Crónica concierto Barrence Whitfield and The Savages - Marula Café (BCN 4,Nov)


Noche esperada y deseada. Noche para desmelenarse, para sudar, para darle a nuestro cuerpo algo de movimiento. Noche de rocanrol, noche de akelarre con Barrencio. Eso es lo que prometían los tipos de A Wamba Buluba en el barcelonés Marula Café y eso sin duda fue lo que nos encontramos elevado a la décima potencia. Sala no abarrotada pero sí con muy buena entrada, la justa para poder pegarse unos bailoteos, teniendo muy en cuenta que a cinco minutos andando de allí, en la sala Sidecar, presentaba disco ese artista de carmín y collar de la abuela que es Ezra Furman. Claro que puestos a elegir me quedo con la simpatía de Barrencio, esa mole negra y calva de metro y medio, con sus inseparables gafas de sol, su gorra, y su cachondo bailoteo. Un show de manual, bien ensayado y preparado, casi sin sorpresas respecto a sus citas en otras ciudades, con unos músicos excepcionales, los mismos que en el disco, Los Salvages, de los que me gustaría destacar al batería, Andy Jody, que francamente estuvo brutal. Sonaron inevitablemente: the wolf pack, bip bop bip, the corner man, bloody mary, black jack, i'm sad about it, willow, i'm a full grown man, hangman's token, the claw, willie meenah, full moon in the midnight sky, Incarceration casserole, rock and roll baby..... y algunas más que no recuerdo.... más o menos en el orden comentado, teniendo para mi momentos cumbre como los de "corner man, "the claw"... el pack con "Willow" y "I'm a full grown man" y la "casserole" que es de mis favoritas. Barrence en una forma brutal contagiando su rocanrol garagero por doquier, haciéndonos bailar y pasarlo bien. Como pega particular, aunque es más una puñetita que una pega, al sonido le faltó algo de decibelios pero son quejas tontas pues es un show redondo. Barrence no ha inventado precisamente la pólvora pero sabe como usarla, hace buenas canciones, hace grandes temas salvajes y bueno..., es simplemente rocanrol pero nos gusta.

Comparte en Google Plus
    Comentar en el Exile
    Comentar en Facebook

1 comentarios :