Kiko Veneno - Échate un cantecito (1992)


Cada año con la llegada de los calores uno acostumbra a recurrir a los mismos vicios de siempre, a los mismos venenos. Puedo decir con total seguridad que "Échate un cantecito” es uno de mis discos favoritos en castellano de todos los tiempos. No sé cuantas veces lo habré escuchado ni cuantas lo escucharé, es siempre un placer recuperarlo con gusto, redescubrirlo y disfrutarlo por enésima vez cuando dentro de unos pocos años cumplirá los veinticinco de su salida al mercado que se dice pronto. Tan viejo soy? No, pero recuerdo escuchar el disco en mi infancia/pre-adolescencia, recuerdo que corría el año Olímpico barcelonés cuando este catalán de nacimiento, gaditano de cuna y sevillano de adopción se encerró en un estudio londinense dispuesto a no dejar que su carrera se fuese al garete después de haber trabajado con los hermanos Amador en Veneno, codearse con Paco de Lucía, Camarón y Tomatito.... Casi ná!. Además claro de ser autor de esa locura hispánica llamada “Volando voy” que no hay bicho viviente que no haya cantado y/o bailado alguna vez en su vida, enloquecido con algunas copas de más. Un puto clásico. Pero a Jose María López Sanfeliu aka Kiko Veneno en los ochenta no le iban muy bien las cosas y subsistía haciendo canciones para Martirio (sí, la de la peineta) y saliendo algún que otro día en La Bola de Cristal. Así, pasando penurias de artista, Kiko va creando historias musicadas que le envía a su amigo Santiago Auserón aka Juan Perro quién a veces corrige, a veces aconseja y otras veces arregla dichas canciones y al final el señor Veneno tiene un buen puñaíco de canciones que valen realmente la pena. El disco se grabó en Londres con Joe Dworniak como productor y fue un estrepitoso fracaso hasta que Kiko y Santiago deciden realizar una gira conjunta llamada “Vienen dando el cante”, donde estuvo también Raimundo Amador y Luís Auserón. Y por efectos misteriosos de la vida, inexplicables y puede que mágicos, a partir de aquí el disco se muestra imparable, cala en el populacho, se asienta en la cultura de los noventa, y sus canciones forman parte de una generación necesitada de estandartes musicales.


"Échate un cantecito” es aún hoy un gran disco que suena fresco y que da una trempera y una alegría por las que muchos matarían. Ciertamente es uno de esos discos a los que cariñosamente llamo "prozac", pues equilibran mi mente y mi alma, dándome una alegría y una positividad pasmosa.  Ahí tenemos al “Lobo López” tragando saliva, por no hablar a tiempo estaba sufriendo su amor se le iba pero un día el Lobo López se encontró a su amada, hacía mucho tiempo y se alegraba tanto, la notó muy cambiada. Oh! Qué tremenda canción!!! El “Mensajero” es la ostia con esas guitarritas, es cojonuda o no? Díme que síiiiii!!! Y entonces llega esa maravilla que se quedó grabada en el cerebelo de la mayoría de los que vivimos los noventa en este país. “Echo de menos” es una puta obra maestra. Qué sería de nosotros sin ella, entre la felicidad y nosotros sólo habría un muro de metacrilato, el mundo sería una tontería y no habría en la ducha ni pelos, ni nada. Suerte que tenemos a los “superhéroes de barrio”, a Joe Jackson, Mozart, Joselito, al Gallo, al Comandante Ruz, a Orson Welles y Rita Hayworth. A Bob Dylan y Di Stefano, Fender y Espartaco, a Curro Romero y al Gordo y el Flaco. Qué bueno eres Kiko!!! Y así podría seguir dándole este merecido homenaje a este pedazo de disco y de artista para reivindicarlo. Pero dejo de daros la lata ya con este clásico nikochiano porque por ahí viene Joselito con los ojos brillantitos por la calle Peñón. Se ha tomado tres botellas de Coca-Cola llenas de vino de Chiclana... ¡Ay, Joselito, ay!


Kiko Veneno - “Échate un cantecito” (1992)
9/10
01.- Lobo López/ 02.- El Mensajero/ 03.- Echo De Menos/ 04.- Superhéroes de barrio/ 05.- Me Siento En La Cama/ 06.- Fuego/ 07.- Salta La Rana/ 08.- Joselito/ 09.- Reír y llorar/ 10.- En Un Mercedes Blanco




*post aparecido originalmente y adaptado para la ocasión en Nikochan Island por Nikochan

Comparte en Google Plus
    Comentar en el Exile
    Comentar en Facebook

3 comentarios :

  1. Este disco es la polla en verso (¿se puede decir esto jefe?). Viva la rumba! Y Kiko Veneno es un grande de España.

    Abrazos truferos.

    ResponderEliminar
  2. No soy nada rumbero, aun asi me gustan los temas de este disco (que no lo tengo), creo que conozco todos o casi, eso si, de un tiron no lo he escuchado nunca.
    A disfrutar del verano y la rumba claro que si.
    Abrazo.

    ResponderEliminar
  3. La de veces que escuché el disco cuando salió, es un trabajo gozoso, alegre pero muy profundo. Ha sido sonar "Lobo López" —recupero el elepé convulsivamente al leerte, Niko— y emocionarme de nuevo. Gracias.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar