Novedad

Noticias

Novedad

Rockumentales

Libros

2 ago. 2020

Deeper - Auto-pain (2020): Juventud y abrasivo post-punk.

No hay comentarios :
Segundo disco de la banda Deeper. Juventud y abraviso post-punk.
...herederos de los primeros The Cure, Wire, Gang Of Four, Television, Joy Division, influencias bien entendidas y sin concesiones a la fácil digestión, pues por suerte no las utilizan en pos del hedonismo bailable de festival, más bien se decantan por mostrar en sus letras su profundo desencanto a base de letras ásperas, post-punk urgente y pasional.
Para los más entrados en años este grupo de pipiolos llamados Deeper pueden resultar como un lifting que quita unas cuantas décadas de encima a base de post-punk de la vieja escuela. Para los más jóvenes que léan esto (valga la ingenuidad galopante), "Auto-pain" podría ser un buen ejemplo de como  dar salida a base de ingenio y guitarras a toda la angustia que generan la situación actual y las pocas perspectivas de futuro que se vislumbran a corto plazo.

En este segundo disco, el jóven grupo de Chicago entregan una producción más estilizada sin perder la garra que les caracteriza, herederos de los primeros The Cure, Wire, Gang Of Four, Television, Joy Division, influencias bien entendidas y sin concesiones a la fácil digestión, pues por suerte no las utilizan en pos del hedonismo bailable de festival, más bien se decantan por mostrar en sus letras su profundo desencanto a base de letras ásperas, post-punk urgente y pasional. 


Auto-pain, segundo disco de Deeper.Vibrantes a base de ingeniosos riffs de guitarra, cambios de ritmo y letras escuetas pero punzantes, en canciones como "Esoteric" y "This heat". Un discurso monolótico casi revival donde se cuelan maravillas como "Lake Song" en la que bajan las revoluciones y añaden un sinte, banda sonora que aprovechan para deja salir toda su angustia. Como "Spray Paint" que consigue expresar la sensación de futilidad en las carnes de la juventud con escasos versos pero con una lucidez admirable dada su juventud. "4U" otro de los momentos más inspirados y especiales con un loop de guitarra simple y asonante que da paso a un ritmo frenético más cercano al punk que al post.

"The Knife" es la canción elegida para el video, muy recomendable para introducirse en la escucha de este disco pues muestra no sólo todo su catálogo de influencias, sino además la fuerza y la brutalidad de su esencia inconformista y de ruptura para con todo. Con todo, una de las joyas del disco se la dejan para el final, "Warm" cierra este disco manteniendo la tensión, no bajando la guardia, hacen que me pregunte donde están los más jóvenes por estos lares y si realmente los ritmos a los que vendieron su alma satisfacen sus necesidades expresivas.  

Voz encendida, riffs afilados, bajo de peso y ritmo marcial son la base que utilizan Deeper para llevar el decálogo post-punk a buen puerto en "Auto-pain", reválida en la que reafirman sus votos musicales esta vez más estilizados y potentes, sin giros inesperados, ni grandes cambios de rumbo, ni falta que hace porque desgranan su repertorio canción tras canción de manera implacable y precisa. Juventud y abrasivo post-punk.  

Por Chals Roig
Podéis escuchar y adquirir su disco en su bandcamp.
https://deeperchi.bandcamp.com/album/auto-pain

1 ago. 2020

Kiwi Jr. - Football Money (2020): Sabor jangle-pop, actitud punk.

No hay comentarios :
Football Money, el debut de los canadiense Kiwi Jr.

...dada la calidad de las tonadas sería injusto, y muy raro además, no ver "Football Money" entre los grupos destacados, al menos entre aquellos que gusten las dinámicas indie-rock, las melodías power-poperas, el gusto por las buenas guitarras y la actitud punk.

