Novedad

Noticias

Novedad

Rockumentales

Libros

30 may. 2020

Jeff Rosenstock - "No dream" (2020)

No hay comentarios :

El sonido se muestra más furibundo y punkarra que en pretéritas ocasiones, dejando el pop y las suavidades de las teclas a un lado... 

"No dream" es el cuarto disco en solitario del travieso y provocador Jeff Rosenstock. El álbum ha sido puesto en circulación de manera sorpresiva, pues no hace demasiado (octubre de 2019) que el neoyorquino publicaba un disco en directo titulado "Thanks, Sorry!" y firmado como Death Rosenstock, que hacía suponer que el artista daba por muerto el proyecto en solitario en el que lleva embarcado desde 2015.
Sin duda se trataba de un nuevo divertimento de este inquieto y activista creador. El caso es que "No dream" es un trabajo que tiene como eje de su mensaje la crítica a la actualidad política de USA, tema recurrente en tantos artistas de diversas tendencias desde que Trump ocupa las estancias de la Casa Blanca.
El título posiblemente haga alusión al previsible final del sueño americano, con todo el contenido lírico y emocional que esto arrastra en la nación del Tío Sam, focalizando esta hecatombe social y popular en la acción despótica, fascistoide y ridícula del actual presidente.


Para recubrir este mantra de nihilismo y acción crítica, Rosenstock se reúne con Jack Shirley, responsable del sonido del estupendo "Post" (2018), y graba esta colección de pepinazos en escrupuloso directo en el interior de una sala de grandes dimensiones.
Sonido infeccioso y ritmo vertiginoso son las señas de identidad de este artista que hace explotar sus composiciones arrojando sus soflamas en el interior de un cóctel molotov formado por pop y punk de speedica y fulgurante capacidad inflamable.
El sonido se muestra más furibundo y punkarra que en pretéritas ocasiones, dejando el pop y las suavidades de las teclas a un lado, protagonizando muchos de los momentos más estelares del álbum las guitarras, además de los bramidos y la esquizofrenia rítmica.
Esto no hace que se pierda frescura y fluidez, y mucho menos inmediatez, pues más de la mitad de los temas que jalonan el elepé no alcanzan los tres minutos, y algunos no llegan ni siquiera a los sesenta segundos de duración, aunque es suficiente para dejar su impronta en un estallido deflagrador de irreparables consecuencias sonoras.



Se repiten los magníficos y frenéticos resultados de trabajos anteriores y sin levantar el pie en cuanto a sus posicionamientos sociales y políticos, es más, incluso pisa el acelerador más a fondo para hacer más urgente y manifiesto su parlamento, eso sí, sin perder el sentido del humor, sin el cual no se podría entender la propuesta del (otra vez) estupendo Jeff Rosenstock.
Temas de inequívoco sentido crítico y social, furioso planteamiento y perfecta melodía como "Scram!""N O D R E A M" o "State line" son claros botones de muestra de lo que encierra este nuevo y magnífico trabajo del irreductible Jeff Rosenstock, un nuevo paquete de fulminantes reacciones críticas, emocionales y febriles al son del mejor punk-pop y con las perfectas melodías de siempre, muy recomendable.

Redactor: Jorge Addison.

29 may. 2020

Michael Mcgowan de Purslane vuelve como The Satchel Kid

No hay comentarios :

En el Exilio somos mucho de regodearnos con el trabajo de las leyendas pero también lo somos en apoyar a todo aquel músico sin importar procedencia ni lengua que aporte grandes canciones y sobretodo pasión, porque pasión no es palabra cualquiera. Desde Karlstad (Suecia) nos llegan las nuevas canciones de un amigo del Exile, nos llega el nuevo trabajo de Michael Mcgowan que ya nos sorprendió hace un par de años liderando su proyecto grupal "Purslane" con un disco homónimo maravilloso y de una calidad superior, y que ahora bajo la piel de The Satchel Kid nos trae algo más personal, más folk, más cantautor. El resultado por lo que hemos podido escuchar es absolutamente precioso y su futuro disco, que saldrá en Julio, su "It'll Feel Better", es uno de los discos más esperados del verano. De momento hemos podido gozar del single: "I can't sleep for dreaming of you", y se anuncia otro, "The day daddy found Jesus", que se dejará escuchar a partir del 10 de Junio. Grabado en los Trunk Studio de Karlstad bajo la producción de Carl Edlom, masterizado por Carlsson Mastering, cuenta con Stefan Deland al contrabajo y con Sarah Mcgowan a la percusión. Os dejamos con el primer single oficial. Disfrutad. 

