Night Beats - Who sold my generation (2016)

2 comentarios :
Disco NIGHT BEATS - Who sold my generation

...la tosca distorsión de guitarras que manejan permite un viaje más cavernario y primitivo al pasado, como si retornásemos a aquellos sótanos oscuros, llenos de humo y con miles de firmas y de dibujillos cutres repartidos entre cuatro paredes...

Ya tenemos el esperado tercer álbum de NIGHT BEATS, banda de Seattle insuficientemente conocida si tenemos en cuenta el potencial que ofrecieron en sus anteriores discos, el homónimo con el que debutaron en el 2011 y el “Sonic bloom” del 2013. 

En Who sold my generation” mantienen la línea psicodélica y garagera sixtie en un viaje con algunos brochazos experimentales que podrían recordar al krautrock alemán setentero. Por otra parte aparenta ser un trabajo más maduro y accesible que los citados anteriormente. En todo caso se podría elucubrar con sensaciones, como si al cruzar un puente no hubiese tanto trecho desde 13th Floor Elevators hasta los Cramps, y mucho menos si en el camino pasamos por Can, por los Seeds, por Chocolate Watchband o  por los Stooges. 

Disco NIGHT BEATS - Who sold my generation 2
Abre Celebration #1 cual si fuera una arrebatadora copla de rock progresivo electrónico. Power child" es de esas canciones en las que se produce una interacción gravitatoria de danzas cósmicas. Right/wrong es puro aguardiente, como si uno se zampara una bagaceira o chupito de orujo gallego de un trago. No cops es sixtie y rocanrolera, posee un interesantísimo poso cósmico y además fue la elegida para el video promocional correspondiente. Porqué mañana es una excentricidad cual si Jonathan Richman estuviese en una banda beat tarareando en castellano cosas como "me haces, me haces, me haces estar mal" . Sunday mourning sirvió de anticipo psicodélico, es sucia y peleona. Burn breathe o Shangri Lahllevan consigo claros efectos lisérgicos. Bad lovesuena a novedoso soul de última generación. En Last train to Jordan rebrotan los ángulos más experimentales. Con respecto a "Turn the lights" se sentirían orgullosos muchos clásicos sixties de rhythm&blues blanco y,  finalmente, el colofón Egypt Berry es mi preferida, un pepinazo en toda regla que nos transporta en el tiempo y con el que no queda más remedio que asentir con la cabeza de que estamos ante un buen disco. 

A tener en cuenta para los que sientan algo de rechazo o repulsa inicial que el trío que nos ocupa no es el típico y cansino grupo de revival psicodélico. La tosca distorsión de guitarras que manejan permite un viaje más cavernario y primitivo al pasado, como si retornásemos a aquellos sótanos oscuros, llenos de humo y con miles de firmas y de dibujillos cutres repartidos entre cuatro paredes. Asimismo es esa capa guitarrera con pedales y algunos efectos electrónicos los que proporcionan y aseguran un trabajo con más posibilidades de dejar huella entre los que buscamos un resultado de largo recorrido. Quizás por ello se podría reflexionar a partir del título que utilizan las mismas armas pero distinto método para poner en jaque a otros de su generación.

* Texto: Johnny JJ. Publicado originalmente en el siguiente enlace del Espacio Woody/Jagger.


Disco NIGHT BEATS - Who sold my generation
Night Beats - Who sold my generation (2016)


1. Celebration #1 / 2. Power child / 3. Right/wrong / 4. No Cops / 5. Porque mañana / 6. Sunday mourning / 7. Shangri Lah / 8. Burn to breathe / 9. Bad love / 10. Last train to Jordan / 11. Turn the lights / 12. Egypt Berry

Confirmado, Fleetwood Mac vuelven

No hay comentarios :

Christine McVie confirmó hace unos días lo que sin duda era la comidilla del mundo musical, es decir, el retorno de Fleetwood Mac trece años después de su reunificación debido a una gira multitudinaria y la aparición en 2003 de "Say you Will". Según McVie ya tienen siete temas acabados y perfilados, y siguen en el estudio creando tesoros pop para nosotros. Todo el grupo está en ello, todo el grupo menos mi amada Stevie Nicks, la loba más grande del rock, que al parecer se pondrá a ello o no, puede como dicen las malas lenguas que solo para la gira. El que sí está es Lindsey Buckingham aunque como digo a Stevie se la espera para acabar de grabar canciones y las voces de las siete ya creadas. Además confirman gira aunque sin fechas, señalando que será en recintos pequeños y que, como no, visitarán la vieja Europa. Crucemos los dedos para que pasen por las Españas. 

The Jayhawks , Kafe Antzokia de Bilbao (24/09/16)

No hay comentarios :

Y es que ellos tienen el joyero de canciones más preciado desde los clásicos y ya también ellos lo son..

