Novedad

Noticias

Novedad

Rockumentales

Libros

29 oct. 2020

Noticias: La Astronauta Jane, primer adelanto del nuevo disco de Fracción ddp

No hay comentarios :


"La astronauta Jane" es el primer adelanto de lo que será el próximo álbum de la banda castellano-leonesa Fracción ddp.

En este nuevo proyecto, el grupo pretende desojar una serie de temas cada cinco semanas, presentando los correspondientes videoclips por medio de las redes, hasta que llegue el momento, ya en 2021, en que se haga realidad la publicación del nuevo disco, que todavía no tiene título, aunque ya cuenta con varios temas grabados.

Este primer avance viene presentado por medio de un original videoclip realizado por Javier Noriega, con dibujos del capitán de la banda Fran Zin Delgado y protagonizado por Guiomar Delgado de León, y que el pasado 16 de octubre se pudo ver en pantalla grande en el Teatro Cervantes de Valladolid.

En el Exile SH Magazine estaremos pendientes de los nuevos temas de Fracción ddp. De momento nos hacemos eco de este "La astronauta Jane".


28 oct. 2020

Autosuficientes, la inmortalidad de Parálisis Permanente

1 comentario :

...fueron pioneros en el verdadero espíritu de la independencia musical, poseían un halo intelectual tremendo, sus conciertos estaban en otro nivel durante aquella época y resultaba ideal cómo se complementaba el perfeccionismo de Ana con el carácter espontáneo y apasionado de Eduardo...

Por Juanjo Mestre

Más vale tarde que nunca. Un auténtico placer haber podido visualizar en Filmin por fin el reportaje de Danny García sobre la vida, obra y milagros de Don Eduardo Benavente, con especial mención para Parálisis Permanente y para la resurrección de aquel legado que treinta años después tuvo lugar gracias al empeño de Ana Curra por recuperar en vivo y en directo el extraordinario cancionero de la banda madrileña.


A través de las intervenciones de ilustres tales como Alaska, Jaime Urrutia, Edi Calvo, Servando Caballar, Jose Batagglio, Jesús Ordovás, Rafa Balmaseda, Antonio Moreno, César Scappa, Jesús Ordovás, José Battaglio… de su hermano Alejandro Benavente o de la mismísima Ana Curra, se van desgranando aspectos, anécdotas… que nos permiten tener una visión más precisa del carismático mito de la música española, desde sus inicios con Plástico y Los Escaparates hasta su prematura muerte con 20 años en accidente de tráfico, pasando por su tránsito con los Pegamoides o por el potencial transgresor de los mencionados Parálisis Permanente.


Más allá de curiosidades con cierto morbo que algunos desconocíamos, como que Eduardo mantuvo una breve relación íntima con Alaska, su desvirgue con Ana Curra, su rebeldía desde niño, su influencia del género after-punk a partir de un viaje a Londres —y muy especialmente de Siouxsie And The Banshees—... queda bien claro que además del ambiente de "siniestrismo" y contracultura punk de la época y del malditismo que les acompañaba, Parálisis Permanente fueron pioneros en el verdadero espíritu de la independencia musical, poseían un halo intelectual tremendo, sus conciertos estaban en otro nivel durante aquella época y resultaba ideal cómo se complementaba el perfeccionismo de Ana con el carácter espontáneo y apasionado de Eduardo


Antes del emocionante final de este documental sobrevuela la eterna pregunta, la de lo que podía haber sido y no pudo ser por la fatalidad, esa posibilidad de haber cambiado el rumbo de la música española exportando calidad e innovación a todos los confines del planeta. A pesar de todo, canciones como “Autosuficiencia”, “Tengo un pasajero”, “Adictos a la lujuria”, “El acto”, “Te gustará”, “Nacidos para dominar”, “Esto no es”, “Jugando a las cartas”… son tan únicas que, mal que le pese al sector de retrógrados y otras especies que nunca se hallan en vías de extinción, siempre serán patrimonio de un país que nunca acaba de quitarse el corsé carca y rancio. 

