciones en el cine y el teatro.
Se hace hincapié en la faceta como hombre de negocios y la relación tormentosa con los managers Kenneth Pitt y especialmente con el controvertido Tony Defries.
No podían faltar las anécdotas, discos y canciones compartidas, amistades y odios con otros artistas como Lou Reed, Queen, John Lennon, Iggy Pop, Brian Eno, Stevie Ray Vaughan, Marc Bolan, Pete Townshend, Robert Fripp, Andy Warhol...
En resumen, "Starman" es una completa y entretenida obra documental sobre la vida y la obra de uno de los iconos más inefables de la historia del rock. Construida en base a innumerables testimonios y tratando de equilibrar la figura de Bowie entre el hombre y el genio, sin ceder a la leyenda en el primero ni a la frivolidad en el segundo.
Aporta bibliografía completa y discografía esencial, no siendo este último apartado el más destacable.

Bowie: "Starman (La biografía definitiva)" - Paul Trinka (Trayectos a contratiempo). // por
5

No hay comentarios :

Publicar un comentario