Stevie Wonder - “Songs in the Key of Life” (1976)

No hay comentarios :

Escuchar a solas en una mañana lluviosa “Songs in the Key of Life” del maestro Stevie es una delicia que nadie en su sano juicio debería dejar de hacer. Hacía muchísimo tiempo que no abandonaba mi cuerpo en el sofá y me dejaba llevar por un impresionante disco mientras repasaba las letras a la vez que escuchaba las canciones y revisaba de nuevo las fotos, ilustraciones, músicos y agradecimientos incluidos. La verdad es que este disco es descomunal, un disco doble impresionante de los que se hacían antes, de los que ya no se llevan y de los que requieren algo más de atención de lo habitual. En mi casa adoramos a Stevie, es parte de la familia, y no llegamos muy bien a entender porque no es citado normalmente como uno de los más grandes aunque siempre nos acordamos de su época cutre con bandas sonoras reguleras y campañas publicitarias de tráfico. Sí, eso creo que marco a mucha gente y en definitiva acabó siendo pasto de esta etiquetación tontuna que suele hacer el personal. Pasa un poco como a Elton, que el pobre tiene en sus inicios media docena de discos casi insuperables pero luego los ochenta y su loca salida del armario le hicieron ganar muchos detractores. Pero Wonder es un músico excelente desde que nació, fue un niño prodigio. Coño, Fingertips! con eso lo digo todo, y claro, no me olvido de sus grandes discos repletos de singles imperecederos y absolutos como “For once in my life”, “My Cherie amour” y “Signed, sealed and delivered” por poner tres ejemplos impepinables. Luego llegó lo que llegó. El maravilloso póker de ases de Wonder: “Talking Book” (72), “Innervisions” (73), “Fulfillingness First Finale” (74) y como no, el doble y descomunal “Songs in the Key of Life” del que os vengo a hablar hoy, que me servirá como regalo de cumpleaños al bueno del Stevie (el 13 de Mayo cumplió 63 primaveras) y como reivindicación a su figura pues lo merece con creces.

En este tremebundo artefacto que firma Wonder hay un compendio de estilos que para cualquier otro sería francamente difícil mezclar y combinar, pero Stevie lo hace sencillo, o al menos eso me parece a mí. Hay soul, hay funky, hay baladas que te erizan el bello, africanismos y gospel, hay unas gotitas de pop, un espolvoreado de jazz, hay esos singles abrasadores marca de la casa. Tenemos a un Wonder en estado de gracia tanto musical como vocalmente y unas colaboraciones de lujo como podrían ser las de Herbie Hancock o George Benson aunque creo que el plantel de músicos llegó a los 130. Casi ná. No me veo con la fuerza ni inspiración necesaria para destripar canción por canción este gran disco doble pues en él no hay canción mala ni de relleno, ni un solo pero le podemos poner a Stevie. Es su gran disco, su obra más ambiciosa y me atrevo a decir que aquella también que más ha influenciado a la música negra en las dos últimas décadas. Muchas veces escuchas un éxito y en seguida lo has calado. Dónde los has escuchado antes? Pues aquí, leñe, aquí. Y es que el disco está plagado de canciones inolvidables como: Sir Duke, I Wish, Pastime Paradise, Isn't she Lovely, As, y Another star que son mis favoritas de todo el álbum, son carne de compilación, son de lo mejorcito que ha hecho el bueno de Stevie y seguro que muchos músicos matarían y firmarían por conseguir hacer en su vida esta media docena de canciones. Luego están las maravillas que de primeras pasan inadvertidas y a lo poco que uno entra en el disco le parecen sublimes e incluso mejores que las ya mencionadas aunque tal vez no sean tan fáciles de digerir. Hablo por ejemplo de la canción que abre el disco, hablo de esa maravilla llamada “Love's in need of love today” y de la que la sigue, esa joya que lleva por nombre “Have a talk with God”. Lo de “Village Gettho land” es de traca, qué canción! y qué inicio. Rematado todo con la fantástica “Confusion” y ese par de eternidades de las que hablé anteriormente. Del segundo disco hay tres piezas de esas de las que nadie habla y son la repera, en mi modesta opinión “Joy inside my tears”, “Black man” y “All day sucker” son cojonudísimas pero ya digo que todo el disco lo es. Es un clasicazo de uno de los más grandes artistas que hubo jamás. Un clasicazo doble y eterno, un clásico nikochiano.


Stevie Wonder - “Songs in the Key of Life” (1976) 
10/10
01.- Love's in need of love today/ 02.- Have a talk with God/ 03.- Village ghetto land/ 04.- Confusion/ 05.- Sir Duke/ 06.- I wish/ 07.- Knocks me off my feet/ 08.- Pastime paradise/ 09.- Summer soft/ 10.- Ordinary pain/ 11.- Saturn/ 12.- Ebony eyes  ---- Disco 2----  13.- Isn't she lovely/ 14.- Joy inside my tears/ 15.- Black man/ 16.- Ngiculela - Es una historia/I am singing/ 17.- If it's magic/ 18.- As/ 19.- Another star/ 20.- All day sucker/ 21.- Easy goin' evening (My mama's call)


Por Nikochan

*post aparecido originalmente en Nikochan Island

No hay comentarios :

Publicar un comentario