Tears For Fears - "Songs From The Big Chair" (1985)


A veces me quedo perplejo con las sensaciones tan increíbles que me proporciona una canción como Everybody Wants To Rule The World. El dúo Tears For Fears en 1985 eran poco menos que los Beatles del momento. Y no lo digo en broma. Disco y single en el número 1 a ambos lados del Atlántico, sonando a todas horas en la FM, la jodida MTV, la industria discográfica viviendo una de sus épocas de mayor esplendor....El disco perfecto en el momento perfecto.

Creo además que este álbum fue uno de los primeros que pude escuchar con consciencia de lo que era la música allá por 1987. En una cara de la casette estaba este y en la otra el Brothers In Arms de Dire Straits. Toma dupla campeona. Ademas, el tema estrella aparecía en la película Escuela de Genios que por aquel entonces me traía bastante loco. Everybody Wants To Rule The World fue mi canción preferida durante mucho tiempo. Y como decia antes, me sigue aportando muchas cosas. Creo que es un tema redondo. Tears For Fears eran un dúo pero hacían música muy coral. Algo que en los ochenta se llevaba mucho y que no siempre quedaba muy bien. Ritmos programados los justos y necesarios, arreglos fastuosos pero sin sonar aparatosos o desfasados, y melodías que aunaban perfectamente la calidad con la comercialidad. Éxito seguro a pesar de los caretos de los tipos y de tratarse de una formación en dúo algo extraña.


Shout era la otra pieza redonda de la colección. De alguna manera, se trataba de un sonido que luego hizo famosos a Depeche Mode, pero los dos tipos en cuestión lo desarrollaron antes y con mucho acierto. Tremendo tema de estadio. Irresistible. Por supuesto un disco de este pelo tenía mas trastienda: Mothers Talk, I Believe, Broken...Uff, mucha tela. Pasado el impacto de este disco, nunca volví a ver a Tears For Fears de la misma manera. Quizás su música se me hacia cada vez mas pesada y ampulosa y no llegué a reengancharme. Pero este disco monumental hay que ponerlo en la misma balda que So o The Joshua Tree. Que a nadie le quepa duda.


Tears for Fears - "Songs from the big chair" (2013)
9/10
1. Shout / 2. The Working Hour / 3. Everybody Wants to Rule the World / 4. Mothers Talk / 5. I Believe/ 6. Broken / 7. Head over Heels/Broken (live reprise) / 8.Listen.






Por Mansion on the Hill

Comparte en Google Plus
    Comentar en el Exile
    Comentar en Facebook

5 comentarios :

  1. Cumplí 20 años escuchando a este grupo en todos los medios.
    En aquel momento no pude con ellos y al escucharlos de nuevo sigo viendo aquel sonido que tan poco me gustaba de los 80's.
    Lo siento, pero no puedo con ellos.
    Con todos mis respetos, el libro de los gustos está en blanco y el mío no es mejor que el de otros.

    ResponderEliminar
  2. Yo también lo siento por mi amigo Mansion que hoy nos explica las bondades de este disco, pero precisamente, y en eso estoy con usted Don Millan 65, ese sonido ochentero es el queme mata. De todas maneras todas esas canciones como "everybody wants to ru...." que abundaban en las emisoras de radio a todas horas me las sé al dedillo. Ojalá ahora en la radio pusieran canciones de ese nivel, alguien ha puesto la radio en los últimos tiempos para ver que ponen las emisoras de música? joder, es tremendo, entonces sí añoro a los "Tears"!

    ResponderEliminar
  3. Creo que los Tears For Fears eran mejor grupo popero que cierto maltrato que sufrieron por parte de críticas especializadas. Sin embargo, con todos mis respetos, amigo Mansion, considero que con este álbum se dejaron llevar excesivamente por la onda comercialoide de la época que progresivamente los acabaría desgastando. Los superhits (Shout, Everybody wants to rule, Head over heels,…”) fueron temas que les tengo cariño pero me resultan enormemente cansinos actualmente con esa apisonadora que es la maquina musical del tiempo. Como Lp no me dice mucho, por no decir casi nada, muy lejano a su primer disco “The hurting” del 83, el único que a mi gusto y juicio de los Tears For Fears mantiene algo de frescura de aquel encanto del pasado.

    Un nueve me parece respetable pero exageradísimo. Mi puntuación del presente sería un aprobado por los pelos, entre 5 y 5'5 como mucho aunque no vendería el vinilo. Y puestos a elegir prefiero muchísimo más en una onda relativamente cercana de aquella época a los maravillosos y poco reconocidos Blue Nile.

    ResponderEliminar
  4. Estoy con Johnny en casi todo, en lo referente a esta disco... la verdad es que ese tufo a comercial le puede totalmente, y encima esos teclados ochenteros... marca de la época. De este grupo, que tampoco es que fueran de mis predilectos salvaría el primer disco, pero ponerle un 9 a éste jodo... entonces hay discos que deberían tener un 15, no sé no lo veo.

    Abrazos truferos.

    ResponderEliminar
  5. "Shout" fue un single fantástico. Recuerdo habérselo mangado a un amigo.
    Y el disco "The hurting" una maravilla. Creo que todavía puede oírse con gusto.

    El aire psicodélico de "Showing the seeds of love", con ese sonido en bucle, magnífico.

    Un dúo favorito. Pero, como LP, un pelín decepcionante.

    ResponderEliminar