Siempre me había parecido curiosa una personal apreciación. El misterio de que las bandas cuyo cancionero más aprecio y más me toca el corazón tales como Teenage Fanclub o los Jayhawks, sentidas en directo sonarán como una jukebox de ellas mismas, una sucesión de interpretaciones fieles como calcos a los cortes de sus discos, en un estado siempre nervioso de los ejecutores, inseguro, como si en cualquier momento aquello se fuera a desbaratar.

A mis Lobos Enamorados, mote con el que me gusta llamar a la banda minesotarra por excelencia de la música americana de raíz y ya no en la música ancestral folk y country sino en la discografía de Neil, Dylan y los country-rockers o incluso (vertiente Louris) en los cantes de ida y vuelta USA-UK o viceversa, les he visto en todas las giras por las que han venido y fue muy revelador que el propio Gary comentará el sábado como  fue hace 16 años cuando dieron su primer concierto en el Botxo.

En ese concierto presentando el Smile y previamente al mismo, al mediodía, el ahora líder de la banda amorosa ya liberado de Mark Olson por segunda y definitiva vez, en la tienda Power Records levantó en brazos a mi hijo de 3 años, ahora 19, ya que él acababa de tener al suyo y sentía mucha morriña de padre. No veas como enseguida sacó de su cartera una foto de su crío de ricitos de oro.

Han pasado muchos años pero la admiración a su música sigue intacta y además, tiene uno la suerte de haber conectado con todas las publicaciones de la banda incluso con el vilipendiado Mockingbird Time que en mi blog, la entrada relativa al mismo, supuso un encuentro y un sembrar para cosas que vinieron después entre los que allí debatimos sobre tan polémica edición.

También, os diré que en Bilbao desde aquel ya lejano día,  hay una química especial con el grupo y ellos se sienten muy queridos y eso se nota.

Por eso, a pesar de estar hace año y medio, se les recibía de nuevo con nuestros corazones vestidos de gala.

Escuché por doquier la frase de que los Jayhawks sin Olson, no son Jayhawks, lo cual me parece una soberana tontería. Yo prefiero decir que echo de menos que su voz flirtee con la de su ahora enemigo íntimo- una obsesión parecida de la Levon con Robbie- en las canciones que asociamos con uno de los dúos sino el dúo más estremecedor de nuestra generación.

Pero es que los Jayhawks, sin Mark, tienen un catálogo de canciones de quitar el hipo tan grandes como las que el talibanismo considera el canon, es decir las de los dos discos milagro que ni los nombro porque todos sabemos cuales son.

Con todo el respecto a sus detractores, insisto, el Paging Mr Proust  (tenéis la reseña del mismo pinchando) es una golosina, llena de ganchos, de melodías, de estribillos de cielo, es decir, como siempre. Este verano me ha acompañado en el estéreo del coche por rutas del Oeste de curación y felicidad íntima, es  una gozada.

Reconozco que, a veces, su frialdad en escena me produce tristeza pero no en el sentido de que quiera que estén todo el rato haciendo el Bruce y gritando te quiero Bilbao, soy de la escuela Dylan, toca, toca con pasión, cierra el pico y pasa palabra, como el otro día Daniel Romano ( EXTRAORDINARIO EL CANADIENSE). Es más el percibir un atisbo de performing artist, es decir que se salgan de la partitura y permitan una sorpresa con un giro country de la canción que es más pop o viceversa, un requiebro, una paradiña, un algo por el que surja la magia y el soul.

El sábado es con mucha diferencia la ocasión en que más han conseguido para mi eso tan ansiado: echarle ganas so pena de descarrilar, celebrar celebrando, disfrutar disfrutando de su propia jukebox que es de oro.

Ya liberado de malos rollos-inolvidable aquel mosqueo y portazo del Wop Festival de la reunión con Mark, todavía en las redes éste lanza mierda continuada contra Gary- y rejuvenecido por unas canciones nuevas que miran de frente a lo mejor de su posible setlist, apostaron por un ramillete precioso y fueron cayendo diamantes uno tras otro.

La gente se sabe sus canciones y como dice mi amiga Esti si que es un poco concierto karaoke pero cómo no lo va a ser con esas melodías  y estribillos que llevamos incrustados de por vida y con esas segundas voces de Karen y Tim que indican que estamos en el la estancia más acogedora de nuestro hogar musical.

Para no aburrir diré que empezar por Waiting For The Sun es un acierto, que Leaving the Monsters Behind Behind intercalada fue maravillosa, sorprendernos con la gran gema que es Trouble impagable ( "it´s better to be aloooooone") y comprobar que ya es uno de sus clásicos Quiet Corners & Empty Spaces, pues eso, que dice mucho de lo que les queda de vida como banda. Vale que se ha quedado con la marca y bla bla bla pero bendito sea.