Sí, los suficientes aprendimos entre la enseñanzas generales básicas todo el cancionero de Benavente, y es de cajón que ellas se quedarán con nosotros hasta el último suspiro. 

Para interesados: 



27 oct. 2020

The Avett Brothers - The Third Gleam (EP-2020)

No hay comentarios :


Había una vez una nota pura y sencilla que sonaba tan libre como un soplido de aire fresco....  Esa mítica frase del no menos mítico genio Pete Townshend suena en mi cabeza mientras escucho el nuevo disco de los hermanos Avett y lo comparo absurdamente con el nuevo del Boss. Uno, el del veterano artista de New Jersey, es de una falsa verdad que asusta. Todo impostado, todo calculado, enlatado y preparado para gustar a los de siempre sin esfuerzo alguno. Sin alma. Sin gracia alguna pero con la destreza del artesano que ha sido genio pero le abandonaron las musas. En cambio, el de los hermanos Avett, que seamos sinceros nunca le llegarán a los talones al bueno de Springsteen, es la sencillez personificada. La simplicidad que aporta esa belleza necesaria nunca fácil de conseguir. Scott y Seth no inventan la pólvora, ni siquiera se reinventan, ni lo intentan. Ponen a disposición de las melodías sus cualidades que no son pocas. Dejan respirar a las canciones, las dotan de melodías y empastan sus voces como siempre. La diferencia con otros discos suyos es que en este caso las ocho canciones que componen su nueva entrega "The Third Gleam" funcionan a las mil maravillas a pesar que en los medios se les haya ninguneado. En mi opinión es su mejor disco y más bonito desde "The Carpenter" del 2012. Vendría a ser un complemento maravilloso al disco de este mismo año, "Forever Just Beyond", de su colega Eef Barzelay aka Clem Snide en el que Scott Avett aparece como hombre en la sombra. Ambos discos forman una dupla de escandalosa belleza. De un boniquismo acojonante necesario en estos extraños y pandémicos tiempos en los que nos ha tocado vivir. Pureza y sencillez para el folk de la tercera entrega de "Gleam" (2006, y 2008)

Es escuchar la inicial "Victory" y caer rendidos (y embrujados) a los hermanos Avett. "From victory, I accept defeat."... Simplemente con eso, y una interpretación de una belleza aplastante nos lo dicen todo y definen de manera inmejorable lo que nos encontrarnos en este nuevo LP o EP, pues no sabemos muy bien como definirlo. En "I should've spent the day with my family" se toca un tema delicado con un clase pasmosa. Maravillosa tonada, como todas las del disco. Y así, todo fluye suavemente, demostrando una clase y una calidad sobresaliente. Las voces empastan y se agrandan a partir de la siempre u eterna receta folk. Sin estridencias ni adornos sin sentido. Todo puro y sencillo. Claro, no inventan nada. Ni falta que hace. No pretenden llenar estadios. No pretenden vendernos que son la banda más grande, ni la mejor de folk, ni nada. Saben que no lo son. Lo asumen, y se limitan a hacer lo que bien saben que no es otra cosa que canciones preciosas. Escuchen sino me creen "Untitled #4", el silbidito de "I got to my heart" o el cierre con "The Fire".... Honesto, sencillo, puro, sincero... En definitiva, maravilloso. 


The Avett Brothers - The Third Gleam (EP-2020)

01.- Victory/ 02.- I Should’ve Spent The Day With My Family/ 03.- Prison To Heaven/ 04.- Back Into The Light/ 05.- Women Like You/ 06.- Untitled #4/ 07.- I Go To My Heart/ 08.- The Fire


26 oct. 2020

Kurt Baker - After party (2020): adictiva frescura

2 comentarios :
Kurt Baker - After party

...alumno aventajado de Paul Collins a través de un powerpop que también se aproxima en esta ocasión a nombres dispares de la new wave, desde Elvis Costello a Cheap Trick o The Cars...

