Public Image Limited (P.I.L.) - "Live in Tokyo" (1983)


Cuentan que para llegar a lo más alto en el mundo de la música hay que ser como los toreros y conquistar las plazas más difíciles. Llegado el caso, a muchos artistas musicales no les viene nada mal un disco en directo con el público nipón de fondo para demostrar que triunfaron hasta en el país oriental donde nace el sol.

Public Image Limited PIL logo
Por mi parte, que no estuve en Japón, nunca olvidaré cierto concierto que presencié de PUBLIC IMAGE LIMITED en la recta final de sus mejores tiempos. John Lydon llevaba ya algunos años sin ser 'el podrido' pero allí, en el viejo e inolvidable Pachá Auditorium valenciano no cabía un alma. La mitad del aforo había acudido esperanzado en escuchar temas de los Sex Pistols (acabó el concierto con “God save the queen” para delirio de ese sector), una cuarta parte por las exitosas “This is not a love song” o “Rise”, y el otro cuarto por una propuesta distinta que mantenía la actitud y el feeling pero que en un momento determinado era menos ilusa y utópica que su anterior etapa. Y allí apareció Juanito 'el ex-podrido', sin sentido del ridículo (como debe ser), con el pelo rosa y dos patas de gallo amarillas que colgaban sobre su cabellos puntiagudos. Menudo fenómeno el colega, la mandíbula desencajada había perdido la orientación y el equilibrio, y los ojos se hallaban totalmente desorbitados, acaso por secuelas anfetamínicas, acaso porque las apariencias engañan, acaso porque sabía interpretar y explotar perfectamente el personaje que había diseñado para su carrera.

Public Image Limited (P.I.L.) - Live in Tokyo
Acababa de llover en Tokyo
Pero vayamos al disco que nos ocupa. Este Live in Tokyo contiene la esencia en vivo de los primeros tiempos de un proyecto destinado nuevamente a derrocar los cimientos en los que se asentaba el rock establecido, pero con una diferencia clara respecto a los Pistols, y es que no andaba en la retaguardia el codicioso productor Malcom McLaren dispuesto a sacar la máxima tajada de esta nueva situación. Para ello John Lydon se acompañó de gente como Keith Levene (guitarrista con los Clash de la primera época) o Jah Wobble, dos piezas esenciales en el engranaje primerizo de P.I.L.

Aunque evidentemente nunca llegó ni llegará a las cotas de reconocimiento masivo de los Sex Pistols, el injerto que proponía esta 'imagen pública limitada' era mucho más innovador que los reyes del punk. Con ello no quiero decir que fueran más interesantes (los Pistols son los Pistols, le duela a quien le duela) pero los primeros P.I.L. habían evolucionado hacia una admirable precisión rítmica con arrebatos jamaicanos, guitarras estridentes cercanas al hard rock, armonias funkoides, y mucho coraje e ímpetu punk. Si a todo ello le añadimos que sus temas abanderaban una doctrina mucho más elaborada de negación de cualquier principio religioso, político o social, resulta más fácil percatarse de que nos hallábamos ante una banda de rock tremendamente experimental, singular y alternativa.

Public Image Limited (P.I.L.) - Live in Tokyo (1983) - 2
Perdido por las calles de Tokyo en el año 1983
Los tres primeros cortes que abren este estupendo disco en directo pertenecen al primer álbum de esta formación publicado en 1978. Se trata de tres escupitajos directos al cerebro formados por la incendiaria "Annalisa", el sermón psicodélico titulado "Religion" donde asalta contra toda la hipocresía manipuladora de la religión cristiana dejando en sospechoso y desconfiado entredicho a la parafernalia de iconos que la rodea, y "Low life", grandioso ataque a esos egocéntricos burgueses enamorados de sí mismos que se creen el centro del universo y que constantemente simulan que son los tipos más enrollados del planeta Tierra.

El discurso nihilista alcanza momentos álgidos sobre la decadencia del amor en "Flowers of romance", "This is not a love song" o "Death disco". Otros temas significativos que aparecen en este directo y que representan los derroteros por los que iba a evolucionar John Lydon con su grupo son "Solitaire" y muy especialmente "Bad life".

En definitiva, que hoy San Valentín (mal que le pese al Corte Inglés y similares de su especie) baila por estos lares canciones que no son de amor, toda una provocación para que, aunque sea por unos segundos de lectura, se tambalee esa sociedad de consumo que desde hace mucho tiempo se aprovecha e intenta sacar partido a un conjunto de sentimientos afectivos que a mi juicio no deberían estar rodeados de tanta parafernalia. Además, en nuestra esperanza hay un deseo al mismo tiempo, y es que este texto no sea situado por lo que encierra en el punto de mira de posturas inquisidoras, radicales, sectarias, integristas, intolerantes o de censura por parte de instituciones o de medios dominantes que acostumbran a realizar toda clase de envolventes camufladas en un sistema que hace aguas a babor y a estribor. Oraremos para que así sea. Y mañana Dios dirá.

Escrito por Johnny 'JJ' 

 * Este artículo fue publicado originariamente en el siguiente enlace del Espacio Woodyjaggeriano, y también fue en otro día de San Valentín.


PUBLIC IMAGE LIMITED (P.I.L.) - "Live in Tokyo" (1983) - 7'8/10

1. Annalisa 2. Religion 3. Low life 4. Solitaire 5. Flowers of romance 6. (This is not a) love song 7. Death disco 8. Bad life 9. Banging the door 10. Under the house

Comparte en Google Plus
    Comentar en el Exile
    Comentar en Facebook

6 comentarios :

  1. Como bien dices estos eran mucho mas innovadores que los Pistols, aunque la rabia de aquellos y su codicia sónica era tremenda, un disco excelente que hace años que no pincho y que me ha alegrado que hayas recordado en una de tus brilantes crónicas.
    Un abrazo master.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me congratula que te haya gustado, mysuperfriend. Se intentó hacer con todo el amor del mundo para un día tan significativo en la sociedad de consumo. Yo soy de los Pistols por principios morales y éticos pero reconozco que PIL es uno de los grupos más innovadores de aquellos brillantes años. Recibe abrazo.

      Eliminar
  2. Jodo brother, vaya melocotonazo de disco, esto es dinamita para los pollos con Juanito "el podrido" dándolo todo. Desconocido por mi, espero pronto me lo arregles.

    Brazzzzos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Juanito el Podrido es mucho Juanito, brother, y lo sabes. Este finde intentaré arreglar todas las cosas pendientes. Incluso si me da tiempo hoy para que puedas ir a celebrar San Valentín y pedirle matrimonio a Zaremba al compás de "This is not a love song, happy to have..." Recibe mi brazzzzzzo.

      Eliminar
  3. Nunca me atrajo el sonido de Pil, aunque le admire por reinventarse de aquella manera, algo sumamente difícil con el disco de los bollocks a la espalda. Excelente reseña. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Idem de lo mismo me decía este fin de semana pasado un íntimo amigo mío a raíz de este artículo, my mestrefriend. Personalmente, ya lo digo en el post, me gustan más los Pistols, para mí no hay color, pero reconozco ese toque novedoso de PIL al que considero una de las bandas más innovadoras de aquellos años. Incluso te digo como le dije al amiguete, creo que algún día, quizás cuando palme El Podrido, se le reconozca mucho más lo que hizo con PIL. Gracias por lo de la reseña, fue un dardo al corazón del cansino de San Valentín. Abraçada.

      Eliminar