Este debut de Kiwi Jr debería estar entre los elegidos del año en curso pues aunque se editó para Canadá la temporada pasada y se filtró a través del bandcamp de la banda, además de haber sido reseñado por algún avispado medio (normal!, con estas inspiradísimas canciones se entiende la incontinencia), a efectos oficiales y discográficos fue editado el 17 de enero de este año para el resto del mundo. En todo caso no estuvo presente en ninguna lista el año pasado, y por tanto dada la calidad de las tonadas sería injusto, y muy raro, no ver "Football Money" entre los grupos destacados o al menos entre aquellos que gusten las dinámicas indie-rock, las melodías power-poperas, el gusto por las buenas guitarras y la actitud punk.

Aclarado ésto y aunque ya sabemos que todo el meollo de las listas tiene su relativa importancia, yo no me dejaría en el tintero una maravilla de tal desparpajo sonoro, un disco adictivo y divertido a la escucha como pocos en los últimos meses. Y es que el grupo de Jeremy Gaudet (voz, teclados y guitarras), Mike Walker (bajo y teclado), Brohan Moore (batería), y Brian Murphy (guitarras), hacen de categoría lo que Chuck Prophet domina pero este año no ha hecho y llegan donde grupos como los Strokes (por decir uno de los pufos del año) pretendían. 


Los canadienses Kiwi Jr.
Pavement, Teenage Fanclub, REM y The Modern Lovers son otras de las influencias evidentes que pueden vislumbrarse en el debut de este joven grupo canadiense, mejor es que este gancho musical viene acompañado de unas letras que retratan muy bien las contradicciones de la clase media que les rodea en su Toronto natal con un sentido del humor muy fino y una actitud francotiradora a la par que encendida, se ríen con todo y de todo.

Abren con el desternillante gancho "Murder in the Cathedral", imprescindible la maravilla pop "Leslie" top of the pops del año en curso, buena elección como punta de lanza de esta colección de canciones donde se manifiesta de forma más nítida este cruce perfecto entre Chuck Prophet y Stephen Malkmus. Fenomenal jangle-pop en "Salary Man" con una crítica muy muy fina al estilo "Ray Davis-contra-la-working-class aburguesada", de la misma manera que meten el dedo en la llaga del deporte... rey? en otras como "Football Money", genial. Y es que no he nombrado a los Strokes solo de manera casual pues "Gimme More" se podría meter fácilmente en el primer disco del grupo de Casablancas como una de las canciones destacadas no siendo además una de las destacadas de éste, que cosas eh!. Por supuesto dadas estas latitudes juveniles no podía faltar la mirada ácida hacia las relaciones de pareja en "Comeback Baby". Tocan de cerca el punk-rock ramoniano en "Nothing Changes" dando salida a su angustia juvenil sin perder la gracia ni pasarse de solemnidad existencial y en "Swimming Pool" se sacan de la manga un maravilloso pop que sin salirse de los postulados independientes de los ochenta suena a clásico instantáneo. Y hasta el final no defraudan con la tonada "Wicked Witches" donde consiguien alcanzar lo que el Profeta un día encontró en su Templo del rock. 

Disco divertido y protestón, diez canciones inspiradas y adictivas que transcurren en menos de media hora, ganchos melódicos que se sirven de rickenbakers descacharradas, se entiende la reverencia al indie-rock y se agradece la actitud punk. Ineludible rodaja que este año no debería pasar desapercibida a cualquier amante de las buenas guitarras. Magnífico "Football Money" de Kiwi Jr. Avisados estáis.

Por Chals Roig



31 jul. 2020

Nuevo disco de The Nude Party

No hay comentarios :

La banda de Carolina del Norte, The Nude Party, publicará su segundo LP el 2 de Octubre vía New West Records. Ese difícil segundo disco que tiene que reivindicar y señalar que el magnífico debut de título homónimo, comentado ya en su día en el Exilio "The Nude Party" no fue flor de un día, llevará por título "Midnight Manor" y contendrá 12 canciones: 

01. Lonely Heather/ 02. Pardon Me, Satan/ 03. Cure Is You/ 04. Easier Said Than Done/ 05. Shine Your Light/ 06. What's The Deal?/ 07. Cities/ 08. Thirsty Drinking Blues/ 09. Time Moves On/ 10. Judith/ 11. Things Fall Apart/ 12. Nashville Record Co....   