26 may. 2020

Robert Jon & The Wreck - Last Light On The Highway (2020)

No hay comentarios :

La primera vez que escuché de las bondades de Robert Jon Burrison fue de la mano del maestro José Navas en su imprescindible "Redondo y con Agujero". Sí, allí fue donde descubrí a este talentoso artista californiano al que no podemos separar de su banda, The Wreck, que juntos bordan lo que seria el rock americano de rompe y rasga. No solo de southern-rock como se les etiqueta con cierta facilidad sino también del rock tradicional lleno de americanismos siendo el deje country también el más fácil de emparentar pero que con este "The Last Light on the Highway" podemos sumar unas soulerías que particularmente me han enamorado. En su liga y en su sonido, entre animales de similar pelaje, Robert Jon & The Wreck destacan sobremanera sin inventar absolutamente nada pero sonando de manera demoledora, cosa que no es nada fácil.


Hablamos de una banda que entrega su quinto disco de estudio. Una joven banda que sabe lo que se hace y lo que tiene entre manos, y porqué no decirlo también, que tiene mucha carretera y manta. Dicen por ahí que sus directos son memorables...  Pero esta vez tendremos que conformarnos con once nuevos temas repletos de sangre, sudor y lágrimas.... de soul y de rock, de grandeza. de fuerza y majestuosidad. Sí, todas las canciones son pura América. Ya en la inicial "Oh Miss Carolina" nos dejan sin pantalones. Casi en cueros con esos riffs tan sureños y esos coros que ponen absolutamente todo de punta, bellos incluidos. "Work it out" es el tema que me ha conquistado, puro soulful. Temarraco. La esencia de los setenta aparece en con la fabulosa "I Can't Stand It", otra delicia que acaba por ser rematada con el mediotiempo perfecto para cantar a pechopalomo "Tired of Drinking Alone"... y qué guitarras!!! Esas que en un primer momento me hicieron dudar en "Do you remember" peor luego me ganaron aunque he de reconocer que es de lo más flojo del disco.

Llegados al ecuador seguimos en un pequeño bache repetitivo con "This Time Around" que junto al anterior se consolidan como la parte menos inspirada del disco, que hace que no sea perfecto. Sin ser malas canciones son demasiado típicas, en modo piloto automático. Sin embargo "Don't Let Me Go" ya es harina de otro costal, escuchen esos riffs... sobran las palabras. "One Las Time" tiene algo de rock noventero, de esencia Grunge, como mirando de soslayo la herencia de Tito Neil pero asentándose en aquel sonido que fue breve pero intenso. Muy Pearljamiana porqué no decirlo con un gran final mientras que "Gold" es una excelente balada. Cierran con un duoeto. El que da nombre al disco dividido en dos partes. La parte I, acústica e introductoria, pasa a ser en la parte II una canción "río" que quiere ir más allá, que tiene en la mirilla a esas composiciones largas, de casi diez minutos, del rock de los setenta.

Robert Jon & The Wreck firman un disco interesantísimo que en directo seguro que sube todavía más de nivel, pero que se ve lastrado por alguna composición repetitiva y sin gancho, y por no definirse del todo en una idea o tono general del disco. Es muy atrevido, muy ambicioso, pero tal vez la senda del soul tendría que haber seguido durante todo el disco y no solo en su primera parte. Estamos ante un disco notable, sin duda, al que el tiempo y las escuchas sabrán valorar correctamente.


Robert Jon & The Wreck - Last Light On The Highway (2020)
01.- Oh Miss Carolina/ 02.- Work It Out/ 03.- Can’t Stand It/ 04.- Tired of Drinking Alone/ 05.- Do You Remember/ 06.- This Time Around/ 07.- Don’t Let Me Go/ 08.- One Last Time/ 09.- Gold/ 10.- Last Light on the Highway Pt. 1/ 11.- Last Light on the Highway Pt. 2


*Por Nikochan

25 may. 2020

Woods - Strange to explain (2020)

3 comentarios :
Woods - Strange to explain (2020)

...las melodías vuelven a aparentar ingravidez, melancolía y luminosidad dentro de su personal estilo neo-psicodélico, con un mundo onírico donde guitarras y teclados se hallan perfecta armonía, pero continúan sin alcanzar la adictiva frescura de antaño...

