Son Volt - Notes of Blue (2017)


La historia siempre es caprichosa. La mala relación entre Jay Farrar y Jeff Tweedy en Uncle Tupelo provocaron una escisión histórica. Por un lado Mike Heydorn y Farrar creaban Son Volt mientras que el resto de los "tupelo" con Tweedy al mando se reagrupaban como Wilco. Por tanto de las cenizas de Uncle Tupelo nacieron dos bandas que, echando la vista atrás y repasando su obra, se muestran imprescindibles en el mapa sonoro americano. De acuerdo, a Wilco tal vez les ha ido mejor, qué digo, mucho mejor, sin duda son mi banda entre el final de siglo veinte y comienzos del veintiuno, pero siempre que he escuchado un disco de Son Volt, siempre, he quedado prendado de la voz de Jay y de esas guitarras con sabor a raíces americanas. Este 2017 Farrar y compañía han creado el que tal vez sea su mejor disco desde aquel lejano debut de 1995, el maravilloso "Trace" que no para de sonar en el hogar nikochiano toda la semana, por eso lo de tal vez, por eso y por el tema inmediatez, veremos si el excelente "Notes of blue" supera el paso del tiempo, que tiene pinta de hacerlo sin problemas, pues si algo tiene esta nueva colección de canciones es que a cada escucha nos atrapa con más fuerza y pasión, descubriendo matices que en las primeras escuchas se nos podían haber pasado por alto. Si algo tiene esta banda que la hace especial es sin duda la voz de Jay Farrar, un poderoso y hermoso instrumento más, al alcance de muy pocos. Curioso es también que mientras en la blogosfera todos, absolutamente todos, aplaudimos los nuevos temas de Son Volt, muchas de las páginas especializadas pasan de puntillas sobre él, lo ningunean y le dan de lado, pero no os dejéis engañar pues "Notes of Blue" es todo lo que deseábamos, todo lo que necesitábamos para no perder la esperanza en una banda que merece sin duda más reconocimiento del que tiene. En "Notes of blue" no encontraremos innovación ni experimentación alguna, no hay ruidismos a lo Wilco (ni tampoco los esperamos), encontramos clasicismo (bien entendido), muchas referencias indispensables pero sobre todo personalidad. Rock americano bañado de sonoridades clásicas, de country, folk y blues, y bastante de aquel rock de los noventa cuando Farrar alza la voz. 


Mi enamoramiento por este disco no es un capricho. Una prueba irrefutable de su calidad es el tema que abre el disco, "Promise the world", un tema que es tan, tan Bonnie "Prince" Billy que es imposible que un servidor no lo ame. Todo en ella me sabe, me huele y me recuerda a Will Oldham, favoritísimo absoluto del marcianito que os habla, y sólo por eso, un disco que no tenía las papeletas de embrujarme lo hace sin pestañear, y sólo con el primer tema. "Back against the wall" es uno de los temas del disco, aquí encontramos ese regusto al rock americano de camisas de cuadros de los noventa, aquel que bebía sin disimulo de Tito Neil, aquí hay guitarras a lo Crazy Horse y estribillos épicos Springstinianos. Tema esencial y acojonante. "Static" ruge. Encantará a seguidores tanto del rock clásico como de por ejemplo Pearl Jam si es que los de Vedder no podemos considerarlos ya clásicos, y a  la vez sigue siendo fiel a su esencia, a su historia, tanto a los inicios de Son Volt como a los "Tupelo". Mi favorita del disco es sin duda "Cherokee St". Joya para mi ya, de este 2017, con cierto aroma a Steve Earle. La electricidad de sus guitarras nos ponen todo de punta mientras que la percusión básica, casi tribal, hace que nuestros pies se muevan por sí solos y suframos alguna que otra lesión cervical. La belleza de "The Storm", de carretera y manta, es de pelos de punta. Belleza absoluta como digo, melodías ensoñadoras, delicadeza sin perder fuerza ni poder, irresistible. "Lost Souls" es otro trallazo imprescindible. Otra de mis favoritas. Otro rockazo de esos que disparaban a quemarropa en nuestra sien con una cascada de guitarras demoledoras. Ojo con "Midnight" que tiene esas guitarras fronterizas americanas pero que a un servidor le recuerda muy mucho a las primeras composiciones de Ian Anderson sin su flauta, a primeros temas de Jethro Tull, sí, sin duda creo que podría estar en el magnífico e infravalorado disco de la banda británica, en "Benefit" de 1970. Me viene a la cabeza aquello, y precisamente aquello es una maravilla, uno de esos discos que considero joya oculta absoluta. "Sinkin down" se pone en modo carretera, como unos ZZTop sin barba. Polvo y sudor, y parada en un bar de carretera a beber cerveza. Mientras que "Cairo and southern" levanta la mano para ser considerada una de las mejores canciones del disco.... El final con "Threads and steel" es puro blues sucio y garagero, con un regusto en lo narrativo a lo Cave. En definitiva, disco grandioso que no entraba en las quinielas para codearse con lo mejor del año pero que sin duda estará entre los elegidos. Doble felicidad, primero por encontrar un disco de este nivelón y segundo por recuperar a una gran banda y a un gran talento como Farrar, y que por fin se haga justicia. 

Son Volt - "Notes of Blue" (2017)

01.- Promise the World/ 02.- Back Against the Wall/ 03.- Static/ 04.- Cherokee St/ 05.- The Storm/ 06.- Lost Souls/ 07.- Midnight/ 08.- Sinking Down/ 09.- Cairo and Southern/ 10.- Threads and Steel.




*Post aparecido originalmente en Nikochan Island por Nikochan

Comparte en Google Plus
    Comentar en el Exile
    Comentar en Facebook

0 comentarios :

Publicar un comentario