Os dejamos con el primero de sus singles, Shine a light, en la línea del anterior disco, sin sorpresas, con un aire a los ya extintos Razorlight de Johnny Borrell y el canallismo que se les supone a lo Deer Tick....

Paul Weller - On Sunset (2020)

No hay comentarios :

La sola noticia de un nuevo disco del Modfather, del Changingman, del creador y cabeza pensante de una banda mítica como The Jam, del loco que la envió a "pastar fang" y la cambió por la clase y el soulful de The Style Council, el mismo que en los noventa fue la punta del iceberg, o solo el interruptor, del movimiento mal conocido como Britpop debería ser ya suficiente para alegrarnos la vida y dejarnos de odios, manías y comparaciones baratas, y en esto de las comparaciones os aseguro que no pienso entrar, la obra de este artistazo habla por sí misma. Pues bien, que Paul Weller aparezca con una nueva colección de canciones bajo el brazo es como mínimo una enorme noticia y lo es más que esté a la altura del mito aún cuando vuelve a dar otro volantazo en el estilo que no en el fondo. 

Desde esa obra maestra y capital que es "22 Dreams", que ya data del 2008, Weller se anda probando, y busca sin parar alicientes y retos. A esto ayudó la enfermedad y muerte de su padre, su nueva paternidad, etc, etc.. porque nada, absolutamente nada en nadie, y menos en un artista está desligado de su vida personal/familiar. Ya en su siguiente disco, del 2010, en "Wake up the nation" decidió recuperar un poco el sonido The Jam, como ahora hace con The Style Council, pero hace una década decidió hacerlo con la banda madre e incluso hizo las paces con Bruce Foxton aunque la vuelta de The Jam sea imposible del todo, por eso del artista de avanzar y no mirar atrás... Luego a Weller, durante los años siguientes, la figura de Bowie y su muerte le asalta. Y le da por probar cositas y es criticado, cuando lo debería ser por repetirse y calcar fórmula (veáse lo que se aplaude de los Jayhawks cuando hacen siempre lo mismo pero con menos gracia y salero que en sus inicios). La trilogía "Sonic Kicks", "Saturns Pattern" y "A Kind Revolution" reconozco que hoy me parece mejor que en su momento, y eso que me parecieron notables, pero el tiempo las ha colocado en el lugar que les corresponde. Y es que, Weller no tiene disco malo ni menor, como así catalogaron a "True Meanings" que a un servidor le pareció grandioso y bello, y diferente al resto.... 


En "On Sunset" no hay nada novedoso, es cierto. No hay nada de valiente ni arriesgado y sí, puede que lo único criticable, algo de desempolvar el viejo sonido de The Style Council. Ese sonido, ese cambio de dirección que en su momento no se entendió y que provocó un cierto rechazo que hoy continua presente, permitiendo a detractores hablar de cutrez y horterismo, y a los seguidores acérrimos de clase y exquisitez. Si The Style Council lanzaran hoy un disco sonaría ni más ni menos que como "On Sunset", está Weller y está Mick Talbot, con eso ya lo decimos casi todo. Todo parte del soul, obviamente, pero encontramos homenajes a los más grandes: Davies, Townshend, Bowie, Harrison, Marriott.... y algo de experimentación electrónica y otras mandangas que, como digo, darán alas a sus detractores. El resultado es más que notable con que uno no se quede en una única escucha rápida y le de varias vueltas. Weller vuelve a encandilar pero esta vez sin inmediatez, tal vez como lo hizo en "True Meanings", enamorando y atrapando a fuego lento hasta embrujarnos.