Por Juanjo Mestre

Ya tenemos el nuevo trabajo en estudio de los neoyorkinos Woods, posterior a la colaboración en el 2019 con David Berman para Purple Mountains antes de suicidarse, al disco compartido en el 2018 con los suecos Dungen y a un "Love is love" del 2017 que, todo sea dicho, no me pareció nada del otro mundo. 

En líneas generales podemos decir que ha transcurrido tiempo suficiente para madurar y redirigir sus nuevas composiciones en un propósito de alcanzar el nivel de estupendísimas obras como "At echo lake" (2010), "Bend beyond" (2012), "With light and with love" (2014) o incluso "City sun eater in the river of the light" (2016). Y cierto es que las melodías vuelven a aparentar ingravidez, melancolía y luminosidad dentro de su personal estilo neo-psicodélico, con un mundo onírico donde guitarras y teclados se hallan perfecta armonía, pero continúan sin alcanzar la adictiva frescura de antaño.

Woods - Strange to explain (2020) 2

En cuanto al contenido "Next To You And The Sea" actúa como una especie de preámbulo etéreo. Con los arreglos acompañantes la sensación atmosférica crece en "Before they pass by", detalle que se incrementa mucho más cuando explotan esa exquisita sintonía de cuerdas y efectos en la instrumental "The void", en una gran perla como "Just to fall asleep" o en la intensa "Fell so hard"


En "Where Do You Go When You Dream?", en "Light of day" o en el tema que da título al álbum despiden esos rayos de luz tan frecuentes en las melodías de Jeremy Earl, Jarvis Taveniere y compañía, mientras que en "Can't get out" hay un intento de grandilocuencia excesiva. 

Por otra parte el sosiego que transmite la deliciosa "Be there still" es para oir y escuchar en repetidas audiciones, y "Weekend still" es un enorme instrumental de tendencias jazzísticas con el que se completa un trabajo que no defrauda, superior a la mayoría de las publicaciones actuales, pero del que algunos esperábamos bastante más. 

24 may. 2020

Bob Dylan cumple 79 años y lanza su nuevo disco Rough and Rowdy Ways

No hay comentarios :



Hoy, como si fuera una celebración de la deseada desescalada de la pandemia, celebramos el 79 cumpleaños del genio de Duluth, el poeta laureado y Nobel del rock & roll, el autor de Highway 61 Revisited o Time Out Of Mind, The Freewheeling o Blood On The Tracks...casi nada!

Favorito y sol de nuestra magazine, le deseamos desde este lugar que tanto le menciona, que pase un feliz día y que supere la ansiedad de haber tenido que cancelar su Never Ending Tour por el virus, él que no tiene zapatillas ni sabe para qué sirven.



Bob Dylan todavía es necesario como el aire que respiramos, ahora filtrado por una mascarilla pero necesario para la vida. Y la sorpresa y esperanza , en la fase dura de reclusión, fue su misteriosa publicación de canciones ( en total 3): 

Primero Murder Most Foul o esa letanía que tiene como pretexto el asesinato de Kennedy, record de duración en su carrera que pasa a figurar dentro de su catálogo de canciones sueño: del tipo Highlands y que contiene el catálogo de citas a canciones más memorable de la historia de la cultura popular norteamericana.


Después cuando la cifra de fallecidos era impresionante por aquí y empezaba a subir en los USA, I contain Multitudes, una etérea y romántica auto-reflexión de salón de té que trae aromas del Oh Mercy, realmente deliciosa y que rima Ana Frank con Indiana Jones mezclándolos con los chicos malos ingleses llamados Rolling Stones. Y todo haciendo suyas frases de William Blake.




Y por último False Prophet, ésta despejando el rumor de si se trataba un nuevo disco o unos caprichos del abuelo, el blues chicagüense fusilado (recordemos su máxima Love & Theft, amor y robo) de un artista oscuro de Sun Records.







Pues eso Bobby que es una suerte tenerte entre los vivos y que hagas realidad un sueño, un nuevo disco con canciones propias o fusiladas, da igual, después del sinatreo y del espectacular Tempest que casi todos pensábamos que era ya el último.

Si alguien lo puede hacer eres tú.

Felicidades desde el Exilio y forever young rey de reyes!





Bob Dylan no se corta en homenajear a los padres del invento.





23 may. 2020

The Airborne Toxic Event - "Hollywood Park" (2020)

No hay comentarios :

 Composiciones en las que mandan los medios tiempos, texturas vaporosas creadas en base a los teclados que toca el propio Mikel Jollett...

