Crónica del concierto de Jaime Urrutia - Kafe Antzokia, Bilbao 03/05/2019

No hay comentarios :


 Con todos los ingredientes servidos, cada cual se cocinó su concierto, solo era cuestión de dejar que se sucediesen las canciones...

Hace muchos años leí una entrevista que le hacían a Gabinete Caligari -creo recordar que durante la promoción de "Al calor del amor en un bar"- en una revista ya desaparecida que solía comprar ocasionalmente, El Gran Musical. En la misma, recuerdo (yo tenía unos catorce años) que el grupo decía que donde realmente funcionaban bien era en la composición, y contestaban a los que criticaban su directo apelando a la situación de The Beatles, que también funcionaban mejor en la composición y el estudio que en directo ¿?.
El caso es que en aquél entonces ya había quien criticaba el directo de la banda (nunca grabaron un disco en vivo), creo que en cierto modo ésto sigue persiguiendo a Jaime Urrutia en su carrera en solitario, que tampoco se caracteriza por la hiperactividad en cuanto a conciertos y giras.
Hacía más una década -desde el festival Luna Lunera en 2008- que no veía a Urrutia en directo. Mi recuerdo de aquél concierto certifica lo que vi ayer, aunque creo que anoche mejoraron algunas cosas en el Antzoki.


Se trata de un concierto de canciones, de grandes canciones; con una carga de nostalgia importante para muchos de los asistentes. Un bolo para cantar y dejar que los recuerdos arriben a la costa de la memoria y sobrevuelen el espacio al son de temas que marcaron una época y que en parte nos acompañarán siempre.
Yo fui (y sigo siendo) un fan incontestable de Gabinete Caligari, lo que no quiere decir que no entienda la realidad de lo que ayer escuchamos en la sala de San Vicente. Una banda que lleva años con Jaime, que cumple en el aspecto sonoro aunque sin alardes de ningún tipo, dejando el protagonismo a las canciones y a la actitud del público (ayer predispuesto a entregarse sin lucha ante lo que ocurriera sobre las tablas) y un Jaime que conserva aspectos de su personalidad: cuellos de la camisa y la chaqueta levantados, parco en palabras y besos al aire, risa socarrona... aunque sus pantalones ya no se ciñen a sus piernas como antaño.
Y con la voz justa, seleccionando agudos o incluso transportando hacia abajo notas, evitando faroles vocales y tirando de oficio y de fraseo (que al fin y al cabo es la nota diferenciadora de su arte).
Con todos los ingredientes servidos, cada cual se cocinó su concierto, solo era cuestión de dejar que se sucediesen las canciones -creo que escuchamos el mismo repertorio de hace once años y en un orden muy parecido.


Con un preámbulo que anuncia la salida del protagonista de la noche al son del pasodoble "Gallito", Jaime entona las notas de "Delirios de grandeza".
A partir de aquí empieza el espectáculo de las canciones inmortales, dando un repaso a la trayectoria de Gabinete bastante completa y al magnífico disco de Jaime en solitario "Patente de corso", del que suenan: "Mentiras""¿Dónde estás?""Castillos en el aire""Completamente feliz", la grandiosa "Vestida para mi" y "Qué barbaridad". También sonaron canciones de su disco de 2010 "Lo que no está escrito", más exactamente la homónima y "Aquí sin más".
Y el plato fuerte del recital, que no eran otras que las canciones de Gabinete: "Tócala Uli""Suite nupcial""La sangre de tu tristeza""Zapatos más dulces que un zapato de raso" y "Camino Soria" del inmortal disco blanco; "Cuatro rosas" y "Más dura será la caída" de "Cuatro rosas""Golpes" saludada como su primera grabación; "Amor prohibido""Mi buena estrella" y "La culpa fue del cha cha chá" de "Privado""Nadie me va a añorar" de "Subir la música" y por partida doble "Al calor del amor en un bar" con la que termina el concierto.
Cada cual echará de menos sus canciones, son muchas las tonadas míticas de Jaime, yo personalmente "Solo se vive una vez" y ""Caray!".
Revoltijo de sensaciones y disfrute en general, una prestación suficiente en lo musical, buen sonido y a casa con esa mezcolanza de añoranzas y suspiros por el tiempo que se escapa y no deja posibilidad de revancha.
Hasta la próxima noche de rock and roll!!!

Redactor: Jorge Addison.

No hay comentarios :

Publicar un comentario