Es "Mirror Ball", la encargada de abrir el disco, una especie de miniopera soulera que de soslayo mira el estilo de Pete Townshend. Para un servidor, una pequeña maravilla para otros un indigesto inicio.... En mi modesta opinión es una maravilla cósmica pero... ya saben... no diremos más. Delicadeza, cambios de ritmo, algo de "ochentas" y algunos riffs esporádicos robados al bueno de Pete. Algo más de siete minutos excelentes que nos conducen a la muy pero que muy clásica tonada "Baptiste". Un clásico instantáneo de Weller, de su sonido, de sus primeros años en solitario, de la época WildWood, que gustará a todos pero que, siendo estupenda, me parece algo copia de lo ya realizado antaño, aunque ni una pega porque la canción es sobresaliente. Soul marca de la casa con un Talbot de lujo. "Old father tyme" es de diez. No se puede decir otra cosa. Puñetazo sobre la mesa y guiño cómplice al bueno de Kiwanuka.... "esto se hace así, amigo".... Sobrado. "Village", bonica del to. De esas joyas que a Weller le salen así, pestañeando, a reivindicar porque la melodía no está lo suficientemente valorada hoy en día... "More" representa un poco de lo comentado, soul añejo con capa de pintura moderna y regusto a The Style Council... pero... eso es al inicio porque luego se vuelve una locura digna de una jam a lo "Exile on Main St" moderno o como si Steve Marriott aún estuviese entre nosotros, lo que hace que sean dos canciones en una, la primera parte no me entró pero ahora soy fan absoluto, y una vez entra la flauta y comienza la jam session instrumental... tengo que darme un par de inhalaciones de salbutamol porque me deja sin aliento. "On Sunset" abre a lo "Harrison", sí, no se esconde pero se abre hasta terrenos souleros repletos de clase por doquier, repletos de maestría, sería favorita de Lennon si levantase la cabeza, hay algo del sonido "Double Fantasy" en ella, y claro está media América negra soulera en ella. Temarraco imprescindible. En "Equanimity", cabaretera y jazzera, tanto encontramos a Bowie como al Kinky Ray, otra joya, una pequeña perla que nos esboza una sonrisilla de placer que no esperábamos.... deliciosa. Y qué decir de "Walking" muy beatlesque, muy estupendísima, muy eso, muy Abbey Road, muy Wilco del Blue Sky. muy Dr Dog...  Favoritísima instantánea. "Earth Beat" es otra vez muy Style Council del siglo veintiuno y es la encargada de llevarnos de la mano a esa mini-pom que cierra el disco original puesto que hay versiones "deluxe" con unas cuantas más canciones. "Rockets" es tan Bowie que asusta pero a la vez cabría en cualquiera de sus discos de una u otra manera con lo cual es muy Weller. Como siempre, los extras son discutibles o prescindibles. En este caso hay cinco creo, depende de la versión que uno compre. Varias instrumentales o casi, y de ese lote destaco "Ploughman" porque es muy "Brit" loca sesentera y eso me gusta mucho.

Así pues, otro disco más del Modfather, del Changingman, de un artista sublime con dispares opiniones de si es mortal o merece estar en el Olimpo. Para un servidor es un grande, un grande de verdad, de los pocos que nos quedan facturando discos a la altura de su leyenda, porque de esos, no se engañen no hay muchos. "On Sunset" es maravilloso. Un tesoro, un regalo, que debe degustarse con calma y con la mente abierta, con ganas de disfrutar. No se lo pierdan.