En 2015 la muerte del padre de Mikel Jollett, líder de la banda californiana The Airborne Toxic Event, inspiró a este a escribir un libro con sus memorias que le ha mantenido ocupado durante varios años.
La publicación ha sido finalmente puesta en circulación bajo el título, "Hollywood Park", y en la misma Jollett narra la escalada hacia una vida plena de un joven que sufrió la desdicha del orfanato, la esclavitud de la heroína, la caída en el violento culto Synanon, la superación de las adicciones y la compleja relación con el padre.
Jollet, que además de músico de éxito en USA es también periodista y colabora en diversos medios americanos, ha simultaneado la publicación del libro con un disco - el sexto del grupo - que hace las veces de complemento y banda sonora del mismo, y que ha sido bautizado como aquél: "Hollywood Park".
El álbum resultante es un compendio de impresiones vitales personales, y en consecuencia universales, donde además la banda pretende dar cabida a la música con la que crecieron y que les ha formado como músicos.


Por todo ello, tras un inicial e impactante "Hollywood Park", que inevitablemente nos dirige al Bruce Springsteen de sus "Glory days", con una clara esencia de estadio, el tracklist es un recorrido musical que recoge influencias de referentes como Pixies, Joy Division, The Smiths, The Cure, Depeche Mode o Radiohead, escúchese el single de adelanto al disco presentado hace unas semanas titulado "Come on out". Siendo no obstante Bruce el principal y más recurrente modelo inspiracional.
Composiciones en las que mandan los medios tiempos, texturas vaporosas creadas en base a los teclados que toca el propio Mikel Jollett, muros de sonido que propician un entorno nostálgico unas veces, reflexivo otras y emocionante en no pocas ocasiones, para lo cual la formación no duda en aplicar la apoteosis de las grandes masas corales y ciertos trucos produccionales que resultan muy americanos y que los hermanan con otra banda favorita personal como Red Wanting Blue"All these engagements".
Aparecen diseminados en momentos de especial lirismo violines y pianos que hacen la luz sónica tenue y acogedora, "The place we meet a thousand feet beneath the racetrack", "Everything I love is broken". O bien acústicas para abrir las ventanas y dar un toque natural y folk-rock a algunos pasajes, refrescando un ambiente un tanto de exceso en producción, "True",  "The common touch", ojo al tramo final de este tema.



Tal vez un tipo como yo eche de menos algunos arranques rockeros de mayor empeño en decibelios y electricidad histérica, pero lo cierto es que las canciones son redondas y el conjunto resulta homogéneo y equilibrado, provoca un estado de calma que invita al optimismo y la música fluye libre y dejando poso, otro de esos discos que siempre digo que ojalá publicase Springsteen.
Sea como fuese, recomiendo acercarse a este emotivo "Hollywood Park", creo que no decepcionará.

Redactor: Jorge Addison.

21 may. 2020

Pacific Range - High Upon The Mountain (2020)

1 comentario :

Sonido californiano. Hermoso, soleado, positivo y marihuanero. Americanismos herederos de los Allman Brothers, Grateful Dead, Flying Burrito Brothers, The Band y animales de similar pelaje más otros actuales como Beachwood Sparks. "High Upon The Mountain" ha sido toda una sorpresa en el hogar nikochiano, y así, con lo maravilloso que me resulta este segundo disco de Pacific Range es obligatorio traerlo al Exilio.  Su debut se me escapó, como tantas otras cosas, pero fue vislumbrar esa enorme y alucinante portada y sentirme totalmente atraído por este artefacto de elegantes sonoridades vintage. La voz de Seamus Turner, vocalista y guitarra, nos traslada a otra época, a otra década, a momentos gloriosos de la historia del rock americano. El resto de la banda no le va a la zaga, allí están el teclista y guitarrista Stewart Forge, el batería Nate Ward y  Cameron Wehrle al bajo para dar eso poso sonoro a lo Allman, lo que todavía quedará reforzado con la presencia de colaboraciones estupendas como las de  Sam & Clay de Mapache, Duane Betts o Jade Castrinos.


Realizadas las presentaciones sería el momento de ponernos con este soberbio artefacto musical. De esos que van calando y se hacen imprescindibles. De esos que gusta escuchar mientras el sol nos golpea el rostro y la cerveza fría se desborda espumosa. El sonido Laurel Canyon está ahí, es evidente. Como también lo es la influencia de Brent Rademaker (Beachwood Sparks, Gospelbeach) quién impregna su sabiduría y buen hacer en cada tema. Otro tema, para nada baladí, es la secuencia de las canciones. Increíblemente bien escogidas, haciendo de este disco una experiencia vintage casi imprescindible por todo lo que conlleva: portada, vinilo (creo que doble), secuencia de canciones..... sonido... Brutal. Sí, este disco se ha convertido en poco tiempo en un favorito personal, y a todo que le dediquéis tiempo, fácilmente se convertirá también en un favorito para todos vosotros.