Desde el principio del concierto, puntualidad británica como sus influencias, todo sonó brioso y potente, muy enchufados pero en su desarrollo descubrí el secreto de eso que nunca acababa de convencerme en pases anteriores y con lo que he empezado la reseña: las canciones de los Jayhawks son tan inmensas que están incluso por encima de sus autores e intérpretes y son de cristal de murano, requieren de una máxima concentración, no se basan en power chords, son de la escuela de The Band ( de estos últimos hasta Costello en su libro dice que en directo le decepcionaron, siendo su grupo favorito)
Controlar los silencios de los vals country mezclados con partes Big Star o de los Hollies, la ceremonia de todo sus fuegos artificiales hermosos requiere un control y a veces, ese se les va. Este sábado para nuestra dicha el descarrile se produjo en poquísimas situaciones y no dieron paso a la desidia sino más bien a todo lo contrario, la plena celebración con un público entregado y con sonrisa de bebé al que le cuentan gracias.

Tampa To Tulsa y Two Hearts juntas representaron el pasaje country-rock con soul perfecto. Y es que Tim tiene una voz especial y hace mucho en esas segundas voces y no digamos en su solista en la primera canción citada, una maravilla, favoritisima. Two Hearts como Blue son aparte porque perteneces a un milagro llamado Tomorrow The Green Grass y punto. Uno de los discos más emocionantes ever.

Big Star y Comeback Kids, cubren esa vertiente más power-popera para que cruja la SG del rizos y luego el derroche de combinar todas las perlas de Rainy Day Music con sus fleetwood macqueros temas a voces del nuevo, lease la divina Lovers Of The Sun o el kiss off dedicado a Mark que es la hermosa y muy Idiot Wind, Lies In Black And White.

Luego, van y te ganan del todo con I´d Run Away, Tailspin o All The Right Reason.

Pero lo que en otras ocasiones hubiera sido ya un claro telón, se torna en bis de quitar el hipo. Solo con su inmensa voz y su Gibson acústica-así sólo le había escuchado en Castro Urdiales y nunca lo olvidaba-el dandy Louris, que lleva sus 61 años que para nosotros quisiéramos cuando nos toque, si nos toca, nos deja empapados en lágrimas con Settled Down like Rain en la villa del chirimiri y escalofriados por el calor que irradia con Angelyne. Sus agudos son besos y abrazos. En fin, que es un grande como vocalista, como guitarrista y como compositor.

La banda aparece sigilosa para entrar en un I´ll Be Your Key,  que yo destacaría como el momento, con Trouble,  de mayor lirismo. Murano puro, de su boca parece que salen constelaciones de estrellas.

Y para el fin de fiesta, con el respetable entregado, estoy orgullosos de mi parroquia musiquera, nada más y nada menos que una obra maestra como I´m Gonna Make You Love Me, apropiada del todo porque nos curan las penas, nos secan las lágrimas con sus canciones desde hace muchos años. Es esa canción de Tom Petty que Tom Petty nunca ha compuesto.Perfecta en su estrofa que escupe dylaneo del bueno para culminar en un estribillo que para si quisieran los mejores compositores de todos los tiempos del pop, pongan los nombres que ustedes quieran.

Y es que ellos tienen el joyero de canciones más preciado desde los clásicos y ya ellos también lo son.

Como parecía que no era suficiente tanto gozo, la staple Bad Time corroboró que aunque son malos tiempos para el amor, nosotros seguimos y seguiremos enamorados de nuestros Lobos Enamorados y aquí en el North Country, si quieren, tienen su casa.


*Mención especial a Chet Lyster , el nuevo guitarrista, pedal steel que les renueva y les da mucho empaque y alegría. Muy bueno y es que ha estado con Eels y Lucinda claro.



The Jayhawks: sala Apolo (BCN) 22/09/2016

No hay comentarios :

Noche esperada, noche de las que marcan un antes y un después con una veterana banda. Noche en la que los Jayhawks salen victoriosos a pesar de parecer (al menos a mi) que iban un algo con el piloto automático, pero claro, cuando uno tiene a Gary Louris en su equipo poco importa pues con sus grandes canciones de ayer y hoy uno tiene la seguridad que acabará rendido a sus pies. Una sala Apolo prácticamente llena pero sin aplastamientos se engalanaba para esa gran noche, que por cierto tuvieron a los barceloneses Egon Soda como teloneros, una banda que me gustó mucho y a la que sin duda le seguiré la pista. Después, sin artificios y manos a la obra, Louris y compañía aparecieron en el escenario para regalarnos unas dos horas de su tiempo con un cancionero previsible pues más o menos es el que llevan tocando toda la gira, casi sin sorpresa alguna:

Waiting for the Sun/ Leaving the Monsters Behind/ The Man Who Loved Life/ Stumbling Through the Dark/ Quiet Corners & Empty Spaces/ Tampa to Tulsa/ Two Hearts/ The Devil Is in Her Eyes/ Big Star/ Comeback Kids/ Take Me With You/ Blue/ Ace/ All the Right Reasons/ Save It for a Rainy Day/ Lovers of the Sun/ Tailspin/ Settled Down Like Rain (Gary Louris solo)/ Angelyne (Gary Louris solo)/ I'll Be Your Key/ I'm Gonna Make You Love Me/ I'd Run Away

