The Auteurs - "New wave" (1993)

1 comentario :

Los "míos" de toda aquella jacaranda británica noventera eran los Suede y, en menor medida, Supergrass (que son las únicas dos bandas de todo aquello que recupero aún hoy de higos a lo otro). Admito que con los Blur a canciones muy sueltas (raramente singles, eso si) tira que te va aún con todo lo prescindibles que de siempre me resultan y, desde luego, nunca pude ni podré con Oasis. Esto es así. Del resto... El disquito de Elastica no estuvo mal del todo, el primero de Kula Shaker poseía algún highball importante, el "mosseley" de los OCS quizá y... Bueno, lo cierto es que en resumen el brit-pop 90's de las narices tiene sus "cositas" contadas pero, en base a gustos propios, no es algo que me quitara/quitará nunca el sueño y por mucho le baje el listón por tener un buen día o lo que fuere... Y esto también es así. Es por ello que esto de hoy, el estreno de los Auteurs de Luke Haines, es algo que me cuesta la de diosescristo meter en ese saco... Por suerte, tampoco se le suele enviar ahí por defecto. Y digo "por suerte" porque así, de alguna manera, se atestigua que no és ello la enésima chaladura propia. Existe, cierto és, una especie de pacto no escrito alrededor de este álbum y por lo tocante a la crítica (o parte de ella al menos), que parece librarle/excusarle de pertenecer a todo aquel tinglado. Lo suyo ha ido lloviendo... algunos lo pregonaron ya en su momento, otros nos subimos al carro unos pocos años después, e imagino que tantos otros irán viendo la luz (o la luz que algunos bastantes vemos aquí) cuando les toque, pero, qué duda cabe: el "New wave" de los Auteurs, con cierto pesar por el primer par de bandas arriba citadas -y siempre todo ello para mi-, no puede ser puto brit-90's... Ese traje le queda grotescamente pequeño y, por bueno sea el sastre, un hilo hace apaño pero nunca milagro. Además (y finalmente para este primer párrafo), no les aconsejo demasiado, por lo recogido de aquí y de allá, que le comenten a Haines a ver qué opina de esto del brit-pop o, ni mucho menos, por su supuesta militancia al respective... 


En el mismo año y momento que los Auteurs gozaban de sus catorce minutos (que no llego al cuarto hora porque el "nitrato animal" de Anderson y cia lo barrió todo a su paso por el continente viejuno) con este disco de estreno se arrancaba, paralelamente y en forma creciente, esa percepción de status de culto que ya nunca los abandonará. Quizá por su discurso más sombrío y menos plurirradiable, por la mala leche y vinagre que Haines transmitía desde sus lyrics, o porqué, tampoco debe negarse, ellos mismos se autoerigieron  como "algo más" en relación a sus coetáneos (con la altivez que de ello deriva -y aunque sea justificada como es el caso-), lo cierto es que la banda aunque reconocida y apreciada (así en general) nunca alcanzó la consideración global que, y viéndose hoy en perspectiva tan claramente además, merecían. Y por mucho que semos miles los que apreciamos sus cuatro discos sin mácula ni pérdida, -todos en los 90-, que oscilan de lo bastante recomendable a lo imprescindible, la realidad ha quedado como tal. Tal vez, eso si, si Luke hubiera sido un poco más como Jarvis, como he leído apuntado en algún lugar (y con lo que coincido de pleno)... Que hay cierta coincidencia ahí: tanto Pulp (que también estaban de mucho antes -Haines ya había estado en The Servants y tampoco era precisamente un "rookie"- y toda aquella verbena la aprovecharon a base de bien) como Auteurs suelen ponerse, en no pocos foros y de forma recurrente, en un estrado superior que el resto de la camada por un tema de, resumiendo, mayor credibilidad artística no sacrificada en descarado pos del fasto y mediante el liderazgo de un front-man cuyo ego no hay plaza que resista... La diferencia, no media misterio, está en el armamento empleado, básicamente, pues ahí donde Cocker tira de ironías, burlas y sarcasmos, Haines lo inunda todo de bilis, rechazo y amarguras... Y eso, caballerete, se paga y tan claro que te lo dejaron. ¿Qué ninguna de esas bandas hizo un disco que le tosiera de lejos a vuestro estreno o -que "After murder park" a muchos nos resulta otro escándalo de trabajo- a algún otro vuestro?... Os jodéis sin más, que aquí queremos "wonderwalls" y "boys and girls", no nos compliquéis la vida...Y tal cual que fue la cosa.


