Neil Young - Tonight Is The Night (1975)



Verdades con Tequila

¿Habéis estado alguna vez muy borrachos? Seguro que si. Esa sensación tan eufórica que desprende de ti verdades como templos para después convertirse todo en un sudor frio que acaba en arrepentimiento en forma de vómito.
Tonight is the Night es así de incómodo, por eso sobre todo, si estás sobrio, Tonight is The Night se debe sentir en las entrañas y se sufre, no es algo del todo amable, no es Harvest Moon.

La rabia por alguien al que no vas a verle nunca más, ese desfase que no es normal, una forma de tocar tan four in the morning como la de Blonde on Blonde pero regada de tequila y cocaina, el sonido de las meadas en el muro de la calle porque nadie aguanta una vejiga tan llena, los ruidos de los tumbos y traspiés, la pérdida total del equilibrio y la necesidad de un hombro donde apoyarse. Todo eso y más cosas incofesables es Tonight is the Night.

Es esa noche donde vas a muerte porque quieres quitarte a todos tus fantasmas de las espaldas, porque deseas celebrar los amigos ausentes  y, al final, acabas perdiendo los que te quedan porque te pasas cuatro pueblos con la botella y las drogas.

La canción que le da título, en su simpleza es una obra maestra porque como Cold Turkey de Lennon ilustra a la perfección ese escalofrío de tirarse por una cuesta sin frenos, que sea lo que Dios quiera, carpe diem blues , el momento en que dice my spine es de parálisis permanente, esta noche es la noche. Un piano de bar de mala muerte domina todo el disco y la steel de botiquín, para curar heridas. En el country la steel nació para aplacar sufrimiento, sin ella sería una música demasiado ruda. La steel representa a la perfección el globazo que tienen todos los allí congregados.

Speakin´Out es vulnerable, canta Shaley en el límite de sus agudos, rompiéndose a cachos, maltratándose la garganta y la banda está como en el Hard Rain (discos gemelos) controlando los silencios, las caídas al vacío, las lágrimas al suelo y los viejos recuerdos embadurnados en alcohol. I´ve been a searcher, I´ve been a fool...
Y la falta de un compás claro, el ritmo desacelerado marea, quieres meterte los dedos en la garganta porque esto hay que echarlo todo fuera sooner or later, hasta la última gota.

El caballo loco cabalga desbocado en World on a String como sólo sabe hacerlo él, sonido de caja y un poco de platillo, a piñón, el mundo pendiente de un hilo, otro buen título.
Si la tristeza o el corte de digestión tienen una nana o manzanilla donde después reconfortarse, esa es Borrowed Tune, que partiendo de los acordes prestados de Lady Jane de los Stones nos trae al Shakey más Winnie The Pooh y una armónica que te haces trizas el corazón. Neil al piano es un artista ya completo, no le hace falta más que llorar como lo hace durante todo este purgatorio.

Pero como el arrepentimiento dura la recuperación de la resaca, vuelves al bar de la mano de la esplendorosa Come on Baby Let´s go Downtown: vamos al centro, a beber muchachos, a volver a caer en la misma piedra. Pura actitud Crazy. Canciones de borrachos y riffs simples pero memorables, un perfecto subtítulo para Tonight is the Night.

Y como casi todo el disco es una de cal y otra de arena, una de euforia, otra de arrepentimiento,  llegando otro momento cumbre como Mellow My Mind. Cuando dice ese railroad traaaackkk, Ain´t got nothing que no conoce de edición sino de emoción y exposición, casi podría toser, le da igual, las cosas son como son, estamos como una cuba, asqueados, echando de menos a nuestros mártires de la carretera y esto lo vamos a grabar, o lo tomas o lo dejas. Se oyen los ruidos tintineantes de las botellas de José Cuervo chocando por el estudio.

Otro country vals clásico de repertorio, Roll another Number (for the Road) representa de nuevo, en este eterno ying-yang, la fase de la exaltación de la amistad (esa en la que para ilustrarla Shakey es el rey)
Ahora veo todo lo que mis Lobos Enamorados (The Jayhawks) han escuchado esta jodida (fucked) masterpiece, tratado del tirarlo toda por la borda ( gemelo de Hard Rain, repito) Bellísima canción.

Alburquerque tiene el sonido fronterizo, de desierto y mucha poesía eléctrica que es lo que él es, un poeta o bueno unos poetas porque los Crazy son fundamentales para formar ese enjambre cuya miel nos gusta a todos por ser de jalea real. Además Ben Keith que era Dios y que cuando se juntaba con los Crazy ya era el puto Cielo y en este disco Ben está GIGANTE, casi está pensado para su lucimiento y es él quien lleva el guión, quien compensa toda la debacle.

Los acordes de banjo de los dos minutos de New Mama son escalofriantes y el piano de Nils Lofgren  demasiado evocador, qué gran músico es el pequeño guitarrista. Lookout Joe con Jack Nitzsche pululando a las teclas sigue la tónica de rock and roll ala Exile, una experiencia de la que hay que salir vivo aunque tuvo que ser realmente difícil, estaban en el medio de ninguna parte. Look out Joe, old times were good times.

Antes del reprise de la que le da el título viene una de las que un servidor votó como mejores canciones del canadiense ranchero, Tired Eyes y es que es una de las cosas más bellas que jamás ha grabado, ese monólogo de amigo vendo-consejos pero para mi no tengo. Es un momento tan intimo que duele y eso lo han conseguido muy pocos, por eso él está entre los más grandes, en otra liga.Tell me more, tell me more...quieres decirle para que no acabe esta maravilla y apoyas tus codos en la barra del bar, toda pegajosa y lloras porque él no abre sus ojos cansados y te reconoces humano.