Por Juanjo Mestre

Vuelve a la carga el de Portland con su habitual dinamismo energético, aparcando para la ocasión sus múltiples proyectos con Bullet Proof Lovers, The New Trocaderos, The Gold o el Kurt Baker Combo junto a su banda española, esta vez para centrarse en la americana, con Geoff Palmer (guitarra, voces y armónica), Wyatt Funderburk (guitarra, voces y sintetizador), Kris Rodgers (teclados y voces) y Craig Sala (batería y voces).


En las doce vitamínicas melodías del After party deja su vertiente más pub-roquera para postularse como alumno aventajado de Paul Collins a través de un powerpop que también se aproxima en esta ocasión a nombres dispares de la new wave, desde Elvis Costello a Cheap Trick o The Cars, y donde adquiere especial importancia tanto la excelente producción como el acompañamiento de teclados, tal y como quedó patente en el primer single promocional Over you


Después I like her a lot sería la encargada de abrir la caja de los truenos más pegadizos. Adictiva, de esas canciones que no se pueden quitar de la mente, como la chica protagonista. Eso sí, la joya de este trabajo me parece la que fue su tercera avanzadilla: Outta sight engrandece, si cabe, todo lo demás.

Kurt Baker - After party 2

En cuanto al resto ahí está el pop-punk espontáneo y embaucador de New direction o Wandering eyes, el eclecticisimo de Good, el surf-pop tan Beach Boys de Used to think, la dulce Keep dreaming, el pildorazo powerpopero She don’t really love you, dude, una canción que habría sido un éxito seguro en los 80 comoShould’ve been the one y dos suaves treguas, la primaveral Waiting for you y A song and a drink con sus aires de bossanova, donde destaca el brillante acompañamiento femenino de Gina Brown. En definitiva, un manjar variado, copioso y fresco para disfrutar hasta que el cuerpo aguante.



El podcast de Melodías Cósmicas - PJ Harvey + novedades

No hay comentarios :
Podcast melodías cósmicas con Pj Harvey, Ana Béjar, Pretenders y RVG

Esta semana en Melodías Cósmicas especial PJ Harvey celebrando el 25 aniversario de "To bring you my love" y el 20 aniversario de "Stories from the city, stories from the sea". Además novedades de Ana Béjar, Pretenders y RVG.
 

Podéis suscribiros a los podcasts de las emisiones de "Melodías Cósmicas" pinchando en los links de las siguientes plataformas:

Coke Belda y su segundo tributo a los Bee Gees

No hay comentarios :

Coke Belda - tribute to The Bee Gees
 
Hace unos pocos meses nos deleitaba Coke Belda con su cuarto álbum, y ahora vuelve con el segundo volumen que dedica a los Bee  Gees, demostrando su devoción por los hermanos Gibb a través de doce versiones, doce melodías perfectamente elaboradas para la ocasión. 

23 oct. 2020

Bruce Springsteen - Letter to you (2020): el mejor disco desde...

No hay comentarios :
Bruce Springsteen - Letter to you (2020)
...la colección de canciones más enfocada y sincera en mucho tiempo, deja de lado el discurso y nos muestra su lado más humano... 
Entiendo el entusiasmo que genera Bruce Springsteen a cada nuevo disco. Y es que si algo ha hecho muy bien, mucho mejor que grandes artistas incluidos Bob Dylan y Neil Young, es mantener la fe de sus seguidores a pesar de que en las últimas dos décadas haya entregado discos olvidables. Sus conciertos han mantenido una parroquia fiel y muy amplia porque él como nadie ha sabido conectar con la gente a través de valores como la amistad, la honestidad y la humildad. Es el padre ideal, el hermano mayor perfecto, el amigo servicial, el patriota del lado del trabajador, consuelo para solitarios, y ha hecho del adjetivo "popular" algo bueno, algo admirable a estas alturas en que el rock ya no goza del éxito de antaño. Se le tiene que querer. 