Paul Weller - On Sunset (2020)
01.- Mirror Ball/ 02.- Baptiste/ 03.- Old Father Tyme/ 04.- Village/ 05.- More/ 06.- On Sunset/ 07.- Equanimity/ 08.- Walkin’/ 09.- Earth Beat/ 10.- Rockets/ 11.- 4th Dimension/ 12.- Ploughman/ 13.- I’ll Think Of Something/ 14.- On Sunset (Orchestral Mix)/ 15.- Baptiste (Instrumental)

30 jul. 2020

The Lees of Memory - Moon shot (2020): milagroso powerpop cósmico

No hay comentarios :
The Lees of Memory - Moon shot (2020)

...milagro sonoro en estos tiempos complejos gracias a la armonía vocal, la contundencia percusiva y guitarras de esencia alternativa noventera, donde también hallaremos conexiones con los Beatles más psicodélicos y con cierta sofisticación barroca...

Por Juanjo Mestre

Tras esa cósmica portada se esconde el más reciente y autoeditado nuevo trabajo del trío The Lees of Memory, poco conocidos por estos lares salvo para minorías selectas. Posiblemente suenen algo más si indicamos que dos de sus miembros eran puntales de la banda americana de rock independiente Superdrag que despuntó a mediados de los noventa, concretamente el compositor John Davis (cantante y guitarrista) y Brandon Fisher (guitarra). A ellos se suma Nick Slack (batería) con el que Davis coincidió en los Epic Ditch antes de esta experiencia.

En este cuarto álbum, grabado en el mítico estudio Rock Falcon, los de Nashville han conseguido acercarse a la excelencia, a la madurez y a la reinvención sonora. Entre inclinaciones anímicas, espirituales y astrales estamos ante una obra asombrosa, un auténtico milagro sonoro en estos tiempos complejos gracias a la armonía vocal, la contundencia percusiva y guitarras de esencia alternativa noventera, donde también hallaremos conexiones con los Beatles más psicodélicos y con cierta sofisticación barroca que podría evocar a Brian Wilson y a los Beach Boys del "Pet sounds".


Las iniciales Lonely everywhere y Crocodile tears” son dos adictivos pepinazos sobre soledades y emociones fingidas que, aunque beben de la banda embrión Superdrag, permiten vislumbrar una evolución y lograr el cénit de su personal y presente propuesta musical. En esa línea también se halla después No floor no ceiling.

Si con el pop lisérgico deFree & easyo The summer sun nos podemos acordar del “Revolver” de los de Liverpool, con Drift into a dream hallaremos una onda más teenagefanclubera, mientras que con la melancolía semi-camuflada de The wheel o Wrong será difícil no caer rendidos por su bravura melódica.

The Lees of Memory - Moon shot (2020) 2

Nos quedan las dos que más difieren del resto, por una parte la desgarradora Live without que nos retrotrae al powerpop acelerado de la new wave, y por otra la sorpresa del tema que cierra el disco, Far beyond, con influencias del funk.

El título es un guiño al beisbol, deporte del que Davis es gran seguidor, pero, a tenor del resultado, también podríamos pensar en el concepto de “Moonshot” como cuando alguien tiene una idea innovadora cuya trascendencia puede ser de gran éxito y magnitud. Así debería ser este trabajo discográfico de The Lees of Memory en el mundillo musical, uno de los más brillantes, homogéneos e impecables de esta añada.

29 jul. 2020

"Despertar", nueva canción de Lanuca

No hay comentarios :
Despertar de Lanuca

Ángela Bonet, artísticamente conocida como Lanuca, es una artista especial y original que se sale de la norma músical actual.

En el Exile le seguimos los pasos practicamente desde sus incios, y nos alegramos y celebramos que continue adelante con “Despertar”, la nueva canción en formato digital que llega después de "Cocodrila". Según la artista:

La canción incita a despertar, quizá un despertar que es metafórico. Abrirnos a lo que se nos ofrece. Todo lo que ves te ama. Recoge este momento de la mañana en la que la suave luz envuelve la habitación y el ánimo

Lanuca ahonda en su vena ambiental de capas electrónicas con este electropop no exento de guitarras y ofrece otra de sus particulares joyas melódicas con un mensaje necesario en estos momentos tan confusos y extraños que vivimos. 



