Concierto The Fleshtones + FreeWheel, Madrid, Sala El Sol, 14-2-2014

Freewheel

El día de los enamorados, en la madrileña Sala El Sol, volví a asistir a una de esas noches que revitalizan el alma, y te dejan megavitaminado y supermineralizado para bastante tiempo.
La velada comenzó con la actuación de FreeWheel, un combo madrileño de muy buen rock and roll, con influencias extraordinarias, que van desde los Stones, a Jimi Hendrix, e incluso Dictators, pasando por los siempre presentes Burning. Me encantó su sonido, sobre todo el de las guitarras, una Gibson Les Paul y una Fender Stratocaster, las cuales sonaban de lujo además de hacer cada uno de los músicos sus sólos respectivos. Tocaron temas de su disco homónimo de 2012 como Why?, Empty house o 13th Hit, además de temas antiguos, y algúna versión como el Brown Sugar de los Stones intercalada en uno de sus temas, y el final con la versión de los Dictators de Who will save rock and roll.

The Fleshtones


Y salieron a escena Peter Zaremba, Ken Fox, Keith Streng y Bill Milhizer, una banda que sabe llevar el rock and roll a un estado de fiesta, exaltación, alegría y buen rollo como no he visto jamás. Si no me fallan las cuentas es la quinta o sexta vez que los veo, y nunca me decepcionan, incluso podría decir que tienen algo del elixir de la eterna juventud, lo suyo son Palabras Mayores. Además son unos maestros en tocarte varios palos y hacerlo tan bien que casi no te  enteras porque estás botando, riendo y pasándolo bien, entre ellos el garaje, el punk-rock, el soul, el twist, el beat-pop e incluso el surf (le dejo los porcentajes al brother Johnny).




Venían a presentar su reciente Wheel of talent del que cayeron varios temas como What you're talking about, ese homenaje a los Ramones llamado Remember The Ramones (puro garage ramoniano), Avaible, o ese Hit en castellano Veo la luz.
Pero el desparrame empezó con Hitsburg USA, para deleite de muchos, aquel temazo noventero, Feels good to feel, Let's go, esa versionaca de Pretty Pretty Pretty, My kinda lovin', Alright, Serious, Hauntend Hipsters, Dance with ghoul man, Bigger and better, o Hard lovin' man en un final de los que hacen época antes de los bises con Zaremba desatado por el medio de la sala y reptando por debajo del teclado.

Peter Zaremba

De los rescates de temas míticos antiguos me gustó especialmente The dreg del antológico Roman Gods, American Beat, Theme from the Vindicators o Screamin' skull.
También muy destacables los temas de sus dos anteriores trabajos, esa versión de los Beatles de Day Tripper y el Llevo un tigre en mi guitarra de aquel Ep Quatro X Quatro. Pero sin duda me salió flequillo cuando cantaron I was a teenage zombie, qué maravilla de canción Dios Santo, ahí si que hice el Fleshtone.
El final del concierto fue un estado de desparrame absoluto, con gente alcoholizada, gente cantando y aplaudiendo a rabiar, saludos a Zaremba en cada una de sus bajadas a la muchedumbre, etc...
 


Es alucinante el buen cuerpo que se te queda después de un concierto de este grupo cohetáneo de bandas como Ramones, Television, Blondie y demás, que siguen ahí en la brecha, sacando discos de un gran nivel y dando conciertos de tomo y lomo que no hacen sino que los queramos más y más y deseemos su pronto regreso. Y recordad ahora y siempre ¡¡¡Zaremba for President!!!


Tracklist
 
Os dejo con The dreg interpretado en Sydney (allí giran en sentido contrario a las agujas del reloj según Zaremba).
 
 


Por Savoy Truffle

*Crónica aparecida primero en  My Kingdom for a Melody y adaptada para Exile.
Comparte en Google Plus
    Comentar en el Exile
    Comentar en Facebook

2 comentarios :

  1. Brother, brother, bien sabes que me encanta perder la olla elucubrando con porcentajes, jejeje. Esta entrada no podía quedarse sin comentarios. Los Fleshtones son tan grandes que todo el pueblo español debería arrodillarse y, mientras estamos postrados, mirar al cielo exclamando: Zaremba for President!!!

    Recibe mi brazzzzo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Johnny JJ: Eres un elucubrador de porcentajes minimalistas... lo sé, por eso te lo dejo para ti... je, je, je.
      Tu si que entiendes de lo que va esto, los Fleshtones son un caso único y un caso aparte dentro del rock and roll, no sólo todos deberían arrodillarse y gritar a coro Zaremba for President!!! sino que queremos ya una estátua equestre de éste tipo, se lo merece.

      Brazzzzos truferos.

      Eliminar