Con Letter To You ha generado un aluvión de loas y se celebra como su vuelta triunfal. El disco que todo el mundo estaba esperando, disco que sale hoy oficialmente y ya goza de un gran éxito a pocos días de ser filtrado. Precedido por una avanzadilla de periodistas que desde periódicos principales (El Mundo, ABC, la Vanguardia, etc.) han alabado el disco con un entusiasmo sorprendente antes incluso de ser editado. Si no ha salido ya, supongo que alguna noticia veremos en televisión. Lo que está claro es que el entorno del propio Bruce se sabe las reglas del juego y saben gestionar muy bien los tiempos de promoción. Anuncio de la vuelta con la banda, la primera canción, las declaraciones en twitter, la rueda de prensa por zoom con una camarilla de elegidos y preguntas controladas, filtración del disco para algunos periodistas primero y un par de días después para el resto, etc. Pero no os voy a replicar aquí la historia de la guitarra regalada, ni la grabación en cinco días que realmente fueron cuatro, y ni se me pasa por la cabeza decir que es el mejor disco desde... ¿The River?, ¿BITUSA?, que barbaridad!!!! (me estalla la cabeza).

Yo como siempre a cada nuevo disco quiero creer y unas veces me gana y otras no. Y esta vez... en fin,  tal vez es que aborrezco los periodos de promoción de sus últimos discos y no por él, que es admirable que con 71 años siga lanzando material nuevo. Sabemos que es una bestia parda que morirá con las botas puestas y no somos nadie para faltarle al respeto, esa no es mi intención. Pero es que aborrezco las defensas a ultranza, o se es de Bruce o no se es. Lo aborrezco tanto como que se defienda una novedad denigrando todo lo anterior, incluso aborrezco que el grueso de seguidores que llevan a Bruce por bandera no tengan la curiosidad suficiente para defender ni aunque fuera con la mitad de entusiasmo otros discos que este año han marcado la diferencia con calidad. Y ojo! amo la música de Bruce hasta cotas insospechadas, por eso mismo pienso que le hago un flaco favor a su gran obra si pretendo situar este disco entre lo mejor de su discografía, que oigan, se puede disfrutar de muchas canciones de Lucky Town, The Rising, Tom Joad, Devil's & Dust, las Seeger Sessions, Magic, discos que tienen momentos realmente buenos. En definitiva no creo que este Letter To You sea mejor que cualquiera de los nombrados y no pasa nada, le vamos a querer igual. 

Bruce Springsteen - Letter to you (2020)

No me gustan nada las producciones de Ron Aniello. Son las que menos me gustan de toda su discografía. Y mirad que para la ocasión le han quitado de las manos la compresión de las baterías: es que se cargó Wrecking Ball!. Igual que esas secciones de viento de fiesta en la plaza del pueblo que no estaban a la altura de la épica que pretendía, (y claro, ni Working On A Dream, ni High Hopes saldrán de estos paréntesis ¿para qué?). Así que en comparación con aquellos se entiende el entusiasmo con este disco que ofrece un sonido más directo y más ajustado al canon del Boss. Aunque me continúa dejando un mal sabor de boca a sucedáneo O'Brien-heartlandrock-mainstream. Si hubiera aprovechado la oportunidad para dejar respirar los instrumentos ahora que la grabación había sido espontánea y casi en directo quizás The River podría haber sido una postal lejana en la que mirarse. Es que un disco con esta carga emocional en manos de por ejemplo Rick Rubin, T. Bone Burnett, Joe Henry... creo que me hubiera fascinado.