La esencia honda de Neil Young la encontraras en Tonight is the Night porque borracho, encocado hasta las cejas se dicen muchas verdades que luego hay que pagarlas con sufrimiento y esta joya es un tratado de que pese a todo, pese al desatre, siempre debes levantar la copa rota y brindar, porque estamos vivos y podemos disfrutar de actos de generosidad plena como Tonight is The Night.

Tan imprescindible como cualquiera de sus discos de los setenta, no me hagáis elegir entre ellos, os lo ruego, sería un detalle tan feo, Neil Young es la vida en fases y yo me quedo con todas ellas,  aunque como ésta, se sufran.

Por Joserra

Esta entrada se publicó en 2012 en rockandrodri land pero ha sido pulida para el Exile.

Neil Young - Tonight Is The Night (1975)
10-10

1.Tonight's The Night /2.Speakin' Out/ 3.World On A String/4.Borrowed Tune/5.Come On Baby Let's Go Downtown/6-Mellow My Mind /7.Roll Another Number (For The Road)/8.Albuquerque/9.New Mama/10.Lookout Joe /11.Tired Eyes /12.Tonight's The Night

Comparte en Google Plus
    Comentar en el Exile
    Comentar en Facebook

15 comentarios :

  1. Sin duda es uno de mis discos favoritos de Tito Neil. Recuerdo cuando lo descubrí, me sedujo su portada y luego, luego al ponerlo y escuchar la primera canción...., tuve esa sensación que hace mucho tiempo no tengo, de estar ante una obra maestra. Pelos de punta con la canción inicial y todo lo que sigue luego claro. Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pelos de punta hermano, eso es TITN.Especial dentro de la discografía del tio Neil e incluso dentro de la Doom Trilogy. Yo tb soy muy de TFA, me parece otra pom pero TITN es esa fiesta entre amigotes que acaba mal pero que suena bien. Abrazo my King!

      Eliminar
  2. Durante años fue mi disco favorito de Neil, hoy no es que haya dejado de serlo pero si es cierto que yo, al cambiar, prefiero otros mas luminosos, tal vez lo oscuro que fueron mis dias durante una época y lo mucho que entonces pinche este album me han hecho tenerle un poco de miedo, aun así lo escuche recientemente y sigue siendo la POM de siempre, oscuro, denso y opresivo, grandioso y sublime.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entiendo lo de las luces y las sombras y sé a qué te refieres.Pero la vida está compuesta de muchas cosas y muchas subidas y bajadas en esa montaña rusa que es en realidad. Con Tonight se te remueven las entrañas para siempre. Emocionante Addi, emocionante.

      Eliminar
  3. Siendo honesto tarde en entender la dureza del disco y el nivel de desnudez que Neil alcanzo con el. En cualquier sitio se puede leer eso de que debido a las adicciones de Whitten, Neil le dio 50 dolares y le metio en una avion y despues paso lo que paso .... everybody has a double cross to bear, pero las cruces de Neil son siempre mayores. La habilidad es transformar eso en obras maestras como esta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Neil está abonado a los tres acordes y la verdad y nunca se ha cortado un pelo en mostrarse como es.En TITN yo creo que un artista no puede estar más expuesto. Se sufre/goza su sinceridad. Gracias por comentar, Whitten...qué pena que muriera, era como su propio Brian Jones.

      Eliminar
  4. Barbaridad de entrada de disco y de todo, recollones ! Este trabajo es de inmersión absoluta. Menos amable pero más necesario. El cabrito-genio te tiene colgando del abismo con las uñas clavadas al filo en ese punto justo, medido al nanómetro, en el que siempre te agarra en el último momento. Este se pone con la cover en todo lo alto, dominando el cotarro, y toda la atención (nunca se oye, siempre se escucha) o no lo pincho. Clasicazo indebatible y descomunal labor a juego Master Joserra !

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Inmersión y sin escafranda, a aguantarse la respiración, no quedan otro huevos.
      Es un planeta el TITN, lo quiero mucho y esta entrada la hice cuando toda la movida de meterme de lleno en lo del Rust Fest de Frías, lo viví tan intenso como TITN, jajaja. Gracias Don!

      Eliminar
  5. Es tan perfecto tu texto, Joserra, tan poéticamente exacto, que no hay nada que añadir. "Inmersión absoluta", como dice arriba Guzz.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es raw music, pura raw music. Recuerdo el Fest con vosotros y cuando la Zimmerband la tocó, con el disco entero, yo creo que fue un momento de comunión total.Por eso esa noche en la Sala Jaguar fue la noche!

      Eliminar
  6. Desgarrador, imprescindible de Young y del rock, y tu manera de explicarlo que es como escucharlo de nuevo por primera vez. Three chords and the alcohol. Grande Joserra.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DearChals, este disco si que requiere implicarse. Mira igual alguno cree que exagero con un 10 pero para mi lo tiene porque nunca se ha hecho un disco así, nunca. Es único.Abrazos y tequila para todos.

      Eliminar
  7. Me ha molado mucho que recuperaras para el exile esto, tete. Mira, para mí este disco es de la segunda división neilyounguera. Pero tranquilo, esa segunda división mía está por encima de la primera de cientos, mejor miles, de artistas. Es un disco que lo tengo que pillar en ciertos momentos. Por cierto, yo soy de los que se ha emborrachado alguna vez. Recibe abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Exacto , no se esta todo el tiempo borracho y no se tienen todos los días Tonight is the Night pero...si se tiene el día no hay cosa más hermosa porque al final hay mucho de verdad en todo eso.
    Me recuerda mucho la entrada a los días previos a Frías en el que tuve una enfermiza inmersion en Shakey que no olvidaré.Recibe abrazo doble hermano.

    ResponderEliminar
  9. Gran comentario del disco. No se puede decir mejor.

    ResponderEliminar