También podéis seguir a Lanuca en su Bandcamp:
https://lanuca.bandcamp.com/
Letra y música: Ángela Bonet
Voz y teclados: Ángela Bonet
Guitarras: Manolo Bertrán
Grabado y producido en Estudi Nàutic por Jordi Sempere.

Fotografías de María Carbonell & Susana Godoy
Dirección artística de Mònica Llop

27 jul. 2020

'The big silver' es el nuevo EP de The Roves

No hay comentarios :
'The big silver' es el nuevo EP de The Roves

Después de llevarse con "All those freaks" (reseña link aquí) el galardón a mejor disco del pasado 2019 aquí, en el Exile Sh Magazine (véase link pinchando aquí),  volvieron The Roves en el pasado septiembre con el single "Hey little man" y ahora, ya transcurrido el ecuador del presente 2020, continúan los londinenses con ese eclecticismo tan particular en formato EP con "The big silver" que incluye 4 nuevas canciones entre las que destaca "Fixing to burn". No se lo pierdan.

23 jul. 2020

Richard Davies & The Dissidents - Human traffic (2020)

No hay comentarios :

 ...rock and roll, aderezado con gotitas de power pop y energizado con profusión de riffs y punteos guitarreros, estribillos pletóricos y énfasis melódico.

Otro disco que a buen seguro no tendrá una gran repercusión es el el debut de Richard Davies & The Dissidents que lleva por título "Human traffic".

Tras años en la sombra, ocupando un lugar discreto en la segunda línea musical, actuando como guitarrista en bandas como The Snakes o Tiny Monroe, el pasado mes de junio el rubio guitarrista publica su primer disco en solitario.

Diez canciones que rezuman rock and roll, aderezado con gotitas de power pop y energizado con profusión de riffs y punteos guitarreros, estribillos pletóricos y énfasis melódico.

Se hace referencia sónica y estilística a imprescindibles del panorama rockero como Bruce Springsteen, Marc Bolan, Willie Nile, Paul Westerberg o Tom Petty, si bien la intensidad guitarrera es mayor que en los casos citados.


Los amantes del rock de pub, de las sensaciones juveniles que la música del diablo inyecta en los espíritus en esas madrugadas de desmelene, de las guitarras radiantes y contagiosas y de los estribillos irresistibles, disfrutarán con este disco.

Esencias del Petty de los primeros discos en pelotazos como "Human traffic"; acercamientos al glam setentero en los hachazos de las guitarras de "Way of the wild" o incursiones más rudas y callejeras como "(Long road) to your head" hacen de este trabajo un recorrido ecléctico pero coherente por una sección sónica representativa de la mejor música rock de las últimas décadas.

Pero todo el tracklist es fulminante, por calidad y actitud: así nos encontramos esencias springsteenianas en los teclados de la bonita "Lay me low", que no es sino una actualización del himno del siglo XIX de los Shakers: una antigua comunidad religiosa que creía en la segunda venida de Cristo, en la igualdad entre hombres y mujeres, el celibato...


El álbum también da cobijo a una incisiva versión del tema de Alejandro Escovedo"Heartbeat smile".

Otras coplas que dan prestancia y disfrute a "Human traffic" son la excelente "21st century man", "Echo road" o la irresistible "No master, no guide" que me transporta a atmósferas Replacements.

Cierran el elepé la rockera "Under the skin" y un pop de sencilla y luminosa textura que al que suscribe gusta de manera muy especial y que se titula "No man's land".

Estoy encantado con la llegada de "Human traffic" a este verano harapiento, turbio, agorero y feo que nos toca vivir, en él encuentro la luz y el frescor que no encuentro en otros discos, y me alegra sobremanera recomendarlo por doquier.

Redactor: Jorge García.