Más o menos creo que esas son todas, puede que me deje alguna o que haya metido alguna que otra que no tocaron aunque sí en mi cabeza pues la noche con la compañía de Don Guzz acabó como acabó... El poker inicial dejó claro por donde irían los tiros, y Tampa to Tulsa, Two hearts y Big Star estuvieron imponentes, nota alta a las nuevas canciones, sonaron de lujo. Nos congratulamos por ver a una de las grandes bandas de las últimas dos décadas, por ver en la buena forma que se encuentran y comprobar que las nuevas canciones, las de su espléndido disco "Paging Mr Proust" están a la altura y suenan de miedo. Poco más que deciros, me voy a escuchar (otra vez) su Rainy Day Music.

*post aparecido originalmente en Nikochan Island por Nikochan

Por favor, mátame

No hay comentarios :
..después de oír a Paul Butterfield Blues Band, a John Lee Hooker y a Muddy Waters, incluso a Chuck Berry, no podía volver a escuchar a los grupos de la British Invasion, como a los Kinks. Lo siento, los Kinks son geniales, pero cuando eres joven e intentas descubrir dónde tienes las pelotas, piensas: esto es una mariconada!
Iggy Pop para "Por favor, mátame"


Desconocía por completo la existencia de este indispensable artefacto. No os voy a engañar ni a darme de tipo sabiondo e importante. Llevaba con el gusanillo punk mucho tiempo, meses, tal vez desde la visualización de la ya cancelada serie de Jagger y Scorsese, Vinyl; del redescubrimiento de los New York Dolls, tanto con su disco debut que fue comentado en Exile SH Magazine por un servidor como del magnífico rockumental "NY Doll", luego está lo de mi reconciliación con Patti Smith después de aquel asunto en el que me ninguneó en el barrio de Gracia años a... ya os contaré...., el nuevo discazo de Iggy Pop "Post Pop Depression" y el rescate de toda su obra, el docu sobre The Stooges "Gimme Danger".... y no sé, un no parar de referencias punkoides, aunque la verdad, la historia de cómo llegó el libro a mis manos no es nada punk, ni salvaje ni nada... pero esa es otra historia que hoy no toca. La vuelta del punk a mi vida me ha dado eso, vida. Necesitaba esa chispa, esa vuelta a lo básico, al rocanrol, y todo eso se lo debo a la lectura de este espléndido libro.

"Por favor, mátame" narra la historia del punk, desde su semilla con Lou Reed en la factoría Warhol hasta los Sex Pistols. Legs McNeil y Gillian McCain nos conducen por una historia a través de las opiniones de sus protagonistas, de sus recuerdos y vivencias, gracias a entrevistas que se han cortado y montado para la ocasión, creando una historia coral de ritmo frenético y absorvente, centrándose siempre más en la escena neoyorquina. Iggy, los NY Dolls, MC5, Patti Smith, Ramones, Talking Heads, Richard Hell and The Voidolois, Wayne County, Suicide, los Heartbreakers, Television... y otros muchos personajes como Bowie (siempre presente), Lou.... un despiporre, lo prometo. Es un libro indispensable, muy instructivo y muy salvaje, transmite perfectamente esa época, esa violencia, esa vuelta a lo básico, a las canciones de rock de tres minutos, nos teletransporta al CBGB, al mundo de trapicheo y consumo de drogas, al sexo por el sexo con quién sea y cuando sea, y como no, nos deja alucinados con mil y una anécdotas. Uno de los mejores libros sobre música que he podido leer, recomendable es poco.

Por Favor, Mátame. la historia oral del Punk
Legs McNeil & Gillian McCain
10/10
Editorial: Discos Crudos
Año edición: 2011
Páginas: 544
Idioma: castellano
ISBN: 9788461418008




*post aparecido originalmente en Nikochan Island por Nikochan

Ruminations: Oberst en plan íntimo

No hay comentarios :

No vamos a descubrir nada si decimos que Conor Oberst tiene un talentazo descomunal además de ser un culo inquieto y no parar de sacar nuevas canciones y discos ya sea en solitario o con cualquiera de sus muchos proyectos paralelos. Pues bien, hace dos años entregó otro disco sobresaliente, aquel "Upside Down Mountain", y como no este 2016 ya nos tiene preparado una nueva entrega, su novena en solitario, que llevará por título "Ruminations, el cual fue grabado en tan solo 48 horas con la inestimable ayuda de Mike Mogis, en su Omaha natal. Comenta el propio Oberst que son sonidos más personales y crudos pues se ha puesto delante del piano para desnudar su alma. Hay muchas ganas de escuchar sus nuevas canciones, al parecer el 14 de Octubre saldrá a la venta. De momento tenemos cancionero, seguiremos informando.