Además hay canciones que no pasan el filtro en esta carta como para considerarlo el mejor disco desde... como mucho más lejos hasta el infravalorado Devils & Dust que me parece superior. No voy a negar que tiene algunas canciones que realmente me gustan y que creo que dan en el clavo abriendo una puerta a una senectud digna musicalmente hablando y sin renunciar a su identidad. No le pido más a Bruce que por ejemplo "One Minute You’re Here" que me parece un buen inicio, me gusta el artista reflexivo que no necesita de un himno para decirte las cosas mirándote a los ojos, cercano y sincero. "Janey Needs a Shooter" es buena, poco tiene que ver con la versión de Warren Zevon (buenísima por cierto), se nota el sello clásico y podría haber pertenecido perfectamente (en intención) a las canciones que cantó en The Promise (nunca Darkness), tiene ese halo. En "House of a Thousand Guitars" y "The Power of a Prayer" es la intro cinematográfica de Bittan y sus intervenciones las que me meten en la historia, intros desaparecidas en combate años ha, detalles que son los que mejor apuntalan el entusiasmo generado, la primera de ellas es de esas tonadas que sé que volveré a escuchar con el tiempo, por ahí si que me toca la fibra. "If I Was the Priest" es una maravilla, country soul acústico en los primeros compases, lástima que tenga que arrancar la banda porque si quedara en sus primeros segundos, en su sencillez, esta canción sería superlativa. Y si digo que muchas tonadas no pasan el filtro se debe a que me parecen cortadas por el mismo patrón de épica que lleva repitiendo desde Human Touch, no me gusta, él tiene más clase. Con todo, de todos esos "rocks" que hacen gala de una E Street Band en plena forma solo "Ghosts" me aprueba por su sinceridad y por agridulce, porque Bruce juega a tocarnos la fibra y gana, además  tiene una letra que la hace digna de su último repertorio. Como ejemplo contrario no solo la que da título, "Burnin' Train" (entre otras) me parece tan insufrible que ni el solo de guitarra la salva. Otra de las canciones que me gustan es "Song for Orphans", como si Bob Dylan (que este año a ver quien le tose) tuviera detrás a la E Street Band, además de nuevo la intro me mete en la canción, que grande es Springsteen cuando quiere haciendo sonar grandiosa la armónica con tan solo tres acordes. En definitiva de Letter to You me gusta sobretodo el Bruce menos épico y el más cercano. Y desde luego es evidente que es la colección de canciones más enfocada y sincera en mucho tiempo, deja de lado el discurso y nos muestra su lado más humano, es más, más allá de su amigo de los Castiles, aún no había llorado a Danny y a Clarence como aquí. Este es el camino.
 
Y es que no os podéis ni imaginar cuanto siento no sentirme arrollado por el entusiasmo que veo reflejado en las redes sociales. No sabéis lo que me gustaría dejarme llevar sin pensar por lo mucho que han significado y significan para mí sus discos, clásicos o no. Me resultaría más fácil ser un creyente. Ojalá me equivoque y este disco gane con las escuchas y el tiempo lo ponga en un buen lugar con respecto a sus años de gloria cosa que dudo. Ojalá no me emocionaran y me resultaran mucho mejores otros discos como el de Chuck Prophet de este año que seguramente será totalmente ignorado, incluso Daniel Romano con una promoción tan salvaje hubiera conseguido llegar a mucha gente, que falta hace el dichoso relevo generacional a estos niveles de popularidad. Es que es escuchar a Waxahatchee con su pop-rock americano en St Cloud y me deshago como cuando era adolescente, que gran colección de canciones ha hecho Katie Crutchfield. Disulpad el inciso de recomendaciones tangenciales pero tal vez necesito compensar tanta energía y recursos gastados y tantas exageraciones que estoy leyendo para convencernos de que es el mejor disco desde..., porque a él ya no le hace falta tanto circo para vender, me hubiera gustado una campaña más honesta y plana. Quien sabe si al año que viene cuando este disco ya no sea novedad me siente un día con una copa de vino, deje bajar la aguja y caiga rendido a sus pies. 

Poco más puedo decir en esta reseña innecesaria, otra opinión más como tantas otras de este disco en este día de hoy que se estrena oficialmente a pesar de que curiosamente ya hace una semana que salieron casi todas las reseñas en los medios principales. Letter to You se edita con la sentencia dictada. Eso es rapidez. Espero y deseo que tanto entusiasmo no se deshinche igual de rápido. Y si algún día tengo que volver para desdecirme lo haré sin ninguna duda, porque disco bueno o no, en verdad tenemos suerte de que Bruce Springsteen continúe en activo. De momento solo aspiro a que alguna canción de este repertorio se me quede como "If I should fall behind", "Streets of Philadelphia", "Dry lightning" y "Across the border", "Long Time comin", "Jesus was an only son", por favor escuchen "Leah"! "Your own worst enemy" y "Girls in their summer clothes"... en estas latitudes de amor por las grandes canciones me encontraréis. En todo caso, muchas gracias Bruce Springsteen porque se nota todo el amor y el esfuerzo puesto en Letter To You para superarte y complacer a todos tus fans. 