"New wave" és, mayormente y ya metidos al tema, una colección de melodías y arreglos clásicos mil, coronado todo con ese registro semi-susurrado -a veces inquietante- de Haines, que ha vencido antes de escucharse por vez primera para un ingente interesante de personal. Una versión casi psicópata de los Kinks campestres que sabe fundir belleza de superficie y tristeza (o rabia) de fondo con una impunidad total. Las canciones, buenas todas (alguna más inmediata otra menos, pero buenas todas... o cojonudas, ya puestos), versan sobre tendencias de presuntos intelectualoides pedantes que se casan con chicas-póster, el rechazo a la estulticia del credo en el azar de los astros, denuncia a los factos de estereotipo de la sociedad en relación a sexos y edades, virajes de humor muy negro a costa de bailarinas, cierto desprecio a las bandas de guitarritas yanquis que invadían por aquellos tiempos, algún pesar por la vida de esos "niños estrella" y, en resumen, demás cosas tan alegres, positivas y dicharacheras todas ellas sin olvidar señalar con el dedo (ya al final) lo inmovilista e insolidario de las clases burguesas, y donde por meterse con algo más ya lo hace hasta consigo mismo... La alegría huertera este Haines, sin duda. Desde ahí, quizá si que "Show girl" es el single más conocido de la banda o esa "American guitars" (de la que se hizo bandera en los albores del "movimiento" en las islands) les puede sonar un algo más, pero (quede claro por favor) es al adentrarnos en contenidos donde este tan preciosista como oscuro trabajo te brilla, contrariamente a esto segundo, con especial fulgor... La preciosura extrema de "Junk shop clothes" o "Valet parking" (y por ahí que ronda "Starstruck" que es otra cajita música), los "no-singles" y singles evidentes "Don't trust the stars" o "How could i be wrong", la tan emblemática guitarra que abraza "Idiot brother", la tremenda melodía de "Bailed out" que además, atención, se ve superada por la tan cojonuda "Early years" (que es el tocamiento masivo para todo fan smithero que se precie),  o esa "Housebreaker" que suena a clásico pop de cámara que te caes y, así, hasta la despedida con el crescendo de la tremenda "Home again"... Siempre entre violines, pianos y demás (hasta se sacrifican por entero percusiones para algún tema) entrando y saliendo a su antojo y Haines omnipresente con esta voz tan cercana que transmite tanto y en direcciones tan abiertamente contrarias. Magistral y  realmente personal lo de esta banda y este álbum que , huyendo del tópico, más que ir hacia la luz parece querer huir de ella a toda costa. Y qué se lleven otros el vacuo oropel, desde luego, pero no somos tan  pocos los que entendemos el "New wave"  de The Auteurs como el mejor disco, a nivel de bandas, parido por formación rockera inglesa alguna en su década... Y por algo será, qué cojones.


Para resumir del todo: puede que te enamores de este disco o puede que no, así de primeras y ya para terminar, pero (ojo) que se va a quedar contigo mucho tiempo es algo que se adivina bien fácil. No quepa duda. Un classic album de esos de las narices ya y por derecho este "New wave", en verdad.


The Auteurs - "New wave" (1993)  : 9'5 / 10
01. Showgirl/ 02. Bailed Out/ 03. American Guitars/ 04. Junk Shop Clothes/ 05. Don't Trust the Stars/ 06. Starstruck/ 07. How Could I Be Wrong/ 08. Housebreaker/ 09. Valet Parking/ 10. Idiot Brother/ 11. Early Years/ 12. Home Again.



Por Guzz.

1 comentario :

  1. No sé si por vagancia, atontolinamiento supino, o porqué cojones nunca me he metido a fondo con este grupo a sabiendas que te encantan... y que todo el mundo jura que el disco que hoy nos ocupa con la portada esa de Beckham con turbante es la leche..... me pongo a ello.... A todo esto: postazo!

    ResponderEliminar