01. Tachycardia
02. Barbary coast (later)
03. Gossamer thin
04. Counting sheep
05. Mamah borthwick (a sketch)
06. The rain follows the plow
07. A little uncanny
08. Next of kin
09. You all loved him once
10. Till St. Dymphna kicks us out

Nuevo disco y gira española de Lee Fields

1 comentario :

Si hace unos días hablábamos del gran disco del veterano Charles Bradley, Changes, hoy toca comentar la vuelta este 2016 de otro veterano soulero, de Lee Fields y su "Special Night" después del espléndido "Emma Jean" del 2014, este nuevo trabajo verá la luz el próximo 4 de Noviembre aunque antes el señor Fields visitará las Españas: 

06/10/16 Teatro lara, Madrid
08/10/16 Escenario, Santander
11/10/16 Las Armas, Zaragoza
13/1016 Sala Apolo, Barcelona
14/10/16 Loco Club, Valencia

El nuevo disco de Lee Fields contará con diez temas: 1 – Special Night / 2 – I’m Coming Home / 3 – Work to Do / 4 – Never Be Another You / 5 – Lover Man / 6 – Make This World / 7 – Let Him In / 8 – How I Like It / 9 – Where Is The Love / 10 – Precious Love.

Os dejamos con el primer adelanto:


Alone, la sorprendente vuelta de Pretenders

1 comentario :

De Pretenders, de los originales, no queda nada, o bueno sí, queda Chrissie Hynde que es más que suficiente, el alma y el corazón de la banda. Hace ocho años de su último artefacto en estudio, aquel "Break up the concrete" y tan solo dos años de su disco en solitario "Stockholm" que, la verdad, no estaba nada mal. Pues bien, Chrissie cuenta con Dan Auerbach como productor y músico, además de Dave Roe, Kenny Vaughan, Richard Swift, Leon Michels y Russ Pah. El 21 de Octubre es la fecha escogida para el lanzamiento de un disco formado por las siguientes canciones:  Alone, Roadie Man, Gotta Wait, Never Be Together, Let's Get Lost, Chord Lord, Blue Eyed Sky, The Man You Are, One More Day, I Hate Myself, Death Is Not Enough y Holy Commotion, precisamente es Holy Commotion el adelanto escogido, con el cual os dejamos.

Charles Bradley - Changes (2016)

No hay comentarios :

De imitador de James Brown a estrella del Soul a sus sesenta y tantos años de la mano de la fábrica soulera Daptone Records, de donde han salido otras viejas/nuevas estrellas como Lee Fields y Sharon Jones. Como aquellos otros dos pájaros, Bradley no ha inventado la pólvora, es más, su soul es muy revivalero y bebe de los más grandes sin disimulo alguno y sin ocultar nada pero con una calidad pasmosa, pero es que este negrazo jubiletas ha despachado este último lustro tres joyas de esas insaltables, hablo claro de "No time for dreaming", "Victim of love" y lógicamente el disco que hoy nos ocupa, el fantástico y muy recomendable "Changes". Antes de meternos de lleno en las once canciones que dan forma a este nuevo trabajo de Bradley habría que preguntarse qué le está pasando al soul, al soul que nos enamora, que nos hace vibrar, que nos pone la piel de gallina, donde están sus grandes intérpretes, sus canciones antológicas. No están, esa es la verdad. No hay ni rastro de aquello y sólo quedan sucedáneos, revivalismos y plagios en cubierto. No hay rastro de un Otis, un Marvin, una Aretha, un Sam, un Curtis,.... Demasiadao hype, demasiada superficialidad. Un buen día alguien tiene la idea de recuperar, no la calidad y magia porque eso es imposible, pero sí la actitud y las maneras de antaño, y así nace en la Brookland el sello Daptone Records y una nueva musa, Sharon Jones, a la que pronto acompañará la banda de apoyo de la inolvidable Amy. A partir de entonces, y años tras año, nos van llegando grandes discos de soul. los de Sharon, los de Charles, los de Sugarman 3, los de The Budos Band, o los de Naomi Shelton.... Pero volvamos con el abuelete Charles que me pierdo, olvidémosnos de sus dos (grandísimos) discos anteriores, agarremos su "Changes" por los cuernos y pa'lante. "Changes" sigue la receta de los grandes discos de antaño pero sus acabados no son para nada antiguos, es más, hay algo de modernidad en el disco, algo nuevo que le aleja del simple revival, para ello repite producción con Thomas Brenneck (un Dap-King) y como ya es habitual aporta su fuerza y su pasión, además de su increíble voz a unas canciones estupendas. dándonos soul de muchos quilates. 


El gospel asoulado de "God Bless America" enamora desde el primer segundo. Maravilloso minuto y medio. Glorioso. "Good to be back home" suda funky por todos los poros, esto es mierda de la buena, de la que nos regalaba el señor Brown (espejo en el que contínuamente se mira Bradley). Un tema sensacional, con sus metales vistiendo de lujo la melodía, jugando con ella mientras Charles se desgañita. "Nobody but you" es un baladón, clásico clasiquísimo, próximo a Otis, cercano al A-B-C del género aunque no por ello deje de estremecer. "Ain't gonna give it up" nos traslada a los míticos setenta, y personalmente os digo que es una de mis canciones favoritas del disco y, bueno, lo que viene a continuación es una extraña joya, la canción que da nombre al nuevo artefacto de Bradley, "Changes", una versión de nada más y nada menos que Black Sabbath. Sí, para ver y escuchar, magnífica. Sí conocéis el tema no os extrañará, y tampoco que Bradley lo haga suyo, aunque para seros sinceros tampoco lo ha cambiado en exceso. Podría pasarme un buen rato hablando de las canciones del disco, de sus mil y una cosas buenas, porque de estas hay miles. Un disco que no baja de nivel ni intensidad en sus once temas, al que tal vez le falta una canción definitiva, un temón de esos que hace sacar la cabeza al disco por encima de otros, de llamar la atención más allá de los seguidores del soul de siempre, pero desde luego con temas como el medio tiempo "Crazy for your love" rememorando a Solomon o la balada encargada de cerrar el disco, "Slow Love" donde vuelve a aparecerse en nuestro subconsciente la figura de Otis, puede que no haga falta ese gran tema, o sí, o no lo sé. Lo único que sé, es que este "Changes" es un grandísimo disco de soul. Uno que con total seguridad estará entre mis elegidos del año.

Charles Bradley - "Changes" (2016)
8,5/10
01.- God Bless America/ 02.- Good to Be Back Home/ 03.- Nobody But You/ 04.- Ain’t Gonna Give It Up/ 05.- Changes/ 06.- Ain’t It a Sin/ 07.- Things We Do for Love/ 08.- Crazy for Your Love/ 09.- You Think I Don’t Know (But I Know)/ 10.- Change for the World/ 11.- Slow Love.




*post aparecido originalmente en Nikochan Island por Nikochan

Woods - City sun eater in the river of light (2016)

3 comentarios :
disco WOODS - City sun eater in the river of light

...la luminosidad, la calidez y la claridad por bandera dentro de una especie de folk-rock lisérgico que no aparenta ser otra imitación más de un género que en los últimos tiempos ha sido excesivamente sobado...

Una de las bandas que más alegrías está aportando a lo largo de la presente década 10 son los neoyorkinos WOODS. El quinteto encabezado por Jeremy Earl ha vuelto tras el excelentísimo “With light and with love”, un disco que en su momento no tuve duda de incluirlo entre mis favoritos del 2014, 

Con una portada que mantiene la línea de sus predecesores pero que, teniendo en cuenta su contenido, aporta una mayor sensación de contrastes, este nuevo album, el noveno ya de su discografía, lleva por título City sun eater in the river of light. Y otra vez lo inmediato que se detecta es la buena forma en que se hallan y, sobre todo, la luminosidad, la calidez y la claridad por bandera dentro de una especie de folk-rock lisérgico que no aparenta ser otra imitación más de un género que en los últimos tiempos ha sido excesivamente sobado. 

disco WOODS - City sun eater in the river of light 2
Cabe admitir que se podía predecir que la cosa iba a pintar muy bien porque más de uno de los que pudimos escuchar “Sun city creeps, el tema que sirvió de adelanto promocional, quedamos casi prendados de forma ipso-facta. 

Pero no solamente es en el mencionado corte inicial donde brillan unos arreglos jazzísticos, sorprendentes o modélicos que en ese caso concreto se acercaban incluso a sonidos tropicales. En Creature confort, por ejemplo, embaucan con unas imprevisibles aproximaciones al soul de Chicago mientras que en Can’t see at all se acercan al reggae, al igual que en el caso de I see in the dark, mi favorita, donde desconciertan y al mismo tiempo fascinan cual si los miembros de The Police hubiesen consumido algún tipo de alucinógeno de última generación. 

La sensación de una especie de lo-fi psicodélico en Hang it on your wall”, “The take o The other side nos envuelve en un viaje trascendental. Menciones expresas para ensoñadoras melodías poperas como Morning light o Politics of free, ambas son pura y auténtica orfebrería. Y finalmente, tal y como sucedió en el anterior álbum con la maravillosa “Feather man”, vuelve a servir de colofón una gema con trazos místicos y melancólicos, "Hollow home", donde brilla, si cabe más, la voz en falsete característica del Sr. Earl. 

Otra vez WOODS apuntan alto, con otras diez canciones para oir y escuchar, de esas que con temple y también con perseverancia permiten que los sentidos vayan captando los abundantes rincones que se hallan entre sus melodías. Una gozada.