Difícil me resulta analizar canción a canción el disco. Todas. Absolutamente todas ellas. Todas las canciones, son sobresalientes. Como decía, la secuencia hace que sea un viaje placentero y memorable. Claro está que tengo mis favoritas pero es un disco para escuchar del tirón, vinilo en mano, y respetando cada canción, de principio a fin. Abre la maravillosa "High upon the mountain" que da nombre al disco. Qué queréis que os diga. Es excelente. Trontona, positiva y emporrada.... Singing the breeze, singing the breeze... La herencia de los Grateful Dead siempre está presente pero por ejemplo en "Heartbeat of change" es obvia. Otra delicia de dimensiones siderales. "Studio Walk" es mi favorita instrumentalmente... es sensacional.... y qué decir de "Rainbow song"... preciosa hasta morir. Otra favorita personal es "Santa Monica (Through the canyon)" donde sin tapujos la alargada sombra de Tito Neil cobra vida. POM. Y así podría estar todo el santo día. Intentando venderos el disco, sus canciones. Claro, que está vendido de antemano porque es tan bueno que a quienes no les gustase deberían invitarles a abandonar el planeta. Es imposible no destacar la muy Allman "Coming after you", el boogie de "Swamp Meet", o el impresionante final con "Nothing else more" que resume ese espíritu hippicaliforniano donde pueden entrar los CSN, los Dead, los Allman y todos los grandes de esa época. "Pacific Range" es retro, es vintage. No tiene nada nuevo, ni por supuesto ni un fallo. Todo excelente. Todo bien mezcladito, su country-rock cósmico, su bluesjazzero, su rocanrol trotón y marihuanero. Sí, disco sobresaliente. No se lo pierdan.


*por Nikochan

Shadows Answers The Wall. Primera canción de Eight Gates, disco póstumo de Jason Molina

No hay comentarios :
Jason Molina - Eight Gates (2020)

...testimonio de su inmersión por las calles londinenses y de su fascinación por la capital británica, además de la última ocasión en la que podremos discurrir junto a Molina por los márgenes existenciales del alma humana...

Ya van para siete años de la desaparición del malogrado Jason Molina, alma matter de los proyectos Songs:Ohia y Magnolia Electric Co, además de uno de los grandes cantautores de las últimas décadas, su influencia se extiende hasta nuestros días, solo hay que oir versiones de artistas como Waxahatchee y Kevin Morby para que nos hagamos una idea de la importancia y de lo alargada que aun es hoy la sombra de su obra.

Jason Molina - Eight Gates (2020)
De todos es sabido que Molina se aferró con uñas y dientes a la vida, aunque perdió la última gran batalla que libró contra sus demonios. Recuerdo el día de la fatídica noticia y aun se me rompe el corazón.

Esos últimos años Molina redujo bastante el ritmo de composiciones y publicaciones. Aún así aún le dió tiempo para acumular bastantes canciones dignas de ser descubiertas. Ayer su sello Secretly Canadian anunciaba que el 7 de agosto saldrá el disco póstumo "Eight Gates" grabado en los días que el cantautor de Ohio se trasladó a Londres. Colección de canciones que dan testimonio de su inmersión por las calles londinenses y de su fascinación por la capital británica, además de la última ocasión en la que podremos discurrir junto a Molina por los márgenes existenciales del alma humana.

De momento podemos disfrutar de la primera canción que se ha dado a conocer titulada "Shadows Answers The Wall" que descubre una producción de texturas oscuras cercana a sus años con Sogs:Ohia, a discos como The Lioness.

Esta es otra gran oportunidad para reivindicar a uno de los grandes cantautores de nuestros tiempos, un excelente compositor de canciones de gran intensidad emocional que nos acerca a nuestra naturaleza más humana.  Esperaremos con ferviente impaciencia este nuevo disco. 

Os dejamos el título de las canciones que formarán parte del disco
Tracklist:

  1. Whisper Away
  2. Shadow Answers the Wall
  3. The Mission’s End
  4. Old Worry
  5. She Says
  6. Fire on the Rail
  7. Be Told the Truth
  8. Thistle Blue
  9. The Crossroad + The Emptiness