PJ Harvey - Stories from the city, stories from the sea (2000)

12 comentarios :

 
Visto que la línea de mis compañeros exiliados va por los 60, 70, y que mis otros amados redactores del Exilio van a tirar por dónde ya me temo, voy a hablar de un disco más o menos modernete de una mujer, del año 2000, de la británica PJ Harvey (que en mi lista particular ocupó el puesto número 7).  Este es su quinto trabajo de estudio, y claro está, el más accesible de todos ellos, desde luego gracias a éste álbum dejó de ser una incomprendida y pasó a ser conocida por el gran público, pero sobre todo por una cosa fundamental, y es que el disco tiene CANCIONES, y qué canciones madre mía. Se titula Stories from the city, stories from the sea.
Polly Jean no descuidó para nada su lado artístico, ya que el disco lo producen ella misma, Rob Ellis y Mick Harvey y es de nivel muy alto, dando a los temas su crudeza cuando las canciones son de onda post-grunge y de delicadeza cuando nos hablan de sufrimientos y son más a medio tiempo. El álbum, no nos engañemos, habla de la frustración en la vida y la infelicidad, casi en los mismos términos que lo hacía Kurt Cobain, la amargura está presente en muchas de las letras. Pero al igual que le pasaba a Kurt, las melodías le salen maravillosas, jodidamente maravillosas, con lo que el resultado es simplemente excelente. También destacar la colaboración de Thom Yorke en tres temas del disco y como no, dándole su toque en esas canciones, pero sobre todo en la que él es la voz principal.



 
Big Exit abre el álbum, y las ganas de resolver todo con una pistola inundan el tema, además me encanta la guitarra con la que empieza, toda una declaración de intenciones y esa voz que desprende lo que es PJ, todo presencia, magnetismo y tonos precisos. Good fortune es una excelente canción de pop-rock con una melodía brillante, su voz maravillosa y siempre en la mente ese vídeo dónde ella meneaba el bolsito y tu querías ser el hombre que ella reclamaba en la letra para desterrar la mala suerte. A place called home es una delicia desde los primeros acordes, hablando sobre la esperanza, con un desarrollo brutal y ese piano casi escondido del final que es una locura, está justo en su punto... pero como de fondo. One line es el primer tema dónde colabora el líder de Radiohead, aquí está como segunda voz, Polly Jean empieza cantando acompañada de líneas de guitarra para luego irrumpir la melodía y sección rítmica, precioso tema. Beautiful feeling con esa textura rugosa de anteriores discos, también es acompañada por los coros de Thom Yorke, una balada silenciosa. The whores hustle and the hustlers whore vuelve a las guitarras dominantes y la voz de la diva en su salsa, además de una tema rápido y dónde ella se despacha a gusto con gritos y glamour. This mess we're in es una obra maestra en si misma, con una guitarra cadenciosa entra la voz de Thom Yorke que te mata directamente, gloriosa, a degüello, a la carótida, para luego entrar la Harvey a darle la réplica, delicioso ritmo que acompaña a los dos maestros... también con ese tono dramático, pero que lo bordan, y como York repite lo que dice ella, para luego unirse... glorioso. You said something, es otro temazo en el que dice más o menos que es mejor quedarse con lo bueno del pasado, un tema a medio tiempo precioso y delicado. Kamikaze nos trae a la PJ más punk, aquí desata toda su ira y lo borda, una vez que explota es un volcán en erupción, ella no necesita que nadie la cuide. This is love es otro trallazo descomunal, cancionaca sideral y donde dice una frase mítica "No me puedo creer que la vida sea tan compleja, cuando todo lo que quiero es sentarme y verte desnudarte" así de claro, un singelazo de tomo y lomo con ella tremenda en todos los aspectos. Horses in my dreams quizás sea el tema más lento y oscuro del álbum y acaba con We float con ese ritmillo de piano y una letra donde busca el amor y el éxito, enorme tema para acabar un gran disco con cierto increscendo lento pero seguro.




 
Este álbum, como algunos otros, está cargado de referencias explícitas a la ciudad de Nueva York, un año antes del 11-S (se citan en Manhattan, Brooklyn, etc.,), como en This mess we're in, con dos amantes que se citan y han terminado para siempre, algo solitarios e indefensos rodeados de rascacielos, perdidos ante su futuro más o menos inmediato. Me quedo con esa frase que canta ella y él le va repitiendo "Sólo quería decirte que no cambies nunca, y que gracias, no creo que volvamos a vernos, y ahora debes irte".
No es un disco que haya cambiado la historia del rock, pero está lleno de excelentes temas que da gusto escuchar una y otra vez.




Os dejo con el vídeo de This is love.
 