* Texto: Johnny JJ. Publicado originalmente en el siguiente enlace del Espacio Woody/Jagger.

disco WOODS - City sun eater in the river of light
Woods - City sun eater in the river of light (2016)

1.Sun city creeps / 2.Creature comfort / 3.Morning light / 4.Can't see at all / 5.Hang it on your wall / 6.The take / 7.I see in the dark / 8.Politics of free / 9.The other side / 10.Hollow home

AC/DC - High Voltage (1976)

1 comentario :

Mientras la Invasión Británica arrasaba medio mundo hacia mediados de los años sesenta, a miles de millas de allí, justo en las antípodas, se buscaba musicalmente algo propio, algo único, algo no exento de calidad pero que fuese cien por cien australiano. De encontrar dicha música y grupo se encargó Ted Albert que está considerado el Brian Epstein australiano, y que estaba al mando de Albert Music de donde en un futuro no demasiado lejano comenzaron a aflorar innumerables bandas de calidad y a cosechar números uno nacionales aunque siempre dar el salto al excitante Londres fue todo un handicap. Ted Albert rebuscaba entre las bandas locales, en el extra-radio de la ciudad, y en una pequeña ciudad dormitorio, en una colonia británica encontró a la familia Young de origen escocés, formada nada menos que por William y Margaret Young y sus ocho talentosos hijos. El mayor de ellos, George, ya mostraba un manejo de la guitarra envidiable, y pronto fue captado por Ted Albert, y junto al músico Harry Vanda consiguió dar forma a los Easybeats, una de las mayores bandas australianas de todos los tiempos, facturando gigantescos temas como "Friday on my mind" o "She's so fine".... el éxito les llevó a Londres donde nunca supieron adaptarse, ni encontrar su lugar entre tanta banda de calidad y acabaron por disolverse aunque Wanda y Young siguieron trabajando para Alberts como compositores, dando innumerables números uno de todos los estilos imaginables a la productora para otros cantantes. La disolución de los Easybeats fue un golpe duro para Ted Albert quién continuó en la búsqueda de un sonido de guitarras propio y excitante, un sonido duro que fuese original de Australia y que representase mejor que ninguno el sonido de las bandas en los pubs. Y ahí, en esa búsqueda entra George Young, que propone a sus dos hermanos pequeños como músicos de sesión para un pequeño proyecto, su forma de tocar gusta y mucho, y finalmente Malcolm y Angus deciden formar su propia banda. 


Una máquina de coser de Margaret Young fue la responsable del nombre de la banda, AC/DC son las siglas de corriente alterna/corriente directa, y el rayo, eso fue idea de Margaret. La banda con Malcolm y Angus a las guitarras, y Larry Van Kriedt al bajo, Colin Burgess a la batería y Dave Evans como solista comienzan a tocar por todos los pubs austalianos existentes donde el boca a boca les va haciendo poco a poco muy populares. En uno de esos conciertos conocen a Bon Scott, algo mayor que ellos y con muchas tablas en eso de la actuación, coleguean y enseguida se hacen amigos, Angus y Malcolm le invitan a subir al escenario y al poco tiempo Bon Scott ya era el vocalista oficial. El resto es historia...  Aunque bueno, la historia de sus primeras grabaciones es algo extraña. Primero graban en 1975 un disco llamado "High Voltage" sólo para Australia, luego, ese mismo año y también sólo para Australia aparece "T.N.T" donde ya dan una muestra clara de su nivelazo con temas increíbles como el que da nombre al álbum, The Jack o el himno "It's a long way to the top". A finales de 1975 fichan internacionalmente con Atlantic Records, y hay cambio de formación pues a Angus, Malcolm y Bon, se le añade Mark Evans como bajista y Phil Rudd a la batería, y editan en 1976 dos discos, primero el disco que nos ocupa, su "High Voltage" que contiene dos temas de su homólogo australiano y el resto lo completan temas de "T.N.T", y después rematan su gran año con "Dirty Deeps Done Dirt". Hasta la muerte de Bon Scott, y su disco homenaje "Back in Black" estamos ante una banda POM, desde 1976 a 1980 son los reyes absolutos y cuentan con al menos un poker de Putas Obras Maestras. Vamos pues con una de ellas, con la primera de ellas: High Voltage.


"It's a long way to the top (if you wanna rock'n'roll) tiene un riff marca de la casa, sencillo pero efectivo, directo al estómago. Demoledor. Con un Bon Scott desatado que amenaza a Angus con su gaita y su garganta demoníaca... si el riff es demoledor, el estribillo no le va a la zaga. Un tema tan Scott que nunca, nunca, ha sido cantado por Brian Johnson, el sustituto perfecto de la bestia escocesa. "Rock'n'Roll singer" tiene una letra muy inspirada de Scott, y un nivelazo musical del copón, eso siempre está presente: 

".. But I left school and grew my hair, they didn't understand. They wanted me to be respected as a doctor or a lawyer man... (But I had other plans)..  Gonna be a rock 'n' roll singer, Gonna be a rock 'n' roll star!!!"