Por Chals Roig

21 oct. 2020

La Gran Esperanza Blanca - Alice Maravilla (2020): en la lengua del amor, como Dylan y Báez

2 comentarios :
La Gran Esperanza Blanca - Alice Maravilla (2020)

...una muestra más de la calidad que ha caracterizado a LGEB durante más de tres décadas, demostrando que el mejor folk-rock americano también puede hacerse con elaboradas letras en castellano, la lengua del amor que sedujo a Bob Dylan cuando conoció a Joan Báez...

Por Juanjo Mestre

Parece que fue el otro día y, sin embargo, ya han transcurrido cinco años desde que comenzábamos a gozar de los doce apeaderos por los que transcurría un "Tren fantasma" que, muy posiblemente para buena parte de esa minoría selecta que tanto valora a La Gran Esperanza Blanca, es considerado la gran masterpiece de los valencianos. Un lustro que, en realidad, no ha sido un impasse musical puesto que, además de dos Ep's en solitario de su compositor, cantante, guitarra y armonicista Cisco Fran ("Gigante" y "Sultán"), vio la luz un EP "Últimes vesprades a Mestalla" con canciones hechas para valencianistas de corazón por el centenario del club ché, más una participación en el recopilatorio del aniversario de la sala George Best Club con la canción "No me abandones" que finalmente no ha formado parte del disco que hoy nos ocupa. 


A nivel general podemos decir que "Alice maravilla" es una muestra más de la calidad que ha caracterizado a LGEB durante más de tres décadas, demostrando que el mejor folk-rock americano también puede hacerse con elaboradas letras en castellano, la lengua del amor que sedujo a Bob Dylan cuando conoció a Joan Báez, la cantante, activista e hija de un sacerdote cuáquero mexicano que le descubrió "Spanish is the loving tongue" a través de la adaptación que efectuaron Ian & Sylvia de un clásico de los años veinte de  Billy Simon, quien a su vez había musicado el poema del cowboy Charles Badger Clark y que, posteriormente en 1971, incluiría Dylan su correspondiente versión como cara b del single "Watching the river flow"

Es precisamente esa admiración por las raíces americanas la que se percibe nítidamente en "Paterson", donde homenajean al pequeño pueblo cercano a New York donde nació el legendario boxeador Rubin Porter, más conocido como "Hurricane" y protagonista de una de las más celebres canciones de Dylan. Así como en la más acústica "Un gorrión en Nashville" que, entre citas al epicentro de la industria musical country, es el encargado de mecer el amor, núcleo de una obra abarrotada de sentimientos. 

La Gran Esperanza Blanca - Alice Maravilla

Del mismo modo que en "Tren fantasma" otra vez no falta el cargamento de besos, esta vez en "Solsticio" para suspender el tiempo durante la noche más corta del año, o en "Fugaz". Adquiere especial trascendencia la sensualidad más apasionada en "Desmayados", "Calor", "Sin respirar", "La piel es una" o en "Alice maravilla", la que da título al álbum y que también es el eje vertebrador y de inspiración a nivel conceptual. 

Nos queda la más rocanrolera que ha servido de single de avanzadilla, "Cervezas y una calle desierta", donde, por cierto, también hay besos y lenguas desatadas. Y un final que genera vínculos y relaciones afectivas entre los miembros de LGEB: la cantinela "Nuestra amistad" que algunos conocimos en el 2016 como bonus track de "Sultán" y que ahora ha visto luz en formato físico, dedicándola Cisco Fran a los héroes de una estirpe real, principalmente a sus compis Fede, Chuso, Luis, y también a Fiddle Paul, todo luz y amor desde que empezaron a andar cantando "A desalambrar"