PJ Harvey - Stories from the city, stories from the sea (2000): 9/10

1.Big exit/ 2.Good fortune/ 3.A place called home/ 4.One line/ 5.Beautiful thing/ 6.The Whores hustle and the Hustlers Whore/ 7.This mess we're in/ 8.You said something/ 9.Kamikaze/ 10.This is love/ 11.Horses in my dreams/ 12.We float

12 comentarios :

  1. Polly Jean es una de las artistas que debían estar en la lista. Una de las mujeres más importantes del rock, aunque sea actual. Las cosas como son. Yo dudé entre este y Rid Of Me que me parece yn disco arriesgado y guitarrero a mas no poder. Pero este... Ahh te hace suspirar. Me encanta Pj en todas sus formas y colores. Gran reivindicacion. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Chals: Si, sin dudarlo. Es una mujer para mi importante, muy importante en el panorama del rock, y sus conciertos... ojito. Pero este disco es mucho más maduro y de mejor calidad que Rid of me, bajo mi punto de vista, tiene momentos de intoxicante profundidad.
      A mi me gusta PJ y sus piernas también.

      Abrazos truferos.

      Eliminar
  2. Pues yo puse los dos, hala. Para resumir: PJ Harvey es para mi, y solo por detrás del nunca lo bastante llorado Elliott Smith, el/la artista surgida desde los 90 y en adelante con quien me quedo de todas todas de entre los que firman siempre en solitario sus obras. Tal cual. La Harvey es honestidad rockera, es rabia, emoción y elegancia concentrada elevada al santo copón. Una artista que puede aunar sin problemas a fans de la Lunch y la Hynde por igual, generando además un tremebundo discurso propio y variopinto a poco uno le de el tiempo que merece a su muy brillante discografía. Y quizá sea, en efecto y en la últimas, este mi favorito Mr. Truffle pero sobre el mismo no comento nada pues ya le has arreado tú con el todo el acierto y la estima que sin duda merece. Pa qué más, que se dice. Magnífico one more time Savoy y abrazo guzzero !

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Guzz: Querido amigo, es lógico Ride of me también es un gran disco y con el que irrumpió en la escena, pero este disco tiene para mi sus letras más comprometidas y a la música más hecha, más madura, con medios tiempos y variedad.
      De verdad que este disco es de los que te pones con ganas y alegría, porque es un disfrute absoluto... and Thank you!!!

      Abrazos truferos.

      Eliminar
  3. Totalmente de acuerdo contigo. Es un discazo con canciones preciosas y siempre me fastidiaron los snobs que decían que se había vendido al capital, sólo porque tenía melodías más pop de lo habitual en ella. Uno de mis álbumes favoritos ever, sin duda.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Carol: Me congratula tu concordancia conmigo, no esperaba menos. ¿Venderse? Pues por mi que se venda más veces, así hará discarros como éste más a menudo. A mi me parece excelente que facture discos así, no todo va a ser lo mismo, hay que evolucionar y hacerlo bien.

      Besos y abrazos truferos.

      Eliminar
  4. Lick her leg! Me enganché a la la PJ con éste y hasta hoy, para atrás no he ido porque me da pereza pero sé que debería hacerlo. Desde este disco para mi todos tienen algo mágico como su último trabajo. Pero este es su pom, es decir un disco a lo Patti Smith moderna, soberbio Mr Truffle. Abrazo mimosin! Y el Yorke se sale del pellejo en el dueto con la diva de las piernas increibles.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Joserra Rodrigo: ¿Le quieres lamer la pierna? No me extriñe, menudas patorras calza la buena de Polly Jean... y las sabe explotar que no veas...
      Para atrás encontrarás siempre cosas buenas, más crudas y tal, pero buenas, este es su punto de inflexión y madurez, un discazo en toda regla.
      Ese dueto, no es de paso, es de lo mejorque he oído jamás.

      Abrazos truferos.

      Eliminar
  5. Su mejor disco sin duda.... una rockanrolera de lo más sexi... con unas piernas de escándalo!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nikochan: ¿Cómo te pone ehhh Niko? No me quiero ni imaginar si apareciese por tu botica... habría que ver que carita se te quedaba...
      Vivan las legs de PJ!!!

      Abrazos truferos.

      Eliminar
  6. He llegado tarde a leer esta entrada de un disco que descubrí hace muy poco tiempo. Durante mucho tiempo lo intenté con otros discos de PJ Harvey pero no conseguí conectar con ella. En cambio ha sido aparecer este album en mi casa y alucinar por completo. Disco mayusculo, apasionante y apasionado, que me ha posibilitado entender mucho mejor a la artista. Un 10.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mansión On The Hill: Nunca es tarde si la pincha es buena, o más vale tarde que nunca.
      Es un discazo por estribor, babor, levante o poniente.

      Abrazos truferos.

      Eliminar