Otro pelotazo de dimensiones cósmicas, no hay duda, al que le sigue otra pieza básica del cancionero de AC/DC: The Jack. Estamos ante un tema más clásico, más blusero y con regusto a rock de la vieja escuela. Un temón. El bajo toma protagonismo en la intro de "Live Wire" que tiene precisamente en esa intro un algo de The Who, un algo que me chifla.... se hace esperar pero... el riff llega al fin y nos hace suyo sin remisión, y al final el solo de Angus nos deja en pelota picada. Y bueno, dinamita pura, tenemos con "T.N.T", otro exitazo marca de la casa. Una POM es sí misma, una canción que define a la banda, que a su vez define una forma de entender el rock: riffs portentosos, guitarras excitantes y pesadas, "Can I sit next to you" es un despiporre guitarrero pero no es de mis favoritas del disco, sin embargo el blues-rock de "Litte Lover" me parece sensacional. "She's got balls" es otro trallazo increíble que tiene la graciosa anécdota de estar dedicada a la por entonces esposa de Bon Scott, Irene, después de dedicarle el tema, el matrimonio se disolvió, curioso. Finalizamos este auténtico discazo con el tema que le da nombre, "High Voltage", y eso es lo que encontramos, riffs rocanroleros de alto voltaje, nada más y nada menos.

AC/DC - High Voltage (1976)
9,9/10
01.- It's a Long Way to the Top (If You Wanna Rock 'n' Roll)/ 02.- Rock 'n' Roll Singer/ 03.- The Jack/ 04.- Live Wire/ 05.- T.N.T./ 06.- Can I Sit Next to You Girl/ 07.-. Little Lover/ 08.- She's Got Balls/ 09.- High Voltage






Por Nikochan

Brent Cowles prepara nuevo disco

No hay comentarios :

Sin duda uno de los mejores discos del 2014 fue "Sweet Honey" del proyecto del talentoso Brent Cowles, llamado "You, Me & Apollo". Después del disco y de la gira pertinente el señorito Cowles dio carpetazo al proyecto para embarcarse y centrarse en su carrera en solitario, y hasta hace unas semanas no habíamos sabido nada más de él. Pero eso ha cambiado, pues este otoño aparecerán sus nuevas canciones agrupadas en un nuevo disco, y al parecer tenemos un EP en camino. No hay muchos más datos aunque sí apareció dando una entrevista e interpretando cuatro temas: "Lift Me Up Leave Me Here", "9th & Lafayette", "Walking" y "Cold Times", que puede ser o no que formen parte de su esperado nuevo disco. Os dejaos con una de esas canciones: Lift Me Up Leave Me Here.

Dos citas en otoño con Andrew Bird

1 comentario :

Andrew Bird además de haber vuelto a lo grande con su disco "Are You Serious" tiene ya preparada su gira europea para el próximo otoño. Dos son las citas que llegarán a nuestro país, y las ciudades escogidas serán Barcelona y Madrid. El 1 de Noviembre en la Sala Nuevo Apolo en la capital y el 4 de Noviembre en Sala Barts en Barcelona. Las entradas para Madrid ya están a la venta mientras que para la cita catalana habrá que esperar. Os dejamos con una delicatessen del mejor silbador del pop.

Sting y su nuevo disco: 57th & 9th

1 comentario :

Gordon Matthew Thomas Sumner tiene preparado nuevo disco y lo podremos tener en nuestras manos a partir del 11 de Noviembre, llevará por título "57th & 9th" y contendrá diez temas en su versión standar, contando la deluxe con alguna versión más y alguna que otra bonus track. Según cuenta el propio Sting el disco es algo más rockero, y su composición ha estado influenciada por la muerte de Lou, Bowie, Prince y de su amigo Alan Rickman. El nuevo disco de Sting, y ya van doce en solitario, tiene primer adelanto, es I can´t stop thinking about you, y con él os dejamos. 

57th & 9th: I Can’t Stop Thinking About You/ 50,000/ Down, Down, Down/ One Fine Day/ Pretty Young Soldier/ Petrol Head/ Heading South On The Great North Road/ If You Can’t Love Me/ Inshallah/ The Empty Chair.

Marvin, What's going on; el esperado documental en marcha

No hay comentarios :

Al fin los familiares del mítico Marvin Gaye se han puesto de acuerdo, y al parecer el proyecto documental "Marvin, What's going on?", que verá la luz ya en 2017, ya está en marcha de la mano de la productora Greenlight y los directores Gabriel Clarke y Torquil Jones. El documental en cuestión abordará la vida de Marvin durante la grabación del genial disco que le da título, disco que se grabó en Motown durante la guerra de Vietnam, y en el que el asesinato de Martin Luther King aún coleaba, además contará con entrevistas exclusivas a estrellas de la época, amigos y familiares. Ganas de ver este documental sobre una de las grandes estrellas del soul y sobre uno de los mejores discos de todos los tiempos.