Dan Penn - Nobody´s Fool (1973)

3 comentarios :




...un disco en su conjunto nada fácil, con un aire algo claustrofóbico como el Berlin de Lou Reed pero en Dixie -como si en Memphis hubiera muro- y que necesita su tiempo para que cale porque es como ese suave chirimiri que se intuye en su soberbia portada...


Dan Penn es uno de mis artistas favoritos de todos los tiempos, una obsesión, su nombre es sinónimo de tener el soul.

Él es, ni más ni menos, el padre del blue eyed soul.

El genio de Alabama representa mejor que nadie la conexión blanca entre el soul y el rock and roll de Memphis, esa integración racial y musical que sólo aportó oro en el estudio.

Si ya era legendario como compositor y arquitecto del sonido de Muscle Shoals y por firmar la mejor cheating song de todos los tiempos, la grandiosa The Dark End Of The Street (para James Carr), en la década de los setenta, cuando se acababa de desmontar todo el chiringuito de la música del alma sureña y todo pintaba tan oscuro como en la portada, editó esta absoluta obra maestra titulada Nobody´s Fool.

Un disco crepuscular como pocos que describe los tiempos de Nixon y todo lo que se venía encima del sueño americano. Esa tristeza en que sumieron a la Unión los estragos de la guerra del Vietnan y la muerte del formato single, las factorias de éxitos y el fin de la era del aquario, la paz y el amor.

Si los discos de Big Star son esa carretera secundaria donde se ve más bello el paisaje del rock de los años setenta, habría que sumar a su divina trilogía, esta absoluta maravilla. Recordemos que detrás de un jovencísimo Alex Chilton y sus Box Tops (el Stevie Winwood americano y sus Spencer Davis Group) estaba el maestro de Alabama , el cual les dirigió sus primeros pasos al estrellato con mano dura y singles de éxito como The Letter, Soul Deep o Cry Like a Baby.

El caso es que todos los magos del soul de Alabama, cuando escuchaban sus increibles demos, le animaban para que sacara sus temas con su impresionante voz tan parecida a la de Ray Charles pero él todas sus perlas las cedía, la mayoría de las veces, a las estrellas del firmamento negro del southern soul.
Sus sólidas raices en el rock and roll clásico de los cincuenta tanto como en el country, el gospel y Sam Cooke, son las que le dan a este disco-isla dentro de su discografía,  ese toque de encrucijada de estilos, única e inimitable.

No me parece nada extraño que Elvis Costello lo incluya entre sus desert island records y que sea pieza de coleccionista la edición original en vinilo del sello Bell - cuánto me gustaría tenerla en mi colección mientras se conforma en la balda mi preciada edición en cd.

El viejo Dan en Nobody´s Fool generó un equilibro insuperable entre dos de las tres pasiones musicales de la mítica ciudad de Tennessee: el soul y el rock and roll. El blues que sería la tercera, subyace en cualquier de las otras dos por ser la madre de todas ellas.

Editó un clásico eterno llevando el aire desenfadado y juvenil de sus partituras de éxito para los Box Tops a una madurez plena tras su experiencia como sastre de Aretha, Carr, Sledge y demás luminarias del sello Atlantic desde esas notas de órgano de iglesia que ponen los pelos de punta.

Al final, como Fogerty con Little Richard y Otis Redding, Dan Penn sistetizó a Elvis Presley, Charlie Rich y Ray Charles, sin el boato de sus producciones de la época, creando el blue eyed soul. Gracias a él podemos contar en la actualidad con grupos como Danny & The Champions Of The World porque él siempre tendra una fiel parroquia.

Penn y Chilton ¿ahora a qué vino le damos?


Pero es que además de todo, le dotó a la mezcla de unas dosis justas de pop y Burt Bacharismo,  como comprobamos en la canción Raining in Memphis,  que lo hacen muy especial y entendemos porque Nick Lowe desde hace muchos discos quiere ser como Dan Penn.

También le da al outlaw country en Tearjoint o a la balada inmensa marca de la casa en Time, todo con unos aires de llovizna sucia como la de la luz de su portada. Impresionantes interpretaciones, sinceras, la banda suena cañón.

¿Por qué un artista con una voz tan soulful puede ser  tan desconocido? En fin...

Su cover gospelizada del Lodi de los CCR es puro sacramento sureño y ese Ain´t No Love muy cercano al sonido laid-back de J J Cale es de los que da congoja de lo bueno que es.

En el tramo final, otra balada a lo Charlie Rich titulada I Hate You, desgarradora y la apoteósica Prayer For Peace, mucho más sofisticada, de estrofa intrincada y bien sentida.

En If Love Was Money en la estrofa parece Terry Callier y por tanto, Paul Weller ( un clásico de northern soul para ese momento de achuchar después del bailoteo)

Skin cierra de manera un tanto gótico-sureña, con un recitado sobre liberalismo sureño entre cuerdas infinitas.

Un disco en su conjunto nada fácil, con un aire algo claustrofóbico como el Berlin de Lou Reed pero en Dixie (como si en Memphis hubiera muro) y que necesita de su tiempo para que cale porque es como el suave chirimiri que se intuye en su soberbia portada.

Una vez estás empapado, te calará hasta los huesos y ya no habrá forma de quitarte de encima su revitalizante humedad.


Por Joserra

Publicado en rockandrodri land dentro de la serie discos crepusculares pero actualizado para el Exile.


Dan Penn  - Nobody´s Fool (1973)
*****
1. Nobody's Fool 2. Raining In Memphis
3. Tearjoint 4. Time 5. Lodi
6. Ain't No Love 7. I Hate You
8. Prayer For Peace 9. If Love Was Money
10.Skin

3 comentarios :

  1. Tengo pendiente a Callier, así que añadiré a mis investigaciones sónicas a Penn. Abrazo, Rodri!

    ResponderEliminar
  2. Pues aunque no lo creas bro, tengo pendiente este cacharraco, apuntado y con X gorda para darle este verano, un abrazote.

    ResponderEliminar
  3. Me lo apunto, ¡yo no soy tonto!...
    Abrazos,
    JdG

    ResponderEliminar